Albiazules.es | Información | Opinión | Recreativo de Huelva

Diego Vargas, un goleador en la vida y el terreno de juego

Entrada leída 1194 veces.

Con la actitud del que se ve a un sólo paso de su objetivo. Diego Vargas es la referencia de lo que muchos canteranos quisieran conseguir, ser titular en el filial recreativista y haber tenido la oportunidad de debutar con el primer equipo, donde entrena habitualmente. El joven delantero onubense pasó por ‘Coma Tapas&Punto’, como nuevo invitado en las entrevistas de la cantera.

Humilde y sincero. Así se mostró Diego Vargas, el delantero del Atlético Onubense fue el invitado que pasó este jueves por ‘Coma Tapas&Punto’, en las entrevistas de la cantera. Trabajo y constancia son sus objetivos, sin dejar desatendida su faceta de goleador. Tras haber alcanzado lo que todo futbolista en formación sueña, llegar al primer equipo, se carga de responsabilidad extra para seguir trabajando y no desfallecer hasta tener la ansiada oportunidad, formar parte del primer equipo.

Cinco años en la cantera dan para mucho, para sonreír y para llorar. Para ser el mejor y para pasar desapercibido. Pero Diego no renuncia a seguir creciendo en la cantera albiazul, a pesar de ser tentado por otros equipos en el pasado. Ahora combina sus entrenamientos y partidos, con la formación que está recibiendo en la ‘Fundación Recre’. Además entrena a un equipo junto con su compañero Andrés ‘Pera’.

Feliz y contento con lo que la vida le ha deparado, el jugador onubense contó para Albiazules.es sus inicios, sus recuerdos almacenados en su paso por los escalafones inferiores del Decano, sin olvidar sus inicios en los Salesianos y el Nuevo Molino. Un hueco especial en su corazón lo tiene para su paso por la selección andaluza cadete y juvenil. Una experiencia que le dejó una huella imborrable.

Nombre: Diego Cortés Vargas.
Posición: Delantero.
Altura: 1,82.
Peso: 70.
Procedencia: Nuevo Molino.
Edad: 19 años.
Lugar de nacimiento: Huelva.
Temporadas en la cantera: Este es mi quinto año.

- ¿Por qué decidiste cambiar de Diego Cortés a Diego Vargas?

Bueno, la verdad es que Diego Vargas me lo pongo en honor a mi abuelo, que ya no está con nosotros y me gustaría ese apellido. Si tuviera que ponerme un nombre en la camiseta, me pondría Vargas.

- Recordando tus inicios, ¿en qué equipos militaste antes del Recreativo? ¿En qué categoría diste tus primeros pasos en el fútbol?

Yo comencé en los Salesianos, con cuatro añitos. Estuve seis años allí, hasta infantil de segundo que fui al Nuevo Molino en Andaluza. Después en el cadete de primero metí 43 goles y ya me vine al Recre.

- ¿Cuando empezaste en el Recreativo de Huelva? ¿Qué tal fue esa primera temporada?

La verdad es que fue espectacular. No me lo creía ni yo, ya que llegué al Cadete A del Recreativo y en pretemporada no me salían mucho las cosas. Pero hasta que llegó un partido, metí dos goles y a partir de ahí todo fue rodado. Fue el que más minutos jugué, metí 18 goles y me llamó la selección andaluza. Creo que ese año también debuté en Tercera también, estuve con el División de Honor y llegué a entrenar con el primer equipo. La verdad es que ese año para mí fue espectacular.

- ¿Siempre tuviste claro que querías jugar de delantero?

Desde pequeño sabía que era delantero, porqué como no metiera goles me enfadaba.. Desde ‘chico’ sabía que iba a ser delantero.

- ¿Cuales crees que son tus virtudes dentro del campo y en qué crees que deberías mejorar?

