Albiazules.es | Recre | Recreativo de Huelva

La llamada del capitán

El entrenador del Atlético Onubense, Jesús Vázquez, pasó este jueves ‘Coma Tapas&Punto’, para hablarnos del gran partido que jugará su equipo este domingo ante Los Barrios. El que fuera futbolista y capitán del Decano analizó para Albiazules.es la temporada tanto en su equipo como en la escuela de fútbol base, nos habló en clave de futuro de muchos aspectos interesantes que rodean al club y se mojó en dar una opinión del entorno que rodea al Recreativo de Huelva.

El partido de los partidos. El Atlético Onubense se juega la temporada en noventa minutos y necesita del calor de los suyos. Toda la afición está citada para disfrutar del juego de los jóvenes valores del club, en un partido igual de trascendental o más, que el que jugará el primer equipo unas pocas horas antes. Jesús Vázquez, el técnico del Atlético Onubense, el patrón de sus ‘albañiles’, el jefe máximo, pasó este jueves por ‘Coma Tapas&Punto’. Las habituales entrevistas de la cantera tornaron a una toma de contacto de alguien sobradamente conocido. Nadie puede descubrir nada nuevo del que fuera capitán de la primera plantilla y el jugador con más partidos disputados con la casaca albiazul.

Pero si era momento para convocar a todo el recreativismo. El que siente la cantera como el primer equipo y también el que le tiene simpatía, pero no proximidad. Es el momento de unir filas. Vázquez también analizó la temporada de su equipo, sin olvidar otros aspectos que rodean al club a nivel deportivo e institucional. También, como director de la escuela de fútbol base, nos indicó sus planes de futuro.

– ¿Cuánto de importante tiene el partido de este domingo?

Todo. Tiene la máxima importancia, el total. Ya llevamos dos semanas con el mismo discurso, pero es así. Para que nosotros podamos salvarnos todo pasa por ganar. No contemplo otra posibilidad de salvación que no sea ganar el domingo. Ese es el objetivo, como también lo fue el día del Espeleño o el del Arcos. Estábamos en desventaja y había que sumar para acercarnos. Sumar para salir y así depender de nosotros en la última jornada. Ya veremos que resultados se dan o que resultados se pueden dar para salvarnos. Pero todo pasa por empezar esa última jornada fuera de los puestos de descenso.

– ¿Habías pensado que la temporada podía resolverse de esta manera?

La categoría ha sido un poco injusta con nosotros, hemos hecho méritos para mucho más.

No quería pensar en esto. Yo era mucho más optimista, y pensaba, soñaba o me imaginaba un final mucho más optimista. La verdad es que la categoría ha sido un poco injusta con nosotros, hemos hecho méritos para mucho más, al menos para no llegar a estas dos últimas jornadas y jugarnos el todo por el todo, no dependiendo de nosotros. Pensaba en una situación mucho más ventajosa, ya que creo que hemos hecho méritos. Nos hemos dejado muchos puntos por el camino, que nos hacen estar en esta situación. Esa falta de experiencia, esa fortuna que hay en el fútbol y que a nosotros nos ha castigado en exceso. Han habido partidos que hemos merecido mucho más a nivel de puntos y eso permitiría que no estuviéramos en esta situación.

– Ahora que empiezas a vislumbrar el final de un año complicado, ¿qué recuerdas del día que te ofrecieron la posibilidad de entrenar al filial?

Ese día creo que nunca se me va a olvidar, ya que al final fue mi primer paso al mundo del entrenador. Era algo que no tenía pensado a corto plazo, el dedicarme a ser entrenador. Si sabía que en algún momento de mi vida esa oportunidad si me iba a llamar la atención, ya que me gusta mucho y es un mundo para el que me he formado, y quería probarlo algún día. Pero cuando surge este problema con Juanma, que decide irse y el club me ofrece el cargo de entrenador, pues la verdad es que me ilusionó muchísimo. Me ilusiona porque a pesar de las dificultades, que sabía que iba a tener, también tenía claro que esta oportunidad iba a llegar y ese mundo me apasiona. Quería probarlo y por eso di el sí, porque estaba convencido de que iba a dar ese paso.

