Albiazules.es | Recre | Recreativo de Huelva

La RFEF quiere implantar un sistema de control económico en la Segunda B

Artículo leído 480 veces.

La Segunda División B y la Tercera están cerca de dejar de ser el coto de caza descontrolado para especuladores. El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, ha anunciado este martes en el Desayuno Deportivo de la agencia Europa Press que el próximo mes de julio la Asamblea General de la RFEF votará la instauración de un mecanismo de control económico para todos los clubes de Segunda B y Tercera. Sin embargo, hay un amplio consenso en esta medida que el fútbol modesto lleva tiempo reclamando.

Según publica Iusport.com, se trata de un mecanismo que, salvo sorpresa, ya entrará en vigor el próximo curso y que tendrá una vigencia de tres temporadas. De esta forma, a partir de este próximo mercado estival, los clubes ya deberán de rendir cuentas al órgano de validación federativo para poder llevar a cabo sus operaciones tanto en las entradas como en las salidas.

La Segunda División B y la Tercera están cerca de dejar de ser el coto de caza descontrolado para especuladores. El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, ha anunciado este martes en el Desayuno Deportivo de la agencia Europa Press que el próximo mes de julio la Asamblea General de la RFEF votará la instauración de un mecanismo de control económico para todos los clubes de Segunda B y Tercera. Sin embargo, hay un amplio consenso en esta medida que el fútbol modesto lleva tiempo reclamando.

Se trata de un mecanismo que, salvo sorpresa, ya entrará en vigor el próximo curso y que tendrá una vigencia de tres temporadas. De esta forma, a partir de este próximo mercado estival, los clubes ya deberán de rendir cuentas al órgano de validación federativo para poder llevar a cabo sus operaciones tanto en las entradas como en las salidas. Es una idea que llevaba meses en la mente de la RFEF tal y como contó Ramón Fuentes en su día.

Vamos a instaurar un control económico en Segunda División B y en Tercera División que comenzará la próxima temporada y que por petición de la Comisión de Clubes de Segunda B y Tercera se va a instaurar las próximas tres temporadas“, ha confirmado Luis Rubiales.

Sin embargo, esta nueva medida no llegará de manera imperativa, sino que la RFEF quiere dialogar su implantación con los clubes de ambas categorías. Como ha confirmado el propio Rubiales, en los próximos meses se hará un debate con los clubes que liderará el presidente de la Comisión de Segunda B y Tercera, el cántabro José Ángel Peláez.

Desde su instauración primero en la UEFA y después en LaLiga eran muchas las voces que pedían que llegara este Fair Play Financiero al fútbol modesto. Un fútbol que está menos profesionalizado que la Segunda o Primera División y que más lo necesita para crecer y ser sostenible.

Los descensos administrativos, mal endémico.

La necesidad de su implantación se ha visto en los distintos descensos administrativos que se han producido en las últimas temporadas de numerosos clubes. Como el Lorca FC la temporada pasada o el Boiro o el Gavà en la 2016/17. Pero anteriormente numerosos clubes como el Logroñés en 2004, el Universidad de Las Palmas en 2011 Ciudad de Santiago en 2009, Cultural Leonesa en 2013, Badajoz en 2012, Castellón o Alicante en 2011 no pudieron hacer frente a las deudas con la plantilla y tuvieron que ser descendidos a Tercera División.

Nada más acceder a la presidencia de la RFEF el pasado 17 de mayo de 2018, Luis Rubiales situó al fútbol semiprofesional en uno de los tres ejes en los que la RFEF tenía que mejorar, junto al buen gobierno y trasparencia y el fútbol femenino. “Tenemos que darle mucho más al fútbol modesto“, afirmó.

Con el fin de profesionalizar la Segunda B y Tercera llevó a cabo unas primeras medidas: como medida inicial, aunque algo polémica, pidió a todos los clubes mediante circular que se abstuvieran de negociar por su cuenta los derechos audiovisuales para lograr una comercialización conjunta similar a la de LaLiga. Una decisión que no gustó a la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) por las formas utilizadas y que estuvo a punto de costarle una sanción a la RFEF. La CNMC atribuyó a los clubes la titularidad de dichos derechos.

En segundo lugar, homogeneizó los logos de Segunda B y Tercera. En tercer lugar, la RFEF modificó su reglamento para permitir la vuelta de los dorsles fijos en ambas categorías.

El próximo paso con el que Rubiales busca contentar, y sobre todo sanera, al fútbol semiprofesional es con la instauración del mecanismo de control económico. Esta medida ayudará a controlar el gasto de clubes históricos, como Recreativo de Huelva, Hércules, Racing de Santander o Real Murcia que están en dicha categoría y que tienen una importante deuda. En especial onubenses, que han estado cerca del descenso administrativo en varias ocasiones las últimas temporadas, y murcianos.

Una categoría que para cualquier club que aspira a estar en el fútbol profesional es deficitaria. La implantación de este mecanismo, si bien limitará el gasto de clubes con un importante inversor detrás, ayudará a conseguir la sostenibilidad de los más débiles.

Licencia Creative Commons