Albiazules.es | Información | Opinión | Recreativo de Huelva

Análisis plantilla Recre 17/18

Entrada leída 2167 veces.

Finalizado el plazo de fichajes, el Recreativo de la temporada 17/18 ha supuesto una gran revolución con respecto a la pasada temporada, de la que sólo se mantienen seis jugadores y se han hecho ni más ni menos que quince fichajes. Voy a realizar un análisis jugador a jugador, línea a línea y del conjunto en general y sus alternativas, pero hay que remarcar que el alto número de incorporaciones y la tardanza en comenzar la pretemporada, harán que el rendimiento máximo de este equipo no de sus frutos hasta pasadas varias jornadas, amén de finiquitar de una vez todo el asunto de embargos y que exista liquidez para no generar nerviosismo en el vestuario.

También, de forma previa, hablar de los que no están. Han sido sonadas las bajas o no renovaciones de jugadores como Miguelito, que tras intentarlo todo el verano no llegó a un acuerdo con el club ni económicamente ni encajando en el sistema de Casquero. José Alonso, que aprovechó la oportunidad de irse a Segunda División aunque ahora compartirá como cedido vestuario con Miguelito. O los delanteros Rubén Mesa, cuyo rendimiento en el Decano nunca fue óptimo o Iván Aguilar, aterrado por la competencia y siendo una bomba de relojería en el vestuario. Personalmente, las dos últimas bajas me gustan porque necesitamos un cambio completo en el ataque, la de Miguelito, vista la competencia final, me parece lógica, y la de José Alonso me apena porque hubiera tenido sitio en el proyecto y se precipitó.

Sin más, comienzo.

JUGADOR A JUGADOR

Rubén Gálvez: Cuarta temporada del cancerbero de la cantera, con 24 años. El año pasado fue titular indiscutible y ya sabe lo que es pelear por un puesto como hace dos temporadas ante Luis Ribeiro. Las condiciones ahora son distintas, pero aún así es un portero joven que tiene margen de mejora si se serena. A veces su actitud perjudican al equipo, como el año pasado ante el Ejido 2012. Aún así es bueno tenerlo en plantilla y le pondrá las cosas difíciles a su compañero. Teóricamente, parte como suplente. Termina contrato en 2018.

Marc Martínez: Guardameta con 27 años y dilatada experiencia en clubes Deportivo de la Coruña, Elche o las dos últimas temporadas en el Alcoyano, con el que fue elegido Zamora del grupo III y llegó a disputar playoffs. Sin dudas, sobre el papel se trata de un portero de nivel en la categoría, si bien lo poco que he podido verlo esta temporada sufre con las salidas. Es algo mejorable cuando se acople junto a la zaga. Termina contrato en 2018.

Mario Marín: Tercera temporada del lateral diestro, aunque el pasado ejercicio se lo pasó en blanco debido a continuas lesiones. Parece recuperado y a sus 26 años está en la edad ideal para afrontar con madurez la titularidad en el puesto. No está exento de calidad y busca la profundidad en su zona, además de ser bastante contundente en la recuperación de balón. Esa contundencia a veces hace que se “pueda pasar de rosca”. Si las lesiones le respetan tenemos el puesto asegurado en la categoría, pero además la competencia le viene muy bien. Termina contrato en 2018.

Iván Malón: Jugador veterano, de 31 años, recién llegado tras un fugaz paso en el Cádiz. Tiene bastante experiencia en 2ª y 2ªB y es un jugador con un físico imponente y fuerte en el corte. Su posición natural es la de lateral derecho, pero llega para cubrir, en teoría, la banda izquierda y en caso de necesidad la zaga. Si juega creo que será un jugador que se quede atrás, sin pisar mucho el campo el contrario. No es un defecto, ya que tenemos muchos extremos que miran más hacia adelante que hacia atrás. Será un recurso en la zaga y aportará su experiencia en el juego aéreo y defensiva. Termina contrato en 2018.

