Albiazules.es | Recre | Recreativo de Huelva

Rafa Navarro, futbolista fiable y amante de su tierra

Artículo leído 2779 veces.

Producto del buen trabajo que se realiza en el fútbol base de su pueblo, La Palma del Condado. Rafa Navarro, pieza importante en la defensa del Atlético Onubense, pasó este jueves por las entrevistas de ‘Coma Tapas&Punto’. Vive su segunda etapa en el Recreativo de Huelva, tras competir en el juvenil de Toledano y luego con Pavón. Amante del deporte, no descuida su formación académica al margen del fútbol.

Rafael Navarro Martín, Rafa Navarro, destaca por ser uno de los futbolistas más fiables en el Atlético Onubense. Acumula muchos minutos en el equipo filial, aportando como uno más al objetivo marcado al inicio de la temporada. Formado en un club que lleva el fútbol base por bandera como el Siempre Alegres, llegó al Recreativo de Huelva en una primera etapa. Estuvo dos temporadas, primero en el equipo juvenil entrenado por Manolo Toledano y luego en el División de Honor de Pavón. Salto importante para un jugador cuyo deseo es triunfar en el fútbol, siguiendo los pasos de su padre. En su primer año como jugador amater retornó a su tierra para militar La Palma de Juan Alfaro. Allí vivió dos temporadas rayando a un gran nivel para volver por la puerta grande al Decano.

Ahora aprovecha cada segundo como jugador albiazul. Tuvo la posibilidad de mirar cara a cara al primer equipo, pero no olvida que su meta es conseguir la salvación con sus compañeros del filial. Al margen del fútbol encara la recta final de su preparación académica, una base con la que encarar el futuro con todas las garantías. De hecho está ultimando su carrera, realizando las prácticas con el bueno de Liañez. Rafa no se dejó nada en el tintero, en su paso por ‘Coma Tapas&Punto’.

Nombre: Rafael Navarro Martín.
Posición: Soy un jugador polivalente. Normalmente juego de central, pero también he llegado a jugar de lateral.
Altura: 1,78.
Peso: 68.
Procedencia: La Palma.
Edad: 21 años.
Lugar de nacimiento: La Palma del Condado
Temporadas en la cantera: Tres años.

– Recordando tus inicios, ¿en qué equipos has militado antes del Recreativo? ¿En qué categoría empezaste?

Yo empecé en prebenjamibles, cuando era más pequeño y empecé a jugar allí en el Siempre Alegres. Siempre jugué allí, hasta que en juveniles me vine al Recre. Tuve esta etapa, en la que estuve dos años en el juvenil del Recre y luego de vuelta a La Palma en mi primer año como amater. Y ahora este año he vuelto otra vez.

– ¿Que ha supuesto para ti jugar en el equipo de tu pueblo, La Palma?

En el Siempre Alegres, uno se ve jugando con sus amigos. Es un pueblo de 10.000 habitantes, en el que los niños cuando empiezan a conocerse, tanto en clases como en el fútbol van creando amistad. Y con los entrenadores igual, son del pueblo, cercanos y siempre se intenta esa unión. Además la cantera del Siempre Alegres y La Palma siempre ha sido uno de los clubes fuertes de Huelva. Siempre ha habido ese pequeño pique con Huelva y sin duda es uno de los clubes fuertes de la provincia. Eso te ayuda, sin duda. Que apuesten por los niños, está muy bien.

– Desde que te seguimos, los aficionados te conocen por tu buen hacer en la defensa. ¿Siempre has jugado en esa demarcación?

Siempre he jugado como defensa, central o lateral. Pero algún partido que otro si he jugado de extremo, tanto en el Siempre Alegre, como en La Palma y el juvenil del Recre. Con Pavón jugué el partido, no muchos. Y después los típicos de ir perdiendo en los últimos minutos, los centrales arriba y a pelear balones.

– Para los que aún no te conocen, que serán pocos, cuéntanos cuales crees que son tus virtudes dentro del campo y en qué crees que deberías mejorar.

Estando con Toledano, estaba de segundo entrenador Ale Díaz y hubo una convocatoria que en el grupo de ‘WhatsApp’ nos pudo jugador por jugador como un adjetivo y a mí me puso pundonor. Entonces, yo me podría calificar por ahí, que soy un jugador trabajador, que me anticipo bien al corte y por arriba voy bien. Y después, las carencias siempre están. Por mi parte, técnicamente siempre se puede mejorar y por supuesto que estoy dispuesto a mejorarlo.

– ¿Cómo fue tu primera etapa en la cantera del Decano?

