Albiazules.es | Recre | Recreativo de Huelva

Trabajo, ganas y dedicación al servicio de la cantera

Artículo leído 924 veces.

Juan Ramos y Ale Díaz, técnicos del Infantil A y el Infantil B del Recre, pasaron este jueves por ‘Coma Tapas&Punto’. También contamos con la presencia de Jesús Manzano, responsable de Recrecantera.es.

La cantera del Recreativo de Huelva luce de brotes verdes a pesar de su difícil situación, heredera de la realidad del club. Técnicos y formadores de ilusiones que trabajan de forma apasionada, que aportan su talento y ganas, en un círculo en el que todos salen ganando. Los chicos progresan y se forman, siendo mejores futbolistas y personas, y sus técnicos acumulan experiencia, vivencias y días en la ‘mochila’ para convertirse en mejores entrenadores. Todos salen ganando.

Así es la vitola de dos jóvenes entrenadores que pisan firme. Se tratan de Juan Ramos, técnico del Infantil A del Recreativo de Huelva y Ale Díaz, preparador del Infantil B del club decano. Ambos fueron los invitados a las ‘charlas de la cantera’ en ‘Coma Tapas&Punto’ y degustaron sus exquisitos platos en un debate que contó con un conocedor en profundidad del fútbol base albiazul, Jesús Manzano, responsable de Recrecantera.es.

Yo lo he dicho siempre, son dos entrenadores de la base. Se preocupan por sus jugadores, por todo lo que viene detrás y todo lo que viene delante. Son entrenadores muy validos y para mí son el estereotipo de los entrenadores, que trabajan por la cantera y la formación. Ese tipo de profesionales son fundamentales en el club y quizás no han sido valorados en su justa medida a principio de la temporada, quizás por la situación en la que venían cada uno. Yo creo que si se tiene paciencia con ellos, van a dar mucho fruto en la cantera. Solo deben de tener continuidad“, explicó Jesús.

Por su parte Juan Ramos habló de su carrera y como se produjo su llegada al club. “Llevo entrenando ya diez años en el fútbol base, a pesar de ser joven. Ya en fútbol 11 anteriormente había entrenado en juveniles y en amater en Mazagón, y en el Tartessos en infantil y cadetes. Y después de varios años me llamó Ale Díaz, que está aquí al lado mía, para saber si quería ser su segundo en el Cadete A y sin pensármelo dos veces me vine con él a la cantera del Recre. Y desde entonces llevo dos temporada y media en el club, y mi idea este año era ya intentar dar el salto al fútbol 11. No pudo ser al principio de temporada y una vez que se me propuso tras la marcha de Fran, no lo dudé. Yo me siento preparado para entrenar en fútbol 11“.

Ale Díaz también habló de su vuelta a casa, tras su paso por el Cartaya, aseverando que “Zamora no tuvo que convencerme mucho. Nada más llamarme me propuso el Infantil B, que quería que formara parte del nuevo organigrama de entrenadores de la cantera y yo tampoco lo dudé en aceptar. De mi paso anterior la diferencia es que es un fútbol mucho más formativo, los chavales vienen del fútbol 7, tienes que contarles, explicarles y ayudarles a asimilar todos los conceptos del fútbol 11. Lo que veo es que el crecimiento es mucho más agigantado si lo comparamos a etapas como en cadete o juvenil, donde esos jugadores llevan tres o cuatro años en fútbol 11 y tienen unos hábitos y unos conocimientos. Aquí los jugadores están todavía en una etapa muy de formación, están aprendiendo todos los conceptos y me siento con una gran responsabilidad en ese sentido porque se le está proponiendo la base que va a ser su crecimiento deportivo para los próximos años“.

Gestión de plantilla, formación como prioridad.

Nosotros ahora mismo llevamos 24 sesiones de entrenamiento y prácticamente hemos terminado una pretemporada. Hemos probado varios sistemas para poder conocer a los jugadores y la verdad es que estamos contentos con el equipo. Si es verdad que tenemos muchos jugadores para una posición y por eso se intenta acomodarlos en otras. Intentamos que todos tengan minutos y la verdad es que estoy contento con el grupo“, dijo Juan Ramos de su equipo.

Ale Díaz valoró que “yo estoy muy contento. Esperaba encontrarme más dificultades en la transición de fútbol 7 a fútbol 11, pero los niños en el periodo que llevamos han asimilado los conceptos rápido. Juegan en amplitud, cosa muy difícil, aprovechan muy bien los espacios, son capaces de ordenarse rápidamente y yo estoy muy contento con el grupo. Además el grupo, a nivel diario tiene mucha intensidad en los entrenamientos. Es un grupo que asimila contenidos tácticos con mucha facilidad y tienen un crecimiento del juego, para la edad que tiene, que es impropio y yo estoy encantado con el grupo. Es un grupo que hay que cuidar porque a nivel individual hay muchos jugadores que tienen mucho potencial. Tenemos que cuidarlos y ayudarlos a crecer porque es la base del futuro“.

