Albiazules.es | Recre | Recreativo de Huelva

Diego Domínguez, talento y proyección en la cantera del Decano

Artículo leído 2647 veces.

Tras los pasos de Pablo Oliveira y sin perder de vista a Rubén Serrano. En la Puebla de Guzmán están llegando a la cantera del Decano centrales contundentes y sobre todo con proyección. Diego Domínguez es el mejor exponente del trabajo bien hecho. Pieza clave en el Juvenil A del Decano, que recientemente ha sido noticia tras conseguir la permanencia, se ha incorporado a los entrenamientos con el filial en busca de una oportunidad, en su último año antes de iniciar su etapa como jugador amater. Orgulloso de sus raíces, Diego pasó este jueves de las entrevistas de la cantera en ‘Coma Tapas&Punto’, para hablar de sus siete años en las categorías inferiores del Decano, además de darse a conocer para el aficionado en su ámbito personal.

Un puebleño más superando etapas en el Recreativo de Huelva. Tras los pasos de Pablo Oliveira, máximo referente con apariciones en Primera División, hay dos jugadores en la cantera del Decano que están llamando a filas y pertenecen al bello municipio de la Puebla de Guzmán. Uno es Rubén Serrano, defensa central del Juvenil B que ultima el ascenso a Liga Nacional y el otro es nuestro protagonista. Diego Domínguez Barbosa, Diego, es una de las piezas claves del Juvenil A. El defensa central, otrora mediocentro ‘jugón’, llegó a la cantera del Decano hace siete años para ingresar en las filas del Infantil B de Isidro Burguillo. Descartó en su momento firmar por el Betis para recalar en un Recreativo de Huelva pujante y atractivo, donde ya brillaba su referente que además hacía de cicerone para un jugador que con el paso de los años ganó protagonismo en las categorías inferiores del Recreativo.

Asentado en el División de Honor, en su tercer año como juvenil atesora reconocimientos individuales y colectivos. El más importante, la salvación de su equipo en la última jornada. Una permanencia merecida pero sufrida, recibiendo además el premio de dar el salto al filial en el último tramo de la temporada. Ahora entrenará a las órdenes de Jesús Vázquez, en busca de minutos en el Atlético Onubense antes comenzar el año que viene su etapa como jugador amater. Si es consiguiendo que el segundo equipo del Decano mantenga la categoría, mejor que mejor.

Diego, protagonista de las entrevistas en ‘Coma Tapas&Punto’, departió para Albiazules.es. de sus vivencias acumuladas en el Recreativo de Huelva. En el plano personal es un chico sencillo, trabajador y humildad. Vive su primer año como universitario, fuera de su casa. No duda en hacer sacrificios en el plano personal, de cara a seguir avanzando en su formación como futbolista. Esa dedicación terminará premiándole. Seguro que sí.

Nombre:  Diego Domínguez Barbosa.
Posición:  Defensa central.
Altura:  1,78.
Peso:  73.
Procedencia:  Las Herrerías.
Edad:  19 años
Lugar de nacimiento:  Puebla de Guzmán.
Temporadas en la cantera:  Esta es la séptima.

– Recordando tus inicios, ¿en qué equipos militaste antes del Recreativo? ¿En qué categoría diste tus primeros pasos en el fútbol?

Yo empecé en Las Herrerías con nueve años y jugaba en los infantiles, de hecho jugaba sin ficha ni nada. Lo hacía de ‘gato’, como se dice y al año siguiente como Las Herrerías no hizo equipo me fui a San Bartolomé. Allí era alevín, pero también jugaba en infantiles. En mi último año de alevín mi pueblo hizo de nuevo equipo y competimos allí. Quedamos terceros, lo hicimos muy bien. Fui a la selección y ya me vine al Recre.

– ¿Cuando empezaste en el Recreativo de Huelva? ¿Qué tal fue esa primera temporada?

Empecé en el Infantil B, entrenador por aquel entonces por Isidro Burguillo. Yo venía de jugar siempre de centrocampista y ese año me hicieron pasarme a la defensa, como central. No me puedo quejar, ya que jugué todos los minutos con el equipo. Reconozco que en un principio no aceptaba el cambio, ya que me gustaba jugar más adelantado para poder meter goles, pero ahora a la larga se lo tengo que agradecer.

– ¿Es para ti Pablo Oliveira un referente con respecto a lo que él consiguió en el Recreativo y el fútbol, y a lo que puedes aspirar?

