Albiazules.es | Información | Opinión | Recreativo de Huelva

Juanma, un luchador con la lección bien aprendida

Artículo leído 1636 veces.

En su año más complicado en la cantera del Recreativo, Juanma Gómez no duda en sacarle su lado más positivo de cara a lo que está por venir. Siempre mirando por su equipo, pasó este jueves por las entrevistas de ‘Coma Tapas&Punto’. Jugador del Atlético Onubense, formado desde los 10 años en los escalafones inferiores del Decano. Acumula muchas historias en su camino hasta el filial albiazul. Muchos compañeros y entrenadores que le han dejado huella. De ese niño que empezó queriendo ser portero, pasó a ser un mediocentro de calidad y ahora un defensa muy fiable. Capitán, aliado, rival y amigo. Ese el invitado que charló para Albiazules.es de su pasado, presente y futuro. Enamorado del deporte, tiene claro que lo suyo es vocacional..

¿Quién dice que en tiempos de oscuridad no aparece una luz que te guía por el camino correcto? Juan Manuel Gómez Ibáñez, conocidos por todos como Juanma Gómez, ha trabajado duro por seguir avanzando en su pasión que es el fútbol. Diez años en la cantera del Recreativo marcan a cualquiera. Ahora está en la fase decisiva, dar el salto al inicio de su carrera como futbolista profesional. Ser válido o quedarse en el camino. En su primer año como jugador amater ha tenido que lidiar con el sentirse fuera del equipo. De ser pieza clave en otras categorías a ser la última opción. Un año duro que le ha servido para conocerse mejor y fortalecerse en el aspecto mental. Ese trabajo ingrato e inadvertido le ha permitido llegar en las mejores concidiciones a su momento. La temporada es larga y su oportunidad tenía que llegar.

Quiso ser portero en sus inicios, y ahora brilla como un defensa sobrio y polivalente. Albiazul de sentimiento, con un espacio en su corazón para el azulgrana. ‘Choquero’ que estuvo a punto de emigrar a tierras inglesas. Enamorado del deporte, quiere hacerlo su profesión, ya sea por el camino del fútbol o por sus estudios, donde cursa la carrera de ‘Ciencias de la Actividad Física y del Deporte’. Juanma acudió como invitado este jueves a ‘Coma Tapas&Punto’, donde contó para Albiazules.es todo lo que ha vivido en las categorías inferiores del Recreativo de Huelva, además de darse a conocer un poco más.

Nombre:  Juan Manuel Gómez Ibáñez.
Posición:  Central.
Altura:  1,78.
Peso:  68.
Procedencia:  Los Rosales
Edad:  20 años.
Lugar de nacimiento:  Huelva.
Temporadas en la cantera: Diez.

– Recordando tus inicios, ¿en qué equipos militaste antes del Recreativo? ¿En qué categoría diste tus primeros pasos en el fútbol?

Como ya dije empecé en Los Rosales y en esa época no existía la categoría bebé. Recuerdo que se empezaba con seis años, pero yo ya con cinco años quise ser portero y el entrenador me metió como ‘gato’ en la portería. Y ya al año siguiente empecé a jugar, sufriendo muchísimo. Eso nos pasa a todos en nuestro primer año y más contra gente de mayor edad. Jugábamos contra Santos, Biri.. Toda esa gente, pero sin duda es complicado. Desde siempre me ha gustado el fútbol y siempre he tenido claro que quería jugar en equipos. Mis padres nunca me han impuesto nada, de siempre he sido yo el que he decidido. Tanto para irme al Recreativo como a la hora de estudiar lo que yo quiera. Siempre me han dado libertad.

-¿Cuando empezaste en el Recreativo de Huelva? ¿Qué tal fue esa primera temporada?

Llegué como alevín de primer año y en principio era una de las piezas claves del equipo. Llegaba de la selección junto con otros compañeros al equipo que entrenaba Paco Herrera. Ese año fue todo muy bien y el siguiente llegaron otros compañeros como Nené o Clavijo, y ya era más competencia. Paco Herrera no confiaba tanto en mí, pero tengo buenos recuerdos de esa etapa. Fue una buena formación.

– Se te conoce por tu buen hacer en defensa. ¿Pero siempre has jugado en esa demarcación?

