Albiazules.es | Recre | Recreativo de Huelva

Un proyecto cimentado en el trabajo y el compromiso

Artículo leído 959 veces.

Iván Rosado y Ale Soler, entrenador y capitán del Atlético Onubense, pasaron este jueves por ‘Coma Tapas&Punto’.

Serenidad en el seno del Atlético Onubense en el inicio de temporada. El filial del Recreativo de Huelva acumula méritos y elogios, pero desde dentro tienen clara la filosofía a seguir. Humildad, trabajo y mentalización. Esa es la receta de unos jugadores y su cuerpo técnico que apuestan por la seriedad, el rigor y el ser conocedores que los retos solo se conquistan desde abajo.

Este jueves comenzaron las entrevistas y charlas de la cantera en ‘Coma Tapas&Punto’, y que mejor que contar con la presencia del entrenador del equipo amater, Iván Rosado y el capitán del mismo, Ale Soler. El filial y su día a día centraron las preguntas de un espacio que también tuvo a Jesús Manzano, responsable de Recrecantera.es.

Para Iván “el liderato es algo anecdótico . Inicialmente nuestro objetivo era y es poder competir el año que viene en la misma categoría. Solamente ha pasado un mes y poco desde que comenzó la temporada y tenemos que seguir pensando lo mismo. Es cierto que ese colchón de puntos nos da para entrenar con tranquilidad, no con relajación, pero sí que es importante haber empezado bien. A sabiendas que el objetivo nuestro es competir el año que viene en la misma categoría, hacer un buen bloque e ir partido a partido“.

Por su parte, Ale Soler dejó claro que su compromiso es el mismo, con independencia de ostentar o no la capitanía en el equipo. “Yo siempre me exijo dar el 100%, esté o no esté de capitán o lleve un año en el club o lleve seis como voy hacer. Soy consciente de que soy de los más veteranos y quieras o no, yo el año pasado me fijaba en Misffut o Adri Díaz. No es que yo tire del equipo, pero si se mi faceta dentro del equipo. Es verdad que casi todos somos nuevos y en mi caso no conocía a casi nadie de los nuevos, pero la exigencia es la misma como ya he dicho, esté o no de capitán o lleve mucho o poco tiempo. Como dice el míster, la capitanía es algo anecdótico. De hecho se puede ser capitán sin llevar el brazalete. Hay que ser compañeros, humildes y trabajar igual que los demás, seas o no capitán“.

En cuanto al nivel del equipo, el futbolista de Ayamonte explicó que “analizando los partidos, cuando llega el tramo final, 60 o 70, yo veo que estamos mejor físicamente que los rivales a los que nos hemos enfrentado. Trabajamos mucho, todas las mañanas yo veo los entrenamientos y no veo que ninguno sea bajo de nivel, siempre n os intentamos exigir todo el mundo mucho, y al final estamos sacando por ahí los partidos. Cuando se nos atascan los sacamos a base de pelea y correr. Al final es correr“.

En ese sentido hizo especial hincapié el técnico del filial, aseverando que “llevamos un buen número de puntos. No sé donde ha estado la clave, pero lo que sí puedo asegurar es que trabajamos muchísimo“. Es por ello que ya trabaja en los puntos débiles a corregir, siempre desde la autocrítica: “Tenemos que mejorar todo. Me incluyo yo también como técnico, tenemos que mejorar en todo. Sinceramente, estamos muy lejos de ser profesionales. Estamos en un filial y siendo sincero entre nosotros y el primer equipo hay un escalón muy grande en líneas generales. Luego puede haber alguno que otro que esté algo más cerca, pero en líneas generales y tenemos que ser conscientes de ello, estamos muy lejos. Y para poder acércanos un poco más, eso solo te lo va a dar el trabajo exigente al máximo. Hay que trabajar hasta la extenuación, día tras día en cada entrenamiento. Si no lo hacemos así, no tenemos nada que hacer porque es muy difícil llegar a ser profesional. Para mi hemos encajado demasiados goles, pero también los hemos metido. Es por ello que tenemos que buscar un equilibrio para mantener esta línea de resultados, que será muy difícil porque nos enfrentamos a buenos equipos“.

Mejora en el trabajo defensivo.

Ale Soler también habló desde su parcela lo que puede y debe mejorarse para próximos partidos. El lateral diestro no cree que “el haber encajado esos 9 goles sea problema de intensidad. En ese sentido la veo alta, pero a lo mejor algún fallo puntual de concentración si puede habernos mermado en ese sentido. Si queremos estar seguros en la liga o si queremos aspirar a más, al final lo que te da esa seguridad es la portería a cero. Si no nos meten goles, estamos seguros que una, dos o tres ocasiones vamos a tener por partido. Hay que reconocer que 9 goles en seis o siete partidos son muchos goles, pero creo que con trabajo y con el paso de las semanas se encajarán menos goles“.

Análisis de la División de Honor.

