Albiazules.es | Recre | Recreativo de Huelva

Adri, un proyecto fiable de portero con mucho futuro por delante

Artículo leído 1263 veces.

Toda cantera que se precie debe cimentarse en jugadores de calidad, con proyección y sobre todo que amen sus colores y conozcan la casa. Es el caso de Adri Hernández, protagonista este jueves de las entrevistas de la cantera en ‘Coma Tapas&Punto’. El joven guardameta onubense es un fijo en el Juvenil A del Recreativo de Huelva, aunque ya acumula un debut en el filial recreativista y entrenamientos con el primer equipo. Esta es su décima temporada en el club y aunque es consciente de las dificultades que rodean a la cantera recreativista, sueña con conseguir la permanencia de su equipo en la última jornada. En el ámbito personal es un chico con la ideas claras, centrado en su futuro y rodeado del mejor entorno que puede tener un canterano, su familia.

El Recreativo de Huelva siempre ha tenido buenos porteros. En el último tramo de su historia han pasado guardametas de primer nivel, que han utilizado al club decano como el mejor trampolín para seguir progresando en este bello deporte que es el balompié. Pero al margen de los profesionales que han llegado al primer equipo, las categorías inferiores del Decano siempre han formado a grandes porteros, con proyección y calidad para dar el salto. Rubén Gálvez y Arturo son los últimos casos de onubenses que han cumplido el sueño de llegar al primer equipo, tras su paso por los escalafones de la cantera albiazul.

Con Vichi como amo y señor de la portería del filial, en el equipo juvenil de División de Honor se disputan de igual a igual un puesto dos grandes guardametas que siguen cumpliendo etapas en la cantera, Javi Roldan y Adrián Hernández. Este jueves tuvimos el placer de invitar a Adri, protagonista de las entrevistas en ‘Coma Tapas&Punto’. El canterano nos habló de sus vivencias acumuladas tras diez años en el Recreativo de Huelva. Llegó para formar parte del primer Benjamín y ahora acumula minutos como uno de los líderes del Juvenil A, tras haber debutado ya con el filial y haber disfrutado de la oportunidad de ejercitarse con el primer equipo.

Con las ideas claras, apuesta por llegar a ser profesional en el fútbol. Tiene la ventaja de contar con el mejor entorno posible, para un jugador que cuenta con una hermana que también juega a fútbol en un club puntero, el Sporting de Huelva femenino. Sin dejar de lado sus estudios, tiene varias referencias en los que deposita su ilusión por llegar a la élite. Casilla, el ídolo que le inculcó la pasión por ser portero; Santisteban, por todo el trabajo que realizó en el club y los chicos que querían formarse en la cantera; y Miguelito, la ‘magia’ y persona muy cercana a su ámbito personal, un ejemplo claro de que los sueños se cumplen si no dejas que nada se interponga.

Nombre: Adrián Hernández Díaz.
Posición: Portero.
Altura: 1’83.
Peso: 67.
Procedencia: Los Rosales.
Edad: 18 años.
Lugar de nacimiento: Huelva.
Temporadas en la cantera: Con esta será la décima.

– ¿Siempre has sentido predilección por la portería? ¿Qué te atrajo para convertirte en el portero que eres hoy?

Desde pequeño mi ídolo era Casillas. De hecho en mi primer entrenamiento me quise poner los guantes y la verdad es que nunca he dudado en ser portero. Nunca se me ha pasado por la cabeza ser jugador, lo típico de todo niño por querer meter goles, pero a mí siempre me ha tirado la portería.

– ¿Cuales crees que son tus virtudes bajo la portería y en qué crees que deberías mejorar?

Es una pregunta más para los entrenadores, pero quizás el manejo de pies siempre me ha ido bien. Teniendo en cuenta que llevo aquí desde los diez años y se ha fomentado mucho. Quizás en el juego aéreo no tomo las decisiones correctas, pero como portero me considero completo y que no sobresalgo, la verdad.

– ¿Que peso tiene en el día a día el trabajo realizado con un entrenador de porteros, con respecto a lo que aporta el primer entrenador?

