Albiazules.es | Recre | Recreativo de Huelva

“Nunca habría sido capaz de imaginarme una retirada mejor”

Artículo leído 1680 veces.

Emotiva despedida ante los medios del que fuera capitan del Decano y uno de los jugadores más queridos de los últimos tiempos. De la despedida que se le está organizando para el domingo comentó que “no sé en qué va a consistir, pero estaré muy feliz y será un momento que recordaré hasta que me muera”.

Antonio Núñez se ha despedido de la afición recreativista esta mañana en la sala de prensa del Nuevo Colombino en una emotiva rueda de prensa. “Es un día especial. Le agradezco al presidente estas palabras tan bonitas. Yo sí que me siento agradecido hacia el club y hacia toda Huelva. Son muchas las cosas que en realidad me vienen a la cabeza y que querría decir hoy, y para que no se me olvide ninguna me lo he escrito. Prefiero leerlo y así no me dejo a nadie ni nada“, señalaba el madrileño en declaraciones recogidas por Huelva24.com.

Hace ya dos meses tomé la decisión de retirarme del fútbol profesional. Era algo que tenía muy claro. Cuando terminara mi etapa en el Recreativo de Huelva terminaría también mi etapa como futbolista. A pesar de que por determinados motivos no tuve la ocasión de hablar en ese momento, sí que tenía la necesidad de dirigirme a todos vosotros y a la afición para agradecer las muchísimas muestras de cariño que recibí en esos días y hasta este momento. Muchas veces me pregunté cómo sería el momento de dejar el fútbol, de dejar lo que había sido un sueño cumplido cada vez que me levantaba para entrenar o que saltaba al campo para jugar un partido. Sobre todo me preguntaba qué sentiría. Lo cierto es que a pesar de la lógica tristeza y de la nostalgia y de esa necesidad de competir que llevamos dentro todos los jugadores, por encima de todos estos sentimientos en mi caso está el de un profundo agradecimiento“, comenzaba Núñez leyendo un escrito.

Sobre los clubes en los que ha militado, tenía buenas palabras para todos ellos: “Me siento un afortunado por todo lo que he vivido y agradezco a todos los clubes que depositaron algún día su confianza en mí. Gracias al Real Madrid por darme la oportunidad de debutar como profesional y ver cumplido ese sueño que tenía desde pequeño, y además en el equipo que desde chico tus padres te inculcan. Gracias al Liverpool por un año fenomenal en el que conseguí las metas deportivas que nunca me imaginé lograr. Gracias al Celta de Vigo, al Real Murcia, al Apollon de Limassol y a su apasionada afición por descubrirme otra cultura y otra forma de vivir el fútbol. Gracias a la Sociedad Deportiva Huesca, donde fui muy feliz y es un club que llevaré siempre en el corazón. Y gracias al Deportivo de la Coruña por una temporada muy bonita y rematada con algo por lo que muchas veces luché antes y sin lo que no quería retirarme, que era lograr un ascenso de categoría“.

También quería recordar a sus compañeros de vestuario indicando que “gracias también a todos los compañeros que he tenido en estos años, especialmente a los que he tenido aquí en el Recreativo de Huelva. He tenido la suerte de compartir vestuario con jugadores de un enorme talento, pero sobre todo he conocido a grandes personas y he hecho grandes amigos que espero conservar para toda la vida. No los nombraré a todos por no extenderme, pero sí me gustaría destacar a esos grandes capitanes de los que aprendí tanto, Zamora y Jesús Vázquez. Y también mencionaré a mi querido Rafa de Vicente para que no se ponga celoso“.

En cuanto a otros estamentos de los distintos equipos en los que ha militado y a sus amigos y familiares, Núñez recalcaba que “agradezco a todos los entrenadores que he tenido. Todos me han enseñado cosas y me han hecho progresar como persona y como jugador. Gracias a todos los que trabajan en la sombra para hacerle la vida más fácil al jugador, fisios, utilleros, preparadores físicos, readaptadores, médicos… Gracias a todos por su compromiso y dedicación. Gracias a esas personas que siempre han estado ahí y que se han sentido orgullosos cuando las cosas me han ido bien y se han preocupado cuando no eran tan buenas. A esos amigos que crecieron conmigo detrás de un balón y que han recorrido medio mundo para venir a visitarme y a acompañarme. Gracias también a los amigos que he hecho en Huelva. Quiero darle las gracias a las personas que de una manera especial siempre me han acompañado en la vida, esas que después de un partido siempre te preguntan cómo te has encontrado o qué te duele, o en mi caso qué no me duele. Siempre han dado un mensaje de ánimo y han sido mi gran apoyo. Y por supuesto gracias a mis padres, que aparte de darme la vida siempre entendieron que esto era mi gran ilusión y lo que me hacía feliz. Y a mis hermanos y hermanas por haber confiado siempre en mí y haberse alegrado más que yo cuando las cosas iban bien y haber sufrido más que yo cuando iban mal. De niño soñamos muchas cosas que después se hicieron realidad“.