Creo que destaco por mi velocidad, el cogerle la espalda a los centrales y la definición. También cuando tengo el balón, sé que tengo sentido del juego. En cuanto a las cosas que tengo que mejorar, a lo mejor un poco de ayuda en defensa. Me refiero a cubrir un poco más a la hora de defender, los conceptos tácticos. Pero sé adaptarme a cada sistema de juego.

– En Liga Nacional con Toledano comenzaste con buenos números en la parcela goleadora, anotando en las primeras jornadas y siendo un fijo en sus alineaciones, pero luego los minutos se repartieron entre los compañeros. ¿Cómo maneja una jugador en esas edades la pérdida de ese ‘rol’ de titular? ¿Es importante el trabajo de entrenador como psicólogo?

Es complicado. Yo puedo decir que ese año me costó porque yo estaba acostumbrado a ser un jugador importante en todos los equipos en los que había estado. De hecho llegué al Recre y también fui un jugador importante. Pero el siguiente año pasé de estar jugando a no jugar, y la verdad es que fue el año más difícil de los que llevó aquí en el Recre, pero también es el que más me ha servido. El míster también me dijo que no decayera, pero al fin y al cabo mi apoyo fundamental y mi pilar ha sido mi madre. Siempre ha estado ahí, conmigo y al final todo es cuestión de mente. Si tienes una mente fuerte se puede salir de ahí.

- En la siguiente temporada también llegaron los goles, pero gozaste de más minutos en el División de Honor de Jesús Ortiz. ¿Qué recuerdas de esa temporada?

Ese año fue el mejor de los que llevo aquí, sin duda. La verdad es que ese año me llegó todo, era un hombre importante en el equipo, metía goles y fui un hombre también importante con la selección andaluza, jugando todo. Tuve la oportunidad de debutar con el primer equipo. La verdad es que ese año fue especial.

- En esa época se habló de la posibilidad de tu salida al Granada. ¿Qué hubo de cierto?

La verdad es que todo fue cierto. Estaba el Granada, como también había otro equipo más interesado, pero al final no salí. No se llegó a un acuerdo y si estoy aquí es porque así lo quiso Dios. Además yo estoy aquí muy contento, desde ‘chico’ mi deseo es jugar aquí.

- Ese mismo año debutaste con el filial y también con el primer equipo, en partido oficial en un derbi dramático (por lo que se jugaban contra el San Roque de Lepe). Para un juvenil debe ser lo máximo, ¿qué te dijo Ceballos durante la semana y como transcurrió ese día?

Yo no sabía que podía ir convocado. Todo me cogió un poco de improviso y bueno, cuando fui convocado me llevé una gran alegría, pero no sabía al 100% que fuera a debutar o no. Y cuando vamos ganando, 0-1 creo, quedaban ocho minutos o así y el ‘míster’ decidió meterme. Después tuvimos la mala suerte que nos empataron y me quedé un poco con sabor agridulce.

- Ya en la temporada pasada, de nuevo en el Juvenil A, quizás en la temporada de tu explosión como goleador. Te sentías cómodo en el equipo, ¿no?

Claro, la verdad que la temporada pasada con Juan Carlos Camacho me sentia muy cómodo. Era juvenil de tercero, era de los mayores en la plantilla y esa veteranía, y ese respeto que me tenian los compañeros se notaba. Con esa confianza que tenían en mí, yo estaba súper cómodo.

- ¿Que aportó Juan Carlos Camacho en la recuperación del grupo? ¿Cuál era el secreto para competir de tú a tú contra los mejores?

Ese grupo siempre ha estado bien, tanto con Jesús Ortiz como con Juan Carlos Camacho. Jesús tendría sus razones para marcharse, pero ese grupo siempre ha sido bueno. Y Juan Carlos Camacho era un entrenador que sabía lo que hablaba y le daba esa libertad a ciertos jugadores, que creo que eso es fundamental. Hay jugadores a los que les tienes que dar libertad.

-Hasta donde puedas contar, ¿qué ocurrió ese año con el filial? Comenzaste con minutos y goles..