A este respecto añadió que “no me esperaba un nivel técnico y cognitivo tan alto de jugadores de 12 años. Nunca había entrenador a jugadores infantiles, siempre había estado entre juveniles y cadetes. Y cuando empecé a entrenar al Infantil B no me esperaba que hubiera niños con esa capacidad de entender el juego, y asimilar conceptos con esa velocidad. Futbolistas que le explicas cosas, que nosotros nos ha costado meses interiorizar en el Cadete de División de Honor, que ellos en media temporada y un deporte totalmente nuevo para ellos, han sido capaces de asimilarlo con naturalidad y que al preguntarles tienen la capacidad de explicarlo. Esa es la principal baza que tiene el grupo del Infantil B. Es un equipo con unas capacidad cognitivas que le van a llevar a un entendimiento del juego, que el día de mañana si siguen progresando con el nivel que llevan, van a ser un grupo muy importante para la cantera. Y eso que de nuestro grupo salieron jugadores al Betis y al Villarreal. Es verdad que nosotros también nos hemos reforzado con los mejores jugadores de la provincia, con la vuelta de Dayron, y nos hemos enriquecido y nos han dado más prestaciones pero no hay que desviar que Alejandro se ha ido al Villarreal y que Yeray es titular indiscutible en el Betis. Son dos futbolistas que también habrían enriquecido al grupo. Aún así mi valoración del grupo es muy alta y me siento un privilegiado de poder entrenarles“.

Yo entiendo el fútbol y lo entendido siempre que he estado en la cantera, que tú tienes que merecer. El equipo tiene que merecer ganar partidos, tienes que merecer que estés arriba porque entrenas día a día para ello, tienen que tener una educación deportiva. El resultado es una cosa que va a llegar. Si tú haces todo lo demás bien, te va a llegar. No soy obsesivo con los resultados, de hecho cambiaría ganar la liga de este año porque el 80% de la plantilla actual lleguen al Juvenil de División de Honor, ese debe ser objetivo, no ya mío, sino de todos los que formamos parte de la cantera. Que el mayor número de jugadores vayan progresando hasta ser posible el primer equipo. Y por eso me siento un esclavo de los resultados. Ya sabemos que en los dos últimos años no he tenido resultados muy buenos y eso no me ha minado en mi deseo de seguir entrenando y seguir ayudando a los jugadores a alcanzar sus objetivos personales. Entonces, el objetivo es que los jugadores entrenen bien y tengan unos hábitos deportivos, entiendan el juego y a partir de ahí hagan merecimientos para poder llegar a los resultados que queremos obtener, que como todos los entrenadores y todos los jugadores, cuanto más se gane estaremos mucho más contentos. Pero hemos tenido partidos en los últimos tiempos, hablo del de Los Rosales, en el que el equipo desde mi punto de vista hizo un partidazo y perdió. Y salimos mucho más contentos de otros partidos que hemos ganado y no hemos estado tan bien. Y de cara al año que viene, la competición andaluza es muy complicada. A nivel regional hay mucho nivel y nosotros tenemos que preparar a los jugadores, para que estén listos para afrontar lo que les viene. De momento han sido un equipo ganador porque a nivel provincial han sido un grupo que creo que está por encima de la media, pero cuando los metamos en las competiciones regionales igual tenemos que sufrir y tenemos que estar preparados para eso. El enfrentarte a un Sevilla, a un Betis, a rivales de entidad que les van a exigir mucho y que en la mayoría de los casos les van a ganar, y tenemos que estar preparados para competirles, y a ser posible hacerlo de tú a tú“, explicó.

Objetivos para la temporada.

Juan Ramos resaltó de la categoría en la que compite su equipo que “todo el mundo la conoce, la Primera Andaluza. Con bastante nivel y en la que están las cantera de mayor nivel, con un puntito por encima nuestra. Estos primeros partidos han sido para ellos y para mí de probaturas y demás, y ahora en la segunda vuelta creo que se va a ver el cambio en el grupo, y que ya van a estar más adaptados a lo que se les pide. El objetivo será el de intentar entre el quinto y el octavo puesto, que es la clasificación que suele hacer el Recre en esta categoría. Nosotros intentaremos estar ahí, igual que los demás“.

