Albiazules.es | Información | Opinión | Recreativo de Huelva

El colista saca los colores al Decano en un partido para olvidar

Entrada leída 521 veces.

El Recreativo cayó por 2-4 en un partido que comenzó de manera inmejorable, gracias a un doblete de Antonio Domínguez. El rival, a balón parado, mató a un equipo que en defensa fue un flan. No volvió a funcionar la apuesta por un sólo mediocentro de corte defensivo. Las expulsiones de Bonaque y Rafa de Vicente terminaron por tumbar a los albiazules. El arbitraje de Hernández Maeso, muy protestado.

Derrota de las que duelen y de las que hay que sacar una lectura positiva, por el bien del grupo. El Recreativo de Huelva cayó por 2-4 ante un Atlético Sanluqueño que llegaba como ‘víctima propicia’ por su condición de colista, de cara a conseguir la segunda victoria consecutiva, pero que para nada fue una perita en dulce. Ya lo dijimos en la previa, se traba de un equipo que poco tenía que ver con el que había competido en la primera vuelta. Y para colmo se encontró con un Recreativo que ofreció de nuevo su peor imagen. En el momento más inoportuno aparecieron las dudas en defensa y los mismos problemas tácticos de siempre, y que ya arrastraba de la etapa con Ceballos.

La apuesta por un sólo mediocentro defensivo no funciona, por mucho que se ganara bien en Jaén. Al menos no se obtiene rendimiento cuando se trata de encontrar un estilo al que darle continuidad. Este domingo en el Nuevo Colombino, el equipo volvió a ‘partirse’ y a conceder demasiados espacios entre líneas. Una circunstancia que el Sanluqueño tampoco llegó a aprovechar, ya que el partido transcurrió por otro camino y las armas del equipo gaditano fueron otras.

Tal y como se preveía, el equipo que saltó al verde del Nuevo Colombino fue el mismo que consiguió la semana pasada la victoria, con la única novedad de Iván Robles por Sedeño en defensa. Pavón no decidió por darle entrada a Rafa de Vicente en la medular, apostando por Jesús Vázquez como pivote defensivo y con Fran Machado y Miguelito por delante. El resto lo habitual, con Rubén Gálvez en la portería y Bonaque, José Alonso y Javi Cantero en defensa. Antonio Domínguez y Manu Ramírez en las bandas, y Núñez como improvisado ariete. En el banquillo estuvieron como suplentes Arturo, Pape, Rafa de Vicente, Sedeño, Ernesto, Altamirano y Waldo. En cuanto a los descartes, Ubay Luzardo, Manu Torres y Rubén Mesa tuvieron que seguir el partido desde la grada.

El Recre golpea primero, pero deja vivo al rival.

El Recreativo comenzó con fuerza el partido. En los primeras acciones, los albiazules querían refrendar las buenas sensaciones que mostraron la semana pasada. Enfrente tenían un adversario que llegaba a Huelva con la idea de aguantar en su campo todo lo que pudieran, facilitando a los locales el control del juego.

Así, en la primera llegada con claridad llegó el primer gol del partido. Una buena triangulación entre Jesús Vázquez, Núñez y Miguelito fue resuelta por un gran golpeo de primeras de Antonio Domínguez. El puntaumbrieño, en estado de gracia, batió al portero rival con un disparo con efecto. Era el minuto 10 y el Decano ya mandaba por 1-0.

Con el viento a favor, el Recreativo no supo aprovechar la oportunidad. Permitió a poco que el Atlético Sanluqueño reaccionara a base de jugada a balón parado. En una de esas acciones, en el minuto 23, llegaría el empate con un gol en propia puerta de Bonaque, al intentar despejar un balón colgado en el área. Un mazazo del que se repusieron por la vía rápida, ya que un minuto después lograron hacer el 2-1. Una nueva jugada en ataque finalizó con un centro pasado desde la izquierda que convirtió Miguelito en asistencia, para que Antonio Domínguez hiciera su segundo gol en el partido y cuarto de la temporada. El canterano se destapa como el goleador de este equipo. De estar defenestrado a ser su salvador.

Ahora sí, el partido volvía a estar donde quería el Recreativo. Por delante en el marcador, ante un rival que sufría en defensa y que tenía la obligación hacia adelante. Por eso el pecado fue mayor y el resultado final duele mucho más.