Un entrenador de porteros está mucho más pendiente de ti. Tiene ese toque de experiencia bajo la portería que te puede ayudar mucho a la hora de tomar decisiones en los partidos. A la hora de entrenar te puede aconsejar todo lo que puede ocurrir en el fin de semana, como los penaltis por ejemplo. También tiene que analizar a los rivales y este año por ejemplo lo hemos hecho bastante bien con ‘Isma’, dan un toque de experiencia a los porteros que ayuda muchísimo.

– ¿Tienes algún tipo de superstición para los partidos? ¿Te gusta saber con tiempo donde tiran los rivales los penaltis o es un tema que no tratáis antes de los partidos?

Con los penaltis no suelo tener superstición, pero en otros temas sí que tengo muchos. Me refiero a la hora de saltar al campo, la vestimenta que me pongo, cuando me levanto en el día siempre lo hago con el pie derecho, muchas supersticiones..

– Recordando tus inicios, ¿en qué equipos militaste antes del Recreativo? ¿En qué categoría diste tus primeros pasos en el fútbol?

Empecé con el Verdeluz, de hecho con tres años me puse los guantes por primera vez y estuve allí tres temporadas, más o menos. Luego me fui a Los Rosales, el equipo de mi barrio y estuve allí un añito, bastante bien. Después me llamó el Betis para que hiciera unas pruebas, pero a los dos meses me llamó el Recreativo de Huelva y no lo dudé.

– ¿Cuando empezaste en el Recreativo de Huelva? ¿Qué tal fue esa primera temporada?

Empecé en el Benjamín A del Recreativo, fuimos el primer equipo benjamín en la historia del club. Recuerdo que tuvimos que empezar en Segunda Provincial y que sólo me metieron un gol en toda la Liga. En total siete goles, pero a mí sólo un gol en toda la competición y además me lo metió Jesús Ruiz, que este año está con nosotros en el Juvenil A, en el último partido. Ese año metíamos palizas como un 32-0, 0-18. En esa liga arrasamos. De ese año aún sigue Ramón como mi compañero en el equipo, pero sigo manteniendo contacto con otros como Manolo, que se fue hace dos años o Marcelo, con el que me llevo bien. Éramos un grupo bastante bueno y recuerdo que los tres años de fútbol-7 estuvimos con Jorge Gálvez, fueron los mejores años.

– ¿Has llegado a disputar en esos primeros años en la cantera un torneo del nivel del Mundialito del Algarve? ¿Qué recuerdos conservas?

En los tres años de fútbol-7 fui a muchos torneos. En la mayoría salimos victoriosos, como en mi primer año en el club que fuimos a Pozoblanco. Jugamos contra equipos como el Málaga o el Real Madrid, equipos de Primera División y quedamos cuartos, eliminados por el Madrid. En ese torneo me eligieron el mejor portero, lo recuerdo perfectamente. El año siguiente fuimos a Don Benito, contra equipos buenos como el Rayo Vallecano y quedamos subcampeones. En el Mundialito quedamos campeones de la Copa Consolación y también fuimos al torneo del Taraguilla, contra equipos como Sevilla, Málaga, selección sevillana.. Y allí también fuimos campeones y también me eligieron como mejor portero. Fueron unos años increíbles.

– Fuiste en su día noticia por ganar torneos individuales de porteros enfrentados, como ‘La Batalla de Soloporteros’. Es importante para porteros poder evaluar sus condiciones en eventos de este nivel, ¿no?

Ese torneo era lo mismo que hacía Santisteban en Huelva, pero lo organizaba la marca ‘Soloporteros’ en Móstoles. Son torneos, que no te definen como portero en un partido, pero si te definen muchas virtudes como es el mano a mano, con los pies.. Es un día para nosotros los porteros. Fue una experiencia muy buena.

– ¿Importa el resultado en categorías como la de infantil o cadete?

Yo siempre he sido de los que el resultado le ha importado, no me gusta perder ni a las chapas. Cuando pequeño si perdía, luego me afectaba para todo el día. Siempre me han importado los resultados, he sido ambicioso.. Creo que es la mejor manera de mejorar. Son categorías donde también prima la formación, pero los resultados siempre me han importado. En infantiles empezamos con Isidro y ya en el Infantil A nos llevó Luis Lira, un año bueno en Andaluza. Sirvió para coger experiencia.

