Albiazules.es | Información | Opinión | Recreativo de Huelva

“Con Javi había cosas que eran innegociables”

Entrada leída 2017 veces.

Ángel López habló de todo lo vivido con la marcha de Javi Casquero, asegurando que “desde entonces no hemos vuelto a hablar, pero seguro que las cosas con el tiempo irán a su sitio”. Recalcó que “yo no pienso dejar la oportunidad de entrenar a un equipo como es el Decano del fútbol español y a un grupo que cree en mi trabajo”.

Poniendo las cosas claras. Ángel López aprovechó su paso por la tertulia de Canal Sur Radio para hablar de su relación con Javi Casquero, y desmentir con argumentos que haya existido algún tipo de intención de favorecer la salida del ya ex entrenador del Decano.

El preparador madrileño reconoció que “desde entonces no hemos vuelto a hablar. Pero seguro que las cosas con el tiempo irán a su sitio, es una bellísima persona, un tío maduro, un hombre de fútbol y me consta que él sabe, y me consta que no tiene nada conmigo. Sabe que yo he estado sangrando y luchando con él hasta el final. Está orgulloso del trabajo que he hecho con él“.

Ángel indicó a este respecto que “seguro que nos llamaremos o nos veremos por Madrid. Le di un abrazo cuando él se despidió de los jugadores, en la sesión de entrenamiento de Punta Umbría. Yo le estaba esperando en la puerta de vestuario para darle un abrazo y él me lo dio, como hombres“.

Quiso aclarar que en el momento que se produjo su llegada al Recre “ya Javi tenía otra persona antes que yo para venir. Él me dijo que tenía otra persona pensada para venir como segundo y que si esa persona le decía que no, venía yo. Y mi contestación fue que no tuviera ningún compromiso y ningún problema, y a los dos o tres días me dijo que esa otra persona no podía venir y que viniera yo. Y cojo la maleta y me vengo a Huelva, sin saber el dinero que iba a ganar y la duración de mi contrato“.

Una vez se aceleraron los acontecimientos, con el cese del ya ex entrenador del Recreativo, Ángel puntualizó que “entiendo que la decisión le pueda sorprender.. Pero los contratos no estaban ligados y no sé si Javi va a seguir entrenando, o si cuando tenga una nueva oportunidad va a llevar a ese otro segundo que tenía como primera opción. Tampoco sé si puede esperar hasta junio, yo a lo mejor no.. Esta es la vida, son decisiones, el club cuenta conmigo y me lo propone. Y yo no la dejo escapar“.

Preguntado por sus primeras declaraciones, en las que aseguraba que conocía que tecla dar para conseguir la reacción de sus jugadores y porque no dio a Casquero dicha información, el técnico recreativista dijo que “la tecla que había que tocar era ser competitivo porque creo que no lo éramos. El día del Villanovense, que es el día cuando se concreta el cese de Javi, hubo un penalti y yo antes del partido le dije a Marc por donde los tiran los jugadores del rival, como parte de mi función como segundo. Y Marc paró el penalti y me dedica la parada.. Hasta en eso, el último día en el que nadie sabía nada de lo que iba a pasar, si yo estoy pendiente de otras cosas le hubiera dicho que se hubiera tirado al otro lado. Nadie del club me había llamado para nada, ni Juanma, ni se rumoreaba nada“.

También justificó que “con Javi había cosas a nivel metodológico y de forma de jugar que eran innegociables. Entonces, yo como segundo entrenador me dediqué a potenciar de la manera mejor posible, esas cosas que para él eran innegociables. Era innegociable la salida de balón, por ejemplo. Él estaba dispuesto a morir con esas ideas y me parece muy bien, me parece correcto. Si para mi jefe eran temas innegociables, yo lo que tengo que hacer es ayudarle y darle la mejor solución. A partir de ahí no es lo mismo ser subdirector de una empresa que director de una empresa, no tiene nada que ver. De hecho, no se conoce a casi ningún segundo entrenador de Primera División. No se les conoce porque tienen un papel muy secundario. No yo, cualquier segundo entrenador y entonces, la situación ha salido así y con naturalidad. Entiendo a Javi en un primer momento, pero también soy consciente de que él hacía mí no puede tener ningún sentimiento de nada. Sabe que he estado a su lado hasta la última noche“.

Una oportunidad que no podía dejar escapar.

Ángel López finalizó sus declaraciones, aseverando que “yo no pienso dejar la oportunidad de entrenar a un equipo como es el Decano del fútbol español y a un grupo que cree en mi trabajo. Yo llevaba trabajando con Javi tres meses, no es lo mismo que con otros técnicos. Nadie puede decir que veníamos juntos tras estar muchos años. Yo cuando cesan a Javi, le dije que contara conmigo para un futuro, si se diera la oportunidad. En ese momento yo no sabía nada del club y daba por hecho que también me iba. Y Javi no me dice nada, en plan ‘Ángel estoy muy contento con tu trabajo y si me sale otra cosa vamos juntos’. No me dice eso. Entiendo que extrañe, pero aquí estoy explicándome. Creo que se entienden. Cuando Manolo me empieza a decir que querían contar conmigo, no le dejo terminar. Ya está, Javi es cesado.. Javi no existe. Yo tengo la conversación con Javi y ni me asegura que vaya a seguir entrenando, y ni me asegura si va a contar conmigo. Ya está, el camino de Javi y mío se separan. No estaban unidos previamente ni después. Yo no tengo nada que esconder“, finalizó.

Licencia Creative Commons