Albiazules.es | Recre | Recreativo de Huelva

«Esta temporada quiero tener la continuidad que vengo buscando»

El habilidoso extremo, David Alfonso, fue el protagonista este jueves de las entrevistas de la cantera en el ‘Coma Tapas&Punto’, para hacer balance de lo vivido en las ultimas temporadas tras su retorno en la cantera albiazul. En la actualidad entrena diariamente con el primer equipo y juega con el filial los fines de semana, siempre y cuando no entre en los planes de Alberto Monteagudo.

Trabajo, ilusión y sencillez. Los tres pilares en los que se basa el perfil futbolístico de David Alfonso. El canterano pasó este jueves ‘Coma Tapas&Punto’, donde habla en un clima distendido del pasado, presente y pasado de su equipo, el filial, sin pasar por alto el primer equipo, donde entrena con normalidad durante la semana. Este miércoles 18 cumplió 20 años y echando una mirada atrás en el tiempo recordaba que «son muchos años de experiencia futbolística y yo lo que siento es que sigo teniendo la misma ilusión desde que empecé a jugar al fútbol, cuando con apenas 6 añitos jugaba en mi colegio. Eso es lo que me lleva a entrenar día a día. Sigo teniendo esa misma ilusión, la que tenía cuando empezaba a darle a un balón en un colegio. Puedo decir que puedo jugar en el equipo de mi ciudad y estoy contento con esa situación«.

También habló de su anterior paso por las entrevistas de la cantera, en la que nos contó un poco más sobre su vida, además de contarnos su anterior etapa en el Recreativo antes de firmar por el Barcelona. El onubense indicó que «he cambiado poco. Al final la forma de ser de una persona es la esencia que tiene y eso creo que no debería cambiar nunca. Los que me conocen saben que aunque pasen los años y yo me vaya de un sitio para otro, siempre voy a ser el mismo y eso no va a cambiar. Siga teniendo 19, 20.. Los que cumpla y a nivel futbolístico, es verdad que el año pasado fue un año complicado por el tema de las lesiones. Jugué poco, de hecho realmente sólo jugué 10 partidos. Eso fue algo duro, pero es verdad que he tenido otras experiencias de tema de lesiones en la rodilla, que han sido complicadas y las he superado perfectamente. Espero que este año sea de esos años que yo recuerdo que después de lesionarme volvía con más fuerzas y con más ganas de volver a entrenar y de competir con los compañeros«.

En cuanto al objetivo que se han marcado esta temporada en el filial, David explicó que «yo creo que el objetivo que tenemos que marcarnos es a corto plazo. Tenemos que ir poco a poco y viendo que sensaciones tenemos. Este es un equipo que una serie de jugadores conoce la categoría, pero hay otros que vienen de su etapa como juveniles, y es complicado porque al final es un equipo nuevo. No llevamos jugando toda la vida y eso en las primeras jornadas se va a ir viendo, que vamos a ir de menos a más. Pero estoy seguro que con el trabajo del entrenador creo que tenemos equipo para pelear por todo. Podemos hacer una muy buena temporada«.

Del valor extra que supone ser onubense y jugar en equipo donde te has formado, este señaló que «no sé si es un tema que solo pasa aquí en Huelva, pero cuando llevas muchos años en el mismo equipo y la que consideras que es tu casa, al final tienes que defender eso como el que más. No puedes permitir que venga uno de fuera y te quiera quitar el sitio. Siempre desde la competitividad y el compañerismo, pero yo soy de aquí y al final tienes que pelear por lo máximo. Esto es lo que más ilusión le hace cualquiera, el verse valorado en tu casa«.

Preguntado por su relación el técnico del equipo, Antonio Calle, indicó que «he tenido poco trato con él porque estoy un poco en la dinámica del primer equipo. Pero puedo decir que cuando he bajado con el filial he visto que es un entrenador muy cercano, que te da esa confianza y se gana a los jugadores en el día a día, conversando con ellos y cogiendo poco a poco ese trato personal. Pero luego es un tío serio en el campo, sabe transmitir los conceptos que él quiere y si te tiene que dar dos voces para espabilarte te las da, y te espabila. Yo creo que ese equilibrio que tiene él, en cuanto al trato como persona y esa seriedad como entrenador, es muy buena para el equipo y va hacer que cuando los jugadores salgan al campo lo vean como un líder al que seguir«.

