Albiazules.es | Recre | Recreativo de Huelva

«Esperamos a todo el recreativismo este sábado a las seis»

Díaz fue el protagonista este jueves de las entrevistas de la cantera en el ‘Coma Tapas&Punto’, donde nos contó el primera persona la recuperación de la lesión que le hizo «pensar muchísimo en dejarlo, con mis padres llorando en casa». Destacó la valentía de la plantilla, asegurando que «somos chavales jóvenes y lo que queremos es ganar con ambición. Tenemos opciones de subir a Tercera, hay enfrentamientos directos entre los de arriba y tenemos opciones muy claras». También mostró su lado más reivindicativo al asegurar que «se podía haber hecho un poco más por el filial».

Díaz está de vuelta. El futbolista del Atlético Onubense a base de trabajo, esfuerzo y dedicación ha sabido superar los demonios que a punto estuvieron de arruinarle su carrera. El canterano ha esquivado su grave lesión y ha sabido catapultarse a la primera línea de acción para ayudar a su equipo. Este sábado el equipo se juega la vida y es por ello que había que hacer un llamamiento para que toda la afición acuda en masa a animarles en la Ciudad Deportiva.

Cómo peso pesado dentro del plantel albiazul, el canterano aprovechó su paso por ‘Coma Tapas&Punto’ para decirle al recreativismo que «vengan a vernos todos los que puedan este sábado a las seis. Yo no sé si se acuerdan el año pasado contra Los Barrios y el genial ambiente que había. Espero que todos vengan a apoyarnos como en aquella ocasión, que estén ahí y que nosotros sintamos que está ahí la grada y está ahí la gente. Al final eso te da un extra y entramos al campo muy motivados. Jugando en casa, con nuestra gente y sin duda el sábado a las seis tienen que estar ahí todos lo que puedan«.

Con respecto al año pasado recordó que «a nivel colectivo el equipo ha cambiado mucho. El del año pasado tenía gente muy veterana y este año hay gente muy joven, que lo están haciendo muy bien. Así se ha visto reflejado en la clasificación. Tenemos un equipo con chavales de 19 y 20 años con el equipo entre los mejores de la categoría. A nivel personal el año me encontraba muy bien a nivel físico y en un buen estado de forma, pero después vino la lesión y son ocho meses parado. Ese es mucho tiempo para estar parado. La confianza que tenía me la quitó por completo, de hecho estaba entrenando con el primer equipo y con mucha motivación. Pero al final la lesión acabó con ello y me dio un bajón anímico grande«.

Una lesión que casi le obliga a dejar el fútbol.

Si por algo recordará José Antonio Díaz esta temporada será por algo ajeno a los terrenos de juego, pero si claramente vinculado. Una maldita lesión que ya le había estado dando ‘guerra’, que apareció en forma de ‘bomba’ antes de iniciarse la temporada y que le hizo plantearse abandonar el fútbol, al encontrarse en un callejón sin salida durante muchos meses.

«La lesión fue en el talón de Aquiles. Era el calcáneo, un pequeño hueso que lo tenía muy dañado y muy desgastado. Recuerdo que esa lesión me empezó a dar problemas el año pasado, en el partido que jugamos con el Lebrija y estuve un mes y medio lesionado. Me recuperé y antes de que terminara la temporada tenía molestias, pero con el descanso de las vacaciones y demás me recuperé. Luego comenzó la pretemporada y todo marchaba muy bien, sin sentir dolor alguno, hasta que el 19 de agosto me lesioné en el talón de Aquiles«, destacó el canterano.

Reconoció con mucha franqueza que «yo pensé muchas veces que todo estaba perdido. No una vez sólo, lo pensé muchísimas veces. Al principio, como hacen todos los jugadores, creía que no era nada. Pero al final piensas que tienes 20 años y que ser el final de mi carrera. La verdad es que pensé muchísimo en dejarlo, con mis padres llorando en casa. Incluso había pensado en ponerme a trabajar, pero al final gracias a Dios, después de tantos meses, puedo decir que estoy jugando al fútbol«.

