Albiazules.es | Recre | Recreativo de Huelva

Antonio Segovia remarca los brotes verdes en la cantera albiazul

Artículo leído 1264 veces.

Amplia entrevista la concedida por el reponsable de la coordinación de la cantera, desde el Cadete A hasta el Benjamín B, Antonio Segovia. El nervense cumple su decimotercera temporada en el club y analizó el año realizado por todos los equipos, además del futuro de la cantera albiazul, en su paso por Coma Tapas&Punto.

Antonio Segovia. Al pie del cañón, tras ocho años primero como futbolista y trece dentro del en diversas parcelas de la secretaria técnica, pero preferentemente en la coordinación del fútbol base albiazul. El nervense siente como suyo el Real Club Recreativo de Huelva, de ahí su dedicación de siempre como hombre de fútbol y hombre de club. “Para mí el Recreativo es todo. Salvando las distancias, si Zidane ha dicho que el Madrid es todo, para mí el Recreativo es todo. Llevo trece años como profesional aquí, como empleado, coordinador de la cantera y en otros sitios en el club. Y luego como futbolista, entre juveniles, filial y primer equipo, he estado ocho o nueve años. Son 21 años de mi vida en el Recreativo. He estado más en el Recreativo que en mi pueblo, con eso digo todo“, explicó el responsable de los equipos de formación en la cantera recreativista en su paso como invitado en las entrevistas de la cantera en ‘Coma Tapas&Punto’.

Hizo balance de un año complicado pero satisfactorio a la vez, destacando que “el balance del año para mi es positivo. En cuanto a mis competencias, desde los cadetes hacia abajo, mis sensaciones son buenas. Los cadetes han estado a un nivel muy óptimo, tanto formativo como competitivo. El Cadete A hasta la última jornada ha estado peleando por el ascenso de categoría, cosa que no era muy fácil. Lástima que al final no se pudo producir, pero tampoco era el objetivo que nos marcamos al principio. Y luego el Cadete B ha quedado en quinta posición, teniendo en cuenta que es un equipo de primer año y los otros equipos que han quedado por encima, que son todos de segundo año, pues se ha notado ese año de diferencia. Pero el objetivo que buscábamos, que era el de formarlos de cara al año que viene para competir en una categoría más exigente como la Andaluza, yo creo que se ha cumplido. Además, veo que hay un equipo muy bien preparado y trabajado. Creo que con muy pocas incorporaciones para el año que viene, se puede competir bien en la categoría andaluza e incluso marcarnos el objetivo de ascender. Luego en infantiles, lo mismo. La categoría del Infantil A, que es la más exigente que hay, si es cierto que a lo mejor ha tenido momentos más regulares y otros más irregulares, pero ha obtenido una séptima plaza que deja a todo el mundo contento. Y el Infantil B, decir que empezó regular la competición. También porque tiene un año menos que el resto y venían también del fútbol 7, pero no me cabía la menor duda de que ese equipo iba a remontar porque yo veía el trabajo diario, tanto del cuerpo técnico como de los niños, y evidentemente la segunda vuelta ha sido un escándalo. Estamos muy contentos con la formación de los niños y la verdad es que han hecho una gran segunda vuelta, los números están ahí. Además juegan de dulce. Y en cuanto al fútbol 7, los dos equipos alevines estuvieron muy bien. Tanto el A como el B han obtenido la primera posición, algo que no era el objetivo, los equipos son muy buenos y los técnicos son muy buenos, y la verdad es que la temporada ha sido muy buena. Y en cuanto a los benjamines, hemos quedado los terceros. El equipo se hizo deprisa y corriendo, veníamos de una generación anteriormente con un Benjamín B que quedó octavo, y de ese equipo solo se ha quedado un niño. Es por ello que tuvimos que hacer un equipo prácticamente nuevo y había equipos rivales que prácticamente estaban hechos, como el Nuevo Molino, el Punta del Caimán y el 1889. Hemos competido los cuatro y al final hemos quedado los terceros, que para mí es un buen resultado y en cuanto a la formación estoy contento con la labor de Juan Ramos. Y en cuanto al Benjamín B, con Jorge muy bien. Un equipo que hemos hecho nuevo también, ya que así pasa todos los años y los niños han estado de sobresaliente. Hace poco participamos en el Torneo de Lepe y hemos competido como el Betis de Raúl Porras, quedando empate a cuatro y perdiendo en los penaltis. Venimos súper contentos con el torneo que han hecho. Para mí, como he dicho, el balance no puede ser mejor. Si incluimos el amater y los dos juveniles, que aunque es la parcela que lleva Zamora, puedo decir que la temporada del Juvenil B no hace falta ni decir nada, esos números ya te dicen que es de matrícula de honor y la del Juvenil A, hemos sufrido hasta el final. Nos encontramos con la profesionalidad del Tomares en el último partido de liga, pero los niños no se merecían bajar por el compromiso y el cuerpo técnico tampoco. Entonces, súper contento de que hayamos mantenido la categoría, que para mí es la categoría ‘top’ de la cantera. Para mí el División de Honor siempre ha sido la categoría fundamental, en cuanto a que los niños puedan llegar al primer equipo porque es la más exigente y la más cercana al fútbol profesional. Y la nota triste, que para mí no es tan triste porque un descenso, aunque siempre es triste por los futbolistas, hay que resaltar que somos el único equipo de Segunda B que tenemos también un filial en Tercera. Eran unas cotas muy altas, pero los chavales han estado de sobresaliente, peleando hasta el final. Jesús Vázquez igual, me parece un profesional como la copa de un pino y la lástima es esa, que al final no se pudo culminar, a pesar del buen final de liga que han tenido. Pero no pasa nada, yo creo que la competición de la que van a formar parte la próxima temporada, también es exigente. Tenemos equipos aquí en Huelva que vamos a jugar unos derbis también muy exigentes, que es lo que se busca para la formación del futbolista. Creo que ahí también pueden formarse y pueden competir de cara a que estén en el primer equipo“.

