Albiazules.es | Recre | Recreativo de Huelva

«Hay pagos que nos vienen que son imposibles de renegociar»

Manolo Zambrano habló de la situación del equipo, asegurando que «el equipo está lleno de buenos jugadores y estaba hecho para pelear por otros objetivos. Sí que es verdad que en el mes de octubre no se decide nada. Esperemos que todo vaya por el buen camino. Pensamos que este equipo tiene categoría suficiente como para pelear por sus objetivos y esperamos que lo más pronto posible estemos lo más arriba posible».

El presidente del Recreativo de Huelva, Manolo Zambrano, habló de la situación en la que se encuentra el equipo tras sumar sólo 2 puntos de los últimos 15 en disputa. El dirigente pasó por ‘La Prórroga’ de Huelva TV, donde habló del partido de los albiazules ante el filial del Granada.

«Yo al equipo lo vi espeso de ideas y espeso de movimientos, e incluso a veces lo vi acelerado de movimientos. Yo quiero creer que tanto individualmente como colectivamente somos mucho mejores que lo que vimos ayer. Individualmente no hubo ningún futbolista que sobresaliera y que fuera superior al contrario. Pero también es verdad que históricamente los filiales no se nos han dado bien. El año pasado si miramos partidos contra filiales, en los únicos que fuimos inferiores en cuanto a juego fueron ante Almería B y Atlético Malagueño, equipos que al final bajaron«, aseguró.

Tiene claro que «el equipo está lleno de buenos jugadores y estaba hecho para pelear por otros objetivos. Sí que es verdad que en el mes de octubre no se decide nada. Esperemos que todo vaya por el buen camino. Pensamos que este equipo tiene categoría suficiente como para pelear por sus objetivos y esperamos que lo más pronto posible estemos lo más arriba posible«.

Lanzó un mensaje de optimismo al aseverar que «sigo pensando que estamos en buenas manos y que hay muy buenos futbolistas. Al final se darán cuenta que esto es mucho más importante de lo que creían en un principio y creo que nos sacarán de apuros«.

También reconoció que «un equipo que quiera jugar bien tiene que defender bien. Y defender bien es hacerlo con intensidad, que es lo mínimo que se requiere. Muchas veces dejamos ese metro o metro y pico, que al final en situaciones comprometidas nos hacen mucho daño«.

Preguntado por la pitada del público asistente al Nuevo Colombino, Manolo Zambrano aseveró que «nuestra afición se distingue por ser exigente cuando no le gusta lo que ve. Así se ha mostrado siempre. Lo he vivido en mis etapas como jugador y entrenador. Esta es una afición que es muy agradecida y a la vez es consecuente. Creo que hemos mejorado con el paso de los años y lo que hemos vivido. Todo el mundo tiene claro que con el ascenso se nos allana el camino para intentar esa estabilidad que todo el mundo busca. Pero de nuestra afición no se puede decir nada y hay que respetarla en todo momento«.

Pagos a corto plazo imposibles de renegociar.

Por otro lado, el presidente del club decano habló de la sentencia favorable de la justicia con respecto a la querella de Blackswan por los palcos. «Al final ha sido más largo de lo que esperábamos, ocho meses en el que no lo hemos pasado bien. Pero yo creo que la jueza lo dice claramente en su veredicto. Dice que si hay delito, ya que habrá que demostrarlo, que no llamen a nuestra puerta y llamen a otra. Creo que la otra parte ha apelado ya, pero qué duda cabe que aquí nadie ha intentado estafar«, sentenció.

Zambrano recordó un suceso que le marcó la pasada temporada. Aquella fotografía que publicó Marc Caballé en redes sociales en un entrenamiento que tanto dio que hablar. Sobre ello dijo que «el año pasado hubo momentos que los pasé horrorosamente mal. Sobre todo por la imagen que se proyectaba desde dentro. Hubo fotos que salieron que no deberían haber salido y además en el sitio en el que se hace la foto, en la portería, que es la zona más castigada. Aquella foto me hizo un daño horroroso y a nivel nacional también. Esa foto y aquel tintineo de que no había agua caliente.. Lo vamos a dejar pasar, pero que raro que el equipo contrario nunca se quejaba. Son cosas que pasaron que me hicieron mucho daño«.

También recordó que «cuando este consejo entró con el nuevo propietario la deuda era de 23/24 millones. Eso sigue estando ahí y no desaparece. Esa es una losa, en el que sí, se han ido convirtiendo pagos que eran corto plazo a medio y largo plazo, pero hay otros que nos vienen de 5, 6 o 7 años que son imposibles de renegociar. El día a día es muy difícil«.

Licencia Creative Commons

error: Todos los derechos están reservados.