No, de hecho en mis inicios era delantero. Pero me pasé a centrocampista y siempre he actuado en esa posición. Pero recuerdo que haciendo una especie de circulación de balón y de posiciones, Paco Herrera preguntó que quién podía hacer de central y yo me ofrecí. Me puse de central y desde entonces pasé a jugar en esa posición, intercambiándome con la de centrocampista y de ahí mi polivalencia.

– ¿Cuales crees que son tus virtudes dentro del campo y en qué crees que deberías mejorar?

Yo creo que la anticipación. No sólo físicamente, sino que se lo que puede ocurrir. También tengo el pase corto y el pase medio, y para mejorar tengo pendiente el físico. También los balones por arriba y la velocidad. No en defensa, que creo que ando bien, sino en posiciones más adelantadas. Ahí me cuesta un poco más, no soy tan rápido como un mediapunta.

– ¿Qué etapa recuerdas con más cariño en tu estancia en la cantera del Decano?

Es difícil porque son muchos años, pero recuerdo la temporada que me subieron, siendo yo cadete de primero, al Cadete de Andaluza. Ese año fue duro porque nos costó la permanencia, pero al final aprendí muchísimo. Esa oportunidad de subir con gente mayor me vino muy bien.

– En tus inicios en el fútbol, ¿llegaste a disputar algún torneo de envergadura como Brunete o el Mundialito de Portugal? ¿Qué recuerdas de esa experiencia?

No tuve la oportunidad, pero recuerdo que siendo benjamín de primer año, en Los Rosales, me llamó el Betis para disputar un torneo en Huévar. Jugamos contra el Sevilla y otros equipos, y estuvo bien la experiencia.

– En categoría juvenil pudiste a vivir una buena temporada a nivel grupal, en el equipo entrenado por Toledano y Ale Díaz, ¿qué recuerdas de ese año?

Yo era cadete de primer año cuando estuve en el equipo de Joaquín Galán y de segundo año lo hice con Jesús Ortiz, un entrenador con el que aprendí muchísimo. Con él tuve muchísimos minutos y fue uno de los que más jugué, sino el que más. Era el capitán y la verdad es que esa época fue muy bonita. Y ya con Toledano, es un año que cuesta un poco más porque se pasa de cadete a juvenil. Recuerdo que al principio me costó ganarme la titularidad, pero una vez fue pasando la temporada me convertí en una pieza importante dentro del equipo. Tanto en el centro del campo como en el lateral derecho, pero hasta que tuve la mala suerte de lesionarme en un partido contra el Nervión, perdiéndome los últimos cuatro o cinco partidos.

– En la temporada siguiente pasaste a formar parte del Juvenil A de Jesús Ortiz, de pleno derecho, realizando otra temporada importante. ¿Qué opinión te merece como técnico?

Para mi Jesús es un profesional de los pies a la cabeza. Eso, quieras o no, te refuerza dentro del campo y también fuera. Es una persona que sabe muchísimo de fútbol y nos enriqueció a todo el equipo, a mi sobretodo. De hecho, en esa temporada me hizo pensar mucho. En un partido amistoso, contra La Orden, cuando terminó me dijo algo que me ha valido para todo lo que llevo de carrera como futbolista. Y seguro que me va a valer para el resto de mi vida. Me dijo que intentará destacar siempre en algo. Está muy bien ser un siete en todo, pero en un partido hay que ser un diez en algo. En edades como la mía hay que llamar la atención para bien. A partir de ese momento hice un cambio de chip, coincidiendo con la lesión de Fernández y fui titular indiscutible.

– La temporada pasada también recibiste el premio de tu salto definitivo al filial, sumando minutos en muchos partidos. ¿Contento con la experiencia?

Contentísimo. Además me sirvió para estar este año aquí, ya que si no lo habría tenido muy crudo. Como muchos de mis compañeros del División de Honor, que tenían calidad para estar aquí. Esa experiencia me ha sumado para bien.

– ¿Qué opinión te merece Juanma Rodríguez y el trato que tuvo hacia ti? ¿Entendiste su salida?

La verdad es que su salida fue dura, no me la espera. A mi Juanma me ha dado muchísimo, tanto por la oportunidad que por hacerme despertar. Pasé de juvenil a amater, un cambio importante y ese cambio me costó. Hasta ahora, que más o menos estoy cogiendo de lo que supone jugar en categoría amater. Juanma en ese aspecto ha sido muy importante para mí. Su forma de ser, su profesionalidad y es muy insistente, hablaba mucho conmigo.