No sé cómo explicarlo. Simplemente el míster no me veía capacitado para jugar y seguramente estaba en lo cierto. Pero tampoco pasa nada, se da un paso atrás para dar dos adelante, bajé al juvenil con mi equipo y nada más.

- Sin duda lo más importante que has vivido en tu carrera en el club, habrá sido tu debut en el Nuevo Colombino, en ese partido contra el Jaén y además como titular. ¿Cómo viviste esa experiencia?

Fue única. A día de hoy ha sido lo mejor que me ha pasado en la vida. Era algo que no me lo esperaba y aunque Antonio Núñez me medio comentó algo, el día anterior, pero yo hasta que no estuviera calentando no me lo creía. La verdad es que se cumplió el sueño, desde ‘chico’ y fue espectacular. Cuando entras se te olvida la gente y te centras en el fútbol, pero cuando miras a tribuna y miras a toda la gente ahí, se te ponen los pelos de punta.

- ¿Cómo vivió el vestuario el cambio de entrenador en el Atlético Onubense? ¿Qué tal ha encajado Jesús Vázquez?

El cambio de ‘míster’ nos pilló por sorpresa y aunque es verdad que estábamos jugando bien, pero no nos acompañaban los resultados. No terminábamos de ganar y nos pilló de sorpresa. Y la llegada de Jesús, ha encajado muy bien. Es una persona muy cercana y sin duda demuestra que ha sido el capitán del Decano. Mejores valores que tiene él, nadie.

- Han llegado por fin las victorias. ¿Ha cambiado mucho el estilo de juego y la confianza?

No ha cambiado nada, seguimos haciendo lo mismo. Seguimos teniendo la misma metodología de juego. Lo que pasa es que cuando te acompañan los resultados estás ahí y cuando no, pues estás abajo. Es simplemente eso.

- A nivel general y con tu experiencia tras todos estos años en el club, ¿cómo ves a la cantera esta temporada?

Está claro que ha habido un cambio. Esto va para arriba y todo va mucho mejor. Se están formando buenos futbolistas y sin duda creo que ha ido mucho mejor.

- Este verano hiciste una buena pretemporada con el primer equipo, ganándote la confianza del primer entrenador, aunque han sido otros los compañeros los que han tenido disputar minutos con el primer equipo o ser convocados. ¿Ves cerca la posibilidad de emularles?

Yo a lo que me dedico es a entrenar, a trabajar y aprovecho todos los entrenamientos que tengo con el primer equipo para aprender de los profesionales. Y no queda otra que trabajar y a marcar goles. Es un tema que decidirán los entrenadores y técnicos del club, donde tenga que estar.

- ¿Qué te parece Ángel López?

Es una persona peculiar y sin duda tiene sus cinco sentidos en ganar, con las ideas muy claras.

- ¿Qué jugadores de la cantera ves con proyección para llegar al primer equipo?

Creo que hay gente muy interesante. Está Adrián, el portero, que le veo con mucha proyección. También veo a Ponce, un jugador que abarca mucho campo y técnicamente no es malo. Y si sigue así también veo a mi primo, Fernando, Si sigue así tiene opciones, es un buen jugador que le pega bien con las dos piernas, es rápido y habilidoso. Si hace buena temporada, ¿por qué no?

- ¿Por qué crees que hay futbolistas que destacan en categorías inferiores y que luego se quedan por el camino, y en cambio otros que están en un segundo plano acaban llegando?

Está claro que si el talento no lo trabajas, es muy difícil. Arriba llega el más constante, incluso a veces antes que el mejor.

- ¿Cómo compatibiliza un joven como tú los estudios y el fútbol?

Hasta que llegas a cierto punto, se empieza a complicar la cosa. Está claro que si te organizas bien hay tiempo para todo.

- ¿Cuál es tu objetivo personal esta temporada?

Hacer goles con el filial, estar en una zona tranquila y si lo hago bien, por qué no terminar la temporada con el primer equipo.

