Albiazules.es | Recre | Recreativo de Huelva

«Vamos a movernos para que esta injusticia no vuelva a cometerse»

Jairo Suárez denunció el acoso que está recibiendo el Frente Onuba en los últimos tiempos por parte de la Policía Nacional. Explicó los motivos por los que la Grada de Animación no animó durante el partido contra la Balona y por lo que Ismael, el coordinador de la Grada, sufrirá una sanción de 6.000 a 60.000 euros.

«El próximo partido contra el Villanovense la Grada de Animación volverá a tener el mismo aspecto de siempre, de todos los partidos o esperamos que incluso mejor por el partido que es«. Esas fueron las palabras de Jairo Suárez, alma máter del Frente Onuba. Aunque ya no se encuentra en primera línea, sus palabras en Canal Luz Televisión son la fuente más fidedigna a la hora de conocer la versión del grupo Ultra del Decano sobre el suceso acaecido en el partido contra la Balona.

A destacar que la Grada de Animación no animó en ese partido y muchos miembros del Frente Onuba no estuvieron en solidaridad por uno de sus compañeros, tras el incidente que tuvieron con la policía. Algunos medios informaron que intentaron acceder al partido con una bengala, lo que puede suponer una multa al club y al propio hincha recreativista.

Sobre ello Jairo comentó en la tertulia de Canal Luz que «todo esto es una historia larga, que viene con el cambio del coordinador de la policía nacional, que es quién se encarga de la seguridad a nivel total del fútbol junto con su equipo de trabajo, y que el Frente Onuba durante todo este tiempo que ha estado en el Nuevo Colombino, pues no ha habido el mayor problema que el que ocasionara algún partido de manera puntual, pero siempre lo normal. Nunca ha habido ningún problema, básicamente porque nosotros somos recreativistas y miramos por el interés del club y nunca vamos hacer nada en contra del club y que le suponga un perjuicio. Y todo viene a raíz de esto, de una falta de entendimiento, de un nerviosismo que notamos por parte del nuevo coordinador y su equipo, y están un poco cerrados en banda a la hora de dialogar. En tres partidos anteriores en casa, el Recreativo metió 17.000 personas contra el San Fernando en el estadio Colombino y la policía se pone algo nerviosa de cara a un posible ‘play-off’ de ascenso. Cosa que no entiendo, ¿qué es un ‘play-off’ de ascenso?¿La tercera Guerra Mundial? Lo máximo que nos puede pasar es que venga la Ponferradina con 50 personas o el Atlético Baleares con 10 alemanes, que además son muy simpáticos. No creo que aquí se vaya a vivir un partido conflictivo. Parece que les da miedo el estadio a máximo rendimiento, que no entiendo porque el comportamiento de la afición del Recreativo de Huelva a lo largo de toda su historia es ejempla. Inclusive por nuestra parte me gustaría que nos dijeran si en algún momento hemos podido cometer algún tipo de ilegalidad dentro del campo, ya sea meter dentro del campo alguna bengala. Incluso recuerdo el caso puntual de que un aficionado ubicado en la Grada de Animación lanzó un zapato y fue la propia Grada de Animación y sus coordinadores, quién cogieron a esa persona y dijeron ‘va a ser esta persona quién va a causar un perjuicio al club, nosotros lo entregamos’. Entonces si nuestra actitud y trabajo en pos del Recreativo es esta no entendemos las medidas«.

Continúo la exposición de los hechos, destacando que «lo que ocurrió en el partido contra el San Fernando no lo voy a contar, porque fue un caso personal contra mí, contra mi persona.. Y quizás más adelante y llegado el momento lo contaré. Pero si mucha gente pudo notar el nerviosismo de la policía a la hora de tratar al público. Son gente que se deben al ciudadano al final y si no hay ninguna situación que lo requiera, deben de tratar a la gente con educación. Entonces, ese partido con el tema de los cascos de moto habrá varios aficionados que lo habrán notado. Hablamos de que se dirigían a la gente con formas que no son, originando unas colas innecesarias en el acceso a la Grada de Animación, porque por nuestro acceso también se va a Fondo y con cacheos minuciosos para todo el mundo, uno por uno, sea de la Grada de Animación o no. Entonces se originan colas enormes y la gente se pierde parte del partido por el que tú has pagado y no tienes porque soportar esto. Pero vamos a partir de la base de que pueden estar haciendo su trabajo, pero en el partido contra el Sevilla Atlético ocurrió algo con nuestro desplazamiento. Era algo que no queríamos darle mucha trascendencia, pero nos hemos dado cuenta que todo venia sumando desde un punto en el que ellos nos comunican a nosotros, nos llega la filtración, de que están muy nerviosos por el tema de los ‘play-off’. Y notamos como el nerviosismo de los cuerpos de seguridad del estado va ascendiendo en el trato con el aficionado y no solamente con nosotros. Hay muchos aficionados que se quejan de este trato. Y en el partido contra el Sevilla Atlético nos llaman y nos preguntan por la empresa de autobuses íbamos a ir. Nosotros sin ningún tipo de esconder nada, en un alarde de transparencia y claridad les dijimos con la empresa que viajábamos. Y lo que se encargan es de llamar a esta empresa de autobuses y amedrentarlos, diciéndoles que si no sabían a quienes llevaban y que eso era un partido más o menos como en Bosnia-Herzegovina, y que le íbamos a reventar el autobús. Meten el miedo a ese hombre en el cuerpo y ese hombre, dueño de la empresa Puntabus, nos llama el mismo sábado por la mañana, sin tiempo de reacción y menos de 24 horas para el partido, y nos dijo que nos nos llevaban, que les habían llamado y por política de empresa. La pena es que no había un contrato firmado. Así que el Frente Onuba por acción de la policía no tenía manera de desplazarse a Sevilla, pero gracias a Dios estaba muy cerca y pudimos ir en nuestros propios coches. Si llega a ser Granada u otro sitio que necesitáramos autobús nos hubiéramos quedado en tierra«.