– ¿Qué puedes contarnos de Jesús Vázquez? ¿Contento con el cambio?

Jesús me parece un gran entrenador, tiene bastantes posibilidades de llegar arriba. Yo estoy estudiando ‘Ciencia del Deporte’ y se cual es el perfil del buen entrenador. Y Jesús reúne muchísimas cualidades para ser un buen entrenador. El tacto con los futbolistas, el saber decir las cosas.. Cuando un jugador falla, se lo dices y si vuelve a fallar, se lo dices pero con tranquilidad. Y si vuelve a fallar, no insistes porque si le sigues insistiendo.. Sobre todo eso, el tacto con los futbolistas. Él ha sido un profesional de primer nivel y lo sigue siendo. A lo mejor otra persona te dice que es un mal entrenado y de hecho yo no he tenido oportunidades con él al principio, pero es lo que siento. Hay que ser objetivo.

– Tras la racha negativa llegó por fin la victoria. ¿Cómo ves el próximo partido?

El próximo partido es ante el Algeciras. Será un partido muy difícil, ya el año pasado tuve la oportunidad de jugar en ese campo y será complicado. Es un campo que exige mucho y te impone, es un campo de Segunda B y tienen jugadores muy buenos a nivel individual. Pero bueno, yo creo que el equipo tiene la oportunidad de dar un golpe encima de la mesa, sumando los tres puntos y encarando el partido del miércoles, con la Lebrijana, con algo más de tranquilidad.

– ¿Donde estará la clave para conseguir la permanencia?

Yo por suerte o por desgracia vengo de estar en la cuerda floja con mis equipos en los últimos años. Y bueno, para mí la clave va a estar en la unión del vestuario. Si el vestuario está unido, ya que en calidad para estar mucho mejor clasificados, en los puestos medio-altos y no soy de tirarnos flores. La clave debe estar en la unión del vestuario, que no se rompa nunca. Ayudarnos en todo.

– ¿Y como ves la vestuario?

La verdad que en esta mala racha, un poco tocados. No sólo los jugadores, sino también el cuerpo técnico. Pero es normal, es fruto de la dinámica. Creo que esta última victoria nos ha dado ese plus de energía que necesitábamos y creo que contra el Algeciras podemos hacer algo.

– A nivel general y con tu experiencia tras todos estos años en el club, ¿cómo ves a la cantera esta temporada?

Esta y la pasada, yo creo que fruto del momento económico que estaba sufriendo el club, creo que se está tirando más de la cantera, tanto para los entrenamientos como en partidos. Y no sólo me refiero para el primer equipo o para el B. Entonces, esas oportunidades de que el primer equipo no esté en Segunda A, ya que entonces el salto desde Tercera sería muy grande. Creo que se está apostando un poco más por la cantera.

– ¿Y el primer equipo? ¿Qué opinión te merece la temporada que están haciendo los profesionales?

Ayer tuve la oportunidad de entrenar con ellos y la verdad es que la calidad que hay en el equipo, es para estar en ‘play off’ sí o sí. El problema es que es la primera temporada de este nuevo proyecto y hay mucha gente detrás del Recreativo. Entiendo a los jugadores y el entrenador, de manejar esa presión de tener que jugar los ‘play off’ por encima de todo. Pero bueno, yo espero que venga una buena dinámica y nos podamos meter ahí.

– ¿Qué jugadores de la cantera ves con proyección para llegar al primer equipo?

En el División de Honor están jugadores como Ponce, que me encanta como futbolista y como persona es un tío que vale. También está Alberto Vega, que debe creer más en si mismo. Yo lo conozco personalmente, es de Los Rosales y tiene buenas cualidades para llegar. También está Adri, el portero, que con los pies es de los mejores de la cantera. Y luego en mi equipo destacaría a Vichi, con gran proyección y también Antonio Díaz ‘Uche’, Dieguino.. Iván Martín, Misffut, tenemos equipo para estar arriba.

– ¿Por qué crees que hay futbolistas que destacan en categorías inferiores y que luego se quedan por el camino, y en cambio otros que están en un segundo plano acaban llegando?

