Albiazules.es | Información | Opinión | Recreativo de Huelva

Javi Casquero analizó la actualidad en Viva Huelva

Entrada leída 618 veces.

“La afición debe ver que cuanto más apoye, más cerca estará el éxito”, aseguró.

El entrenador del Recreativo de Huelva, Javi Casquero, concedió una interesante entrevista para el diario Viva Huelva que reproducimos a continuación:

Futbolista profesional durante 20 años, doce de ellos en Primera división, más de 500 partidos disputados, finalista en dos ocasiones de la Copa del Rey y ‘brújula’ del histórico Getafe que le peleó una eliminatoria hasta llegar a la prórroga al Bayern de Múnich. Javier Casquero lleva más de 70 días al frente del Recreativo de Huelva, su primera oportunidad en los banquillos. Dice sentirse “ilusionado” y con ganas de poner al Decano lo más arriba posible. Sus jugadores, poco a poco, se van acoplando y sólo han pinchado en un partido de los cinco disputados.

Ha estado en grandes ciudades, ¿cómo ha sido el aterrizaje en Huelva?

Fabuloso. Me encanta el sur, la comida de aquí, la gente vive el fútbol como me gusta y he llegado en una época muy bonita en la que se puede disfrutar de la playa. Conocía Huelva y aquí se vive muy bien.

¿Qué balance hace de estos primeros meses?

Muy positivo en todo pese a que nos hemos tenido que amoldar a muchas situaciones. Los chicos han demostrado una predisposición absoluta y desde el club han intentado que el día a día se llevara de la mejor manera.

Dicen que la vida se mide por los momentos que te dejan sin aliento. ¿Ha tenido ya alguno de esos en Huelva?

Vivo todo con pasión y tensión. Empiezo acelerado todos los días. Por ejemplo, no concibo estar sentado en un partido. Ni en el amistoso del otro día. Vivo todo con mucha ilusión y estoy encantado de ser el entrenador del Recre.

¿Le ha llegado esa soledad que tienen los entrenadores en el banquillo?

Antes era introvertido y en el campo parecía que me convertía y daba órdenes, mandaba, hablaba con el árbitro… Ahora estoy en el banquillo y me doy cuenta de que no me callo (risas), pero eso me hace sentirme que estoy dentro del partido.

¿Se ha visto en el campo lo que usted quiere ver?

Poco a poco sí. Lo he visto en fases de los partidos ante Murcia, Betis y Lorca. Me gustaría que fuera durante más tiempo. Hay que conjuntar al equipo y que los jugadores se sientan mejor para que las cosas vayan saliendo. Físicamente va a mejor el equipo y falta que los resultados sean más justos.

Parece que el equipo da un bajón en las segundas partes..

Estamos siendo superiores hasta los minutos 60 ó 70. Creamos muchas ocasiones pero llegamos a los finales de los partidos con resultados igualados. El rival arriesga más porque nada tiene que perder y lo hemos pasado mal. El Betis nos chutó algo en la segunda parte, el Murcia tuvo una y nos marcó, y el Lorca no tiró hasta la hora de partido. Poco a poco iremos viendo a ese equipo que tengo en mi mente y que seguro que hará disfrutar a todos.

¿No cree que le hacen mucho daño al Recre por su banda izquierda?

No. Esa posición es de Casado y viene de una larga lesión. Cada vez lo veo mejor. Hay que ser justos y valorar su trabajo. Es un gran profesional, nos aporta mucho, es uno de los capitanes y un futbolista de otra categoría. Hay que tener paciencia, tiene calidad y nos puede dar mucho. No hay que quedarse con las primeras impresiones.

¿Está contento con su plantilla?

Mucho. Tengo un grupo muy bueno de profesionales, obedientes, trabajadores, con las ideas muy claras, comprometidos con el club, y eso dará resultados. Los mimbres son buenos y la voluntad aún mejor.

De no ganar el domingo, ¿sentiría presión y que su puesto está en riesgo?

Presión es estar de por sí en el Recreativo. La presión me la meto yo mismo por mi forma de ser y no hace falta que nadie lo haga. Tengo un objetivo claro desde que llegué aquí y voy a muerte a por él.

¿Cree que ha recibido muchas críticas para llevar sólo cinco jornadas?