Y sobre lo ocurrido en el partido contra la Balona, Jairo comentó que «en el último partido en casa, el personal que está encargado del ‘merchandising’ del Frente Onuba tiene una caja, donde tienen las camisetas, las bufandas, todo ese tipo de cosas y que están a la venta antes del partido donde nosotros nos ponemos y que después se sigue vendiendo dentro. Por lo tanto se transporta esa caja desde fuera hacia dentro del estadio. Hay un encargado que por activa y por pasiva registró esa caja tres días antes, y también el mismo día del partido. Pero al ser una caja abierta al público y cualquier persona puede manipular. Pero el caso es que cuando entra la persona que porta la caja, la policía le llama al registro de la caja como en cada partido como es habitual. Entonces, se ponen en la actitud de hacer su trabajo, como es normal y empiezan a ponerse quisquillosos con las pilas del megáfono. Pilas que vamos introduciendo como siempre porque entonces no funcionaría el tema de megafonía. Ellos curándose en salud y guardando sus espaldas, cuando vieron la que se había liado porque no pensaba que tuviera esa repercusión, rápidamente filtraron a la prensa que había cogido una bengala en el acceso de la puerta del Frente Onuba, que por eso no habían entrado y que en solidaridad con el resto no habían entrado. Nada más lejos de la realidad. Fue una bengalita de luz de esas que compras en navidad en el quiosco y que la pones en el suelo. Eso el Frente Onuba no la ha utilizado nunca, más bien bengalas de Salvamento Marítimo o un bote de humo. Además si yo quiero introducir un artefacto pirotécnico, que primero no lo voy hacer porque estoy tirando piedras contra el tejado de mi club, y que ya tiene bastante como para ocasionarle una sanción económica, pues si yo quisiera meterla en el estadio no te lo voy a dar en la caja. Si quiero la meto, pero nuestra actitud nunca es esa. Entonces, en el revuelo que se lía con eso, llega Ismael, que ya estaba dentro del estadio. Este chico de la caja ya estaba entrando e Ismael estaba dentro y viene a ver qué estaba pasando. Y pregunta desde la educación, para saber que pasaba y en una actitud bastante maleducada, por no llamarla de otra forma, el policía se dirige de unas maneras que no creo que sean las adecuadas para una persona que se ha dirigido con educación. Le preguntó a Ismael si era el responsable o coordinador, y le dijo que era el coordinador de la Grada de Animación. Y automáticamente sin mediar más palabras le contestó ‘¿tú eres el encargado de aquí, no? Pues dame tu DNI y tu abono porque esto te lo vas a comer tú’. Una acción que fue vista por toda la gente que estaba entrando, tanto de la Grada de Animación, como de Fondo o Gol Norte. Incluso los empleados del club presenciaron todo«.

Así las cosas denunció que «a Ismael lo van a proponer para ser sancionado y de hecho ya está cursada la sanción. Pero él no ha metido nada. Había una persona que estaba introduciendo una caja que contiene un artefacto pirotécnico, que no tiene nada que ver con lo que tratan de vender ellos. Yo puedo entender que persona que lo vea desde fuera pensara que van a sancionar a alguien que ha metido una bengala con una multa de 6.000 a 60.000 euros, como así lo especifica la Ley del Deporte. Mi conclusión es que no se me ocurriría meter una bengala porque me pueden meter un ‘puro’. La conclusión por la que la Grada de Animación se quedó vacía fue porque uno de sus miembros intentó meter una caja con un artefacto pirotécnico, que está prohibido, lo cogen y no lo identifican , y lo dejan ahí. Y ahora una persona que pasa por ahí, pregunta, lo cogen lo identifican y le multan por lo que estaba metiendo el otro. ¿Cuál es mi conclusión? Miedo de estar en la Grada de Animación. Yo a este tío, mañana se le pasa, en vez de a este es a mí. Me da miedo estar ahí. A la gente le da miedo estar en la Grada de Animación porque hay una persona que está utilizando su posición para usarla de la manera que a él le da la gana. Nosotros hemos mantenido silencio hasta ahora por salvaguardar la integridad del club, que en ningún momento se pudiera sentir involucrado. Una vez que hemos visto que esa parte está a salvo, estamos estudiando nuestras propias medidas y que vamos a tomar contra esta situación. Vamos a hacer las acciones que sean necesarias para que esta injusticia no vuelva a cometerse«.

Licencia Creative Commons

error: Todos los derechos están reservados.