Para mi Pablo es como un hermano. Ha estado en mis peores momentos y le debo mucho. Siempre me ha aconsejado, me ha ayudado y en lo que yo necesitara siempre ha estado ahí. Cualquier canterano sueña con jugar en Primera División, Pablo lo ha conseguido y ese también es mi objetivo.

– Se te conoce por tu buen hacer en defensa. ¿Pero siempre has jugado en esa demarcación?

Como ya dije, antes jugaba en el centro del campo, pero fue llega al Recre y no pasé de central.

– ¿Qué etapa recuerdas con más cariño en tu estancia en la cantera del Decano?

Quizás la temporada con Jesús Ortiz en el Cadete A. Hicimos una segunda vuelta perfecta, fuimos de los mejores equipos.

-En tus inicios en el fútbol, ¿llegaste a disputar algún torneo de envergadura como Brunete o el Mundialito de Portugal? ¿Qué recuerdas de esa experiencia?

No, con el San Bartolomé no fuimos a jugar torneos. Lo único un torneo que jugué con el Betis en Palos, que me avisaron porque querían verme. Luego el Betis quiso ficharme, pero me dijeron que tenía que ir todos los días desde la Puebla a Sevilla y dije que no. Me vine al Recre, prefería estar aquí.

– En cadetes se vivió una de las temporadas más exitosas que recuerdo, con un equipo que finalizó cuarto con Jesús Ortiz al frente, en lo que era la Primera Andaluza. ¿Qué recuerdos tienes de esa temporada?

Todo positivo. Esa temporada recuerdo que estaba con nosotros compañeros como David Alfonso, que ahora está en el Barcelona. Ese año todo nos fue muy bien, todos íbamos a una y aunque saliéramos con defensa de cinco o de tres, siempre íbamos a por los partidos. Nosotros sabíamos que sea como fuera, teníamos que sacar adelante los partidos y vaya que lo conseguimos.

¿Y de tu paso por el Infantil A de Luis Lira y el Cadete B de Chano que puedes contarnos?

En el Infantil A de Lira recuerdo que fue también muy bueno, la verdad es que fue mi primera experiencia en categoría andaluza, con rivales como Sevilla y Betis, y todo muy bien. Es algo que motiva y ayuda para saber que uno quiere ser futbolista. Luego en el Cadete B de Chano, era mi tercer año en el Recreativo y me dio el brazalete, ya que quería que yo fuera el capitán. Y en el segundo partido me partí el cúbito y radio, fractura abierta además. Ha sido mi única lesión de importancia, con la que me perdí toda la temporada menos los últimos cinco partidos.

– En categoría juvenil comenzaste en las alineaciones del Juvenil B, primero con Rúa y luego Alberto Ponce, en un año complicado. Pero esa misma temporada tuviste el premio de dar el salto y contar con el División de Honor de Jesús Ortiz. ¿Notaste el salto de categoría?

La verdad es que Ortiz me dio toda su confianza. Me dijo que para él era uno más de la plantilla y la verdad es que noté el cambio. Ese año había equipos como el Málaga, con jugadores que luego han debutado en Primera División, de mucha calidad y nosotros éramos un equipo humilde, que al final pudo conseguir los puntos necesarios para acabar bien la temporada.

– ¿Qué opinión te merece como técnico Jesús Ortiz? ¿Entendiste su salida?

Para mi Jesús es un entrenador especial porque me ha dado mucha confianza. Entendí su salida, ya que él estaba muy desgastado por el tema del cobro. A nivel deportivo los jugadores siempre podríamos haber hecho mucho más y me apenó su salida.

– Esa temporada el equipo sufrió una gran metamorfosis tras la llegada de Juan Carlos Camacho. ¿Qué recuerda de lo logrado la pasada campaña en el División de Honor?

Fue una temporada distinta. Juan Carlos es diferente, sales a jugar con un plus. Tienes esa confianza de que si fallas, tienes permiso para volver a intentarlo. Sales en los partidos súper motivado.

– Esta temporada, con Juan Alfaro, te ha tocado de nuevo vivir un año complicado, pero se ha logrado la permanencia en una última jornada de infarto. ¿Creíais que el Tomares podría echaros una mano?