Las redes sociales están bien porque generan opinión pero no te puedes ir al ‘forofismo’ de cuatro porque el Recre son más de 10.000 socios. En el mundo del fútbol se pasa del blanco al negro y viceversa de un día a otro. Hay que estar tranquilos y dar seguridad y estabilidad a los jugadores. La afición debe saber que cuanto más apoye, más fácil y cerca estará el éxito. Hay una plantilla prácticamente nueva y necesita su tiempo.

¿Ve que ha mejorado la situación institucional desde que llegó el 12 de julio?

Sin duda. Aquí se pone mucho esfuerzo diario y hay mucha implicación. Para el que no pueda verlo le digo yo que se ha mejorado tremendamente.

¿Teme que no se arregle lo de Hacienda y vuelvan los fantasmas del pasado?

No, en absoluto. Los responsables de ese tema van a cumplir con su responsabilidad. Estoy seguro. Hay una afición y una ciudad detrás muy expectante.

¿Gana un jugador del Recre las millonadas que dicen?

Sólo digo que hay jugadores de otros equipos que queríamos y no pudimos llegar a ellos. El dinero no da la felicidad. Sólo hay que mirar el Écija, que va líder y es un recién ascendido.

¿Cómo es Casquero cuando llega a casa?

Muy de estar en casa y pasar tiempo con mi familia y amigos. Llevo una vida ordenada pero tengo el fútbol metido en mi cabeza durante las 24 horas. Soy muy trabajador y con retos que hasta que no los consiga, no paro. He venido a Huelva para conseguir éxitos a base de trabajo y humildad.

De la patada de Pepe al debut de Ronaldinho con el Barça

Casquero fue protagonista durante su trayectoria como futbolista en el debut de Ronaldinho con el FC Barcelona, de la ‘ida de pinza’ de Pepe en el Bernabéu, de los famosos misiles desde fuera del área que se pusieron de moda en el fútbol español y de la eliminatoria del Getafe ante el Bayern de Múnich.

Recordará aquello de los ‘casquerazos’.

Fue portada de un medio nacional. Hubo una época cuando jugaba en Getafe que metía muchos goles desde fuera del área. La verdad que eran bonitos. Tenía llegada desde segunda línea.

Le tocó bailar con Ronaldinho el día de su debut..

Me acuerdo perfectamente de esa jugada. Estaba en el Sevilla, regateó a Martí, fui a ponerme delante de él y soltó un zambombazo a la escuadra. Esa fue su presentación pero, ojo, empatamos.

Y fue protagonista en aquella histórica eliminatoria del Getafe ante el Bayern.

Vino en un año muy bonito. Jugamos la final de Copa y era algo increíble que el todopoderoso Bayern de Múnich jugara en Getafe. Tenían a Oliver Kahn, Ribery, Luca Toni, Schweinsteiger.. Y estuvimos a punto de eliminarlos. Empatamos en Alemania y en Getafe fuimos a la prórroga. Marqué el 2-1, luego conseguimos el 3-1 y al final el Bayern nos empató a tres y se clasificaron. Aquello llamó mucho la atención porque un Getafe le plantó cara a un Bayern de Múnich.

Fue pateado por Pepe en el Bernabéu..

Fue una lacra para su carrera. La pena es que me tocara a mí, porque te vinculan con una situación que no tenía nada que ver. Fui actor secundario y el problema lo tuvo él. No tengo ninguna vinculación con ese acto pero lo malo es que lo sufrí. La repercusión de ese acto fue mayor porque lo hizo un jugador del Real Madrid.

¿Le pidió perdón?

No. Eso no le entraba a él.

Aparte del fútbol y ya que estamos en Huelva, ¿qué plato le gusta?

Las coquinas. Aunque está complicado conseguirlas y tengo a todo el mundo revolucionado porque no las hay grandes. ¡A ver qué pasa aquí!

¿Qué música escucha?

Un poco de todo. Música española, de actualidad y house. Aunque si me ponen a Maluma (risas), también. Y, bueno, soy muy fan de Manuel Carrasco.

¿Qué es lo que más detesta?

La mentira..

Y, para terminar, ¿recomienda algún sitio para perderse?

Ibiza y Punta Umbría“.

Licencia Creative Commons