Fue una etapa buena. Yo venía del Siempre Alegres, la primera vez que salía y venía a un club como el Recreativo, un club de Primera, respetado y admirado, donde poder jugar. Es verdad que cuando vine aquí, antes le di muchas vueltas por el tema de los estudios y demás. Todo partió de mis padres, pero yo creo que fue Toledano quién movió ficha. Fue la persona que se puso en contacto, tanto con el Siempre Alegres como conmigo. Hablamos muchas veces y siempre dándole vueltas a la cabeza. Mi padre tuvo mucho contacto con Toledano, hablaron y todo quedó cerrado. Y bueno, mi primer paso por el Recreativo fue muy bueno, con dos años como juvenil, contando con la confianza de Toledano y Pavón. Tuve muchos minutos y por ahí muy contento. Y ya en lo que iba a ser mi tercer año, hice la pretemporada con el filial y al final estuve viendo que siendo mi primer año de amater, lo que quería era jugar y tener minutos. Entonces, en ese momento no me veía yo con esa seguridad en el Recre B. Además el año anterior fue complicado por el tema de compaginar las clases y los entrenamientos, y decidí volver a La Palma. Pavón me dio toda la confianza del mundo, me dijo que él confiaba plenamente en mí y por otro lado La Palma, que estuvimos hablando con Juan Alfaro y demás, y se consiguió.

– ¿Como viviste la marcha de Juanma Rodríguez?

Me sorprendió bastante. No me lo esperaba y bueno, nos dijo que fue por motivos personales tenía que dejarlo y claro, Juanma me dio bastante confianza. Yo llegué tras iniciar la temporada con La Palma y hasta última hora no se cerró mi fichaje con el Recre. Cuando llegué Juanma me dijo que no me conocía mucho, pero yo comencé en Cartaya, en el partido de pretemporada. Recuerdo que ese partido jugué de lateral derecho, ya que se contaba conmigo al principio para jugar de lateral derecho, pero también de central y de lateral izquierdo. Y también el partido contra el San Roque de Lepe, primero de la temporada, lo hice bastante bien, creo que de los mejores que he hecho y Juanma me lo ratificó. Me dijo que no me conocía, pero que estaba contento y que siguiera así, que estaba compitiendo bastante bien. Es un entrenador que personalmente nos transmitía mucho.

– ¿Qué puedes contarnos de Jesús Vázquez? ¿Qué tal ha encajado en el equipo?

Se ha notado un cambio en cuanto al estilo de juego. Con Juanma teníamos un estilo de juego más directo y con Jesús empezamos a tocar más el balón y a mimar las jugada un poco más, a intentar ser protagonistas en el partido. Hay que reconocer que Jesús ha mamado este mundo y lo que nos puede transmitir es un espectáculo. Agradecido a él, a todo eso que nos transmite y nos enseña. La pena es que todo lo que trabajamos luego no se refleja en los partidos y la clasificación.

– ¿Contento con tu aportación en el equipo? ¿Qué valoración haces de tu temporada?

A nivel personal creo que siempre se puede aportar un poco más, pero también es verdad que la primera vuelta la disputé completa salvo el último partido y creo que ofreciendo un buen rendimiento, aunque claro está todo es mejorable. Y ahora en esta última parte de la temporada, echo en falta llegar a ese nivel y transmitir esa seguridad, con confianza. Eso al final se refleja en los compañeros y el juego.

– Preocupa la situación del equipo, con una única victoria en este 2018. ¿Donde ha estado la clave para que se haya encadenado esta dinámica negativa?

Está claro que preocupa. El equipo no juega mal para recibir esas derrotas, los rivales con muy poco sacan mucho. A lo mejor tienen dos ocasiones y nos penaliza mucho. Ese tipo de errores nos dan fuerte y la clave puede estar en no tener la confianza necesaria y que la mala suerte nos penaliza demasiado.

– Quedan diez finales. ¿Cuál es el camino que hay que seguir para lograr el objetivo de la permanencia?

El vestuario debe permanecer fuerte, siempre con la cabeza arriba y como siempre nos dice Jesús, disfrutando del fútbol. En este deporte hay que vivir el momento y somos chavales. Estamos viviendo algo muy bonito y lo que hay que hacer es disfrutar del fútbol, ya que así los resultados vendrán solos.

– Al ser un jugador de fuera de la capital, ¿qué tal has llevado esta temporada en las que han habido tantos problemas económicos? ¿Se han sentado con ustedes para solucionar los impagos?

