Albiazules.es | Recre | Recreativo de Huelva

Los peligros de un nuevo cierre de la hoja registral

Artículo leído 1478 veces.

Sigue sin convocarse la Junta de Accionistas con las que aprobar las cuentas de las temporadas 14/15, 15/16 y 16/17. La aprobación de las cuentas de la era Gildoy, como en la 14/15 en la que el auditor denegó la opinión, hoy por hoy es muy complicado como dejó claro el propio Roberto en el informe que dio a conocer en el pasado mes de abril. Cabe destacar que si se produce el cierre de la hoja registral por la falta del depósito de cuentas anuales, el club no podrá inscribir ningún nuevo movimiento a título efectivo, como puede ser la el cambio en la propiedad. Habría que proceder a la confección y depósito las cuentas anuales de los tres últimos ejercicios sociales, para que así se procediera a la reapertura de la hoja registral.

Son tiempos complicados en el Recreativo de Huelva. Una vez finalizada la temporada deportiva, es el momento de que se aborde el futuro de la entidad albiazul con un proyecto serio, del que de momento se desconocen sus pasos. Ha trascendido que Eurosamop seguirá ejerciendo como grupo gestor, pero la situación económica del club sigue siendo igual de complicada y desde los mentideros se habla de un nuevo proceso de venta de las acciones del club decano.

Pero también es cierto que sigue sin convocarse la junta de accionistas del Recreativo de Huelva. Una junta con la que deben aprobarse las cuentas las cuentas de las temporadas 14/15, 15/16 y 16/17, con todo lo que conlleva los últimos ejercicios con Gildoy dentro del club. Cabe recordar la esperpéntica última junta, la de la 14/15, en la que nadie dio la cara y se presentaros unas cuentas en las que el auditor denegó su opinión.

Cabe recordar que Roberto Sánchez, en el informe que dio a conocer en el pasado mes de abril en la asamblea del Trust, informó como consejero que “sin auditoría no hay informe, ni favorable, ni con salvedades, ni desfavorable ni con opinión denegada. Sin informe no hay junta de accionistas y sin ella no hay procedimiento de aprobación ni registro posterior de las cuentas. Caso complementario, y que hay que tener en cuenta previamente a todo esto, es que el propio Registro, valorando un hipotético informe de auditoría que deniegue la opinión o que sea desfavorable, puede denegar el registro de las cuentas, encontrándose así́ la entidad en un problema administrativo muy complejo y volviendo a vivir situaciones pasadas desagradables con el cierre del libro del Registro Mercantil“.

¿Pero qué pasaría si se diera en las próximas semanas un nuevo cierre de la hoja registral? La web legaltoday.com explica que “una de las principales obligaciones del empresario es la depositar en el Registro Mercantil las cuentas anuales del ejercicio social. Si transcurrido un año desde la fecha del cierre del ejercicio social no se hubieran depositado, el Registro Mercantil procederá al cierre de la hoja registral. Así se desprende del artículo 38 del Reglamento del Registro Mercantil (RRM)“.

El citado medio explica también que “en algunos casos, cuando no se depositan las cuentas anuales porque la Junta General no las aprueba, el artículo 378.5 del RRM establece que no procederá el cierre de la hoja registral. Para ello, se deberá acreditar tal circunstancia mediante certificación del órgano de administración con firmas legitimadas. Dicha certificación expresará la causa de la falta de aprobación. Otro modo para acreditar esta circunstancia es mediante copia autorizada del acta notarial de la Junta General. Estos documentos deberán presentarse en el Registro Mercantil antes de del plazo de un año desde el cierre del ejercicio social. Asimismo, serán objeto de inscripción y publicación en el BORME“.

Las consecuencias de un nuevo cierre registral complicarían de nuevo el futuro del Decano. Así, no se podría “inscribir documento u acto alguno mientras el incumplimiento persista“, lo que impediría por ejemplo que pudiera iniciarse un nuevo proceso de venta de acciones del Real Club Recreativo de Huelva. Asimismo la sociedad será considerada como una “sociedad irregular“. Así pues, no se les aplicará la legislación como sociedades mercantiles de capital. En estos casos, les será de aplicación la legislación de sociedades civiles.

Si este hipotético caso se volviera a dar, habría que proceder a la confección y depósito de las cuentas anuales de los tres últimos ejercicios sociales, para que así se procediera a la reapertura de la hoja registral.

Roberto Sánchez ya lo explicó de forma clara.

Cabe recordar que el aún consejero del Recreativo, Roberto Sánchez, ya explicó en su informe que “nadie está́ más preocupado por que las cuentas de la 14/15, 15/16 y 16/17 se auditen que el propio consejo, grupo gestor y propiedad. A la entidad le va la vida en ello. Pero esto no quiere decir que este consejo, que va a firmar (y que a nadie se le olvide) unas cuentas que son consecuencias de una gestión de hace 4 años, vaya a hacerlo sin que se garanticen unas mínimas condiciones de seguridad para nosotros por las responsabilidades que pudieran devenir. Dicho de otra manera, estamos reconociendo y validando con nuestra firma unos actos contables de la etapa más oscura de la entidad blanquiazul y yo, personalmente, no voy a dar mi aprobación hasta que la contabilidad no esté́ lo más perfectamente pulida y represente la imagen fiel de la entidad en esa fecha, si para ello, por la complejidad de la situación, deben pasar dos o tres meses más de análisis y ajustes, por mi parte, así será y el que quiera que la junta se celebre antes solo debe decirlo, remangarse, ponerse en nuestro lugar y firmar“.

También aclaró al respecto, que la firma ‘SM&T Auditores’, encargado de realizar las auditorías, explicó en el pasado mes de enero en un informe intermedio que “esto no es una auditoría al uso ordinaria, sino que existe un riesgo máximo a nivel global que implica una estrategia de auditoría agresiva basada en procedimientos muy amplios de comprobación de saldos y transacciones. No se trata por tanto de auditar un ejercicio sino de reformular las cuentas de un ejercicio de hace 4 años“.

El club ya pudo tener cerrada la hoja registral.

Por otro lado, destacar que el gerente del club, Carlos Hita, explicó en el pasado mes de noviembre en declaraciones a Onda Cero Huelva que el club volvió a peligrar, ya que Hacienda pudo haber ejecutado de nuevo el cierre registral al no presentar Gildoy los tres últimos ejercicios del impuesto de sociedades.”Hemos tenido que presentar impuestos de manera extemporánea y tenemos que ir resolviendo todos esto asuntos. Hay que darle la máxima normalidad de una vez por todas al club. el que no se hubieran presentado los tres últimos ejercicios del impuesto de sociedades habría podido derivar que Hacienda, de oficio, ejecutara prácticamente el cierre registral. Eso habría significado que se hubiera tenido que liquidar la sociedad“.

Licencia Creative Commons