En cuanto a la próxima jornada declaró que “se presenta un partido duro porque es engañosa la clasificación del Tomares. Si miramos los resultados ha perdido por la mínima contra el Betis, con el Sevilla, con el Cádiz y con los equipos de arriba. Eso hace indicar, por lo que hemos visto, es que defienden bastante bien y reciben pocos goles. Pero tenemos que aprovechar que jugamos en casa y que es un partido que nos va a dar el poder meternos ahí, con el Nervión y con el Cádiz, que se enfrentan entre ellos, el poder acercarnos a ese quinto o sexto puesto. que es a lo máximo que podemos aspirar. Es un partido difícil seguro, ya que el Tomares es un equipo competitivo“.

La Copa Federación ya queda atrás.

Del Infantil B, afrontará el sábado un duelo ante el Cartaya, del que Ale Díaz dijo que “como todos los partidos de la categoría va a ser complicado para nosotros porque la mayoría de los equipos tienen jugadores de segundo año. Entonces, a nosotros nos cuesta tener la continuidad en el juego durante todo el tiempo, que es lo que nos gusta. Tener la posesión y a través de esa posesión, muchas veces nos condenamos a que el otro equipo tenga la posibilidad de que pueda contragolpearnos y ahí en esas situaciones, de balones más largos y demás, si que pueden hacer gala de una mayor superioridad física con respecto a nuestro equipo. Yo espero que el equipo responda al nivel que ha estado mostrando durante la temporada, a un nivel alto. Es verdad que en Copa Federación ante el San Roque de Lepe, el mejor equipo de la categoría, no estuvimos bien. Tampoco el partido fue excesivamente bueno, ellos marcaron un gol de falta y otro de penalti, y nosotros fallamos un penalti. No nos tiene que importar demasiado el hecho de haber caído en Copa. Competimos ante un rival de segundo año con muy buenos jugadores y lo que queremos es eso, seguir compitiendo, jugar bien y si es posible seguir ganando partidos“.

Oportunidades para el futuro.

También se habló del trabajo que realizan ambos entrenadores con respecto a darle oportunidad a los jugadores que vienen pisando fuerte, tanto en el Infantil B como el Alevín A. Juan Ramos dijo al respecto que “estamos muy encima los dos técnicos. Vemos muchos partidos, hay un buen grupo en la cantera y siempre estamos atentos a los partidos. En mi caso estoy muy pendiente del grupo de Ale y de hecho hay jugadores que tenemos idea de cuando podamos, subirlos a entrenar y posiblemente a que jueguen. Es lo ideal, que vayan avanzando y aprendiendo con respecto a lo que les espera el año que viene. Que puedan estar en una categoría superior y ver si esos niños que tenemos en nuestros planes, verlos en un contexto distinto al que están acostumbrados. Por ejemplo Mario, el portero, ya ha jugado varios partidos con nosotros y este fin de semana volverá a jugar porque Manuel está lesionado. Creo que es el tercer partido que va a jugar con nosotros. Tanto Ale como yo estamos en continuo contacto y vemos los partidos de nuestros equipos“.

Por su parte Ale indicó que “nuestro caso es distinto con respecto al resto de equipos B en la cantera. Somos un equipo ‘bisagra’ entre fútbol y fútbol 11. Entonces, no es fácil meter a un alevín en una dinámica de un equipo de fútbol 11. Si que tenemos pensado hacer un seguimiento del Alevín A. Ya entrenó con nosotros Marcos, el portero y ayer también lo hizo Lázaro. Y nuestra idea es que en cuanto Juan vaya tirando de jugadores nuestros, ir tirando nosotros del Alevín A sin trastocar excesivamente el equipo de Balu, sabiendo que es una etapa formativa. Pero él también está compitiendo y si todo va bien tiene que jugar un Sector, que creo que es una experiencia enriquecedora para los jugadores. Y nosotros en cuanto podamos, también le daremos oportunidades a los chavales del Alevín A. Juan ha heredado a una plantilla que Fran hizo de 24 jugadores, que yo creo que para convocatorias de 18 es una plantilla un poco extensa. Entonces, él va a tener problemas para ir metiendo jugadores de mi equipo. Nuestra plantilla es de 22 y de momento como estamos contentos con todo el grupo, a nivel de trabajo porque los chavales están entrenando bien, el crecimiento de los jugadores será gradual. Es decir, iremos incorporándolos a los entrenamientos y cuando hagan méritos los alevines para debutar con nosotros, empezaremos a meterlos en la dinámica del Infantil B“.

Trabajo y trabajo en todas las área de la cantera.