Siempre el tema económico es algo que es complicado y si llevas un tiempo sin recibir tu dinero, claro que afecta dentro del vestuario. Aunque nosotros tratemos de evitarlo y sacarlo de nuestra cabeza, es algo que está ahí. Yo gracias a Dios cuento con mis padres, un apoyo incondicional y gracias a ellos a nivel económico no he tenido problema ninguno. Teniendo su apoyo ha ido todo muy bien. Y bueno, a partir del desbloqueo del embargo de Hacienda, parece que el club está empezando a tomar carrerilla, a coger alas y a ver si puede seguir retomándolo.

– En cuanto a tu futuro, ¿cuánto te queda de contrato? ¿Han expresado en el club el deseo de que continúes?

No hemos hablado nada, pero yo cuando llegué estuve dudan hasta última hora de firmar por dos años y al final firmé uno. De momento este año creo que acabaría contrato y sería hablarlo.

– Tuviste el premio de ser convocado con el primer equipo en el primer partido de Liga. ¿Qué recuerdas de esa experiencia?

Eso fue una ilusión, algo inesperado. Fue llegar de La Palma, jugar en Cartaya con el filial y al poco tiempo me llamó Zamora y Juanma, para decirme que iba a entrenar con el primer equipo y yo encantado. De estar en La Palma, un equipo que estaba en División de Honor, a entrenar con el primer equipo del Recre.. Eso es una ilusión que todo el mundo tiene. Me encontraba bastante bien, integrado en el grupo, trabajando como todos y Casquero reconociendo nuestro trabajo, el de los canteranos. Sin duda es una gran ilusión, de cara a tener esa motivación que nos transmitían en cada entrenamiento. El ‘míster’ dijo que así teníamos que subir del filial, con esa motivación y esa garra. Recuerdo que ese día, el de la convocatoria, entrenábamos en el estadio y luego nos íbamos. Y ese día precisamente vino mi padre a ver el entrenamiento. Mi padre normalmente trabaja, pero ese día pudo venir, para verme entrenar, estar en el estadio y echarnos fotos. Y cuando acabó el entrenamiento, me quedé con él echándonos fotos en el estadio y cuando entré en el vestuario vino Víctor y me dice “¿has mirado la lista?”. Claro, yo le dijo que “para que iba a mirar la lista, si yo no voy a ir”. Entonces volvió a repetirme que “mirara la lista” y yo medio en broma le dijo que “se dejara de tonterías”. No me lo creía, como iba a ir convocado en el primer partido de liga. Yo no iba preparado, de hecho tenía pensado pasar el fin de semana con mi familia en la playa. Y nada, miré la lista y comprobé que estaba, y cuando se lo dije a mi padre este tampoco se lo creía. “Papá, que me voy con el primer equipo a Cartagena”, “¿cómo que te vas?”.. Fue increíble, si puedo resumirlo fue ilusión, un plus de motivación para la temporada.

– ¿Y de ser protagonista en el Trofeo Colombino? Un día para disfrutar, ¿no? ¿Ves factible gozar de una oportunidad parecida en lo que queda de temporada?

Cuando llegó el Trofeo Colombino, tenía pensado que iba a poder debutar, pero al final no pudo ser. Pero nada más estar ahí, en los vestuarios convocados, es un premio. Y luego durante el año, cada vez que ha hecho falta, he participado en entrenamientos y he jugado partidos amistosos. Siempre que se pueda hay que echar una mano y estar ahí a punta de pistola.

– ¿Por qué crees que hay futbolistas que destacan en categorías inferiores y que luego se quedan por el camino, y en cambio otros que están en un segundo plano acaban llegando?

La clave está en la mentalidad. Esto es tener los pies en el suelo y la cabeza bien puesta, sabiendo en el momento que se vive, y las oportunidades hay que aprovecharlas al cien por cien y no dejarse llevar por lo típico, salir de fiesta o cuidar poco la alimentación o el descanso. El fútbol se resumen en dos cosas, tener las cualidades y saber aprovecharlas. Por eso hay gente que se queda en el camino, no aprovechan ese don que le dan. También es importante el entorno, tus amigos, tus padres, los entrenadores y el mismo grupo.

– ¿Qué jugadores de la cantera ves con proyección para llegar a ser futbolista profesional?

Hay chicos con calidad, como el portero Adri, que entrena con nosotros y se le ve buenas cualidades. También está Ponce, que mis compañeros te lo habrán comentado, llegó a jugar con nosotros algún partido a muy buen nivel. También me quedaría con Iván Arenas, el delantero, tiene buenos movimientos y va bien por arriba.

