Albiazules.es | Recre | Recreativo de Huelva

En causa inmediata de disolución y con la hoja registral cerrada

Artículo leído 1854 veces.

El ‘maquillaje financiero’ que fue efectuado en la ‘era Gildoy’, al incluirse el estadio Nuevo Colombino como un activo, dejará al club en causa inmediata de disolución salvo que se efectué una ampliación de capital. También se confirma que la hoja registral está de nuevo cerrada, por lo que el club no podrá inscribir ningún nuevo movimiento a título efectivo, como puede ser la el cambio en la propiedad.

Zephir Homes ha arrojado información sobre la realidad del club. Salvo que sea desmentido por el consejo de administración o el Ayuntamiento de Huelva, la situación económica, financiera, patrimonial e incluso registral está a punto de llegar a la zona de no retorno.

Así, José María Zafra explicó que “el Recreativo tiene cerrado el registro mercantil. Son muchos años sin entregar las cuentas anuales y por eso el registro mercantil reacciona no permitiendo ningún tipo de inscripción, así que si el martes cerráramos la compra en notaría deberíamos comunicarles a todos los consejeros del club que cesan en sus cargos, y esa comunicación, así como el nombramiento del nuevo consejo de administración no podríamos inscribirlo en el registro mercantil al estar cerrado, y eso daba una inseguridad jurídica durante ese periodo hasta la apertura del registro mercantil que también nos preocupaba un poco. El propio registro de oficio nombraría a un auditor, y por eso ese mismo jueves hablamos con este auditor, que nos comentó por teléfono que simplemente tenía imposibilidad manifiesta de poder cerrar los informes en un corto periodo de tiempo porque no recibía la información de los cierres de auditoría“.

Sobre la conversación con el auditor advirtió que “fue muy claro. Mos dijo que no nos quedara duda de que el Recreativo se encontraba en causa inmediata de disolución porque vio que el señor Comas metió en el activo un valor del estadio de 20 millones de euros en el balance. Y eso no era verdad. Él dijo que el estadio era suyo y puso ese valor en el activo de la sociedad, y el auditor sabía que eso era un falseamiento de la realidad porque el estadio es del Ayuntamiento y lo que tiene el Recreativo es una concesión administrativa. Así que si en el balance se pone que el estadio es el club y el auditor quita esos 20 millones de euros automáticamente ese agujero económico queda reflejado en la auditoría que ha encargado el club. Y los administradores o el consejo de administración que tenga el club verán que desde que tengan conocimiento fehaciente de que el Recreativo está en un proceso de liquidación tendrán un plazo de dos meses para instar a la liquidación del club porque si no o tienen que ampliar capital o los consejeros deben responder con sus bienes. Hasta eso lo contemplamos nosotros y durante este proceso cada vez surgían más cosas“.

Licencia Creative Commons