– ¿Qué equipo te encontraste entonces y que equipos tienes ahora?

Hacer un balance del equipo en ese momento, pues era complicado porque tampoco lo seguía en el día a día. Conocía a muchos chicos, habían sido compañeros míos y habían entrenado conmigo, pero no tan bien como los conozco ahora. Yo ahora tengo un conocimiento mucho más pleno de todos ellos, tanto a nivel futbolístico como personal, y eso es fundamental. Conocer a la persona, al jugador y al futbolista, para intentar sacar su mejor rendimiento, me parece algo muy importante. Entonces, esa primera valoración y ese conocimiento la tenía más como compañero de equipo, que como entrenador. Pero si es verdad que en todo este recorrido he aprendido mucho de ellos. Es un año que nunca jamás podré olvidar, en cuanto a que me he encontrado muy a gusto, aparte de todas las dificultades en el día a día. Pero este es un año en el que me están demostrando una fortaleza tremenda. Tampoco es fácil su situación y su día a día, y lo están dando todo. Son momentos de gloria, como yo suelo decir, que me marcan mucho más que los momentos malos.

– ¿Qué grado de dificultad tiene adiestrar a chavales que están en su último escalón antes de dar el salto al primer equipo o al fútbol profesional? ¿Es difícil canalizar el ego personal en favor del grupo?

Yo ese tema lo afronto como un reto. Es una parte más de su proceso de formación, ya que no creo que todo sea competir y ganar. Creo que hay que elegir como se quiere ganar y como se quiere competir cuando estás en un filial y en una cantera. Es un objetivo que el club debe compartir de una manera mucho más global de lo que lo estamos haciendo. Por desgracia es la que hay y hay que asumirlo. Pero es un reto y muchas veces hay que enseñar ciertas cosas que presuponen que ya deben estar aprendidas, pero estas cosas también pasan en el fútbol profesional. Por suerte también he vivido en ese mundo y sé que había jugadores de Primera División a los que los entrenadores aún le enseñaban. Creo que siempre se puede aprender de cualquier persona y creo que ellos están en una etapa en la que en muchos casos, han pasado de ser muy superiores en sus categorías, en las que muchas veces golean, pero a partir del juvenil División de Honor y de Tercera División ya la cosa se empareja mucho. O incluso están en déficit como nos ha pasado a nosotros. Entonces, eso a ellos les supone un ‘shock’ importante porque están viviendo situaciones que no conocen. Ellos vienen de ganar en cadetes, en infantil, de ahí para abajo.. Por 10-0, marcar seis goles por partido y ahora te das cuenta que no ganas, que tocas un balón por partido y que te cuesta la vida ser superior. Entonces, eso también es un aprendizaje para ellos y ese día a día también es duro, digamos a nivel de trabajo. De enseñarles ese tipo de cosas y también de marcarles que dependiendo de las virtudes de cada uno, que tiene que hacer y que no tiene que hacer para ser superior en el campo.

– ¿Que supone para el club el conseguir que el filial milite la próxima temporada de nuevo en Tercera División? ¿Y para la formación?

Al club le supone un esfuerzo tremendo que el equipo se quede en Tercera División.