– Ya como jugador juvenil en el Liga Nacional, pudiste debutar con Toledano pero fue la siguiente con Alberto Ponce donde tuviste más continuidad y lográndose una permanencia más que meritoria en Liga Nacional. ¿Qué aprendiste de una categoría como la Liga Nacional?

Es una categoría dura. Hay que tener en cuenta que los rivales nos sacaban casi dos años de diferencia, nos sirvió para coger mucha experiencia. También pude debutar ese año con el filial, la temporada del ascenso. La Liga Nacional nos sirvió mucho. Tanto con Toledano como con Alberto todo fue muy bien, todos los entrenadores por los que he pasado me han aportado mucho.

– Esa misma temporada recibiste el premio de tu debut, siendo juvenil de primer año, con el filial entrenado por aquel entonces por Juanma Pavón. En una temporada en la que el Recre B lograría el ascenso. ¿Qué recuerdas de ese día, en el que debutaste tras la expulsión de un compañero en Sanlúcar?

Recuerdo que fue una convocatoria más con el filial. Esa temporada en el B comenzaron Arturo y Camacho, pero Arturo subió al primer equipo y contaron conmigo para el filial siendo juvenil de primer año. Iba con la ilusión de debutar y recuerdo que en el minuto 18 expulsaron a Camacho, y salí al partido. Recuerdo que íbamos ganando 0-1, con un jugador menos y lo pasamos mal. La gente en la grada hablaba de que había un portero juvenil de primer año, pero las cosas nos salieron bien y ganamos el partido.

– La temporada pasada, a pesar de iniciarse con la siempre noticia negativa de la marcha de Jesús Ortiz, vivisteis un año muy positivo junto con Juan Carlos Camacho. ¿Eres de la opinión de que se trataba un técnico diferente a lo convencional?

Es un técnico totalmente distinto. A lo mejor entrenando no era el número uno, pero si tenía sus cosas en las que era muy bueno. Por ejemplo la motivación, nos hacía meternos siempre en los partidos y sabía bastante del tema. Cada entrenador tiene su personalidad, todas son respetable y la verdad es que el año fue bueno. Nada que reprochar.

– También has tenido la fortuna de contar para el Recre B, en Tercera División, convocado en las últimas cuatro jornadas y viviendo de cerca la salvación. Imagino que te hubiera gustado poder tener minutos, ¿pero qué destacarías de todo lo que viviste?

La verdad es que la temporada pasada fui a bastantes partidos del filial convocado. De hecho, en el segundo partido que no fui convocado se lesionó Sergio y ya debutó Vichi, lo hizo bien y tuvo la continuidad que merecía. Ese año entrené mucho con ellos, me sirvió para coger mucha experiencia y aprendí mucho de Juanma. Me enseño mucho fútbol, ya que era un técnico con otra filosofía que tenía claro que en Tercera División no se podía arriesgar. Me ha enseñado mucho y aunque me hubiera gustado tener el premio de jugar con el equipo, la situación era la que era y no se podía pedir más. Lo importante era aportar, hacer la competencia y ya está.

– Esta temporada habéis peleado hasta el final por conseguir la permanencia. Con el corazón y con la cabeza, ¿qué esperas para la última jornada?

Espero que nos salvemos. Es lo que uno quiere, lleva luchando durante toda la temporada y aunque las cosas no han salido como esperaba, hay que afrontar la situación como viene. Ser positivo, seguir trabajando hasta el último entrenamiento de la liga, el sábado y si las cosas salen bien, perfecto, y si no salen bien tampoco pasa nada. No ha sido un año fácil, más bien difícil, por la situación en la que estamos. En lo deportivo el equipo ha estado fenomenal, como todo equipo con partidos buenos y partidos malos, pero no hay ningún pero. Siempre con la cabeza alta y muy orgulloso de los míos.

– ¿Cuales crees que han sido las razones para el equipo haya sufrido tanto esta temporada?