Yo creo que es cuestión de mentalidad. Desde pequeño puedes ser el mejor, pero llegas a amater y tu físico se iguala con los demás. Eso quieras o no, mentalmente lo tienes que soportar. Y luego, una persona que viene regularmente desde abajo, no tiene esa presión de llegar sí o sí. Creo que eso es importante, además del entorno que le rodea. Es algo que beneficia en todo, no sólo en el fútbol. Tener un entorno de familiares y amigos positivo, incrementa tus posibilidades de llegar. Si Cristiano Ronaldo tiene de pequeño a un padre y una madre que “tú tienes que llegar, tú tienes que llegar“, seguro que ese chaval deja el fútbol.

– ¿Cómo compatibiliza un joven como tú los estudios y el fútbol?

Es complicado. Mi única posibilidad si quiero estudiar lo que estudio, mi vocación que es el deporte, he tenido que reducirme el número de asignaturas para poder entrenar y luego compaginarlo con el número de asignaturas. Y echándole hora por la tarde a los estudios, aunque acabe ‘reventado’ del entrenamiento. Hay que echarle horas.

– ¿Cuál es tu objetivo personal esta temporada?

Yo no soy de marcarme objetivos, en plan tener que llegar al primer equipo o demás. Porque si no llego es un fracaso, así que mi objetivo es aprender al máximo y dar todo de mi. Ese es mi objetivo. Yo estoy convencido que si doy todo de mí, no voy a tener problemas para la siguiente temporada.

– ¿Con que sueñas en el fútbol?

Cualquier chaval de mi edad sueña con llegar a la élite. Pero hay que ser realistas y no engañarse. Hay que ir paso a paso, y todo se verá con el tiempo.

 LADO HUMANO

Estado civil: Con novia.
Estudios: He finalizado el Bachillerato y ahora estoy estudiando la carrera de ‘Ciencias del Deporte’.
Una virtud: Soy una persona amable en todos los aspectos.
Un defecto: Soy muy ‘cabezón’.
Un sueño: Poder quitar del trabajo a mi padre y mantenerlo yo, sea del fútbol o de mis estudios.
Un libro: En Segundo de Bachillerato pude leer ‘Las lágrimas de Shiva’ y me gustó mucho.
Una película: Toda la saga de Harry Potter, soy un amante de ese mundo.
Una serie: Vikingos.
Un plato: Patatas fritas con salchichas, no voy a engañar (risas).
Último capricho: Un juego para la PlayStation 4.
¿Prensa, radio o televisión? La televisión.
¿Playa o montaña? Playa.
¿Mar o piscina? Piscina.
¿Qué tipo de música te gusta escuchar? Reggaetón y Trap.
¿Qué otros deportes te gusta practicar? En la carrera he practicado todo tipo de deportes, pero que me gusten a mí están pádel, tenis, baloncesto, natación y atletismo.
¿Qué borrarías del mundo? La guerra.
La mejor persona del mundo: Una mezcla entre mi padre y mi madre.
Una hermandad de la Semana Santa de Huelva: No me gusta mucho, pero voy a verla por mi novia. Una hermandad, la de mi novia, la Vitoria.
Un lugar para vivir: Huelva. Una ciudad pequeña, vivimos muy bien y con la playa muy cerca.

PERSONAL E INTRASFERIBLE

Primer partido en la cantera: Mi primer partido en el fútbol 11 fue con el Infantil C, con Ángel de entrenador y Paco Pichardo. En La Orden contra el Olimpic. Yo era alevín de segundo año y los que no contábamos para el partido subíamos para el Infantil C. Ese año fue bueno porque no contaba mucho para Paco Herrera y entonces jugaba mucho en el Infantil C. Eso permitió que Paco Pichardo me subiera al Infantil B en algunos partidos.
Debut con el primer equipo: La temporada pasada en Gibraleón, en el primer partido de Pavón en su vuelta.
Entrenador que más te ha marcado: Jesús Ortiz y también Luis Lira, que no nos acordamos de él y para mi es un gran educador.
Un compañero: La persona que me llevo de este deporte es a Manuel Sánchez, el valverdeño. Ese es mi compañero ideal, mi hermano. Y bueno, este año me llevo muy bien con Nené, somos los dos de primer año. También con Ale Soler, Manolito Torres por cercnia de casa, con Adri Díaz, con Díaz.. Hay buen ambiente.
Una gol para enmarcar: El gol que le metí al Cádiz con el División de Honor, de volea. Fue un gol importante porque fue en la semana que habló Jesús Ortiz conmigo, y me dijo lo que conté antes. Fui suplente, pero salí a comerme el mundo.
Un ídolo: Sergio Busquets
Mejor recuerdo deportivo: Cuando fui con la selección onubense con Martín ‘El Bulto’ a Jaén. Fue una experiencia muy buena. Quedamos cuartos y estuvimos cerca de jugar la final.
Peor recuerdo deportivo: Este año ha sido muy duro mentalmente. Me está haciendo crecer muchísimo, es una experiencia muy válida para cualquier futbolista. Pero la verdad es que está siendo un año muy complicado, ya que no sólo tengo que luchar contra mis compañeros sino también conmigo mismo. El que no juegue hace que me ‘coma’ la cabeza. que me agobie.. Pero con el apoyo de mis padres y mi gente se hace más llevadero. Yo venía de jugarlo todo en mis equipos, de ser capitán.. Es difícil. Pero ahora estoy más fuerte mentalmente que nunca.
El mejor estadio que has jugado como visitante: Quizás el del Algeciras, en un buen partido. Un 3-3, un partidazo.
Mejor jugador del Recre: De pequeño me encantaba Camuñas, además tengo su camiseta que me la regaló mi tío por mi cumpleaños. Firmada.
Mejor jugador español: Sergio Busquets.
Mejor jugador del mundo: Leo Messi.