Iván Robles: Tercera temporada del canterano Robles y con sólo 20 años. Ha tenido la mala suerte de lesionarse justo al final de la temporada y tendrá que ofrecer un extra de trabajo para ganarse un puesto. Su juventud es sinónimo de progreso, se le ven cosas muy buenas y el año pasado tuvo que asumir responsabilidades ante la baja de Marín en una temporada muy difícil y siendo “un niño”. Puede actuar como lateral en ambas bandas. Debido a la competencia y para salvaguardar alguna ficha, se le ha inscrito en el filial, algo que por edad es posible. Termina contrato en 2018.

Casado: A sus 31 años, el lateral izquierdo sevillano ha vuelto al Recre nueve temporadas después. Durante ese tiempo ha estado en Primera División y Segunda, aunque con un papel más secundario. Aportará su experiencia, pero tiene que controlar su ímpetu ante el rival ya que puede sufrir expulsiones estúpidas. No tiene una competencia real en el puesto, lo que le coloca como titular en teoría, pero deberá mantener o incluso mejorar su rendimiento para estar presente en el once. Termina contrato en 2018.

Diego Jiménez: Otro jugador que retorna al Recre después de un paréntesis en la Llagostera. El central de 26 años dejó un buen recuerdo en su paso anterior y está llamado a ser un jugador importante esta temporada. Es rápido y con buena anticipación, si bien hay que cuidarlo porque debido a las lesiones no supera la veintena de encuentros. Podría adaptarse al lateral derecho en caso de necesidad. Termina contrato en 2018.

Sergio González: Una de las sorpresas en la zaga. Su gran temporada en el San Sebastián de los Reyes ha impulsado su fichaje por el Decano. Tiene 25 años, buen dominio del juego aéreo y se posiciona correctamente en la línea defensiva. En jugadas de estrategia puede dar puntos por sí mismo. Lo considero titular indiscutible a día de hoy. Termina contrato en 2018.

Julio Rodríguez: Con 21 años, Julio es un central que se ha estancado. Con 17 llegó a ser internacional y era una de las grandes promesas del país, pero su rendimiento hizo una pausa. Viciado en Gijón y tras una mala experiencia en el extranjero, llega al Recreativo para cambiar de dinámica. Es un jugador muy alto que no se complica con el balón. Termina contrato en 2019.

Nacho Monsalve: Llega cedido del Rayo Vallecano este polivalente central de 24 años. En su etapa en el Atlético de Madrid llegó a ser  convocado alguna que otra vez por Simeone. Podría llegar a disputar un puesto como titular si Diego o Sergio no están disponibles. La cesión termina en 2018.

Jonathan Vila: Fichaje de renombre para el mediocentro del Decano. El jugador que fuera capitán del Celta sabe lo que es jugar (y ascender) con un equipo de 2ªB, algo que ya hizo con el Oviedo. Puede ocupar un puesto en la medular, pero no tendría problemas en bajar un poco para ser central. Con 31 años está en la edad ideal para llevar a sus espaldas la responsabilidades de equilibrar el equipo. Se espera mucho de él en ese trabajo sucio y dispone de criterio para jugarla. Termina contrato en 2019.

Djak Traoré: Una de las apuestas de este año. Tiene ficha de sub23 (21 años) y no hemos podido disfrutarlo mucho en pretemporada por diferentes problemas físicos. Teóricamente viene a ser otro medio defensivo de desgaste, pero sólo el paso de las jornadas dirá que tipo de jugador es. Termina contrato en 2019.

Rafa de Vicente: Uno de los supervivientes de la pasada temporada y de los que no había dudas para renovar. A sus 25 años sigue progresando y convirtiéndose en alguien importante en la categoría. Aunque es el jugador que lleva las manijas en el centro del campo no se trata de un pasador, sino más bien de un medio con llegada que alguna vez puede terminar rematando a gol. Ofrece mucho trabajo y se ha adaptado perfectamente al equipo, lo que le convierte en alguien importante en el vestuario. Termina contrato en 2018.

