Albiazules.es | Recre | Recreativo de Huelva

Juan Alfaro habla claro de la situación del Juvenil A y de la cantera

Artículo leído 822 veces.

El entrenador del División de Honor reconoció que “se ha producido lo que no queríamos. No dependemos de nosotros mismos y por desgracia, la victoria del Nervión en Sanlúcar condiciona todo. Tenemos que ganar y esperar que el Tomares gane al Nervión”. En cuanto a su futuro dijo que “cuando termine la temporada nos sentaremos a hablar con el club. Pero lo que es evidente es que hay cosas que cambiar. Ni por mi ni por los entrenadores que estamos, por la entidad. Si queremos que el Decano vaya a los partidos representando como tal”. También hizo una reflexión: “No hay que esconder nada, si en dos años vas a perder todas las categorías importantes tenemos que hablar de fracaso o que las cosas no se han hecho bien, como lo queramos poner. Lo dicho, hay que sentarse y hablar para buscar soluciones. Hay que intentar que esto no vuelva a suceder y la cantera vaya un poco mejor”.

Da la cara. El técnico del Juvenil A, Juan Alfaro, intervino en Onda Cero Huelva donde reconoció que “evidentemente se ha producido lo que no queríamos. No dependemos de nosotros mismos y por desgracia, la victoria del Nervión en Sanlúcar condiciona todo. Tenemos que ganar y esperar que el Tomares gane al Nervión. Veníamos de una buena racha, pero al final, como se suele decir, cuando termina la liga se hace justicia y se pagan muchos resultados y puntos que se nos han escapado. Pero eso ya no vuelve atrás y lo que queda es el domingo. Nosotros a hacer nuestra tarea, a ganar al Sanluqueño y esperar que las noticias que nos lleguen de Sevilla sean buenas“.

En cuanto al hecho de que el equipo albiazul es el menos realizador de toda la categoría, con 24 tantos en 29 partidos, reconoció que “todo el mundo que ha seguido al equipo y ha estado un poco encima, sabe la carencia que hemos tenido en ese aspecto. Veinticuatro goles lo dicen todo. Si quitamos penaltis y faltas, nos ha costado mucho hacer goles. Ese ha sido el principal ‘hándicap’ que tenemos, ya que defensivamente los registros no son malos“.

Para paliar este déficit, el técnico palmerino solicitó refuerzos en la zona de ataque, algo que finalmente no se produjo. “El club sabía de primera mano lo que era la plantilla, lo que teníamos y lo que a lo mejor nos hacía falta para mejorar, o potenciar, pero ya estamos en la última jornada y no vale lamentarse de nada. Como he dicho antes, intentaremos ganar nuestro partido y esperaremos que en Sevilla las noticias que nos lleguen sean buenas“.

En cuanto a sus opciones de continuar en el club y las promesas incumplidas que recibió al inicio de la campaña, Alfaro destacó que “ahora cuando termine la temporada nos sentaremos a hablar con el club. Pero lo que es evidente es que hay cosas que cambiar. Ni por mi ni por los entrenadores que estamos, por la entidad. Si queremos que el Decano vaya a los partidos representando como tal. Ahora cuando termine todo nos sentaremos con el club y escucharemos lo que el club quiere y decide. Y entonces se tomarán las decisiones que hayan que tomarse“.

En cuanto al abandono al que se han visto sometidos los integrantes de las categorías inferiores del Decano, tanto en salarios, como en carencias en equipamiento, personal e instalaciones, este dejó claro que “mi opinión personal prefiero trasladarla primero al club. Quiero sentarme con ellos, hablarlo todo y decir las cosas claras. Que el club valore y decida, y tomar las decisiones más acertadas para la entidad. Pero que hay cosas que cambiar, es evidente, eso lo ve cualquiera“.

Por último sentenció que “las dificultades no son de este año. Las dificultades se arrastran de años anteriores y no es casualidad que el año pasado hubieran varios descensos y que este año, los equipos que competimos en categorías nacionales, los tres principales equipos, pues estemos pasando lo que estamos pasando. Hay cosas que hay que hablar, que hay que solucionar y que buscar el bien de la entidad. Al final, la entidad está por encima de todos nosotros. Si se tira para adelante, se tira para adelante con todas las consecuencias y si no hay que tomar medidas drásticas. No hay que esconder nada, si en dos años vas a perder todas las categorías importantes tenemos que hablar de fracaso o que las cosas no se han hecho bien, como lo queramos poner. Lo dicho, hay que sentarse y hablar para buscar soluciones. Hay que intentar que esto no vuelva a suceder y la cantera vaya un poco mejor“.

Licencia Creative Commons