Más que para el club, yo creo que supone para los futbolistas. Para los propios futbolistas que el año que viene continúen en este equipo. Creo que hay una cantidad importante, no sabría decir el número, pero si hay una serie de jugadores que pueden optar bajo mi punto de vista y bajo mi criterio, a ser jugadores de la primera plantilla en un futuro. Entonces, que esos chavales jueguen el año que viene en Tercera División o en División de Honor, eso puede cambiar bastante ese futuro a corto plazo. Porque si juegan en Tercera División van a tener esa oportunidad, va a estar más cerca ese primer equipo para que ellos puedan dar el salto. Entonces, si bajamos a División de Honor podremos encontrar lo que ellos ya vienen acostumbrados, a que sean superiores a muchos rivales por su condición física o su condición técnica. En Tercera División eso se empareja mucho más, los jugadores crecen en esa adversidad, al menos los buenos jugadores deben de crecer en esa adversidad y si consiguen superar esas adversidades serán jugadores de la primera plantilla, sea en el Recre o en otro club, pero de categoría superior, de Segunda B para arriba. Entonces, creo que los máximos perjudicados pueden ser los propios futbolistas, más que el club. Creo sinceramente, sin entrar mucho en números y en debates, que ahora mismo al club le supone un esfuerzo tremendo que el equipo se quede en Tercera División, a nivel económico y a nivel de gastos de personal, de material y de todo. Porque es una categoría que económicamente se necesita estar fuerte y nuestro primer equipo está en Segunda B, con todo lo que eso conlleva. El salto es pequeño, pero a nivel económico tiene gastos grandes. Yo recuerdo que el primer equipo estaba en Primera División y el filial estaba en Tercera. Eso es mucho más asumible que estar en Segunda B y el filial en Tercera. En resumen, lo máximos perjudicados de un posible descenso serían los jugadores, sin duda.

– ¿Os habéis sentido respaldados durante la temporada?

Sobre el club yo entiendo y sé el lugar que ocupa el filial, el segundo o el tercer equipo en importancia de un club, al menos el nuestro. Yo metería al primer equipo, y luego el filial y el División de Honor. Son dos categorías importantes, a las que hay que darle importancia a todos los niveles. Entonces, se cual es nuestro sitio y cuál es nuestro objetivo, pero el club está muy limitado en muchos sentidos. Entiendo y comprendo que la máxima importancia la tiene el primer equipo y al final yo vengo de ahí también. He sido jugador del primer equipo y tú te involucras más en el primer equipo que en cualquier otra cosa. Por eso entiendo que lo poco que hay, o lo que hay, deban de volcarse hacia el primer equipo. En esta situación que estamos de incertidumbre, sin ningún objetivo claro ni fijo, ni marcado, me gustaría que en el futuro fuera diferente. Pero también poco va a cambiar esa perspectiva, a que la importancia la tiene el primer equipo.

– ¿Esperas un cambio radical con respecto a los problemas económicos? Imagino que no ha sido fácil gestionar una temporada con problemas en los cobros..

El tema económico es otra de las cosas que pesan mucho. Al final tenemos un presupuesto para el Atlético Onubense que cuesta cumplirlo, de hecho los jugadores no están al día, al día de hoy y entonces eso cuesta. De cara al futuro debe de cambiar en algunos de los aspectos. O bajas el presupuesto o aumentas la inversión. Pero hay que tenerlo claro. No podemos seguir en la misma tesitura y con lo que te comprometas con los chavales, al final no puedas dárselo. Eso es complicado y me gustaría que eso cambiase en el futuro.

– ¿Qué rival nos encontraremos el domingo en la Ciudad Deportiva?

No creo que vengan a pecho descubierto a por la victoria.

Es un rival con buenos jugadores en la parte ofensiva. Jugadores que creo que son de los mejores de la categoría y que hay que tener mucho cuidado en eso. A nosotros no nos vale otra cosa que ganar y creo que ellos van a venir a tratar de aprovechar esas contras, esas acciones ofensivas al quedarse descolgados. Nosotros si salimos a por el partido podemos cometer esos riesgos que en defensa nos pueden pasar factura. Entonces, creo que al equipo de ellos el empate le puede valer. Pueden venir con esa mentalidad, para luego jugársela en casa. No creo que vengan a pecho descubierto a por la victoria, a agobiarnos y a pasarnos por encima. Creo que van a ser un pelín más conservadores, para esperar esa oportunidad, de salir a la contra y cogernos en algún fallo o en algún error.

– Llega a Huelva Carlos Ríos, un exalbiazul que le ha cambiado la cara a Los Barrios y que se la cambió en su día al Recre, contigo como jugador. ¿Qué recuerdas del sanluqueño?