- ¿Con que sueñas en el fútbol?

Con ganar un Mundial (risas).

LADO HUMANO

Estado civil: Soltero. Tengo los cinco sentidos en el fútbol, no quiero distracciones. Estoy en un momento que para mi es importantísimo.
Estudios: Estaba haciendo Bachiller, pero lo tuve que dejar. Ahora mismo estoy en la Fundación del Recre, formándome como entrenador.
Una virtud: La garra.
Un defecto: Soy muy impulsivo.
Un sueño: Ser futbolista.
Un libro: La música del callejón.
Una película: En busca de la felicidad.
Una serie: La casa de papel.
Un plato: El arroz amarillo de mi abuela.
Último capricho: Unos zapatos
¿Qué tipo de música te gusta escuchar? Me gusta escuchar todo tipo de música. Soy una persona que está todo el día con musica, me gusta el flamenco, me gusta el reggaeton.. De todo.
¿Prensa, radio o televisión? Televisión
¿Playa o montaña? Playa.
¿Mar o piscina? Mar.
¿Qué otros deportes te gusta practicar? Me gusta practicar muchos deportes, como el baloncesto o el voleibol.
¿Qué borrarías del mundo? El hambre.
La mejor persona del mundo: Mi abuela.
Un lugar para vivir: Barcelona.

PERSONAL E INTRASFERIBLE

Primer partido en la cantera: Contra el San Roque de Lepe.
Debut con el primer equipo: Un amistoso en Viso del Alcor, en la época de Ceballos.
Entrenador que más te ha marcado: Manolo Lorca, mi entrenador en la selección andaluza.
Un compañero: Tengo varios, no puedo decir sólo uno. Díaz, Miguel, Emmanuel, Juanma..
Un gol para enmarcar: El de esta temporada contra el Gerena.
Un ídolo: Dios.
Mejor recuerdo deportivo: El debut en el Colombino.
Peor recuerdo deportivo: La eliminación en semifinales en la fase final del Campeonato de España, contra la selección de Madrid.
El mejor estadio que has jugado como visitante: El del Extremadura.
Mejor jugador español: Villa, aunque me gustaría decir Güiza. Dicen que me parezco a él.
Mejor jugador del mundo: Messi.

EN DOS PALABRAS

Tus padres: Amor.
Tus abuelos: Lo más grande.
Tu mejor amigo: Tengo varios, como Díaz, Biri, Emmanuel o Miguel.
Biri: Es una persona a la que conozco desde ‘chico’, nos conocimos en el Salesianos. Ahora mismo está jugando en Murcia, pero cuando estaba aquí estábamos las 24 horas juntos. Es mi confidente y lo considero como mi hermano.
Díaz: Igual, siempre está sacándome una sonrisa. Siempre estamos juntos y lo quiero mucho.
Emmanuel: Llegó este año y al principio no congeniamos muy bien, por el tema de que era defensa y yo delantero, y el típico ‘pique’ en los entrenamientos. Pero he tenido la oportunidad de conocerlo y es de las personas que te da el fútbol.
David Segura: También se ha convertido en un amigo mío. Estábamos en la pretemporada del primer equipo y quizás éramos los más jóvenes, y por eso quizás nos empezamos a juntar. Es muy buena gente y también es un amigo.
Jesús Ortiz: Un gran entrenador y además un gran amigo.
Juan Carlos Camacho: Un gran entrenador también y otro amigo.
Juanma Rodríguez: Un gran entrenador y una buena persona.
Alejandro Ceballos: Un gran entrenador y un amigo.
Jesús Vázquez: Parece que es mi amigo antes que mi entrenador. Nos conocemos de cuando subía y siempre me ayudó en todo. Le tengo un cariño especial.
Zamora: Una gran persona, siempre me ha ayudado en todo.
Antonio Segovia: Una gran persona también, que hace un trabajo que parece que no está, pero es muy importante.

Licencia Creative Commons