En cuanto a los cambios que se dieron en la coordinación de la cantera al inicio de la temporada, con ese trabajo repartido entre Zamora, Jesús Vázquez y él, comentó que “nos lo comunicaron a los tres el presidente, Manolo. Nos citó a Zamora, Jesús y a mí, y nos dijo que la intención que tenía él era que formáramos parte de la coordinación los tres. Jesús Vázquez iba a llevar el tema de la Fundación, la escuela, y que también quería crear dos áreas bien diferenciadas, una el área más competitiva, el área de juveniles y de amater, que iban a estar más cerca de la plantilla profesional y luego era la etapa formativa, en la que me encauzaba a mí. Y bueno, en principio son dos compañeros que hemos estado trabajando todos los días juntos, y la verdad es que no tengo ninguna queja al respecto, con ninguno de los dos. Todo lo contrario, si tengo que decir algo, es la de estar agradecido a los dos porque son futbolistas recientes que han dejado de jugar, vienen con unas ideas muy nuevas y muy buenas, profesionales y la verdad es que cada uno va cogiendo lo que más le interesa para su formación. Yo me quedo de ellos, egoístamente, muchas cosas para mi futuro. Y luego, en cuanto a compañerismo, con los dos perfecto y ningún problema, al contrario. Si tengo que era, es agradecido a los dos“.

Echando la mirada atrás, Segovia destacó que en su vuelta al club (fue despedido varias veces de manera injusta y dolorosa en la etapa de Gildoy) que “me encontré una cantera que la podréis valorar vosotros porque estuvisteis en el día a día. La que me encontré fue una cantera totalmente desolada, una cantera descuidada en cuanto a trato, en instalaciones, en todo.. Y la que me encuentro ahora, si es cierto que tenemos que mejorar mucho el tema de las instalaciones, es algo que sabe de sobra todo el mundo. Hay que inyectar dinero, pero en cuanto a recursos humanos y es cierto que hemos intentado estar en el día a día con las diferentes plantillas. A nosotros, los entrenadores nos hacen saber eso, que tanto Zamora y yo, además de Jesús en la Fundación, hemos estado en el día a día. Zamora ha estado en todos los entrenamientos de los juveniles y del amater. De hecho todos los entrenadores, en las entrevistas que he leído, siempre destacan la labor de Zamora, y en cuanto a mí, igual. Yo voy todas las tardes a la Ciudad Deportiva, intentando solucionar todas aquellas inquietudes que puedan tener los técnicos y demás, y todos aquellos problemas que puedan darse durante el año. A mí no me va a coger nada extraño porque es lo que he hecho anteriormente, a mi siempre se me ha caracterizado por estar encima de los entrenadores y que no sean ellos los que hagan y deshagan siempre. Al final el responsable es el coordinador de la etapa de cada uno, y es cierto que la cantera la hemos mejorado, o al menos la hemos intentado mejorar. ¿Qué se puede mejorar todavía más? Pues evidentemente cada año la iremos mejorando más, hasta dejarla al nivel que tuvo hace tiempo hasta que llegaron los anteriores. Y es que con los anteriores ya puedo decir que todo lo que había, lo llegaron a destruir y ahora mismo en un año no podemos levantarlo como estaba. Si se puede ir mejorando cada año y esperamos que en un espacio breve de tiempo podamos tenerla como hace tiempo“.