El madrileño volvía a darle las gracias al Recre y a Huelva. “Por último, me siento y me sentiré eternamente agradecido a Huelva, al Recreativo y a la afición recreativista, que me ha transmitido su cariño día a día por la calle, en los partidos y en las redes sociales. Nunca tendré el suficiente tiempo para agradecer tanto cariño. Yo llegué al Recreativo con 35 años y pensando que a esa edad ya seguramente lo había vivido todo en el fútbol. No sabía en cuánto me equivocaba, no sabía que iba a vivir todavía momentos muy intensos, no sabía que el fútbol me había reservado lo mejor para el final. Durante estos cuatro años todos los que estamos aquí hemos pasado por momentos muy difíciles, por todo tipo de trampas, obstáculos y dificultades. Y hemos sabido estar unidos cuando parecía estar todo ya perdido. Cada uno en su parcela: los jugadores en el campo; los empleados con su gran esfuerzo diario a menudo no recompensado; el consejo en su incansable labor enfrentando un problema detrás de otro; la prensa, que durante estos años tan difíciles habéis remado siempre en la misma dirección, en la de salvar al Decano. Y por último, pero siendo la parte más importante, a un afición especial que sabe que tiene algo que la hace diferente a las demás, y que no va a dejar morir al club“, comentaba.

Y recordaba el ya exfutbolista madrileño que “son muchos los momentos de unidad que me vienen a la memoria, desde las charlas de vestuario del capitán Jesús explicándole a los chavales por qué el descenso a Tercera que nos amenazaba no era una opción, y convenciéndonos a todos de que no íbamos a dejar que pasara. Hasta esos eternos viajes accidentados en los que nos tocaba hacer noche en el camino porque el autobús se nos había averiado, pasando por duchas frías o escasez de material. Todo eso nos unió a los jugadores con una afición que era capaz de hacernos un recibimiento a la puerta del estadio digno de Champions League, o que llenaba un estadio de 20.000 localidad y acababa con una invasión de campo para celebrar una permanencia en Segunda B. Cosas que sólo se entienden conociendo las circunstancias que nos han tocado afrontar en estos años, y que son las que han hecho que yo personalmente haya sentido estos colores de manera especial. Es esa unión de todos la que ha conseguido que el Recre siga vivo y siga compitiendo hasta que volvamos a verlo en Primera División, cosa que no me cabe ninguna duda de que tarde o temprano pasará“.

Remataba su escrito señalando que “hoy me toca despedirme del fútbol y es difícil, pero si hace 17 años me hubieran preguntado cómo me habría gustado retirarme no habría sido capaz de imaginarme una retirada mejor, con el cariño de una afición como esta y en el club donde empezó el fútbol“.

Después atendía a las preguntas de los informadores, comenzando por responder al hecho de por qué el Decano es el club que más le ha marcado en su carrera deportiva: “Necesariamente las mejores experiencias no tienen por qué ser las de un éxito enorme o las de conseguir un título. Creo que hay experiencias en la vida que te enriquecen y te enseñan y te hacen evolucionar y madurar y que valen más que un título. Muchas veces no me creen cuando digo que me voy a quedar con esto por encima de la Champions o de cualquier cosa porque aquello no lo viví ni con la mitad de la intensidad con la que he vivido las cosas que han pasado aquí. Para mí lo que más me ha llegado estos años es la unión que se ha creado aquí. En los momentos tan malos como los que hemos vivido aquí es donde las personas y las aficiones demuestran de qué están hechas“.

Su no renovación, su futuro y el homenaje del domingo.

En cuanto a si se veía para jugar una campaña más, Núñez se mostraba sincero: “No sé cómo se habría dado la temporada. Yo tenía ilusión y fuerza por seguir, pero no le he dado más vueltas a eso. Sinceramente he llegado a una edad jugando al fútbol a la que nunca me habría imaginado llegar. Nunca hubiera creído llegar a los 39 años en activo. Para mí cada temporada ya era un regalo más y por eso no me ha supuesto ningún tipo de duda o de problema tomar la decisión de retirarme una vez que sabía que no iba a seguir aquí. Eso lo tenía clarísimo y no me arrepiento en ningún momento de no haber seguido otro año en otro sitio. Es algo que ni siquiera valoraba“.

Sobre la tardanza en dar la rueda de prensa de despedida, decía que “aquí la incertidumbre es el pan de cada día. Eso ya lo sabemos por todos estos años atrás. Ya desde julio el club me transmitió que quería darme la oportunidad de despedirme de la gente y buscamos una fecha lo más temprana posible, pero la organización del Trofeo Colombino se ha ido demorando y por eso pensamos en hacerlo esta semana para no alargarlo más. No sé si hubiese sido mejor hacerlo en julio o agosto. Lo importante era poder despedirme de la afición y agradezco mucho el detalle“.

El excapitán albiazul aludía a su futuro indicando que “ahora realmente lo que me pide el cuerpo es parar un poco. He tenido alguna oportunidad de engancharme ya con algo. En el club me comentaron la posibilidad, cosa que agradezco muchísimo, de empezar a colaborar con ellos y hacer cosas. Pero el cuerpo me pide descansar de todos estos años, pensar y ver las opciones. Me gustaría dedicarme a lo mío y especializarme en el derecho deportivo quizás para trabajar en eso en el futuro. Son ideas que me vienen pero quiero tomármelo sin prisa por decidir y con calma“.

Y remataba el acto hablando del homenaje del domingo en el choque ante el UCAM Murcia: “Seguramente espero emocionarme mucho. No sé en qué va a consistir, pero estaré muy feliz y será un momento que recordaré hasta que me muera“.

Licencia Creative Commons