Ale Zambrano: En su segunda etapa en el Decano cumple el tercer año, a los 26 años. Hay que admitir que es un jugador con el que somos injustos, yo me incluyo. Es un jugador que ofrece mucho desgaste, buena recuperación y no tiene mal disparo si llega a la frontal del área. Habilidades importantes que compensan su falta rapidez en toma de decisiones. Equilibra el mediocentro, pero debe jugar en su puesto, el de pivote, y no de mediapunta. Si aprovecha sus cualidades puede ser un jugador muy útil. Termina contrato en 2018.

Antonio Núñez: Con 38 años es un emblema del club en activo. Afrontará la temporada con un año más a sus espaldas y con competencia, lo que le quitará continuidad pero también le hará estar más fresco dosificándose. Tiene muy buen juego aéreo, conducción de balón con potencia, sabe desgastarse en tareas defensivas y la oportunidad del gol. Se usará en banda (normalmente derecha) pero también como delantero. Termina contrato en 2018.

Santi Luque: Llega cedido del Lorca. Mi definición para este mediapunta que se adapta a la banda derecha por naturalidad, pero que también puede jugar en el centro o la izquierda, es que es un artista. Le gusta encarar y no se desespera si no le sale, busca el pase hacia delante y tiene muy buena conducción de balón. Tiene 24 años, y además la temporada pasada anotó 7 goles con el Melilla. Jugador muy importante.

Lazo: Cedido por el Real Madrid Castilla, tiene sólo 21 años. Es un extremo que puede actuar en ambas bandas y se define de forma muy sencilla: velocidad, desborde y buen toque de balón. A pesar de su juventud es uno de los jugadores clave del equipo y ya lo ha demostrado. Tiene que ir a más y estoy seguro que dará que hablar en el futuro.

David Segura: Fichado del Cabecense de Tercera División, categoría que se le quedaba pequeña, este extremo zurdo de 21 años es velocidad extrema y desborde. Puede ser utilizado como revulsivo en los partidos, rompiendo con su penetración en el área, pero hay que tener paciencia con él. Termina contrato en 2019.

Antonio Domínguez: A sus 24 años ahora es el capitán del Decano, después de toda una vida en el equipo albiazul. No lo tuvo fácil. La incompetencia de algunos entrenadores le relegaron al ostracismo, lo descolocaron de sitio y minaron su moral. Pero fue clave el pasado curso, la segunda vuelta, para que con sus siete goles el Recre se mantuviera. Este año Casquero lo quiere tanto en banda como de mediapunta y a balón parado puede ser un jugador importante. Termina contrato en 2018.

Carlos Calvo: Con dilatada experiencia, puede jugar en todas las posiciones de ataque. Y lo hace con sus dos bazas más potentes: una calidad exquisita y un gran golpeo de balón. Jugador comodín, que sabe lo que es ascender con el Cádiz a 2ª División (y con gol suyo) y que suma a balón parado. Tiene 32 años y firmó hasta 2018.

Gorka Santamaría: Delantero sub23 (22 años) que ya sabe lo que es marcar quince goles en 2ªB. Además, tiene experiencia en 2ª con Bilbao Athletic y Cádiz. Es el prototipo de jugador vasco muy peleón, que pelea balones aéreos, no exento de técnica y con la oportunidad del gol. Firma hasta 2018, aunque el Recre puede prorrogarlo un año y luego otro, y también el Athletic puede repescarlo en el primer año.

Boris Garrós: El killer del Recre, un jugador clave y que enamorará a la afición si su rendimiento sigue como en el último partido. Genera línea de pases constantemente a sus compañeros y no rehúye el choque, teniendo un dominio absoluto del juego aéreo. De momento aprovecha sus oportunidades como nadie y por fin tenemos un hombre gol. Termina contrato en 2018.

ANÁLISIS POR LÍNEAS

PORTERÍA:

Con Marc Martínez partiendo de teórico titular por experiencia y logros y con Rubén Gálvez creando una sana competencia, algo que ocurre en todos los puestos, la portería está cubierta. Evidentemente estamos en la categoría de bronce y los errores pueden ocurrir con mayor probabilidad. Aún no hemos visto al mejor Marc, pero no parece un puesto que a día de hoy haya que mejorar o genere inseguridad.