Con Carlos muy bien. Él cogió al equipo empezada la temporada, con Juan Merino como segundo y la verdad es que ya cuando era entrenador del filial hablábamos mucho, en esos momentos que coincidíamos, y hablábamos mucho de fútbol y demás. Con Carlos hice muy buenas migas, desde que salimos de Huelva hemos mantenido el contacto, hablábamos y siempre hemos intentado estar en contacto el uno con el otro. Yo creo que hicimos buenas migas, es una persona de fútbol y con experiencia. La verdad es que tengo muy buenos recuerdos suyos.

– Los importante es el próximo domingo, ¿pero en las cuentas de Jesús Vázquez incluyen jugársela ante un Guadalcacín ya salvado o que haya perdido con el Ceuta y que podamos superar con una victoria en la última jornada?

Si nosotros ganamos, yo prefiero que ellos ganen también y que no se jueguen nada en la última jornada. Lógicamente todo pasa por ganar el domingo a Los Barrios y si así ocurriera, me gustaría que el Guadalcacín en la última jornada no se jugara nada. Si se juega algo, es otro partido allí a cara de perro, en un campo que a nosotros no nos beneficia y que ellos son bastantes fuertes en casa, tienen muchas virtudes. Por eso prefiero que si son capaces de ganar en Ceuta, que también es complicado.. Pero vamos, prefiero centrarme en esta jornada, a ver qué pasa y luego echamos todos los cálculos.

– ¿Intentaste que el partido se pudiera jugar otro día, por aquello de poder volver a contar con Misffut y Víctor?

Para este domingo no. Yo ahí si tengo claro que primero está el primer equipo y después estamos nosotros. Entonces, poner el partido el sábado y yo utilizar a los chavales, es que ellos luego no puedan jugar con el primer equipo el domingo. Por lo tanto, esa acción estaba descartada. Si el primer equipo jugaba por la mañana, a nosotros sólo nos quedaba jugar por la tarde. De eso si que no tengo ninguna duda, de que eso sea así y ojalá sea así. Ojalá que Víctor, Misffut y muchos puedan jugar con el primer equipo. Ese es nuestro objetivo, si es que al final.. Ya te digo, el hecho de que nosotros podamos perder la categoría, me fastidiaría mucho por la gente que el año que viene siguiese en el equipo. Pero al final hay que hacer una valoración, hay que analizar bien el año, que recursos hemos tenido, que ha pasado, que no ha pasado, para saber si no se han hecho las cosas bien o para si perdiendo incluso la categoría, se está contento con el trabajo. Eso hay que analizarlo, hay que analizar más lo que se ha hecho, más de lo que se ha conseguido. Nos mantengamos o descendamos, eso lo tengo claro. Porque el objetivo es ese, que Víctor, Misffut y muchos otros jugadores estén con el primer equipo. Todos los que la dirección deportiva o la secretaria técnica considere. Ese es el objetivo real del club, por lo que no nos podemos adelantar, ni ponernos delante en cuanto a importancia con el primer equipo. Y más cuando también se la están jugando, por lo que si César considera que tiene que tirar de ellos, que tiene que utilizarlos, como lo está haciendo, pues bienvenido y encantado.

– Y el primer equipo, unas horas antes que ustedes, puede dejar sentenciada de forma matemática la permanencia. ¿Habías visto algún año en el que la permanencia estuviera tan cara, siendo necesario más de 46 puntos?

Al final la temporada acaba y los números te ponen de mentiroso o no. Yo no creo que llegue el ‘play out’ ni siquiera a 43 puntos. Pero claro, eso te hace estar hasta el último partido en el último minuto en tensión. Si el primer equipo gana el domingo ya se termina, matemáticamente. Eso es lo ideal, eso es lo que buscamos y ese es el objetivo. Pero al final hay tantos equipos en tan pocos puntos que no todos pueden ganar. No lo he mirado, pero seguro que habrá enfrentamientos directos, o gente que al final no sume. Entonces, no creo que al final sean necesarios 46 puntos porque son muchos. De hecho el Recre va ahora en el puesto once y está a 3 puntos del ‘play out’. Entonces, hay muchos equipos en pocos puntos y eso va hacer que no todo el mundo sume y no gane. También es verdad que no es lo mismo conseguir la permanencia ganando en casa, de forma matemática, ya te olvidas de todo y cierras el año, que tener que ir a Jumilla y estar pendientes del reloj y del otro campo, de ver que hacen y que no hacen. Por eso creo que no serán necesarios tantos puntos.