En la cantera podemos presumir de un buen grupo humano y un grupo muy bien preparado en todos los ámbitos. Por lo menos lo que se está intentando. Se trabaja al mismo nivel que como cualquier cantera puntera, sin tener ni siquiera la mitad de los recursos que tienen ellos. Tanto económicos como de material o de instalación. Este año se está intentando trabajar, yo estoy súper a gusto, nos supervisan muchos los ejercicios que hacemos, están muy encima de los entrenamientos, va todo en la misma consonancia. Los porteros con Ismael, la preparación física con Pepe, Rúa con la tecnificación y aparte está siempre muy encima nuestra, hablamos mucho y al final creo que es muy importante que en un grupo, sobre todo en el fútbol, que se hable, se debata y se saquen conclusiones en común, y se vean puntos de vista distintos. Muchas veces como entrenadores y como formadores vemos una cosa, y hay que verla también desde otro punto de vista. En ese aspecto en la cantera, yo estoy bastante contento en la forma de trabajar que estamos teniendo este año“, destacó Juan Ramos sobre el papel que se está ejerciendo en la coordinación y las distintas secciones que conforman la metodología de trabajo en el futbol base recreativista.

Ale Díaz destacó también que “la forma de trabajar en la cantera, la principal virtud que hay en el club es que hay una coordinación de todas las áreas, con una profesionalidad y una capacidad de trabajo muy alta. Nosotros en el club estamos paliando la falta de recursos económicos con trabajo y dedicación. Hay un departamento de porteros para trabajos específicos con Ismael; hay un área metodológica con Rúa que supervisa todos los entrenamientos y que los complementa de manera individualizada; está Pepe López que revisa toda la preparación física y también tenemos a Miguel echándonos una mano. Y también está Zamora para todo lo que haga falta, también está Dani.. Hay un grupo de trabajo involucrado que suple la situación precaria a nivel de recursos con mucho trabajo. Desde mi punto de vista están haciendo una buena labor en la cantera“.

La importancia del entorno que rodea al niño.

El técnico del Infantil B valoró el papel que deben asumir padres, familiares y amigos de los jugadores de cantera, resaltando que “yo creo que la importancia es vital. El niño tiene que tener un crecimiento y tiene que pasar por muchas fases, y ahí tiene que estar la familia para ayudarlo, aconsejarlo positivamente y meterlo en una dinámica de grupo, y que la actitud del jugador sea siempre positiva. Hay situaciones negativas a nivel deportivo, de futbolistas que no juegan y la única manera de revertirlo es con trabajo, con dedicación, entrenando más fuerte que nadie. Aún así hay situaciones en la que el jugador hace todo eso, pero como la decisión final no depende de él y no va a tener el premio que merece. Y ahí es donde aparece la familia, el darle una constancia, el ayudarle a insistir y darle por supuesto el respaldo a todas las decisiones que tiene tomar, y sobre todo a que siga alentando. Al final es una lección de vida. El que deja el fútbol por estar dos partidos en el banquillo, seguramente deje el trabajo al segundo día porque no está contento o romperá con su pareja si tiene algún problema. Todo eso es una lección de vida y saber salir de situaciones complicadas, va ayudar al niño a crecer personalmente. Esa es la figura que tiene que tener la familia, más allá de las pretensiones que se puedan tener en lo deportivo. Todo futbolista que está en la cantera quiere llegar a ser profesional y eso es lícito, pero debe llegar dando todos los pasos necesarios y no saltándose ninguno“.

Los dos técnicos también hablaron de como esperan que sean recordados por sus jugadores. Juan Ramos dijo que “como cualquier entrenador, espero que cuando pase el tiempo te recuerden como un entrenador con el que han aprendido y mejorado, y en lo personal como alguien con el que pueden contar. Equipos que hemos tenido nosotros, como el Cadete de hace dos años, nos saludan con alegría o te preguntan cuando tienen algún problema y al final eso es lo que nos vamos a llevar del fútbol. La satisfacción personal de formar personas, aparte de jugador“.

A mí me gustaría que este grupo tuviera el cariño y el afecto, y la consideración que tuvieron el resto de equipos con los que he trabajado. Al final he tenido una buena relación con casi toda la totalidad de los jugadores que he podido entrenar en estos años. Nosotros estamos para ayudarlos a crecer deportivamente y para ser un apoyo personal para ellos. Eso es lo que me gustaría a mí, que cuando pase el tiempo dijeran que Ale les ayuda a entender mejor el fútbol y que cuando tuve algún problema personal pude contar con él. Sabiendo que se tiene una relación de distancia y respeto entre jugador y entrenador, pero también de confianza para poder ayudarles a solucionar cualquier problema que puedan tener, tanto a nivel deportivo, donde puede ser en muchos casos culpa mía por no darles el sitio que ellos creen que se merecen o como también a nivel a nivel personal, donde si podemos ayudarles también estamos para eso“, destacó por último Ale Díaz.

Licencia Creative Commons