Albiazules.es | Información | Opinión | Recreativo de Huelva

Pablo Comas intentó paralizar sin éxito la celebración de la Junta

Entrada leída 1483 veces.

Envió un correo al notario Carlos Toledo, encargado de velar por el desarrollo de la Junta de Accionistas desde la más absoluta legalidad, solicitándole la suspención de la misma al considerar que no tuvo acceso a la información que el club facilitó en todo momento a todos los accionistas que si se creditaron. Dicha carta no tuvo capacidad legal para impedir que se celebrara con normalidad la Junta de Accionistas y se pudieran adoptar los acuerdos. El portavoz del Consejo de Administración, Jesús Pulido, fue claro al decir que “estamos tranquilos a pesar de la actitud torticera y marrullera, que una vez más ha tenido para esta entidad, intentando torpedear la gestión del club y el normal desarrollo de la Junta”.

Una más. El ex consejero delegado y ex propietario del club, Pablo Comas, intentó torpedear la celebración de la Junta de Accionistas, con un intento de paralizar la misma. Eso sí, no hizo acto de presencia y tampoco envió a ningún representante legal. Se limitó a enviar un email y burofax al notario, Carlos Toledo, encargado de velar por el desarrollo le de la Junta de Accionistas desde la más absoluta legalidad y dar fe de todo lo que aconteciera en la misma.

Así y tras estar presente esta web como accionista en dicha Junta, podemos destacar que la carta que fue enviada en la jornada de ayer, pero no fue recibida por dicho notario hasta hoy por la mañana. En ella Comas recuerda su “condición de legal representante del Real Club Recreativo de Huelva, que continúa ostentando, así como de accionista de dicha entidad a título particular” y destaca también la celebración de “la Junta General de Accionistas de la entidad, convocada para el día de mañana 10 de enero, en la que pretende abordarse entre otras materias la aprobación de las cuentas anuales de los últimos cuatro ejercicios, así como la ratificación de determinados acuerdos relaticos a la configuración del órgano de gobierno de administración de la entidad“.

Asimismo añadió que “conforme resulta el propio texto de la convocatoria, hemos podido constatar en los días precedentes que no se ajusta a disposición de los socios, ni en la forma ni en cuanto al contenido, de información exigida por las proposiciones legales de aplicación, a los efectos de la valida constitución que lo requiere la Junta“. O lo que es lo mismo, reclamó solicitar la información que desde el club fue proporcionada a todos los accionistas minoritarios que lo requirieron y que curiosamente en su etapa se negó a facilitar, elevando de manera temporal (por suerte) la obligatoriedad de disponer de 400 acciones para solicitar la documentación.

Comas aseveró en el correo enviado que esta ‘aparente’ dificultad para acceder a la información “vicia de nulidad la Junta que pretende celebrarse el día de mañana, y por consiguiente los acuerdos que puedan adoptarse en el curso de la misma“. Es por ello que “ante el interés de evitar la eventual celebración y adopción de acuerdos nulos“, reitera “que se abstengan de celebrar dicha asamblea y proceda como aconseja la prudencia a realizar una nueva convocatoria en forma, con respecto del derecho de información y dejando también sin efecto la convocada para el día de mañana, para así evitar mayores responsabilidades“.

Dicho correo finalizó con la petición al notario de que fuera leída antes del inicio de la Junta de Accionistas y levantara acta de la misma, incorporando dicha carta al acta que posteriormente se levantó.

Una vez procedido el trámite de su lectura, Carlos Toledo dejó claro que a efectos legales y bajo su criterio profesional, no existían argumentos legales que impidieran la celebración de la Junta de Accionistas y que los acuerdos de la misma pudieran ser condicionados. No obstante, derivó a Manolo Zambrano como presidente, la celebración de la Junta de Accionistas. El dirigente recreativista ratificó la intención de todos de proceder con la misma. La carta fue leída para que no existiera ningún acto de indefensión, pero poco más.

“Estamos tranquilos a pesar de su actitud torticera y marrullera”.

Sobre este asunto también mostró su opinión el portavoz del Consejo de Administración, Jesús Pulido, el cuál destacó que “los argumentos que esgrimió Pablo Comas son los de falta de información y que no se ha tenido opción de recibir la documentación. Creo que todas las personas que estaban en esta Junta han tenido su derecho de información, todo el que ha querido se ha podido acreditar y recoger la documentación. No de hace dos días, sino desde que se convocó la Junta. La Junta de ha convocado con total y absoluta legalidad, cumpliendo todos los plazos preceptivos, con su publicación en el BORME y en un diario de tirada local. Con el tiempo que estipulo, e incluso adelantándonos al plazo mínimo que estipula la ley. Por lo tanto, todo ha ido encaminado desde la legalidad y por eso estamos tranquilos porque hemos actuado conforme a la ley, y así lo ha ratificado el notario presente en la Junta de Accionistas. Estamos tranquilos a pesar de la actitud torticera y marrullera, que una vez más ha tenido para esta entidad, intentando torpedear la gestión del club y el normal desarrollo de la Junta“.

Licencia Creative Commons