– ¿Eres de la misma opinión que César Negredo, con respecto al mensaje que lanzó hace algunas semanas en el que dijo que no todo el mundo remaba en la misma dirección? ¿Entendiste su mensaje?

Entiendo a César, hace mucho tiempo ya que alrededor del club hay muchos intereses.

Yo creo que hace mucho tiempo ya que alrededor del club, alrededor del Recre, hay muchos intereses. Y cada uno defiende sus intereses de la mejor manera, pero no es bueno para el club. Ni para el club ni para los que formamos el club de una manera interna, ni para toda la gente que está alrededor del club, que son aficionados, medios y gente que quiere el bien para el club por encima de sus propios intereses. Entonces, cuando prevalecen esos propios intereses al club, yo voy con César ahí y con quien sea de la mano, ya que yo también pienso que es así. Creo que en Huelva hay gente que quiere que le vaya bien el Recre, el club, pero con muchos intereses propios. Entonces, eso no me vale. Aquí hay un club, hay un escudo, hay unos colores y una historia por encima de cualquier persona, de cualquier institución y de cualquier ente público y privado. Eso debe ser así y eso lo tenemos que tener claro. Entonces, el que se quiera poner a la misma altura o el que se quiera poner por encima de eso, conmigo va a tener una batalla como ya me pasó con Pablo Comas. Y yo no me voy a callar, me voy a enfrentar y voy hacer todo lo posible para dar mi granito de arena para que eso sea así, de la manera que sea y en la que yo considere que puedo ayudar. Entonces, en ese sentido puedo entender a César, que lleva aquí mucho menos tiempo que yo, pero también él percibe cuando vienen los ataques y el porqué vienen. Eso al final se sabe, la gente de fútbol cuando lleva un tiempo en un sitio, empieza a conocer gente, a escuchar cosas y a saber cómo respira todo el mundo, y te das cuenta. Entonces, eso pasa, tristemente y pasa por ese egoísmo que hay en ciertas personas, en ciertos entes o empresas, que anteponen su propio beneficio al del club.

– Zamora colgó las botas casi al mismo tiempo que en tu caso. ¿Cómo lo has visto desenvolverse en su nuevo rol en el club? ¿Es importante para un equipo contar con una persona cercana y que pueda ayudar con los problemas diarios?

Para mí es un apoyo tremendo. Creo que está haciendo un trabajo irreconocible porque ha pasado, ha cubierto funciones que no le correspondían, funciones que no son del agrado de muchos. Yo creo que la mayoría de la gente ni se lo imagina. Pero él ha sabido que en estos momentos el club requería hacer eso y lo ha hecho. No ha esperado ni el premio ni el reconocimiento, ni tampoco el aplauso de nadie. Lo ha hecho porque él entendía que había que hacerlo y ya digo, estamos todo el año juntos, tenemos una relación muy buena y aparte él coordina mi equipo. A mí, a nivel profesional, como coordinador del Atlético Onubense me ayuda muchísimo. Está, se preocupa y me aconseja, y yo le estoy muy agradecido. Es una persona que está dándolo todo y más de lo que le corresponde en sus funciones al Recreativo de Huelva.

– Hablando de problemas, ¿crees que tienen solución para la próxima temporada? ¿Cómo ves el futuro del club a corto plazo con respecto a sus categorías inferiores?