Incomprensiblemente se le dio vida a un Sanluqueño que con muy poco sacó petróleo. A poco de que finalizara la primera parte, llegaría el gol del empate. De nuevo los gaditanos igualaban el partido desde la estrategia. En un saque de esquina, el portero y la defensa albiazul mostraron un nerviosismo incomprensible, facilitándole el trabajo al rival. En esta ocasión fue Sana, dentro del área, el que no desaprovechó el ‘regalo’ para hacer el 2-2. Con todo por decidir y con el mal sabor de boca de haber dejado escapar la ventaja en el marcador, finalizó una primera parte gris para el Decano.

El desastre se consuma en la segunda parte.

Tras lo visto en la primera mitad, era de esperar que el equipo saliera con otro talante en los segundos 45 minutos. Pero nada más lejos de la realidad. Si bien en ataque el equipo funcionaba y pisaba con asiduidad campo contrario, en defensa seguían los problemas. Además, las distancias entre líneas permitían al Sanluqueño no sentirse demasiado agobiado, ya que la presión albiazul no era efectiva.

Los visitantes avisaron con un gol anulado de sus intenciones. Ante la sorpresa de todos llegó la jugada decisiva del partido, con unas manos dentro del área de Bonaque que le costaron la segunda amarilla y por consiguiente su expulsión, además de un penalti que Parada no desaprovechó anotando el 2-3. En Sanluqueño le daba la vuelta al partido y el Recreativo tenía que jugar casi toda la segunda mitad con un hombre menos. El colista estaba haciendo sangre.

Pavón intentó reorganizar a su equipo, dando entrada a Rafa de Vicente por Manu Ramírez. El dibujo táctico pasaba del 4-1-4-1 al 4-2-3-1, en un intento de controlar más el partido a pesar de estar con un jugador menos.

A todo ello hubo que sumar la actuación arbitral. Los nervios llegaron a la grada con algunas decisiones de Hernández Maeso, a la hora de sacar algunas tarjetas, o el hecho de no permitir el reingreso al campo de Miguelito, que tuvo que ser atendido en la banda, dejando al equipo con 9 futbolistas durante varios minutos. También hubo un posible penalti sobre Núñez que el colegiado no señaló.

Ya en la recta final del partido, Pavón daría entrada a Waldo y Altamirano por Fran Machado y Antonio Domínguez. Más gasolina en ataque, en un intento de al menos amarrar el empate. Pero a 15 minutos del final, el Sanluqueño cerró el partido con el cuarto. Otra vez a balón parado, en un saque de esquina. En esta ocasión fue Ceballos el elegido para la gloria para su equipo, logrando el 2-4 con el que finalizaría el partido.

No hubo tiempo para más. Sólo para la impotencia albiazul y para que Rafa de Vicente fuera expulsado, de manera sorprendente. Con nueve jugadores, el rival tampoco quiso ir más allá y finalizó un partido para olvidar. Del que sacar la lecciones justas y necesarias, y encarar el futuro con otra mentalidad. Los errores se pueden corregir, pero la mentalidad derrotista no. Con cuatro victorias a estas alturas de la temporada poco debate existe. Hay que cambiar sí o sí, aún estamos a tiempo.

Ficha técnica:

Real Club Recreativo de Huelva:
Rubén Gálvez, Iván Robles, Javi Cantero, José Alonso, Bonaque, Manu Ramírez (Rafa de Vicente, minuto 59), Núñez, Miguelito, Fran Machado (Waldo, minuto 66), Jesús Vázquez y Antonio Domínguez (Diego Altamirano, minuto 72).

Atlético Sanluqueño Club de Fútbol: Diego García, Alberto Fernández, Marcelo (Ceballos, minuto 46), José Romero, Muñoz, Sana, Mawi (Carri, minuto 80), Carlos García, Alberto Rodríguez (Borja, minuto 54), Parada y Armero.

Goles: 1-0, minuto 10 – Antonio Domínguez. 1-1, minuto 23 – Bonaque (Propia Puerta). 2-1, minuto 24 – Antonio Domínguez. 2-2, minuto 42 – Sana. 2-3, minuto 57 – Parada. 2-4, minuto 75 – Ceballos.

Árbitro: Francisco José Hernández Maeso (Colegio extremeño). Amonestó a los locales Rubén Gálvez, José Alonso e Iván Robles; y a los visitantes Parada y Sana. Expulsó a los locales Bonaque (doble amarilla) y Rafa de Vicente (roja directa).

Incidencias: Partido correspondiente a la vigesimosegunda jornada del grupo IV de la Segunda División B, disputado en el estadio Nuevo Colombino. En los prolegómenos del partido, representantes del ‘Recreativo Supporters Trust’ entregaron al club la medalla de Huelva con la que fueron galardonados.

Licencia Creative Commons