De la complejidad y dificultad que tiene disputar partidos en la División de Honor sénior, ambos dejaron claro que hay que tenerle el respeto lógico que se merece la competición. “Yo he estado dos años con el filial en Tercera y aunque no he visto a todos los equipos de la División de Honor, los que nos vamos a enfrentar de Sevilla que ya lo conocemos de temporadas anteriores, yo me los imagino igual que cuando jugamos con ellos en Tercera. Partidos muy aguerridos, de mucha disputa, de mucha segunda jugada.. En Tercera tampoco veía a ningún equipo que jugara de manera especial, salvo el Betis B que tocaba muy bien el balón. Los demás son equipos como los que hay aquí. Si es verdad que a lo mejor tienen tres o cuatro individualidades mejores, pero al final los partidos llevan la misma dinámica. Si somos capaces de contrarrestar eso, de las segundas jugadas y las disputas, yo creo que no vamos a tener problemas en la categoría“, comentó el futbolista del filial.

Por su parte, su técnico detalló que “yo conozco la categoría lo mismo que conocía el año pasado a los juveniles, un poco. Entonces, si es verdad que los que conocen un poco más la categoría hablan de que es una especia de Tercera División encubierta y aunque habrá equipos más débiles que otros, habrá muchos partidos que se asemejen a la Tercera División. Somos conscientes que cada punto cuesta muchísimo ganarlo y algunas veces el fútbol te da, como puede ser esta semana. En Valverde ganamos, pero si hubiéramos empatado no hubiera pasado absolutamente nada. Y otras semanas que a lo mejor perdimos y cometimos una serie de errores puntuales, como pasó el día del Cartaya y se pierde. Pero no me cabe la menor duda que va a ser muy exigente la categoría“.

Primera expulsión como entrenador.

En el capítulo individual, Iván Rosado habló de la extraña expulsión que sufrió en el partido ante la Olímpica Valverdeña, destacando que “me quedé muy sorprendido porque no me lo esperaba. Además es muy poco frecuente, que sin haber ninguna trifulca de nada, el árbitro pueda expulsar al técnico por salir del área técnica. La verdad es que me quedé muy sorprendido y luego le pregunte al linier para saber donde me quedaba y me dijo que detrás de la valla. Y me quedé detrás de la valla por el otro lado y me tuve que salir de allí ya que tenía que estar en los vestuarios. Yo pregunté y no se me informó bien. Ahora estoy sancionado y la verdad es que me dejó triste. Estoy muy contento por la victoria y los puntos, pero no por el juego porque tenemos muchas cosas que mejorar. Y la verdad es que estoy triste por la expulsión“.

Trabajo del cuerpo técnico.

Ale Soler no dudó en confirmar que “la principal característica de Iván es la intensidad. Él mismo se exige mucho y aparte creo que lo que era como jugador y es como persona lo transmite al grupo. De hecho los partidos que hemos ganado ha sido por esa intensidad y por esa guerra que le hemos metido a los partidos. A Pepe Delgado lo conozco de hace muchos años y si tuviera que definir a Iván diría que es un entrenador muy intenso, que tiene las cosas claras y que sabe por dónde hay que ir a los partidos. El fútbol no te da nada, hay que trabajar mucho y además él lo insiste todos los días“.

Por su parte Iván resalto el trabajo de su cuerpo técnico, destacando la inestimable ayuda de “mi segundo, Raúl Pichardo; de nuestro preparador físico, Pepe Delgado; Adrián, nuestro fisioterapeuta y sin olvidarnos de nuestro analista, Cayetano Leandro“.

El primer equipo.

Preguntado por su relación con Salmerón, ‘míster’ del primer equipo, declaró que “tenemos una muy buena relación desde el inicio. Al principio era algo mayor porque coincidió cuando no teníamos vestuarios y coincidíamos en la zona del bar con los desayunos. Y tanto Pablo como él, que son los que han llegado nuevos, porque a los demás ya los conocía, pues la verdad es que el trato fue muy bueno. Y públicamente ya lo he dicho, el tramo es muy bueno. Ahora no coincidimos tanto, pero estamos en coordinación total con Zamora y por supuesto que estamos al servicio del primer equipo para ayudarles en lo que necesiten de nosotros“.

En cuanto a oportunidades que estén por llegar, Soler reconoció que “primero hay que hacerlo bien en el filial. Y a partir de ahí, todo lo que puede llegar será meritorio y a través del trabajo. A nosotros no nos van a regalar nada en el filial. Ojalá el día de mañana pueda entrenar al menos, este año no he tenido la suerte. Pero con trabajo puede llegar, la primera ilusión que tenemos todos los canteranos es esa“.

Un titular para el futuro.

Por último, los dos protagonistas que pasaron por ‘Coma Tapas&Punto’ dieron su punto de vista sobre lo que esperan para la temporada. “Lo que me gustaría es que todos, unos más que otros, progresen en todos los aspectos y subirles el espíritu de equipo. Que cada uno se vea reflejado en el equipo, que todos se ayuden y que en ese espíritu de equipo, todo suban la nota. Por lo demás, ya veremos lo que ocurre. Nosotros vamos partido a partido“, explicó Rosado. En ese mismo sentido habló Ale Soler, destacando que “ojalá todos podamos dar nuestro máximo nivel y crecer como equipo“.

Licencia Creative Commons