EN DOS PALABRAS

Tus padres: Mi apoyo incondicional. Sin ellos no podría vivir.
Tu novia: Gran apoyo, está pendiente de mí y me aconseja mucho.
Tu mejor amigo: Se llama Jonathan y es un crack. Es de mi clase de toda la vida. Lo que es la vida, al principio me quería matar cuando llegué al colegio nuevo. Pero ahora somos uña y carne.
Ale Soler: Llevo con él desde cadete y para mi es un tío que merece la pena conocer. Es muy buena persona y además tiene ese punto cómico que me gusta a mí.
Nené Igual, es un tío de escándalo. Muy noble, muy humilde y trabajador.
Díaz Futbolísticamente, para mi es de los mejores del equipo, aunque sea de primer año. Tiene unas cualidades y una visión de juego increíbles. Y luego fuera del terreno de juego me llevo muy bien con él. Incluso he salido con él por la noche, y bien.
Diego Vargas: Cuando llegó al Cadete de Jesús Ortiz éramos uña y carne, éramos muy amigos tanto dentro como fuera del campo. Pero con el paso de los años se fue enfriando la relación. No sé si por mi parte o por la suya, pero a mi Diego siempre me va a tener. Eso lo sabe de sobra.
Paco Herrera: Voy a ser sincero. Cuando he sido jugador alevín e infantil, a mi me parecía un entrenador que ni fu ni fa, pero ahora que he empezado a estudiar la carrera me he dado cuenta que no es tan mal entrenador. Es muy buen entrenador, no hacía trabajar cosas que se deben trabajar en esas edades. Yo lo que quería era coger el balón, pero nos hacía trabajar mucha coordinación. Eso se agradece.
Luis Lira: Ahora que ya no está entrenando, cada vez que lo veo nos saludamos. Es una gran persona, es un buen entrenador y además es una persona muy sensata, muy sabia.
Jesús Ortiz: Un profesional, de los pies a la cabeza. Me ha enseñado muchísimo y me ha marcado con las cosas que me ha dicho. Espero que nuestros caminos se vuelvan a encontrar.
Juanma Rodríguez: Me dio la oportunidad, ha sido pieza clave para que yo hoy por hoy esté en el Recre B. Es un técnico que con su forma de ser me hizo espabilar.
Jesús Vázquez: No llevamos tanto tiempo con él, pero como he dicho tiene muy buena pinta como entrenador. Tiene muchas cualidades que debe de tener todo entrenador que quiere llegar a profesional. No tengo tanto trato personal, pero existe ese respeto y me parece una buena persona.
Zamora: Desde que empezamos la temporada nos ha estado ayudando en el tema interno y además ha venido a entrenar con nosotros, a enseñarnos. Cada vez que nos ve nos saludamos, no tengo mucho trato con él, pero en enseña cosas en los entrenamientos.
Antonio Segovia: Fue la persona que me llamó cuando era alevín. Me lo dijo mi padre. A parte de eso, creo que ha sido una de las personas que apostaron por mí para que diera el salto al Recre B el año pasado. Siempre que nos hemos visto, nos hemos saludado. Me parece una buena persona.

Licencia Creative Commons