Es complicado. En lo deportivo, en lo que rodea al club la cantera no ha sido lo mejor que hemos trabajado. En el primer equipo si han habido cambios, pero esto tampoco puede ser de la noche a la mañana, después de todo lo que hemos pasado. Han sido muchas complicaciones, después los partidos se atascaban y no salían para adelante. Si hemos sabido competir en la mayoría de los casos, pero cuando un partido se atasca y más en estas categorías, en la que hay tanta calidad, te hacen gol de la nada. Nosotros tenemos que seguir luchando, quizás con un poquito más de gol y de fortuna estaríamos más arriba, pero sin reproches.

– ¿Que destacas de tus compañeros a nivel de vestuario?

Es un grupo muy unido. No hay nadie que vaya a su bola, lo típico. Todos somos una piña, quizás por la situación que hemos vivido estamos un poco más tensos, pero en la situación que estamos es lo normal. Quizás gran parte del grupo venía de un descenso, los de segundo año, algo bastante duro y eso, quieras o no, cuesta levantarlo y más este año que es una categoría muy difícil. Pero el vestuario está unido, siempre hemos luchado al máximo y no nos han salido las cosas.

– A nivel general y con tu experiencia tras todos estos años en el club, ¿cómo ves a la cantera esta temporada?

La cantera se ha mejorado, lógicamente, ya que hemos pasado unos años bastante complicados. En comparación cuando entramos, que el Recre estaba en Primera, era otro mundo. Por ejemplo, el tema de la ropa que nos dieron un par de todo y ahora está más complicada la cosa. Ha ido de más a menos, pero ahora poco a poco se irá poniendo mejor la cosa, es lo que espero.

– ¿Qué jugadores de la cantera ves con proyección para llegar a ser futbolista profesional?

En mi equipo hay muchos jugadores con proyección. Por ejemplo Asuero, un chaval que trabaja siempre al 100% y que para mi tiene mucho futuro. Luego está Ponce, que es un espectáculo. Da todo lo que tiene, es un chaval humilde y lo tiene todo para llegar. Luego también destacaría a Diego, que es bastante bueno. En el filial hay jugadores que si pueden llegar el primer equipo, como Vichi y Díaz. Este último el año pasado ya debutó y tiene cualidades para estar arriba.

– ¿Por qué crees que hay futbolistas que destacan en categorías inferiores y que luego se quedan por el camino, y en cambio otros que están en un segundo plano acaban llegando?

Cada categoría te exige algo diferente y cada jugador es bueno en algo. Por ejemplo, un jugador que es bueno en contundencia y en categorías como la Tercera División si le viene bien para sus características. Y luego otras como la División de Honor te exige tener más calidad, y a lo mejor se le queda grande. Va depender siempre de lo que te pida la categoría, la situación o la clasificación. Yo creo que depende todo un poco de eso, de la situación en la que estemos dentro del equipo.

– ¿Has tenido la oportunidad de entrenar con el primer equipo? ¿Qué destacas de todo lo que hizo en el club Santisteban? ¿Y esta temporada con Dani Cadena y Miguel Rosa, están pendientes de ustedes?

Este año he entrenado con los profesionales, pero no he podido ir todo lo que me gustaría por temas de estudios. Santisteban lo que hacía por los chavales era impresionante. Entrenaba todos los días por la mañana y venía con nosotros por las tardes. Y a pesar de complicarse la situación del club, seguía con nosotros en la medida de lo posible. Siempre estaba volcado con nosotros y aunque tomó la decisión de irse, todo muy respetable y lógico. Solo tengo palabras buenas hacia él, tengo mucho que agradecerle. Y de Dani Cadena también todo muy bien, empezamos la pretemporada con él, es un hombre bastante preparado al igual que Miguel.

– ¿Cómo compatibiliza un joven como tú los estudios y el fútbol?

Desde pequeño he compaginado ambas cosas sin problemas. Quizás el dedicarme al fútbol no me permite destacar en los estudios como quisiera, pero se pueden compaginar perfectamente. Tengo claro que quiero ser futbolista, pero no por ello dejaré de lado mis estudios. Ahora mismo estoy estudiando un grado superior de Gimnasia, ya que no tenía en mente estudiar una carrera. Mis estudios están enfocados al deporte, que es lo que me gusta.

