Albiazules.es | Información | Opinión | Recreativo de Huelva

El alma y el diablo

Entrada leída 1850 veces.

El Recreativo de Huelva iniciará este sábado la pretemporada, al menos en cuanto a partidos amistosos se refiere. Varios meses después de finalizar una dura temporada, otra más, la ilusión vuelve a inundar al recreativismo por volver a ver en acción su equipo. Otro verano más, los más incondicionales podrán seguir al viejo Decano por algunos de los pueblos de nuestra provincia, mientras intentan memorizar las nuevas incorporaciones.

Este año parece que todo pinta diferente, al menos en lo que se refiere a la parcela deportiva. Entrenador nuevo, del perfil Sergi Barjuan por su mínima experiencia como entrenador siendo un exjugador de élite, y un puñado de jugadores, algunos contrastados para la categoría y otros que llegan en forma de apuesta. Y lo que queda por llegar de la mano de Juanma López.

Quizás esa es la cara más afable de todo lo que rodea a la llegada de Eurosamop. La facilidad para acceder a futbolistas prohibitivos por varias razones, como también por el dinero que han prestado para poder salvar el ‘match ball’ de AFE y el concurso de acreedores. Lo dicho, esa es la cara positiva de un grupo que ha sabido aprovechar su oportunidad para acceder a la gestión del club decano y encima cobrar por ello. Un chollo al que no había más remedio que acudir por cómo había transcurrido el proceso de venta.

Muchas son las dudas que arroja el paso que se ha dado. Se han aportado datos (algunos ya se conocían), pero siempre hasta donde permite el límite que otorga la clausula de confidencialidad. Es a lo que se han agarrado los representantes legales del grupo gestor en la reunión que tuvo lugar la semana pasada con los grupos políticos que conforman el Ayuntamiento, y es lo que ha argumentado Roberto Sánchez, desde su posición dentro del consejo de administración.

El representante del Trust dentro del órgano directivo del club, que no de gestión (de eso se encargará Eurosamop), solo queda avocado junto al resto de personas que conforman el consejo a ser vigilantes y fiscalizar cada movimiento que se haga, en el que esté en juego el futuro del Recreativo de Huelva. Hoy por hoy la empresa que representa Juanma López es una desconocida, al igual que lo fue en su día Doyen. Y ya sabemos lo que es Doyen y lo que se opinaba hasta hace pocos días, hasta que fuera desligada su vinculación con el Decano. Nos libramos de una escabechina.

Por mi parte, como accionista solo me queda la posibilidad de acudir a las Juntas de Accionista para arrojar luz desde mi modesta tribuna o ventana al público. Aunque para conocer el contenido total de un contrato del que en el consejo se asegura como normal, habrá que esperar algo de tiempo porque vamos con retraso (queda por auditar aún la 14/15 y la 15/16). La otra posibilidad que me queda es la de esperar a conocer la información desde la asamblea o reuniones del Trust.

Los encuentros con Roberto Sánchez siempre han sido ricos en información y de hecho me consta que esa puesta en escena pudo complicarle su situación en el consejo. En la última reunión aportó datos, hasta que llegaron preguntas que no podría responder porque de haberlo hecho habría vulnerado la clausula de confidencialidad.

Dice uno de los puntos que aparecen en los estatutos del Trust que uno de sus fines será el de defender una gestión profesional y transparente del club, controlando y fiscalizando la actuación y gestión del consejo de administración, las actividades de dicha sociedad anónima deportiva y el cumplimiento de los acuerdos adoptados en las Juntas Generales de accionistas.

A priori este es un punto que choca de manera frontal con la exigencia de tener que guardar secreto. Fiscalizar la labor de un consejo de administración o en este caso a un grupo gestor contratado, cuando esa información en teoría no puede conocerla ni los más cercanos en la directiva de dicha asociación debe ser una labor harto complicada. Seguro que no debe ser plato de buen gusto el que pidan tu salida, pero si desde la misma libertad democrática que una votación puede erigirte como representante de un colectivo, parte de dicho colectivo puede reclamar la salida, al menos que haya representación dentro de un consejo, donde hay temas sensibles y necesarios de conocer, pero que por cómo está montado el ‘fútbol negocio’, ese que tanto se critica, son imposibles de conocer.

Al menos una de las acciones que pudieron concretarse fue ese comunicado donde el Trust se unía a otros colectivos en su posición por pedir a los firmantes del contrato que este puede ser público, o en su defecto puedan ser consultados.

Me consta que hay consejeros sensiblemente molestos con la actitud de parte del entorno, que incluye a medios y afición. Consideran que no son justos con su labor. Es evidente que hay casos y casos, y en algunas situaciones puedo entenderse que crean que existe persecución. Pero en otros casos es la consecuencia lógica del tener que lidiar con los problemas que otros crean. Y si no que preguntan a los políticos encargados de poner en marcha la venta del club, la tardanza y demás cuestiones que uno se hace y que no le encuentra lógica alguna.

Los grupos de gestión en el mundo del fútbol son soluciones de paso, cuando no hay otras posibilidades. Eso llevamos viendo en otros equipos y es a lo que se ha agarrado el Decano. ¿Hemos vendido nuestra alma a un diablo? Solo el tiempo lo sabrá, lo que es evidente es que todo estaba abocado a aceptar esa única posibilidad. Eso o morir.

Ahora falta conocer toda la verdad. Unos las pedirán con más insistencia que otros. Solo espero que sepamos coexistir hasta que llegue el momento de volver a estar unidos, para conseguir que el club sea de todos sus aficionados. Pero con el perfil que demande la afición en su conjunto y no de otra manera.

PD: Por si alguno pregunta o se queja de mi opinión, en base a la petición de conocer el contrato de gestión (algo lícito) y toda la información sensible que afecta al futuro del club, en mi caso solo decir que es lo que he venido haciendo siempre. En la era de Dumois y Mendoza ya di a conocer las cuentas y los informes de auditoría junto con un par de medios, a través de ForoRecre. Y mucha gente nos criticaba legitimando aquello de la deuda cero. En la etapa de De la Corte acudimos a todas las juntas de accionistas (ya lo hicimos en los últimos años de la etapa dorada del club) y facilité el acceso a todos los documentos que pude conseguir de la era Gildoy, tanto a compañeros de otros medios como también al Trust, que con mi pequeñísima aportación junto con lo que ellos pudieron conocer y acceder, consiguieron la información necesaria para argumentar la querella. Quizás sea a través de los derechos que tenemos como accionistas, minoritarios eso sí, la única vía para acceder a la información que todos los recreativistas deberíamos conocer.

Licencia Creative Commons