También habló de las opciones que tuvo antes de la lesión de marcharse al San Roque de Lepe y a Los Barrios, equipos que mostraron su interés en firmarle. Sobre ello dijo que «valoré mucho el salir. Hay que reconocer que se había bajado de categoría y habiendo jugador en Tercera, todos queríamos seguir jugando en Tercera. Pero yo soy del Recre desde chico y a mí el Recre me tira mucho. En esas semanas cuando termina la liga valoras muchas cosas y estaba dudando si seguir o marcharme, pero valió mucho la ilusión de entrenar con el primer equipo. Cómo he dicho el Recre me tira mucho y quería quedarme, y ayudarle a subir otra vez a Tercera«.

Preguntado por la pretemporada que realizó con el primer equipo y la extrañeza de verle de lateral cuando juega de mediapunta. «Es algo que influyó mucho en el sentido de que no pude demostrar lo que uno puede valer en su puesto. El poder aspirar a hacerme un hueco o estar en la plantilla jugando en mi puesto. Pero si el míster decidió ponerme de lateral tuve que hacerlo lo mejor posible en esa demarcación, no iba a decirle que no. Fuera en el puesto que fuera yo tenía jugar e intentar hacerlo lo mejor posible para intentar que cuenten conmigo, que para eso estamos los jugadores del filial«.

Una plantilla ambiciosa que busca el ascenso.

Del pasado partido contra el Algabeño se congratuló de volver a hacer gol. «Hice cuatro celebraciones porque no sabía qué hacer. Llevaba mucho tiempo sin meter un gol, un año casi porque la última vez fue en el partido famoso contra Los Barrios. No soy de hacer muchos goles, me equivocaría (risas). Pero la verdad es que siento una alegría inmensa, no tanto porque perdimos 2-1 en el campo del Algabeño y al final eso jode mucho. Como siempre digo lo importante es el equipo y los compañeros, pero reconozco que estoy contento por el gol«.

El canteraño añadió que «estaba ilusionado por poder ayudar a mis compañeros este año y poder conseguir el ascenso a Tercera. Quedan tres partidos, el equipo está muy metido y tenemos claro que hay que ganarlo todo, no hay otra opción. Si queremos soñar y queremos estar el año que viene en Tercera pasa por ganar los tres partidos que tenemos. Somos un equipo joven y tenemos cualidades para ello. Falta matarnos en el campo, porque al final es eso. Somos chavales jóvenes y lo que queremos es ganar con ambición. Tenemos opciones, hay enfrentamientos directos entre los de arriba y tenemos opciones muy claras«.

Pide más apoyo y cariño para el filial.

Díaz no dudó en pedir que «hay que valorar muchísimo al equipo, a todos. Al cuerpo técnico, a jugadores.. Llevamos un año muy difícil, en el que nos tienen que valorar mucho. El otro día nos visitó el presidente, que nos dijo que valoraba mucho nuestro trabajo, el estar ahí todos los días, entrenando todas las mañanas.. Y es por ello que considero que si no le logra el ascenso no sería un fracaso. Tengo claro que tenía mucho valor el subir, después de todo lo que llevamos hecho este año. Si Dios quiere y subimos, fantástico. Pero si no es posible habrá que apretarse más el año próximo. Podemos soñar«.

También mostró su lado más reivindicativo en favor de sus compañeros destacando que «se podía haber hecho un poco más por el filial. Yo tengo que decir la verdad, se podía haber hecho un poco más. Yo entiendo al club y su situación, y es complicado. Porque cuando uno siente al Recre al final le importa el Recre y su futuro. A mí no sólo me importa mi equipo, el final, sino que le vaya lo mejor posible al club. Pero tengo claro que se podía haber hecho más por nosotros. ¿Qué no se hecho? Pues en la conciencia quedará. Nosotros lo que queremos es que se mire más por nosotros, que estamos todos los días ahí entrenando, la gente que viene de los pueblos.. Qué se mire un poco más eso«.

Licencia Creative Commons