Albiazules.es | Información | Opinión | Recreativo de Huelva

Miguelito desatascó el partido con un golazo marca de la casa

Entrada leída 945 veces.

El Recreativo de Huelva logró una victoria por 1-0 ante la Balompédica Linense, gracias al gol del canterano en el minuto 93. Partido gris y con pocas ocasiones, sobre todo por parte albiazul. El Decano no tuvo su día en ataque y desde la grada se exigió un mayor protagonismo. Pavón, muy discutido en la grada, especialmente con los cambios.

Gol en el último minuto y victoria. Con poco más se puede resumir un partido en el que el Recreativo de Huelva sufrió lo esperado. El Decano, como local, tenía la obligación de llevar el peso del partido y tomar riesgos, ante un rival que prefirió hacerse fuerte en defensa y apostar por el empate. La Balona asumió su rol de equipo visitante y prefirió buscar la sorpresa desde el contragolpe, por lo que buena parte del partido se perdió en disputas en el centro del campo, con dos equipos limitados y que demostraron porque hoy por hoy su objetivo es eludir la zona de descenso a Tercera División.

Tras el varapalo de Jumilla, desde el seno del Recreativo de Huelva se tenía claro que gran parte de las opciones de permanencia pasaban por hacerse fuertes en el Nuevo Colombino. Pelear y sufrir, dar hasta la última gota de sudor por el equipo, y confiar en tus recursos . Ante el Villanovense funcionó y contra la Balona, todo iba encaminado a un nuevo empate a cero. Pero entonces apareció Miguelito. A pesar de su discreta participación en el partido, el canterano se sacó un quiebro de espaldas digno de jugador de élite. En un palmo de marchó de su par y de potente disparo, puso el gol que significó la victoria para su equipo. Y lo hizo en el minuto 93, con el partido ya agonizado, con total tranquilidad. Esa tranquilidad que ya vimos en su paso por la cantera albiazul, en esos partidos en la Ciudad Deportiva. Esa tranquilidad que ya tenía en las ‘pachangas’ que jugaba con sus amigos en el barrio. Jugador de calle, listo, habilidoso, pícaro.. Un genio al que las lesiones casi le sepultan, pero que apareció en el momento que más lo necesitaba el Decano. Las segundas oportunidades.

Por parte albiazul, el once que saltó al Nuevo Colombino fue el esperado, salvo por la ausencia de Jesús Vázquez. El capitán del Decano era duda por una lesión y su puesto fue ocupado por Pape. Junto con el veterano centrocampista se quedaron también fuera de la convocatoria hombres como Diego Altamirano, Manu Torres y Manu Ramírez. Por lo demás, Rubén Gálvez estuvo en la portería, junto con los defensas Iván Robles, Bonaque, José Alonso y Javi Cantero. En el centro del campo Rafa de Vicente acompañó a Pape en el doble pivote, con una línea de tres por delante formada por Núñez, Miguelito y Antonio Domínguez, y como delantero Iván Aguilar. Asimismo, en el banquillo estuvieron Arturo, Sedeño, Ale Zambrano, Fran Machado, Rubén Mesa, Waldo y Ernesto.

El partido comenzó con el escenario esperado. El Decano intentaba llevar el control, ante una Balona bien posicionada, en el que destacaba por su buen hacer en la defensa, el ex albiazul Mario Gómez. Ese buen planteamiento atrás no impidió que el equipo de la Línea de la Concepción buscara hacer daño desde el contragolpe o desde acciones aisladas a balón parado, pero en todas ellas Rubén Gálvez demostró estar atento.

Con el transcurso de los minutos las fuerzas se igualaron aún más. A ambos equipos le costaba un mundo llegar con cierto peligro al área contraria, aunque eran los albiazules los que más empeño pusieron, como en un remate de Javi Cantero en un saque de esquina o un disparo dentro del área de Iván Aguilar que repelió el portero del conjunto gaditano.

La respuesta por parte visitante llegó con la jugada resuelta por Stoichkov, con un disparo que se estrelló en la lateral de la red. Núñez fue el último en intentarlo, con un cabezazo que se marchó alto. Poco más ocurrió en una primera parte gris y con pocas ocasiones.