Del organigrama de técnicos avanzó que “la nota que les pongo es positiva, todos han aprobado por su puesto. ¿Si va haber cambios? Ahora mismo no lo puedo decir, ya que me tengo que sentar tranquilamente. Además, como está el club en un periodo de venta también, no se la persona a la que me tendré que dirigir en el futuro, para decirle cuales son mis ideas y entiendo que las personas que estén encima de mí, creo que tendrán algo de opinión. Yo soy quién ha estado todos los días allí, con los entrenadores y podré aportar lo que son mis ideas, pero al final y al cabo hay personas que están por encima de mí, y darán su opinión. En resumen, para mi todos los entrenadores han aprobado y de notable para arriba“.

En cuanto a la camada de jugadores que están por llegar desde la provincia o lo que ya se manejan dentro de las categorías inferiores del Decano, Segovia indicó que “en la categoría que estamos ahora mismo, a nivel profesional, nivel si hay. Lo que pasa es que las mayores categorías son las que tiene el Recreativo, por desgracias. A mí me gustaría que en División de Honor hubiera cuatro equipos de Huelva y solo hay uno, o que en Liga Nacional haya también cuatro equipos, y por desgracia han bajado Cartaya y la Punta del Caimán. Con las limitaciones que tenemos, en cuanto a equipos en la máximas categorías, yo creo que el nivel que hay en la cantera del Recreativo, la verdad es que hay muy buenos jugadores y muy buenos futbolistas en todas las categorías. Si es cierto que van pasando cada año y los niños se aburren si no tienen protagonismo en los últimos escalones. Este año hemos tenido la buena noticia de las dos incorporaciones, como Misffut y Víctor. También estaba Iván Robles o Manolito Torres, pero empezaron en el primer equipo. Las dos sorpresas agradables han sido la de Víctor y la de Misffut.. ¿Que podría haber sido la de algún otro más? Pues no lo sé, también como ha estado el Tercera, jugándose la vida hasta el final, pues a lo mejor no hemos tenido la opción de poder tener algún otro canterano. Eso a todo el mundo nos enorgullece, a todo el mundo que estamos trabajando ahí. Vienen hornadas muy buenas, de los dos cadetes y de juveniles también. Yo creo que como se está ahora trabajando la cantera, en cuanto a la intención que se tiene de trabajar ahora, creo que en un futuro no muy lejano puede haber una presencia como había antiguamente, con seis o siete jugadores de la cantera“.

También abordó el sistema de captación del club, de cara a la llegada de jugadores a los distintos equipos, reconociendo que “nosotros somos, ahora mismo, varias personas viendo fútbol. Es decir, evidentemente se puede mejorar. Pero habría que tener lo que tiene los equipos más profesionales y más pudientes económicamente, como el Betis o el Sevilla, que sólo para fútbol 7 tienen a tres personas, o para el infantiles a otras dos.. Aquí no. Aquí desde los cadetes para abajo estoy yo, además de Dani Carrasco que me acompaña. Es un crack, un fenómeno, que conoce a todos los niños. Y luego viendo a juveniles y a jugadores para el filial está Zamora, y a lo mejor Toledano, de vez en cuando, mira partidos de Tercera División. Esos son los recursos que tenemos y como he dicho, yo me encargo de ver partidos de fútbol formativo, y de fútbol un poco más competitivo, pues Zamora y Toledano, y luego Jesús Vázquez en su parcela de la Fundación y del amater. Es lo que hay en cuanto a captación, nosotros aquí en Huelva lo tenemos todo muy trillado, conocemos los futbolistas que nos pueden aquí mejorar. Lo que pasa es que hay algunos niños, que por las circunstancias que han pasado anteriormente, pues no quieren venir por diferentes motivos. Nosotros hemos llamado a niños y a lo mejor nos han dicho que se quedan en tal equipo, y yo sé que es porque anteriormente no se ha trabajado adecuadamente. Pero puedo decir que ya estamos manos a la obra, intentando llamar a niños y ya es diferente. Hoy por ejemplo he recibido la llamada de un padre, diciendo que el niño quiere venirse al año que viene, un niño de los que se fue el año pasado. Entonces, poco a poco vamos cambiando ese chip que tanto trabajo nos costó llegara a tener, y que en muy poco tiempo los anteriores dueños se lo cargaron. Creo que trabajando igual de bien como este año y con un poquito más para el año que viene, al final el Recreativo será un caramelo para todos los niños que quieran venir“.