Creo que debe tener solución y es obligatorio que haya soluciones. No podemos seguir así, no podemos.. Como ya he dicho, posiblemente el club no esté en las mejores condiciones para poder competir con un Juvenil A en División de Honor y un Atlético Onubense en Tercera División. Posiblemente no estemos en esas condiciones económicas, ya que eso conlleva un desgaste y una inversión grande. Entonces, es irremediable. El División de Honor ya está, el año que viene va a volver a competir en la máxima división de su categoría y por lo tanto la inversión debe ser otra. Y si nosotros somos capaces de mantenernos en Tercera División, pues lo mismo. Esa inversión debe de aumentarse porque en las condiciones actuales, este año creo que no hemos competido en igualdad de condiciones. Ni el División de Honor ni nosotros. Eso al final, los números están ahí y se nota a nivel clasificatorio y se nota a nivel de imagen. Creo que es necesario, es obligatorio, que si queremos competir en las mejores ligas a nivel de cantera, en las que estamos defenderlas al menos con orgullo y con seriedad, deben de mejorar muchas cosas.

– ¿Cuánta importancia tiene para ti la labor de Moisés, Pepe y el resto de componentes de tu cuerpo técnico?

Esto es otro ‘máster’ que he tenido la suerte de rodearme de gente muy válida y de gente que hizo una gran apuesta cuando surgió esta posibilidad. Por ejemplo Moi, que estaba en Cartaya y decidió dejarlo todo, aún sabiendo que podía perder todo a nivel económico por venir a aquí, y aprovechar esta oportunidad. Son personas en las que yo creo mucho, me dan el apoyo y refuerzo que necesito y para mí son importantísimos. Son gente de la que uno siempre necesita ese tipo de apoyo, el tenerlo alrededor, para luego intentar desarrollar tu trabajo lo mejor posible. Con Pepe nunca había trabajado como compañero, pero si lo conocía cuando ayudaba a Miguel Ángel en Primera División. Pero también bastante bien, al final yo era el novato en esto porque ellos llevan muchos años en esta profesión. Para mí era un mundo nuevo, en el que he aprendido mucho de ellos y me he basado mucho en ellos para iniciar este camino, que antes era totalmente desconocido para mí.

– ¿Te ha dado tiempo a pesar en el futuro? ¿Y desde el club te han transmitido su interés en contigo para la próxima temporada en el mismo cargo?

Desde el club supongo y entiendo que hasta que el primer equipo no consiga el objetivo, no planificarán nada para el año que viene. Nadie se ha puesto en contacto conmigo para nada y bueno, pensar en el futuro uno siempre piensa, pero si es verdad que no tengo nada decidido, ni tengo nada claro porque tampoco sé que piensa el club. De momento quiero intentar conseguir el objetivo de la permanencia con el filial, terminar el año y tenemos tiempo por delante para pensar, hablar, meditar y ver opciones.

– Si hoy terminara la temporada, ¿qué balance haces de la temporada a nivel formativo? ¿El cumplir o no cumplir el objetivo de la permanencia supondría la diferencia entre una temporada exitosa y el fracaso?

Para mí no. Ya sabemos que esto es muy relativo y depende de quién haga el análisis, te van a decir que si hemos descendido es un fracaso, que soy muy malo por bajar a División de Honor el filial y estar todo el tiempo abajo. La realidad sería ese descenso, pero es una realidad muy relativa porque seguramente él que lo analice así no habrá estado por la Ciudad Deportiva, no habrá visto nuestros entrenamientos, no habrá visto si ha habido progresión o no de los chavales y no sabe cómo hemos jugado, si hemos merecido más o hemos merecido menos. Pero el fútbol tiene mucho de eso. En el fútbol esos análisis se hacen, de hecho el análisis que me va a importar y voy a darle importancia es el de mi club, el de mis técnicos y el de mi dirección deportiva y mi coordinador, que conocen nuestro día a día, nuestras virtudes, nuestros defectos, también nuestros recursos para conseguir el objetivo de la permanencia. Ahí se hará una valoración más precisa y será la que yo me encomiende, y esté de acuerdo. Aunque sean positivos o no positivos. El resto, que haya esa opinión pública que pueda haber sobre mi trabajo, sobre todo si se ha descendido, ya que si el equipo se mantiene habrá alguno que criticará también, pero menos. La verdad es que en ese sentido vengo del mundo del fútbol profesional y hace tiempo que aprendí eso, el saber aceptar esas críticas, ya que no puedes caer bien a todo el mundo. Uno las acepta, pero para mí tienen una importancia mínima, escasa o nula. Porque al final todos nos conocemos, llevo muchos años en Huelva y puedo decirte desde hoy quién me va a criticar, se lo que va a decir dependiendo de si nos mantenemos o no, y se el comentario que va hacer. Por lo tanto, eso carece de toda relevancia para mí. Pero yo estando en un equipo filial y sabiendo y conociendo el día a día, yo haría un análisis mucho más global. Tampoco me corresponde analizar a mi equipo.