Mismos problemas en la segunda parte y unos cambios discutidos.

Tras el paso por los vestuarios, Recre y Balona ‘regalaron’ el mismo discurso que en la primera mitad. Ninguno de los dos tomo riesgos en el juego, a la espera del fallo del contrario. Era el Decano el que buscaba proponer algo más, pero le costaba mucho encontrar profundidad en su juego ofensivo. El primer acercamiento tuvo color visitante, con un disparo de Selfa que no encontró puerta. Fue más clara la primera llegada albiazul en este segundo tiempo, con un saque de esquina que remató Núñez tras tocar Javi Cantero, pero el guardameta de la Balona tiró de reflejos.

Creaba peligro el Decano a balón parado. En una nueva acción desde el córner, fue Iván Aguilar el que rozó el 1-0, con un remate que se marchó cerca de la escuadra. Poco a poco se envalentonaba el equipo de Juanma Pavón, como en un disparo de Miguelito que fue desviado por Óscar con una gran parada.

El empuje de los recreativistas tuvo poco recorrido. La Balona se encargó de meterle cloroformo a un partido en el que las ocasiones claras seguían sin llegar. Cuando podían juntarse hombres con talento como Núñez, Miguelito o Antonio Domínguez, ocurrían ‘cosas’.. Pero por desgracias no ocurrió demasiado, ya que la defensa de la Balona se encargó de ponerles en dificultades.

Poco a poco el nerviosismo fue instalándose en las gradas del Nuevo Colombino y comenzaron a aparecer los pitos. La Balona intentó aprovecharse de la situación y pescar en rio revuelto, como en un contragolpe que resolvió Álex Rubio con un disparo cruzado que se marchó fuera por poco.

Juanma Pavón buscó refrescar a sus jugadores, dando entrada a Waldo por Antonio Domínguez y a Ale Zambrano por Pape. Este último cambio fue pitado por un público que no entendía porque no se apostaba por dar entrada a jugadores de ataque. Pero los cambios no surtieron el efecto deseado, en un partido que en sus últimos minutos transcurrió más por el área albiazul que por la del equipo visitante. El último cambio, Fran Machado por Iván Aguilar, tampoco fue entendido por el respetable.

En la recta final pudo pasar de todo. La Balona avisó de que podría dar la sorpresa, con un par de llegadas en las que sembró el caos y en el descuento, el éxtasis. Miguelito recibió pasado el centro campo y definió el partido desde la insolencia. Quiebro de espaldas con el tacón, media vuelta, conducción y zapatazo cerca de la frontal, pegado al palo contrario. Gol en el último minuto y victoria.

Ficha técnica:

Real Club Recreativo de Huelva: Rubén Gálvez, Iván Robles, Javi Cantero, Pape (Ale Zambrano, minuto 74), Bonaque, José Alonso, Núñez, Miguelito, Iván Aguilar (Fran Machado, minuto 81), Rafa de Vicente y Antonio Domínguez (Waldo, minuto 72).

Real Balompédica Linense: Óscar, Bauti, Madrigal, Olmo, Mario Gómez, Chico, Gato, Selfa (Alfonso, minuto 78), Álex Rubio, Mauri (Canario, minuto 83) y Stoichkov (Juampe, minuto 60).

Goles: 1-0, minuto 93 – Miguelito.

Árbitro: Raúl Martín González Francés (Comité canario). Amonestó al local Iván Robles y a los visitantes Mario Gómez, Selfa, Francis Ferrón y Canario.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo sexta jornada del grupo IV de la Segunda División B, disputado en el estadio Nuevo Colombino ante unos 5.000 espectadores. Presencia de aficionados de la Balompédica Linense. El ex jugador Rodolfo Bodipo entregó un trofeo a Iván Aguilar, en representación de Canal Sur Televisión. Antes del comienzo del choque se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento del ex directivo del Recreativo José Luis Cosío y el jugador cadete del Bollullos y de la selección onubense, Eloy Ávila.

Licencia Creative Commons