– ¿Cuál es tu objetivo personal esta temporada?

Lo primero es la permanencia del equipo, que todavía estamos luchando. Y después lo que venga, será bienvenido. Por mi parte seguiré trabajando, no soy de marcarme metas en la temporada, sólo quiero trabajar y mejorar día a día, y lo que venga será bienvenido. Quiero seguir creciendo.

– ¿Con que sueñas en el fútbol?

Con debutar con el primer equipo del Recreativo de Huelva. Llevo aquí desde los diez años y es un sueño, debutar en el club que quieres. Quiero ser futbolista.

LADO HUMANO

Estado civil: Con novia.
Estudios: Primero del grado superior de Gimnasia.
Una virtud: Ambicioso.
Un defecto: Rencoroso.
Un sueño: Que mi familia esté bien.
Un libro: La biografía de Cristiano Ronaldo.
Una película: Me gustan las comedias españolas, ‘ocho apellidos vascos’ por ejemplo.
Una serie: La que se avecina.
Un plato: La pizza.
Último capricho: Comprarme unos zapatos.
¿Qué tipo de música te gusta escuchar? De todo un poco, no me decanto por un género.
¿Prensa, radio o televisión? Prensa escrita, me informo por internet.
¿Playa o montaña? Playa.
¿Mar o piscina? Piscina.
¿Qué otros deportes te gusta practicar? Me gusta practicar de todo, este año he practicado voleibol, baloncesto, balonmano, atletismo, natación..
¿Qué borrarías del mundo? La pobreza y sobre todo las guerras.
La mejor persona del mundo: Mi madre.
Un lugar para vivir: Huelva.

PERSONAL E INTRASFERIBLE

Primer partido en la cantera: Un amistoso contra el Niebla, ganamos 9-1 jugando de titular. Me acuerdo perfectamente.
Debut con el primer equipo: Aún no he debutado, solo he estado en entrenamientos.
Entrenador que más te ha marcado: Me han marcado muchos, quizás Jorge Gálvez porque fue la persona que me trajo a la cantera del Recreativo. También Jesús Ortiz, Juan Alfaro.. Y de entrenador de porteros me quedo con Santisteban.
Un compañero: Ramón, Asuero, Ponce.. Son con los que llevo más tiempo en el club y al final es lógico que haga más con ellos.
Una parada para enmarcar: El año pasado, una parada con el Málaga y un par de manos a mano. En alevines en el Sector contra el Sevilla, también recuerdo una que sirvió para ganar. Yo recuerdo las paradas que sirven para la victoria.
Un ídolo: Casillas.
Mejor recuerdo deportivo: El torneo de Pozoblanco y como partido, siempre recordaré el que ganamos el año pasado al Málaga. A mí me salió perfecto, ganamos 1-0 con gol de Andrés de cabeza.
Peor recuerdo deportivo: De momento no he tenido malas temporadas que recuerde en el Recreativo, pero si recuerdo partidos como el que perdimos en el Funcadia contra el Romero Pancho, o el que jugamos el año pasado con el Córdoba, o con el filial contra el Arcos.
El mejor estadio que has jugado como visitante: No llegué a jugar pero si fui con el filial al campo del Algeciras o el del Ceuta. Aún no he pisado campos grandes.
Mejor jugador español: Iniesta y Casillas, y ya retirados Xavi y Puyol.
Mejor jugador del mundo: Messi
Mejor jugador del Recreativo: Yo llevo viendo al Recre desde muy chico, soy recreativista y destaco a Cazorla, Uche, Sinama.. Esa época era impresionante. Guaita también como portero.