El poder de la cantera del Recreativo.

También se habló de esa foto simbólica en la que aparecían Dani Molina y José Alonso, tras disputar ambos canteranos ese duelo por el ascenso a Segunda A. Y es que a pesar de todas las vicisitudes y problemas, no han dejado de salir canteranos que hoy en día nutren a equipos punteros de la Primera División, Segunda A y Segunda B. Sobre ello indicó el coordinador que “es muy gratificante trabajar en este mundo. Lo más gratificante es cuando ves a un niño jugar en el primer equipo del Recreativo, o si no es así, al menos verlos jugar en otros equipos y en categorías profesionales. Yo recuerdo que cuando empecé aquí en el Recreativo, la hornada de juveniles que teníamos estaba compuesta por jugadores como Juan Villar, Fidel, Rubén Gálvez, Alberto Quiles, Álvaro Vega, Manu Molina, José Naranjo, Aitor García, Bonaque.. Mira donde están todos. Eso para mí significa un orgullo y una satisfacción el haber podido trabajar con ellos y haberlos podido ayudar en la medida de lo posible. Hoy en día, con el 80% de todos estos que te he nombrado tengo contacto. Hace tres días hablé con Fidel, para desearle suerte en esta última jornada de liga, y con Juan Villar de vez en cuando nos mandamos mensajes. Con Miguelito también hablo de vez en cuando, sin duda todo esto es lo más gratificante que tiene trabajar con el fútbol base. Si es cierto que la mayoría de ellos han salido por la puerta de atrás porque los anteriores dueños no los valoraron en ningún momento. Han salido como ellos no querían y como nosotros no queríamos, evidentemente“.

De Óscar Carazo y su valoración de la cantera, como director deportivo, no dudó en reconocer que “yo lo que puedo decir que mi impresión es muy positiva. Yo lo que puedo decir es que nada más que llegó, y eso que vino como director deportivo del primer equipo, la única inquietud que tenía era saber cuándo podría quedar con todos los entrenadores de la cantera, para que él pudiera conocerlos uno a uno. Cuando tú a un director deportivo le ves esa inquietud por conocer todo, sólo puedo decir que es algo magnífico. Él se ha reunido con todos los entrenadores y les ha mostrado que está para lo que haga falta. Yo tengo puestas muchas esperanzas y si él se queda, me ha demostrado un interés muy grande sobre cómo vamos hacer las cosas en la cantera. Eso me motiva y a la misma vez me entran muchas ganas, veo que esto va a crecer como estaba anteriormente. Que un director deportivo llegue y una de sus primeras inquietudes sea como se está trabajando en la cantera, queriendo conocer todo. Vino a varios torneos, como la Gañafote Cup.. La verdad que me he quedado súper sorprendido. Además él me ha dicho por activa y por pasiva que sabe lo que es la cantera, que viene de trabajar en este mundo y sabe de su importancia. Esta va a ser la base sobre la que vamos a funcionar. Me parece más que perfecto, una sorpresa muy agradable“.

Los padres de niños, todo un ejemplo de compromiso con el club.

