Albiazules.es | Recre | Recreativo de Huelva

Los Vargas, ‘hermanos’ de corazón al servicio de la misma camiseta

Artículo leído 937 veces.

Diego Vargas y Fernando Carrasco fueron los invitados este jueves a ‘Comas Tapas&Punto’, donde demostraron su humanidad y una fe inquebrantable por seguir avanzando juntos en el mundo del fútbol.

No es habitual que dos personas de la misma familia compartan un mismo sueño. En el Recreativo de Huelva tenemos a dos chicos que trabajan muy duro en la cantera y que no cesan en su empeño de lograr ser futbolistas. Se tratan de Diego Vargas y Fernando Carrasco, dos jugadores que comparten la misma sangre. Dos primos criados juntos con espíritu humilde y que comparten los mismos valores y una misma fe. Dos hermanos que se ayudan y que estarán unidos para lo siempre.

Ambos jugadores pasaron este jueves por ‘Coma Tapas&Punto‘, donde hicieron gala de su humanidad y simpatía, en una mesa en la que también contamos con la presencia de Matías Hermoso, responsable y administrador del portal Recreativismo.com.

¿Pero qué opinan uno del otro? Diego destaca de Fernando que “es como si fuera mi hermano. Nos hemos criado juntos, hemos estado siembre unidos y sin duda es una persona cariñosa, siempre se preocupa del que tiene al lado, todo lo que tiene te lo da y siempre está intentando ayudar a los demás. Y aparte es muy buena gente, te ríes siempre con él. Yo estoy todo el día riéndome con él. Y como jugador destaco el gran golpeo que tiene, la potencia que tiene.. Dice que es más rápido que yo, pero si es verdad que a la hora de golpear el balón, en movimientos si es mejor que yo. De todas formas, si le conoces a él también me conoces a mí. Somos muy parecidos, ante los problemas reaccionamos igual y ante las bendiciones de Dios también reaccionamos igual“.

En cuanto a Fernando, dijo de Diego que “su gran virtud es la ambición que tiene. Siempre quiere quedar por encima de los demás, no le gusta perder.. ¿Sus defectos? Si te digo la verdad no tiene ninguno. Quizás si fuese un poco más rápido, la velocidad, yo creo que podría ser ya delantero de Primera División“. El delantero del Juvenil A recordó que “yo empecé jugando como portero, pero no pude jugar con mi primo de manera oficial hasta en nuestra etapa en los Salesianos. El portero de ese equipo se lesionó y pude entrar, y compartimos pocos minutos en el terreno de juego. En el Recre hasta el año pasado no estuvimos jugando en el mismo equipo“.

Desde muy pequeños tenían claro que lo suyo era el fútbol. De hecho Diego recordó que “desde los tres o cuatro años, que íbamos a la Plazoleta, siempre hemos estado jugando al fútbol. Sabíamos que era lo que nos gustaba, cuando todo el mundo estaba a lo mejor con la bicicleta.. Nosotros estábamos con el fútbol. En aquella época era portero y le chutaba, y él me las paraba. Desde ‘chicos’ siempre nos ha gustado fútbol y hemos estado con un balón los dos“.

Además su familia está muy volcada con ellos. “La verdad es que lo ven como una bendición. Nosotros nos hemos criado en un barrio humilde, la mayoría de nuestros amigos de la infancia no le gustaban el deporte. Entonces, yo pienso que nuestra familia está muy contenta de que estemos en el fútbol y lo demuestra en cada partido. Van a ‘piñón’. De hecho creo que nosotros dos unimos a la familia con el fútbol“, dijo Fernando.

Concentrados en hacer una buena temporada con sus equipos.

Con respecto a la buena dinámica del Atlético Onubense, para ‘Dieguino’ “es motivo para estar contentos. El juego del equipo quizás no es vistoso, pero estamos sabiendo competir, sabiendo tener cero riesgos atrás y aprovechar las que tenemos arriba, que nos está dando frutos“. También habló de su temporada, con unos registros que le están permitiendo ser el ‘pichichi’ de la categoría. “Estoy muy contento, con ganas de exigirme más y conseguir más goles. Estoy muy satisfecho por todo lo que está pasando, pero quiero mucho más. Esta temporada es muy larga“. En cuanto a los problemas económicos del club y si afectan a los chavales, explicó que “es algo que está claro que nos afecta, pero intentamos abstraernos de todo eso. Hay un muy buen grupo en el que hay buen rollo, con sesiones de entrenamientos muy divertidas, a la vez que entrenamos muy intensos. Intentamos abstraernos de eso y hasta ahora no nos está afectando dentro del campo. Fuera si, ya que fuera de los partidos todo el mundo tiene su vida y sus proyectos. Intentamos llevarlo lo mejor posible“.

Fernando ya sabe lo que es competir en clubes como el Sevilla, en el que consiguió el ‘triplete’ de títulos en categoría cadete. A pesar de ello su cabeza está centrada solo en “el Recre” y en hacerlo lo mejor posible. De momento juega con el División de Honor, aunque entrena habitualmente con el filial, a la espera de poder dar el salto al equipo de Iván Rosado. Pero tiene claro que sus valores están por encima del habitual egoísmo del futbolista, reconociendo que le daría a su primo la posibilidad de jugar en un “grande“, antes que pensar en aprovecharla. “Digo esto porque tengo claro que donde vaya él iré yo, y donde vaya yo irá él. Es algo mutuo“.

Creo en mi equipo. Las posibilidades son muchísimas, de hecho pocos equipos nos han ganado con claridad, solo Betis, Málaga y Granada. Pero Granada nos ganó porque veníamos de jugar contra el Sevilla, un esfuerzo grande y nos pilló un poco descolocados. Creo que aspiramos a ser séptimos, octavos o incluso sexto. Creo que la División de Honor de este año no tiene nada que ver con la del año pasado, en la que había mucho nivel. Este año es un poco más flojita, pero sigue habiendo mucho nivel“, explicó el delantero.

Jugar con el primer equipo, un sueño alcanzado.

Ambos canteranos han tenido la suerte y el privilegio de debutar con el primer equipo. En el caso de Diego ha llegado incluso a jugar varios partidos. ¿Pero como vieron el debut del otro? En el caso de Diego, ver a su primo con la camiseta del primer equipo ante el Córdoba B en el Nuevo Colombino “me llenó de orgullo. Estaba muy contento y muy feliz, como si fuera a jugar yo y nada, pidiéndole a Dios para que todo saliera bien. Le dije que estuviera tranquilo, que era un partido más, que no estuviera nervioso y que si tenía la posibilidad lo diera todo, que es lo que le había permitido en su equipo dar el salto“. Por su parte, Fernando habló del debut de Diego en Lepe. “Me enteré incluso antes que él. Se lo olía, pero creo que no lo sabía. Yo oré por él y la verdad es que no le pude dar muchos consejos. Ha estado en situaciones peores, de mucho más nivel, pero yo le dije claro que la oportunidad la tenía y que no me iba a fallar. Lo hizo muy bien“, explicó.

Por último, ambos jugadores desean lo mejor para el futuro. “Yo siempre digo que lo que quiero en la vida es ser feliz. Por eso para a Fernando le pido que sea feliz, esté en el fútbol o no“, dijo Diego. En cuanto Fernando tiene claro que “Diego lo que siempre ha querido es triunfar en el fútbol, triunfar en el primer equipo del Recreativo. Sé que su sueño es ser indiscutible con el primer equipo y yo lo deseo, y rezo por ello porque creo que le hace falta“.

Licencia Creative Commons