Albiazules.es | Información | Opinión | Recreativo de Huelva

“Ángel hace hincapié en aprender a competir con balón y sin balón”

Entrada leída 318 veces.

Ale Zambrano dijo estar “esperando mi oportunidad y no la voy a desaprovechar”. El futbolista onubense reconoció que “ahora mismo sólo quiero crecer y volver a disfrutar del fútbol con mi gente”.

Ale Zambrano sigue intentando recuperar el protagonismo deseado en forma de minutos. El mediocentro onubense comentó en una entrevista concedida a Huelva24.com que “el míster últimamente está contando conmigo y dándome minutos, y creo que cualquier futbolista lo que necesita es eso y que te demuestren la confianza y te vayan dando tu espacio poco a poco. Al final todos los jugadores de la plantilla vamos a tener nuestra oportunidad a lo largo de la temporada. Yo estoy esperando la mía y no la voy a desaprovechar“.

Según el jugador del Decano “una de las virtudes de este equipo es que no hay ni titulares ni suplentes. Hay veintidós futbolistas que están deseando jugar y ahora mismo están jugando once, pero cuando entren los otros once lo van a hacer igual de bien. Esa es la única forma de crecer porque si el que está jugando sabe que los otros están apretando tiene que seguir apretando él igual para que no le quiten el puesto. Es muy positivo que el míster haya conseguido que los veintidós estemos activos y deseando entrar para poder competir. Seguro que de esa manera vamos a ir cada vez a más“.

Tiene claro que jugará donde le coloque el míster, ya que “en el centro del campo juego donde haga falta. Es cierto que yo soy pivote, pero después donde haga falta yo voy a trabajar y a dar todo lo que tenga dentro de mí a disposición del equipo. Al final el objetivo de todos los jugadores que componemos esta plantilla es conseguir los tres puntos cada domingo. Eso está en nuestra cabeza y es lo principal y da igual la posición en la que nos ponga el míster. Por ejemplo, Nacho Monsalve es central y ahora está rindiendo a un nivel increíble jugando de lateral“.

Preguntado por su antigua lesión, Ale recordó que “en lo personal fue año drástico, dramático.. No sé cómo llamarlo. Empecé ya mal desde la pretemporada y me tuve que ir a Sevilla por cuenta ajena. Tuve que pincharme factores de crecimiento, colágeno, recuperación.. No tuve vacaciones y empecé la pretemporada e intenté tirar pero la rodilla no iba. Intenté entrar en el equipo pero al final tampoco tenía minutos y llegó el momento en el que tuve que tomar la decisión de seguir apretando los tornillos para que explotara la rodilla o parar e intentar empezar de cero. Así que en navidades tomé la determinación de operarme. Es cierto que después volví, pero tampoco el equipo estaba por entonces en circunstancias fáciles para poder entrar. Parecía que iba a poder tener minutos, pero después no acabé de entrar y la rodilla es verdad que tampoco acababa de estar bien del todo. Pero este verano, después de una buena recuperación, en la que tengo que agradecerle mucho a José Manuel Liáñez, que se haya tirado todo el verano conmigo fortaleciendo la zona. Ahora mismo tengo molestias cero y estoy volviéndome a encontrar bien. Es cierto que llevo cuatro años así ya. Que no se olvide que en Villarreal fue donde me operé, y a partir de ahí en todos los equipos en los que he estado tuve que parar, tanto en Gijón como en Lepe, con molestias en la rodilla, y también en mi primer año aquí, donde tenía que aguantar y competir como el primero pese a tener dolor porque al final uno quiere competir. Pero ya el año pasado tuve que parar porque ya no me daba más“.

El recreativista se sinceraba, asegurando que “ahora mismo sólo quiero crecer y volver a disfrutar del fútbol con mi gente, después de todo lo que he pasado con mi rodilla. Qué más puedo pedir que estar aquí en Huelva e intentando llevar al Recre hacia arriba. La familia que tengo, sentir como siento esto, que puedo sentirlo igual o más que cualquiera de Huelva, defender los colores y ver cada domingo a mi gente en el estadio. Así que lo único que deseo es que esto suba hacia arriba como la espuma“.

El buen momento del equipo.

Por otro lado, Ale Zambrano se mostró contento con la buena dinámica del equipo, destacando que “nosotros sabíamos que la dinámica tenía que cambiar y ha sido ahora con estas tres victorias seguidas. Es una racha muy importante y sobre todo creo que lo principal es que el míster ha conseguido implantarnos saber competir, que era quizás lo que más nos estaba faltando, tanto con balón como sin balón. Y en esta categoría eso es lo que marca la diferencia entre un equipo y otro“.

También dijo de Ángel López que “hace hincapié en aprender a competir con balón y sin balón, porque es tan importante hacerlo cuando se tiene el balón que cuando no se tiene. Siempre tenemos las líneas juntas y en los tres últimos partidos la distancia, para el que lo haya analizado, verá que nunca ha sido superior a 25 ó 30 metros. Estamos todos muy pegados y también es importante jugar con la defensa tan alta, que la estamos poniendo casi en el centro del campo. Los laterales están siendo profundos y los dobles pivotes tienen que hacer siempre el trabajo de tres con esa moda que hay ahora en el fútbol de que todo el mundo juega con un 4-3-3. Es cierto también que Gorka Santamaría está haciendo ahí un trabajo increíble por el centro, y creo que el mérito es de todos los futbolistas, tanto de los once que salen de inicio como de los otros once, que aprietan para que los demás sigan creciendo. Desde el minuto uno desde que llegó Ángel López nos dijo que tenemos que tomar riesgo cero en nuestro campo, y así está siendo, porque sabemos que cualquier error se puede pagar muy caro. Al final al fútbol se tiene que jugar en campo contrario y ahí es donde se ve el verdadero fútbol. Podemos ver dos jugadas puntuales, como pueden ser nuestros dos últimos goles. En Córdoba creo que tuvimos un minuto y medio el balón y ganamos la segunda jugada. Ahora jugamos en el campo contrario, que es donde verdaderamente se cuece el fútbol. En nuestro campo no tenemos posibilidad de hacer gol y por eso hay que presionar arriba. De vez en cuando ocho futbolistas tocan el balón o tenemos a cinco pisando área, y eso es muy importante“.

Licencia Creative Commons