Albiazules.es | Información | Opinión | Recreativo de Huelva

Zamora anuncia su retirada como futbolista

Entrada leída 2991 veces.

El capitán albiazul, Juan Antonio Zamora, estuvo secundado en todo momento por sus compañeros. “Nunca os podré olvidar y podéis estar seguro que allá donde vaya, será un recreativista más”, dijo entre lágrimas.

Adiós capitán. Tal y como se preveía, la rueda de prensa que fue anunciada por el club en la jornada de ayer, con Zamora como protagonista, era para que este anunciara su retirada como futbolista profesional.

Secundado en la sala de prensa por sus compañeros, técnicos e incluso miembros del consejo de administración, el ya ex jugador del Decano leyó la siguiente cara, recogida por Huelva24.com.

He tomado la determinación de poner punto y final a mi carrera profesional. Lo hago con el convencimiento de saber que es el momento adecuado porque siento que di todo lo que tenía dentro y fuera del campo. Mis rodillas han dicho basta, son tres veces las que caí y tres veces las que me levanté y cada vez con más fuerza. Han sido lesiones graves, de muchísimos meses de recuperación que me han apartado de lo que más quería, jugar. Tengo muchísima fuerza y muchísima ilusión para seguir, pero físicamente no puedo ya que el dolor que siente me impide hasta alguna vez hacer una vida normal. Es muy duro abandonar algo que me hizo tan feliz y que tanto amé. Mentalmente estoy preparado, pero tengo que asumir una derrota. He perdido por mi cuerpo. El fútbol ha sido mi vida desde los cinco años y ahora pensaré en que echaré de menos las rutinas, las horas de entrenamientos, las concentraciones, los desayunos, charlas y viajes en autobús con los compañeros.. Ni en mis mejores sueños pensé en un final así y en que dejaría el fútbol en el lugar en el que empezó en España, en Huelva y en el Recre. Han sido muchos los escudos que he defendido, desde el Real Murcia, Real Madrid, Cartagena, Girona, Castellón, Ceuta y Badajoz hasta llegar aquí. Me considero un privilegiado por haber podido jugar en todas las categorías. Disfruté de la Primera División, me hice durante nueve años hueco en Segunda y peleé en la Segunda B. Agradezco a todos los clubes en los que he estado y me he formado no sólo como jugador sino también como persona. También a todos los cuerpos técnicos, a todos los servicios médicos, utilleros y a todos los empleados que están y a los que sufrieron la crisis de esta etapa y tuvieron que salir. También a mis dos empleadas de la limpieza favoritas, Águeda y Cinta. a todos os doy las gracias por cómo me habéis tratado en cada lugar donde estuve. Además, también agradezco a cada uno de los compañeros que he tenido porque hemos reído y llorado juntos muchas veces, especialmente a los de los tres últimos años, donde sufrí la parte más amarga del fútbol y ellos fueron mi fuerza para seguir en mi lucha diaria. Si me permiten mis compañeros, tengo que destacar a dos, a Jesús Vázquez y a Antonio Núñez, por haberme hecho todo un poco más fácil y por sufrir lo que llevamos en nuestras espaldas, pero todo con un objetivo claro y convincente. Nosotros hemos visto a este abuelo más vivo que muerto, o al menos así lo hemos querido ver. Y también agradezco a los servicios médicos, con Rodolfo y Paco Antonio, a los que también dolores de cabeza les he dado. Y también a todos esos locos del Frente Onuba y a Jairo por ser el jugador número 12 y la envidia de toda España. Quisiera individualizar en esta despedida sólo a una persona por su trabajo diario y por compartir muchos días conmigo en el vestuario y fuera y por entregar su vida a lo que ama, su Recre. Me refiero a Cheche porque como humano que soy el roce hace el cariño. Y también agradezco a mis padres, que sufrieron mi salida de casa desde los 15 años y me apoyaron cuando decidí desde pequeño jugar al fútbol y ya sólo casi que volví allí en vacaciones. Gracias también a mi hermana por todo su apoyo y a mis suegros, mis segundos padres, por ayudarnos siempre en los momentos más difíciles. Muchas gracias a toda mi familia en general, también a mis cuñados, y al Consejo de Administración por dejar que les ayude y recibir el cariño, que ha sido recíproco. Y gracias también a los medios de comunicación porque me siento un privilegiado por como os habéis comportando conmigo. Y gracias de todo corazón a los aficionados, a los recreativistas, también a los que me criticaron porque gracias a ellos nunca dejé de entrenar más fuerte para poder hacer cambiar su opinión. Y si de verdad hay una persona a la que le debo todo lo que soy es a mi mujer Miriam. Gracias por acompañarme en todo este viaje que emprendimos demasiado jóvenes sin saber donde llegaríamos. Sólo tu confiaste en mis posibilidades y no te bajaste en ninguna de las complicadas estaciones en las que hemos estado, siendo lo más fácil. Me dejaste disfrutar en los buenos momentos y estuviste ahí en los difíciles. Sin ella todo hubiera sido distinto. Te quiero. Y a mis hijos Martina y Enzo, que han sido el motivo y la fuerza para demostrar que todo esto vale la pena. Seguro que en un futuro podrán presumir de que su padre jugó, defendió y capitaneó el club más antiguo de España pese a no ganar ningún título ni ser el mejor del mundo. Os quiero. Y para concluir me gustaría que la gente me recordar, más allá de ser un mal o buen jugador, por ser una buena persona. Nunca os podré olvidar y estar seguros de que allí donde vaya seré un recreativista más“.

