Albiazules.es | Información | Opinión | Recreativo de Huelva

El pliego no recogerá la obligación de reincorporar a más trabajadores

Entrada leída 414 veces.

En el pleno municipal se homenajeó a los empleados y ex empleados del club, además de debatirse la posibilidad de que se incluyera la obligación, en el pliego de condiciones, de que el futuro dueño cuente con la actual plantilla de trabajadores a la hora de hacer una ampliación de personal. Finalmente la moción fue rechazada, tras incluirse una enmienda transaccional que consistía en la firma de un acuerdo con los trabajadores para que les garantizasen la reincorporación, en el supuesto de que se ampliase o se contratase personal, reconociéndose los derechos que tenían en el momento de la extinción de la relación laboral.

Lo que comenzó como un homenaje sincero para los trabajadores y ex trabajadores del Recreativo de Huelva, se convirtió de nuevo en un debate acalorado en el pleno municipal. Representantes de los distintos partidos políticos debatieron el punto segundo de la moción llevada a pleno, en el que se exija al futuro propietario del Recreativo de Huelva, vía pliego de condiciones, que se cuente con los actuales trabajadores y ex trabajadores del Decano en el caso de que en un futuro este decida hacer una ampliación de personal.

Así lo explicó Ruperto Gallardo de Ciudadanos, grupo municipal encargado de llevar la propuesta a debate y aprobación. “Queremos transmitir el apoyo a todos ellos. Igual que se le dio la medalla de la ciudad a la campaña ‘Líberos del Decano’, los trabajadores del Recreativo de Huelva también han sido verdaderos salvadores del club. Creemos que merecen un reconocimiento de este pleno municipal, a la misma vez que el ayuntamiento facilite la salida digna que se merecen estos trabajadores. En cuanto al segundo punto de la moción entendemos que puede bordear la legalidad exigirle al próximo comprador que mantenga a los trabajadores, pero si es verdad que podemos sugerir o recomendar que salgan del Recreativo, para que con el nuevo propietario se queden dentro del club. Como el propio portavoz del consejo admitía, se va a pasar de 30 trabajadores a 10, y se volvería a negociar partiendo de cero con los trabajadores que se puedan quedar. Tenemos que velar porque el nuevo propietario apueste por los trabajadores del club. No me parecería lógico que un taquillero le despidan y luego contraten a otra persona para hacer de taquillero. Es un ejemplo y aunque es normal que el nuevo propietario traiga a su equipo de confianza. No es lo mismo tener un gerente o jefe de administración de tu confianza que uno impuesto, pero hay puestos como el delegado de campo o los utilleros que creemos que por experiencia se deben apostar por los que hay, o quieren continuar en el club“.

Asimismo, Pedro Jiménez de Izquierda Unida lanzó una nueva propuesta, para añadir a la moción, que consistía en “quién quiera irse, se le blinde de cara al futuro su vuelta, prioritariamente frente otros cuando haya que contratar, reconociéndoles sus derechos adquiridos en el club. Hablo de esos trabajadores que opten por el despido y cobrar el paro y de Fogasa, para que quién venga y se quede con el club, o quién lo gestione en el futuro si tiene que contratar gente, se les contrata de manera prioritaria y garantizándoles los derechos que tenían antes de irse, como su antigüedad, categoría o salarios. Es que para que venga luego una empresa y contrate con salarios precarios a estos trabajadores, lo mismo cobrando la mitad, para eso sobran los homenajes. Yo propongo esta transaccional, que todo aquel que se acoja al despido, y vaya al paro y al Fogasa, que al comprador se le ponga por delante la garantía de que si contratan a alguien, los contratará a ellos de manera prioritaria y si los trabajadores aceptan, reconociéndoseles los derechos que tenían cuando se fueron“.

El representante de la agrupación popular, Manuel Remesal, dio su valoración en cuanto a incluirse dentro del pliego de condiciones la ‘repesca’ de trabajadores de parte del nuevo dueño, siempre que lo necesitase. “No me voy a atrever a asegurar si el segundo punto borde la legalidad, pero si en este proceso ya hay bastante china jurídica, vamos a intentar entre todos poner los mínimos. Cuando salga el pliego de condiciones, es cuando se puede hablar de las clausulas y condiciones del mismo, y ver este asunto“.

Por su parte, Pepe Fernández del grupo socialista declaró que “nadie pone en cuestión el esfuerzo que han hecho los trabajadores en estos dos últimos años. Si los trabajadores han cobrado algo ha sido desde que este equipo de gobierno asumió la responsabilidad de la propiedad del club. Se han abonado no se sí cuatro nóminas, tres seguro y el nuevo consejo, que se constituyó el 6 de octubre, les ha abonado dinero y nóminas a los trabajadores. Seguro que las nóminas de julio y agosto se abonaron, con el dinero que desde la fecha que se hizo el Colombino, así se recaudó en la campaña de salvación. Se ha hecho el esfuerzo hasta donde hemos podido llegar. A mí lo que me preocupa es el segundo punto y tengo claro, sin ser jurista, que a ningún propietario se le va a poder exigir en un pliego de condiciones que tenga a personas para contratar. Es algo que no se podrá incluir y además hay que recordar que estas extinciones que ahora se llevan a cabo, en un acuerdo con todos los trabajadores, parten de los propios trabajadores. Ellos tenían en febrero juicios para extinguir de forma voluntaria sus contratos. Es que parece que ha llegado esta corporación y ha despedido a los trabajadores. Hemos pedido que se separa la moción en dos votaciones y si no puede salir, que nadie le quepa la menor duda que si votamos en contra no tengan los trabajadores la certeza de que esta corporación no los estamos apoyando. Creo que el momento del pliego“.

Matización en el segundo punto, incorporación de la enmienda transaccional y votación.

Tras conocerse los distintos puntos de vista de los distintos representantes municipales, se pasó a matizar el punto segundo de la moción, cambiando “de exigir al nuevo propietario la obligación” de contar con los empleados ya desvinculados vía pliego de condiciones, a “que se requiera, que se sugiera y que se recomiende” esta posibilidad en el pliego, siempre dentro del marco legal”.

Asimismo, se añadió la enmienda transaccional de Izquierda Unida para su votación, que consistía en la firma de un acuerdo laboral con los trabajadores para que les garantizasen la reincorporación, en el supuesto de que se ampliase o se contratase personal, reconociéndose los derechos que tenían en el momento de la extinción de la relación laboral.

Tras todo esto, la moción fue rechazada con los votos en contra del grupo socialista y grupo popular. La moción contó con el apoyo de Ciudadanos, Izquierda Unida, Mesa de la Ría y Participa Huelva.

Licencia Creative Commons