– ¿Cómo compatibiliza un joven como tú los estudios y el fútbol?

Eso es algo que si se quiere se puede. Yo siempre he llevado los estudios por delante, hay que mirar los estudios como algo básico y vital porque quién sabe lo que te depara el futuro. Hay muchos que dejan sus estudios porque creen que van a ser futbolistas porque jueguen en el Recre. Eso es muy complicado de saber, no se sabe quién tendrá la suerte de disfrutar de esa vida de futbolista y por eso siempre hay que llevar por delante los estudios. Es verdad que es complicado de compaginar, de hecho en mi caso entreno y tengo los estudios por la mañana, ya que aquí en Huelva no había posibilidad de un turno de tarde en mi carrera. Requiere sacrificio y de hecho he tenido que hablar con todos los profesores antes de comenzar la Universidad. Y después he tenido esa constancia de aprovechar el tiempo que tenga. Si puedo ir una hora antes del entrenamiento, voy esa hora. Aprovechar el día como se pueda.

– ¿Cuál es tu objetivo personal esta temporada?

Estando en la situación que estamos, lo que quiero es salvar la categoría con mi equipo, jugando el mayor número de minutos posible. Y después ofrecer un buen rendimiento y seguridad al equipo, respetándome las lesiones. Hasta ahora creo que me han respetado bastante bien, ofreciendo el máximo de mi al equipo.

– ¿Con que sueñas en el fútbol?

Es una ilusión poder llegar a llevar esa vida de futbolista. Es un sueño que millones de niños tienen y quiero recalcar algo que me dijo mi padre. Mi padre también jugó al fútbol, en las categorías inferiores del Sevilla y el Betis, y lo máximo que llegó fue en el Coria en Tercera División. Cuando yo nací, somos cuatro hermanos y de fútbol el único soy yo. Mi padre me dijo que ya que no pudo cumplir su sueño, que ojala pudiera llegar el mío y él poder vivirlo. Día a día trabajamos, ojalá podamos llegar a algo. Y a nivel de estudios siempre he tenido claro que lo mío es el deporte. A mí me gustaba el tema de la preparación física, de la fisioterapia y la readaptación. Yo cuando empecé a estudiar iba a tirar un poco por el tema de la fisioterapia, pero al venirme a estudiar a Huelva, aquí no hay esa carrera y como me gustaban ambas, pues decidí meterme en Ciencias del Deporte y para más adelante tiraría a la fisioterapia o readaptación. Lo tengo todo pensado.

LADO HUMANO

Estado civil: Tengo novia.
Estudios: Acabando la carrera de Ciencias del Deporte, el último año.
Una virtud: Soy una persona trabajadora y respetuosa.
Un defecto: Soy ‘durito’ de madera. Eso viene de mi madre y de mi abuela.
Un libro: He leído poco, la verdad. Un amigo me aconsejó ‘el monje que vendió su Ferrari’.
Una película: Braveheart.
Una serie: Juego de Tronos.
Un plato: La pasta.
Último capricho: No recuerdo, algo de ropa quizás.
¿Qué tipo de música te gusta escuchar? Soy un poco un popurrí, me gusta de todo. Escucho flamenquito, pop, reggaetón.. Un poco de todo.
¿Prensa, radio o televisión? Televisión.
¿Playa o montaña? La playa.
¿Mar o piscina? De mar.
¿Qué otros deportes te gusta practicar? Con la carrera que estoy haciendo hemos tocado muchos deportes y me gusta el voley, el tenis y el pádel. Para practicar, cuando voy a la playa me gusta jugar al vóley-playa.
¿Qué borrarías del mundo? Las injusticias.
La mejor persona del mundo: Es difícil, pero puedo decir que mi abuela Rosario.
¿Derecha o izquierda? Derecha.
Un lugar para vivir: Mi novia me está diciendo que le está gustando Málaga, estudia allí, pero me gustaría que fuera algo relacionado con la naturaleza.