EN DOS PALABRAS

Tus padres: Son dos personas que siempre me han apoyado en todo, en todas las decisiones que he tomado siempre han estado al lado mía, intentándome aconsejar lo mejor que han podido. La verdad es que sin ellos no sería nada. Son un pilar fundamental en mi vida. Es una pena que los padres no estén siempre, yo sin ellos no sería nada.
Tu abuela: Siempre viene a todos mis partidos. Quiero decirle que gracias por estar en todos los momentos, por todo lo que hace por mi y como mis padres, no sería la misma persona sin ella. La quiero mucho.
Tu hermana: Estoy súper orgulloso de ella, tanto en los estudios como en el tema deportivo. También juega al fútbol y es un orgullo que me tenga de referente por el deporte que hace, y súper orgulloso de ella, con un corazón enorme. Juega en el filial del Sporting, pero debutó hace nada con el primer equipo.
Tu novia: Una niña impresionante. Estoy con ella desde hace dos años y medio, me ha dado estabilidad y siempre está conmigo en todos los momentos, buenos y malos. Siempre ha sido mi mano derecha y me aguanta muchísimo.
Miguelito: Es una persona extraordinaria. Me acogió perfectamente y es un amigo más, que me ayuda en todo y en temas de fútbol me aconseja desde su humildad.
Tu mejor amigo: Dani Asuero, un chaval que está para todo, de gran corazón. Es un hermano, siempre me ayuda y aconseja. No tengo ninguna queja.
Javi Roldán: Es con el que mejor me llevo en el equipo. Tengo una gran amistad con él y más que un compañero es un amigo. Lo conozco desde benjamines y en el Recre hemos sido amigos y competidores, muy sanamente. Su exigencia me sirve para mejorar día a día.
Vichi: Más de lo mismo. Un amigo, con los porteros me llevo muy bien y me ha servido para mejorar, siempre me ha exigido el máximo. Es un buen portero y llegará donde quiera.
Rubén Gálvez: Tenemos muy buena relación. Lo tengo como espejo, llegó a la cantera como yo y llegó al primer equipo. Sigue en el primer equipo, trabaja muy duro y sin duda es un gran portero.
Santisteban: Me marcó mucho, desde que entré estuvo pendiente de mi. Fue la persona que me dio la oportunidad de subirme de categoría, de hecho me lo exigió y me ha enseñado muchísimo. Me dio pena que se fuera, por la amistad que tenía con él tanto fuera como dentro del terreno de juego. No se pudo despedir de la manera que quiso, pero le tengo mucho que agradecer.
Ismael: Este año está con nosotros volcado. Es una persona humilde, trabajadora y se nota que ama lo que hace. Este año nos ha aportado mucho en cuanto entrenamientos y consejos.
Jorge Gálvez: Es uno de los que más le tengo que agradecer. Además de ser mi entrenador ha sido mi amigo, lo sigue siendo y es una persona increíble. Como entrenador nos dio unos años muy buenos en la cantera. Ganamos mucho con él y es una persona que vive para el fútbol.
Pavón: Estuve con él muy poco, pero es un entrenador sensacional. Lo que me ha enseñado, no ya hablando conmigo sino lo que he visto y me ha transmitido ha sido enorme. Todo el tiempo que estuvo con él, estuve aprendiendo.
Juanma Rodríguez: Ha sido el entrenador que más exigente ha sido conmigo, lo cual le tengo que agradecer. Me cambió alguna de mis rutinas en el fútbol, con él no se podía arriesgar en la salida del balón y era su filosofía, totalmente respetable. He cogido mucha experiencia, incluso sin contar minutos.
Juan Alfaro: Me he llevado una grata sorpresa con él, no lo conocía y me ha gustado mucho. Es un entrenador que está para todo, te da consejos como amigo y te transmite su experiencia. Con él este año, incluso en la situación que estamos, me ha aportado muchísimo.
Pepe López: Una persona que se merece todo lo bueno que le pase. Ha estado volcado con el equipo en todo momento, en cada partido y cada entrenamiento, y le tenemos muchísimo que agradecer.
Zamora: Me ha demostrado lo que es como persona y profesional, como la copa del pino. Desde el primer minuto ha estado volcado con nosotros y se ha peleado con quién haga falta para que no nos falte de nada. Si seguimos donde estamos es gracias a Zamora.
Antonio Segovia: Le conozco, pero no he tenido mucho trato con él.

Licencia Creative Commons