DEFENSA:

Mezcla veteranía con jugadores que conocen bien la categoría. El puesto más débil es el lateral izquierdo por tener sólo un jugador específico, si bien Iván Malón, Nacho Monsalve o Iván Robles podrían ocupar esa demarcación. En la derecha parte con cierta ventaja Marín, pero la competencia es altísima, pues las mismas tres alternativas para el carril zurdo están en el suyo compitiendo por un puesto. La pareja de centrales titular parece la de Diego Jiménez y Sergio González, un central rápido y con anticipación y otro de buen marcaje, contundencia y juego aéreo. Compensando con Julio, Nacho Monsalve o en casos desesperados Jonathan Vila, el nivel para la categoría, sobre el papel, es muy alto. En cuanto cojan automatismos deberíamos ser un equipo rocoso y a su vez eso aumentaría la confianza en los guardametas.

MEDIOS:

Voy a tratar aquí a los pivotes. Por fin este año parece que no jugaremos con el típico trivote, si no que es más normal jugar con dos y luego un mediapunta. No voy a hablar del mediapunta aquí. Para esta posición el Recre tiene a Jonathan Vila y Rafa de Vicente como titulares, con Zambrano como alternativa de refresco y un Djak Traoré al que no puedo juzgar. Hay trabajo de sobra en esta posición y creo que buena recuperación, si bien es escasa en transición defensa-ataque, algo que sólo el paso de las jornadas dictará. A priori echo en falta un organizador que se atreva a dar ese pase en profundidad.

MEDIAPUNTAS:

Casquero va a apostar casi con seguridad por una línea de tres mediapuntas, aunque no descarto que acabemos muchos partidos jugando con dos extremos y dos delanteros. Como mediapuntas teóricos están Antonio Domínguez y Carlos Calvo, si bien hemos visto a Santi Luque en esa posición ofreciéndose a llevar la manija del equipo. Es el puesto clave a nivel táctico y el que dictaminará un poco como va a jugar. Ante el Murcia metió a Zambrano, que al final apoya al mediocampo como si fuera un trivote eventual. Lo cierto es que hay muchas alternativas y lo único que falta es alguien con ese pase. Pero tenemos jugadores rápidos, técnicos, otros de mucho esfuerzo, etc.

EXTREMOS:

Creo que la posición habla por si sola si Núñez no parte como teórico titular. Lazo ha demostrado un nivel excelente, David Segura es revulsivo, Luque tiene mucha clase y también se adaptan a ese puesto Carlos Calvo o Antonio Domínguez. En definitiva, a falta de creación en el centro del campo se va a optar por penetrar desde banda de forma constante. Disponemos de mucha calidad y profundidad en este puesto.

DELANTERA:

Boris es clave. Sobran los noventa minutos del otro día para darte cuenta que es un delantero de gran nivel, con movilidad, entrega y remate. Tal y como está planteado el equipo será el titular y Gorka le creará competencia, pero espero ver a veces una pareja arriba. Ya que tenemos esa profundidad en banda y un medio centro más defensivo, tener dos puntas es ideal. Con los jugadores actuales tanto Carlos Calvo como Antonio Núñez e incluso Domínguez, podrían jugar en paralelo con los delanteros, cada uno ofreciendo alternativas muy interesantes.

EL EQUIPO

No podemos olvidar en este análisis a Javier Casquero como hombre fuerte y la experiencia y sabiduría deportiva de su segundo entrenador Ángel López. Una pareja que se complementa, algo que parece claro en el proyecto de Juanma, buscar complementarse. El equipo ha finalizado con dos jugadores por puesto, aunque el lateral izquierdo se queda un poco merced de la polivalencia. Aún puede llegar algún jugador más puesto que tenemos una ficha sub23 libre y hay canteranos que ayudarán como Víctor Barroso (extremo), Pera (lateral derecho) o Diego Vargas (delantero), entre otros. Lo cierto es que puesto a puesto, basados en un dibujo 4-2-3-1, hay jugadores que tienen diferentes características y dan alternativas para cambiar el partido. Falta, para mi punto de vista y como he recalcado varias veces, un jugador en el centro que sepa dar ese pase/asistencia (cosa que en las bandas sí tenemos y se compensa) y quizás un delantero rápido de jugar más al límite. Pero ya eso son peticiones que no nacen de la exigencia, si no de una perfección teórica.

