Albiazules.es | Información | Opinión | Recreativo de Huelva

“Lo que nos encontramos fue un asesinato, el del Recreativo”

Entrada leída 1311 veces.

Enrique Arroyo desglosó todos los datos del escrito de acusación. “En este caso no estamos en un procedimiento que se va a ventilar en un Juzgado de lo Penal, sino que será en la Audiencia Provincial de Huelva porque se están pidiendo penas en abstracto, desde uno a seis años. Serían tres jueces, y después el acusado tendría la posibilidad de acudir al Tribunal Superior de Justicia”, explicó el abogado.

El letrado Enrique Arroyo representa los intereses de los dos miembros de la directiva del Trust, Narciso Rojas y Roberto Sánchez, junto con los salientes Eduardo Calero y José Garzón, responsables de la querella a Pablo Comas por los presuntos delitos de apropiación indebida, delito de corrupción en los negocios y delitos societarios.

Así, el prestigioso abogado onubense explicó en Onda Cero Huelva que “han matado al Recreativo de Huelva a nivel jurídico. Con lo que nos encontramos fue un asesinato, el del Recreativo. Hay que reconocer que cuando uno se pone a calcular las penas, llega a un punto en el que el cálculo de este tipo de delitos es complejo. Existen tipos básicos, que posteriormente nos remiten a otros tipos agravados. Entonces, una pena de entre uno a tres años, de ahí se nos remite a otro tipo penal que yo entiendo que es fatídico, que es el 250 del código penal. Y nos encontramos con que hay siete apartados donde se eleva la pena de uno a seis años. Es decir, si calculamos los cuatro o cinco delitos, con remisiones directas al 250 del código penal, pues nos podemos encontrar con penas de asesinato“.

Sobre los presuntos delitos de apropiación indebida, en los que se recogen tres dentro del escrito de acusación, comentó que “se piden la pena independiente porque son distintos en el tiempo. Lo importante es que este señor llega a ser, al menos es lo que se demuestra en la documentación. También quisiera anticipar que mi profesión es la de abonado y que como abogado que soy lo que hago es defender. A mí no me gusta, ni creo que a nadie, enviar a nadie a la cárcel. Yo me siento en la obligación, ya que como abogado que soy me han contratado para este fin. Pero mis clientes tampoco están felices y pletóricos por meter a alguien en la cárcel. No es nada agradable“.

De la gestión de Pablo Comas al frente del Recreativo dijo que “en un mundo como el fútbol lleva aparejado grandes cantidades de dinero y está presidido por sociedades anónimas. Es decir, estamos hablando de sociedades de capital, que responden a lo que entraña y esconde debajo del substrato de esa sociedad anónima. Se mueve una cantidad ingente de dinero. Además, me gustaría destacar algo que me llamó la atención. Como alguien que dice ser presidente de una sociedad de capital, como dice que nunca ha percibido su sueldo. Es algo que no me acaba de enterar, es que parece que el Recreativo era un convento, algo de la caridad porque ni el presidente cobraba las cantidades que le correspondían como presidente“.

En cuanto a la petición de nulidad del contrato de compra-venta de acciones por parte de Gildoy, el letrado aseguró que “no quedaba más remedio. Como decimos los abogados, frente al defecto de pedir está la virtud de no dar. Todo el mundo que ejerce esta profesión sabe que nada es fácil cuando hay que pedir y que enfrente habrá un profesional que defenderá con el mismo ahínco la posición contraria. Es complicado, pero hay motivos. En este caso no estamos en un procedimiento que se va a ventilar en un Juzgado de lo Penal, sino que será en la Audiencia Provincial de Huelva porque se están pidiendo penas en abstracto, desde uno a seis años. Serían tres jueces, y después el acusado tendría la posibilidad de acudir al Tribunal Superior de Justicia. Ese contrato tiene una base delictual y todo lo que venga después es nulo“.

Por último, de la fijación de la fianza de 500.000 euros explicó que “se determinó en su momento pero no se pagó. Ahora es el momento procesal oportuno y lo hemos reiterado, ya que ya está perfectamente determinada y avalada. Ahora es el momento oportuno de pedirlo“.

Licencia Creative Commons