«La dinámica es parecida a la del primer equipo y al final eso es muy bueno porque tanto si estamos entrenando con el primer equipo como el filial vamos a adaptarnos mucho más rápido. Yo creo que es una filosofía que a mí me gusta mucho, que es la de tener el balón y cuando superamos líneas ser verticales, con presión tras pérdida.. Esos conceptos son los que a mí me gustan y son los que el entrenador nos intenta transmitir«, añadió.

De su trabajo con el primer equipo habló de la permuta de posiciones. Con el equipo de Alberto Monteagudo participa como lateral zurdo con mucho recorrido y con el filial actúa como extremo. De ello indicó que «es verdad que al principio me costaba un poco más porque venía de un año sin mucha competición. Es un puesto nuevo al que tengo que adaptarme, pero al final vas cogiendo confianza y te vas adaptando a lo que es el puesto y lo que el entrenador te transmite. Puedo decir que estoy a gusto en las dos posiciones, tanto de extremo como de lateral y en cualquier momento que el entrenador pueda necesitar me siento preparado«.

Por otro lado, David Alfonso habló del gol que materializó en el partido contra el San Roque, resaltando que «fue un partido muy complicado. Era la primera salida del Atlético Onubense e íbamos a casa de un equipo que va a estar ahí arriba, y que tiene esas opciones de pelear el ascenso. Creo que marcar y llevarte los 3 puntos, ante un rival como el San Roque siempre gusta. Es verdad que todavía no he debutado en casa y tengo muchas ganas. A ver si el próximo fin de semana puede ser y porque no otro golito, a ver si sigue la racha«.

También habló del próximo partido. Un encuentro ante un Viso que le arrebato la pasada temporada a los canteranos las opciones de luchar por el ascenso en las últimas jornadas. «Tenemos que afrontar el partido como un equipo sólido. Cuando juegas fuera es verdad que no conoces bien el campo, que será de césped artificial y pequeño. El césped está bien pero es un campo que aprieta. Allí la gente de la grada aprieta y de hecho el año pasado hubo una encerrona ‘guapa’. Siendo un equipo sólido atrás y teniendo los conceptos claros, yo creo que tenemos muchas posibilidades de llevarnos el partido. Son ganas de revancha y al final son 3 puntos más, que queremos ganar como todos los partidos y esperemos traernos la victoria«.

Las lesiones no han impedido que siga siendo el futbolistas que es.

«Estoy muy contento porque cuando uno toma la decisión de volver a casa, lo que quiere es sentirse valorado y este es un sitio donde has vivido más de 10 años. Estoy muy contento por cómo están yendo las cosas este año y la dinámica tanto del primer equipo como del filial es excelente. No tengo ningún tipo de problema y creo que puede ser un muy buen año, tanto para mí como para el club«.

También habló del calvario de lesiones musculares que sufrió la pasada temporada, asegurando que «cuando uno tiene lesiones de este tipo, musculares.. Ya no me refiero a una rodilla, en el que si puede influir la mala suerte, pero al final uno tiene que buscar la solución y creo que al final es mejor no darle más vueltas a la cabeza. Si te toca, hay que intentar recuperarse lo antes posible e intentar buscar y hacer lo máximo posible para que eso no vuelva a suceder. Yo desde que he tenido ese tipo de lesiones, yo me fijo mucho en hacer trabajo preventivo. Si eres propenso a que te sucedan este tipo de lesiones siempre viene bien seguir ese protocolo. Es verdad que los campos en los que jugamos no están bien, pero al final tenemos que adaptarnos. Todos compiten en esos campos y si no nos adaptamos, estamos por debajo de los rivales. Quiero lesionarme lo menos posible porque esta temporada quiero tener la continuidad que vengo buscando hace ya unos años«.

Por último habló de las emociones que vivió en el Trofeo Colombino, tras jugar su primer partido con el primer equipo en su estadio. «Fue una sensación increíble, era la primera vez que debutaba ahí. En casa, el Colombino, ante un equipo de Primera como Osasuna.. Tengo el recuerdo de saltar al campo y darnos la mano con el rival, que cuando vi a la grada cantar el ‘Decano de mi alma’, se me pusieron los pelos de punta. Una sensación inexplicable y mágica«.

Licencia Creative Commons

error: Todos los derechos están reservados.