– ¿Como marcha la escuela de fútbol base del club en la que eres director? ¿Qué tienes pensado de cara la próxima temporada?

La escuela debe ser el vehículo donde el club se apoye para traspasar esos valores que queremos que el Recre tenga hacia la sociedad.

El tema de la escuela también fue algo que empezó bastante tarde. Allá por el mes de septiembre y la verdad es que me hubiera gustado empezar mucho antes, organizarnos y demás porque fue un poco caos. La verdad es que nos vimos un poco desbordados. Salió todo tan bien, que la ciudadanía correspondió tan bien que al final se apuntaron muchos más niños de lo que teníamos previsto. Pensábamos estar en números de la temporada anterior, que han sido 96 niños creo recordar, pero nos dimos cuenta que pasamos de siete equipos a trece, y de 96 niños a 160 o 170. Entonces, eso produjo un desborde en todos los sentidos, en una organización exprés y por lo tanto cometimos muchos errores, lógicamente. Yo los asumo y los conozco. Tuvimos que organizarnos en menos de un mes, a una serie de equipos que no teníamos previsto y buscar monitores y muchas cosas, y todo a marcha forzadas. El resumen que hago es que estoy contento por lo que hemos hecho, pero sabiendo que podemos mejorar mucho más. Sabiendo que no todo es dinero y no todo es económica para tratar de hacer mejor las cosas. Tengo claro que la escuela debe aportar mucho más a la sociedad. Creo que el club debe utilizar a la escuela para aportar mucho más a Huelva, de lo que este año al final hemos hecho. Hemos hecho alguna pincelada, siempre sacándolo del mundo del fútbol. Hemos dado alguna charla y también hicimos la presentación del libro de José Antonio Garrido, el chico de Gibraleón con leucemia. Eso fue un exitazo tremendo en noviembre, pero si me hubiera gustado hacer muchas más cosas que no hemos podido porque no estaba organizado, y no se ha podido llevar a cabo. A eso me refiero cuando el club puede utilizar a la escuela para hacer ese tipo de eventos y de charlas, y de promover valores para lo que yo creo, que es el objetivo de la Fundación. Yo me siento muy identificado con la escuela, ya que creo que debe ser el vehículo donde el club se apoye para traspasar esos valores que queremos que el Recre tenga hacia la sociedad, y debe utilizarlo mucho más de lo que hemos hecho este año.

– Para aquellos despistados que no sepan lo que os jugáis este domingo. ¿Un último mensaje para convocar a la afición?

Va a ser un partido diferente. Yo creo que habrá más ambiente del que se suele ver en la Ciudad Deportiva, sé que del equipo rival van a venir seguidores, pero yo creo que los vamos a superar. La gente sabe de la importancia del que el club se quede en Tercera División, que el Atlético Onubense se salve y además va a ser una oportunidad para ver en acción a chavales que en un futuro puedan estar en el primer equipo. Espero que nos acompañen, les necesitamos y pido ese pequeño esfuerzo para que pasemos la tarde del domingo en la Ciudad Deportiva. Que todos vayamos contentos tras la victoria del primer equipo. Que sea el avance de la tarde.

Licencia Creative Commons