Yo sinceramente no me lo esperaba. Yo viendo que eran dos equipos de Sevilla, pensaba que el Tomares no iba a salir a competir. Pero nosotros teníamos que hacer nuestro trabajo, salir a ganar y esperar lo que viniese de Sevilla. Y lo que llegó fue lo mejor posible. La verdad es que ha sido el peor partido de mi vida. Ha sido en el que más nervioso estaba, no me salía algo y me venía abajo. No me gustaría volver a jugar con esta sensación.

– ¿Donde ha estado la clave para conseguir la salvación?

Yo creo que ha sido un grupo unido. Hemos competido en muchos partidos y aunque hay algunos que se nos han ido por pequeños detalles, han habido otros que hemos sacado con todo en contra, como el que empatamos al final con el Almería. Está claro que lo que nos ha fallado este año ha sido el gol, pero tampoco podemos quejarnos. Nos hemos salvado, que era el objetivo.

– ¿Que destacas de tus compañeros a nivel de vestuario?

Ha sido el vestuario más unido en el que he estado. Nadie ha dado una mala contestación o ha puesto una mala cara en todo el año. De hecho había gente que no jugaba y lo que hacía era esforzarse más para jugar. No se le puede echar en cara nada a nadie.

– A nivel general y con tu experiencia tras todos estos años en el club, ¿cómo ves a la cantera esta temporada?

Está claro que hay que mejorarla. Hay cosas que no se pueden permitir, pero también es verdad es que poco a poco la cantera está mejorando. Se nota el cambio, ya que yo he vivido la peor época del Recreativo y yo por ejemplo he tenido que ir a jugar un partido teniendo que llevar un ‘táper’ de casa. Y ahora mismo la cosa está mucho mejor, el club está volviéndose a convertir en lo que era. Poco a poco.

– ¿Y el primer equipo? ¿Qué opinión te merece la temporada que están haciendo los profesionales?

El primer equipo tiene una gran plantilla y quizás los resultados no están siendo justos con ellos. Pero creo que van a conseguir el objetivo fácilmente. He tenido la suerte de entrenar varias veces con ellos y de jugar un par de amistosos.

– ¿Qué jugadores de la cantera ves con proyección para llegar al primer equipo?

Es mi equipo hay un jugador que es Antonio Pablos, un chaval muy humilde y muy trabajador. Es juvenil de segundo año y yo creo que el año que viene va a ser muy importante en el División de Honor. Y por abajo hay jugadores que me encantan como Carlos Palacios y Rubén Serrano, tienen mucha clase. Además Rubén es de la Puebla.. Hay buena madera, mira, dos centrales de la Puebla para el primer equipo (risas).

– ¿Por qué crees que hay futbolistas que destacan en categorías inferiores y que luego se quedan por el camino, y en cambio otros que están en un segundo plano acaban llegando?

Yo creo que en eso influyen tres factores, el físico, porque hay jugadores que se desarrollan muy pronto y destaca por lo físico, la cabeza, porque si pierdes la confianza en ti mismo ya no vuelves a tu mejor nivel y por otro lado el hecho de que no te puedes creer futbolista antes de serlo. Por un premio te crees más de lo que eres y tienes que poner los pies en el suelo.

– ¿Cómo compatibiliza un joven como tú los estudios y el fútbol?

Ahora es cuando se está empezando a complicar. Estoy empezando a entrenar con el Atlético Onubense y la verdad es que cuesta. Estoy yendo una hora antes de los entrenamientos, los profesores se me quedan mirando cuando me voy y si puedo y me da tiempo, cuando termino los entrenos intento volver. Pero es complicado, estoy estudiando Ciencias de la Actividad Física y el Deporte.

– ¿Cuál es tu objetivo personal esta temporada?

Mi objetivo era salvar al Juvenil A. Ahora que se ha logrado la permanencia y estoy entrenando con el Atlético Onubense, mi objetivo es tener minutos con ellos.

– ¿Con que sueñas en el fútbol?

Con jugar en Primera con el Recre, como Pablo.