PERSONAL E INTRASFERIBLE

Primer partido en la cantera: Fue con Toledano, pero lo recuerdo realmente.
Debut con el primer equipo: En un amistoso contra La Palma (risas) y encima debuté marcando.
Entrenador que más te ha marcado: En La Palma Juan Alfaro, por cercanía y confianza y el Recre, me quedo con Pavón por destacar alguno. Me gustaba su filosofía y esa garra que tenía.
Un compañero: De La Palma puedo destacar a un amigo mío de toda la vida, como un hermano, que es Andrés Pavón. Éramos los dos centrales del equipo y Juan Alfaro nos decía la parejita, siempre estábamos juntos. Y aquí, por decir un compañero, pues esa confianza que puedo tener con Dieguito. Es de La Palma también y no nos conocíamos tanto, pero a raíz de coincidir aquí hemos estrechado lazos y muy bien.
Un gol para enmarcar: Hace dos días me lo recordó Facebook, contra el Cádiz B jugando con La Palma. Fue un partido que nos pusimos 3-0, nos empataron y marqué en el final.
Un ídolo: Carles Puyol. Trabajador, no muy técnico, pero ninguno le iguala.
Mejor recuerdo deportivo: El gol contra el Cádiz B fue algo inolvidable. La locura que se formó ese día en La Palma.. Marcar en el último minuto, esa cabalgada, increíble. También recuerdo con cariño cuando empecé a ir con la selección andaluza cadete.
Peor recuerdo deportivo: El tema de las lesiones siempre es algo que me preocupaba. Tuve un esguince de rodilla y ese dolor no se me olvidará nunca.
El mejor estadio que has jugado como visitante: El Carranza con La Palma. La temporada pasada el Cádiz B se jugaba el ascenso a Tercera División y con tuve la suerte de disputar ese partido.
Mejor jugador español: Iniesta.
Mejor jugador del mundo: Messi.

EN DOS PALABRAS

Tus padres: Mi apoyo incondicional, mi vida.
Tus abuelos: Son de La Palma y de Pilas. A uno de ellos no los conocí, pero los otros sí. Son maravillosas personas, inigualables.
Tus hermanos: Nos llevamos muy bien todos, pero siempre ha existido esas ‘peleillas’. Dos son mellizos y no me dejaban jugar con ellos, e intentaba llamar la atención (risas).
Tu novia: Un apoyo enorme. El mundo del fútbol no lo vive mucho, pero siempre está apoyándome y está ahí siempre para lo bueno y para lo malo.
Tu mejor amigo: Hay dos que podría destacar, Diego y Andrés. Son un apoyo incondicional, siempre están para lo que sea. Que dure esa amistad toda la vida. Yo no les llamo amigos, les llamo hermanos,
Dieguito: Soy su ‘Pepito Grillo’ por así decirlo. Es un chaval con buen humor y muy buena persona.
Gustavo: Lo conocí en la etapa anterior, cuando estuve en el club y siempre me ha parecido un buen compañero. De hecho compartimos piso un año y me parece una persona magnifica, un tío trabajador y admirable.
Juanma: Compañero. Nos caracterizamos por lo mismo, la lucha y el trabajo.
Iván Robles: Un ejemplo para la cantera. Lleva muchos años en el Recre y siempre ha estado dando el máximo que podía. Ahí está el tío en el primer equipo, aunque este año no está disputando tanto. Pero la temporada pasada fue jugador del primer equipo.
Víctor Barroso: Hermanito, amistad plena. Nos tenemos mucho cariño y a tope con él.
Adri Díaz: Capitán. Desgraciadamente este año está con las lesiones, bastante jodido, pero siempre está ahí en los entrenamientos intentando recuperarse. Es un ejemplo por no dejar nunca de intentar su recuperación.
Misffut: Otros de los que coincidí, siempre con esa sonrisa y ese buen hacer. Es uno de los que me llevo mejor en el equipo.
Toledano: Sólo puedo darle las gracias. Por traerme y brindarme esa oportunidad.
Pavón: Sólo puedo darle las gracias por confiar en mí. Lo que puedo destacar de él es esa garra, ese ímpetu que te transmite.
Juan Alfaro: Confianza plena. Es un entrenador que supo sacar del grupo lo máximo. Él venía del fútbol profesional y es lo que destaco, esa profesionalidad.
Juanma Rodríguez: Me transmitió seguridad y confianza. Podría destacar de él, el tema personal. Es un entrenador que personalmente te llegaba.
Jesús Vázquez: Es un fútbol, es lo que ha vivido y ha mamado. Nos transmite todo lo que sabe y se nota.
Zamora: He tenido contacto con él por los entrenamientos del primer equipo y siempre está aconsejándonos. Le tengo aprecio.
Pepe Delgado: Un apoyo. Es el preparador físico y puedo destacar por su buen hacer.
Moisés Un crack. Como persona es incomparable, siempre con ese buen rollo y esos ejemplos que intenta ponernos. Siempre muy atento y observador. Antes de cada partido lo tiene todo estudiado, intenta informarnos a cada uno de lo que debemos saber del rival, de sus fortalezas y debilidades.

Licencia Creative Commons