Jugando un 4-2-3-1, que será lo habitual, el equipo buscará defenderse bien con el apoyo de los dos pivotes, que buscarán a los tres mediapuntas para que surja la magia. Arriba, Boris o Gorka deberán estar atentos siempre a cazar un remate y generar oportunidades.

Siendo Segunda B no podemos obviar el típico zapatazo entre la defensa y el ataque, un recurso sencillo pero que puede ser útil. En ese caso, Boris tiene la capacidad de ganar el balón aéreo y cederlo a los mediapuntas. Aunque a veces intentemos salir con el balón jugado lo veo más difícil. Creo que es más posible tirar de jugadas individuales que rompan líneas que hacerlo a través de paredes y toque. No es un problema, casi es mejor tener un estilo más directo y no perder la compostura atrás.

Mencionar como clave las jugadas a balón parado. Tenemos dos tiradores como Carlos Calvo y Domínguez (y creo que podemos añadir a Santi Luque) y muchos jugadores de buen juego aéreo: Boris, Sergio González, Jonathan Vila, Gorka o Núñez.

Si optamos a jugar más directos la figura del mediapunta puede desaparecer y convertirse en un segundo delantero, pasando a una 4-4-2 con los extremos bien abiertos. En ese caso a nadie le asustaría ver una delantera Boris – Gorka con recambios como Núñez o Calvo. La polivalencia de Domínguez que jugaría en banda izquierda o Lazo en la derecha no deja ningún déficit posicional si usamos ese dibujo. Con Núñez arriba ganamos trabajo, juego aéreo y un buen disparo o sprint esporádico. Con Carlos Calvo hay clase, si comparamos con alguien parecido en ese puesto sería Javi Guerrero por el tipo de jugador que es. Ni Calvo ni Núñez rendirían bien sólos arriba, pero sí como pareja de Boris o Gorka.

Finalmente, el 4-3-3 tan usual a día de hoy lo veo probable. Si es trivote defensivo puede servir para cerrar partidos, utilizando a Zambrano o Traoré. Si la idea es jugar con dos interiores no lo veo, aunque Santi Luque podría jugar ahí y quizás Calvo también, creo que el equipo perdería potencial, ya que sus mayores armas están en aprovechar las bandas y el potencial ofensivo, y no tanto el de transición.

En todos estos casos la defensa es fija y hemos visto a Jonathan Vila meterse de tercer central para sacar el balón. A mí no me gusta eso, no creo que beneficie a la creación y preferiría optar por decisiones más fáciles: balón arriba o a la banda. En cualquier caso, con los pivotes que tenemos y los jugadores de atrás, por el centro somos muy contundentes. En banda hay que estar atentos a que Marín o Casado no cometan errores de marca y aún así faltaría encarar al portero.

MI VEREDICTO

La temporada dirá, como siempre. Deportivamente estoy muy ilusionado y tenemos la mejor plantilla de 2ªB de estas tres temporadas. Si nada extradeportivo se interpone, si las lesiones respetan a hombres clave como Boris, Vila, De Vicente, Sergio o Lazo, tendremos un bloque muy bueno que sigue en construcción. El equipo tiene una edad muy buena para competir, gente que peleará todo el año por un puesto y muchas alternativas. Hay mucha clase individual y a poco que conecten vamos a disfrutar bastante.

¿Nos meteremos en ‘playoffs’? Pues mimbres creo que hay. Pero la Segunda B es tan dura que en seis jornadas puedo pensar otra cosa. Paso a paso. De momento la planificación, para mi punto de vista, tiene un sobresaliente. Si no es matrícula de honor es por pequeños detalles.

Licencia Creative Commons