LADO HUMANO

Estado civil: Con novia.
Estudios: Primero de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte.
Una virtud: Humilde.
Un defecto: Soy muy cabezón.
Un sueño: Ser profesor de mi carrera.
Un libro: No soy de leer mucho, leo lo obligatorio.
Una película: El mundo es nuestro, la veo mucho con mis amigos.
Una serie: Narcos.
Un plato: Cualquiera de los de mi madre, me gustan todos.
Último capricho: Algo de ropa.
¿Qué tipo de música te gusta escuchar? Mi preferido es ‘El Barrio’.
¿Prensa, radio o televisión? Prensa escrita, internet.
¿Playa o montaña? Playa.
¿Mar o piscina? Piscina.
¿Qué otros deportes te gusta practicar? El fútbol-sala es un deporte que practicaba mucho, pero ya en el club se han puesto las cosas más serias y llega un momento que te obligan a dejarlo. Jugaba mucho antes, pero hace mucho tiempo que ya no juego.
¿Qué borrarías del mundo? La pobreza.
¿Una vuelta por la Cebadilla o un partido con los amigos en el polideportivo? Es difícil, pero un buen partido con los amigos. Pero ya no puedo (risas).
¿La Romería de la Virgen de la Peña o la Feria de la Puebla? La Romería.
La mejor persona del mundo: Cualquiera de los cuatro miembros de mi familia.
Un lugar para vivir: La Puebla de Guzmán. A cualquiera le diría que viniera en abril a mi pueblo, que se va a quedar con la boca abierta.

PERSONAL E INTRASFERIBLE

Primer partido en la cantera: Contra el 2001, en el Infantil B.
Debut con el primer equipo: En Gibraleón, un amistoso.
Entrenador que más te ha marcado: Juan Alfaro.
Un compañero: Jesús Ruiz.
Un gol para enmarcar: En mi primer año en el Recre hice un gol y además perdí un diente. Sin duda fue un gol para recordar.
Un ídolo: Me gusta mucho Sergio Ramos.
Mejor recuerdo deportivo: La permanencia.
Peor recuerdo deportivo: Le lesión que tuve, cuando me rompí el cúbito y radio.
El mejor estadio que has jugado como visitante: El Alfonso Murube, el del Ceuta.
Mejor jugador español: Iniesta.
Mejor jugador del mundo: Messi.
Mejor jugador del Recre: Me quedo con Cazorla y con Pablo Oliveira.

EN DOS PALABRAS

Tus padres: Se merecen un monumento. Han estado seis años trayéndome aquí desde la Puebla y les debo mucho.
Tus hermanos: De pequeños nos llevábamos con el perro y el gato, pero ahora que uno ya es más grande nos aguantamos. Ahora se van a Barcelona de viaje y yo me tengo que quedar aquí, así que los odio (risas).
Tu sobrino: Es la persona más especial del mundo, me cambia el día. Puedo llegar enfadado, que si puedo hablar con él por video-llamada me alegra el día.
Tu novia: Llevamos mucho tiempo juntos. Ha estado en mis peores momentos y ella sabe que es una persona diferente para mí.
Tu mejor amigo: Tengo un grupo, no puedo destacar a uno en concreto. Todos saben que son espectaculares y los quiero mucho.
Jesús Ruiz: Es un compañero, nos llevamos como el perro y el gato, uno central y el otro delantero, y aunque parezca que no yo soy el que tiene que pararle los pies. Jesús ya sabe lo que yo pienso de él.
Manolito Torres: Lo conozco desde que jugaba en el Ayamonte. Es una persona que vive la vida de forma diferente y estamos mucho tiempo juntos, es como un hermano mayor dentro del Recreativo.
Jesús Ortiz: Le estoy muy agradecido. Me dio toda su confianza y creo que gracias a él cambié como jugador y como persona. Le debo mucho.
Juan Alfaro: Juan es sin duda el entrenador al que más le debo. En mi primer año en Huelva me ha hecho ser diferente, me ha enseñado lo importante que es un futbolista fuera del campo y dentro del cambio también me ha enseñado muchas cosas.
Ale Díaz: Me dio mucha pena cuando se fue, iba a ser un gran año con él. Creo que es un segundo entrenador diferente, para mi es la persona con la que he hablado que más sabe de fútbol.
Pepe López: Es más que un preparador físico, es un amigo y este año en los malos momentos, Pepe siempre ha estado ahí y me ha ayudado mucho.
Zamora: Es una persona muy importante, cercana en el día a día y te ayuda mucho porque ha sido profesional. Encima en tu mismo puesto, por lo que me ha dado muchos consejos y le estoy muy agradecido.
Antonio Segovia: Una persona humilde, que en mis años anteriores me ha ayudado mucho y ha estado cerca mía.

Licencia Creative Commons