Un tema siempre delicado de abordar es el papel de los padres y familiares, con respecto a la labor que se realiza en el club en cuanto a la formación futbolística del niño. Sobre este espinoso tema, Antonio Segovia quiso dejar claro que “esto es como todo. Hay padres y padres.. Yo en doce años que llevo aquí, ahora voy hacer trece, yo he tenido muy buenas ‘camadas’ de padres. Yo me he llevado muy bien con casi todos y recuerdo esa época de alevines, de los Adri Díaz, Alberto, Alonso.. Un montón de padres con un comportamiento excelente y con una buena relación. No me gusta personalidad, pero puedo decir que este año ha sido igual de positivo. Hay que reconocer que de aquí para atrás, en estos cuatros años con los anteriores dueños, los padres estaban muy distantes con el club. Y ahora mismo, este año, nosotros desde el consejo de administración, en el periodo formativo se les ha puesto a los niños una cuota para que paguen todos los meses y la respuesta de los padres ha sido fenomenal. Hay un 90% de padres que están al corriente del pago de las cuotas. Siempre hay alguno que por lo que sea no lo está, un mínimo, pero la gran mayoría está al corriente y están colaborando con el club para lo que haga falta y pendientes del niño, y con respecto a si juegan más o juegan menos, eso siempre va a existir. Pero eso siempre desde el respeto. Estoy agradecido con los padres y familiares, que en una de las peores épocas del Recreativo, ellos han estado siempre ahí y con la labor de ayudar. Desde aquí, chapó para los padres del Recreativo“.

Maltratado en la era de Gildoy, ahora mira el futuro con optimismo.

Segovia valora mucho lo que tiene, por eso antepone la satisfacción del trabajo bien realizado a la difícil etapa que tuvo que vivir recientemente. “Cuando yo veo debutar a un chico de la cantera, se me olvida todo. Pero si es cierto que en estos cuatro años, en la etapa de Gildoy, no se lo deseo ni a mi peor enemigo. Tanto mi familia como yo lo hemos pasado, no ya laboralmente, sino humanamente y personalmente, lo hemos pasado muy mal. Con temas de enfermedades y demás por culpa de ellos. Yo entiendo que ellos entren y tengan su equipo de trabajo, eso es entendible, pero de la manera que lo quisieron hacer.. A mi llegaron a echar tres veces y además de una manera muy cruel, sin haberme pagado nada. Pero eso es mejor olvidarlo. Yo ahora soy optimista de cara al futuro del Recreativo y la cantera. Lo único que queda es trabajar como a mí me gusta, en silencio y que el trabajo haga todo el ruido. Yo no soy persona de escribir en redes sociales ni nada, como son otras personas. Yo prefiero trabajar en silencio y que ese trabajo se encargue de hacer ruido, para bien“.

No quiso pasar por alto la oportunidad de acordarse de personas y profesionales que le han aportado mucho en todos años que lleva en la cantera albiazul. Así, reconoció que “he vivido años muy buenos, que están por encima de los malos que he vivido. Recuerdo con mucho cariño el trato que siempre me ha dado Óscar Arias, no pudo decir de él ninguna palabra mala. Al igual que con Zamora y Jesús Vázquez, que llevo con ellos trabajando un año, de las seis temporadas con las que trabajé con Óscar tengo que decir que me enseñó mucho, él estaba siempre pendiente y siempre me dio el sitio, cosa que luego no tuve en ningún otro momento. También me acuerdo y echo mucho de menos a Nardy Lafuente, un gran profesional, que hizo mucho bien en el club. El Recreativo siempre ha sido una familia y siempre he querido que todos los chicos se sientan como en su casa. Yo cuando entré en este trabajo, venia del Ayuntamiento en mi pueblo, trabajando en la base y cuando jugaba en la cantera del Recreativo, vivía en una residencia o piso, con 12 compañeros diferentes, todos vivíamos allí y era cuando estaba Julio Peguero de entrenador nuestro, que era muy cercano. Y es lo que yo también quiero transmitir. Es lo que me gusta, me da igual echar todas las horas posibles, viendo futbol o ayudando a los chavales“.

Por último le pide al futuro “que suba el Recreativo a Segunda División. Y en dos años a Primera, aunque sea súper complicado. Lo más que corre prisa y se puede alcanzar es que alcancemos de una estabilidad, tanto deportiva como económica. Yo creo que se va a dar en muy poco tiempo y que podamos trabajar como hemos venido trabajando anteriormente. Este año ha sido distinto a los demás, hemos estado más cercanos, aunque hayamos tenido los problemas que todo el mundo conoce. Yo lo que pido es una estabilidad, tanto económica como deportiva, y que podamos trabajar cada uno en su parcela, los que tengamos que estar, y verlo si Dios quiere al Recre en Segunda. Yo con que el Recreativo goce de esa estabilidad a mi me haría feliz y si encima yo soy parte de ese proyecto, mejor que mejor. El Recreativo es, ha sido y siempre será mi casa cuando el Recreativo quiera“.

Licencia Creative Commons