Asimismo, en declaraciones a Antena Huelva Radio profundizó por los motivos de su retirada, destacando que “hoy en día estar mucho tiempo de pie o hacer algún ejercicio físico es muy difícil para mí. La decisión es obvia y los médicos me han dicho que tengo que dejar la actividad física“, explicó.

En cuanto a su futuro dijo que “voy a cumplir el contrato que tengo hasta final de temporada y, como siempre que he hecho, estaré al servicio del club intentando ayudar. Mi mundo siempre ha sido el fútbol y gracias a Dios tengo gente conocida y ojalá pueda quedarme aquí y que el club encuentre una estabilidad. Ya sería una decisión de los nuevos dueños y claro que me gustaría que siguieran contando conmigo. Siempre me ha gustado el tema de la cantera y si el club quiere contar conmigo creo que me puedo adaptar a cualquier cosa porque siempre he estado ligado a este deporte“.

También habló para Onda Cero Huelva donde aseguró que “he vivido el trago más duro, nunca estamos preparados para esto. Mi ilusión era devolver al Recreativo a Segunda División porque te sientes culpable de la parcela deportiva y al final vienes a un equipo en Segunda División A, y tengo que dejar el fútbol en Segunda B porque las cosas no se han hecho bien. Muchas veces no salen como queremos, pero sí que me hubiese gustado devolver al Recreativo a una máxima categoría. Este cariño que recibo no me lo esperaba cuando vine aquí, ya que todos sabemos cómo es el mundo del fútbol. Creo que el cariño que he recibido de fuera es lo que ha hecho que me involucre en el club. Todos sabemos que estamos en un equipo especial y único, y el poder volcarte en este equipo es diferente a hacerlo en cualquier otro. De mi situación física, diariamente era un calvario, el poder hacer cualquier actividad física. Era imposible, de hecho llevo un año y medio sin poder correr. Me recomendaron esto porque la lesión es grave y el cartílago está bastante afectado y si seguía jugando, con 40 años tendrían que ponerme una prótesis, y lo que más quiero es mi familia y poder jugar con mis hijos, y disfrutar de ellos. Soy consciente de que quiero retirarme sin dar un mal sabor de boca. Podré haber gustado o no, futbolísticamente, pero no pretendo arrastrarme por los campos de fútbol“.

Licencia Creative Commons