Albiazules.es | Información | Opinión | Recreativo de Huelva

No me creo ná

Entrada leída 3820 veces.

Permítanme que les diga algo que puede sonarles. A este día y hora.. ‘No me creo ná’. A pocos días de que finalice el mes de mayo, el Recreativo de Huelva sigue siendo una incógnita. A pesar de todo el trabajo realizado, de los frentes abiertos, de la multitud de informaciones publicadas , lo único claro es que no tenemos ninguna certeza. Lo único que le queda al recreativista de a pié es volver a realizar un acto de fe y confiar en que sean otros los que solventen la papeleta.

En ello andan desde el pasado verano, un Ayuntamiento que se la jugó y se la sigue jugando, y un consejo de administración que comenzó siendo numeroso para pasar a minoritario. Y ahí siguen, dando la cara en un año durísimo y que ha puesto a prueba su capacidad de convicción.

El paso de las horas y los días limita las opciones de un club al que solo le vale la venta a manos de un inversor acaudalado. Atrás quedaron esas negociaciones con Hacienda, erigidas como punto de inicio para la solución del problema. Ahora todo pasa por encontrar la ‘pelota de partido’ a tiempo y evitar repetir las dramáticas últimas horas del 30 de junio del año pasado. Atrás parece que también ha quedado, a falta de confirmación, la capacidad de decisión de la afición por medio de ‘Líberos del Decano’.

Ya no puede hablarse de hojas registrales ni de auditorías forenses. El desenlace se viene encima y hay que reaccionar a tiempo. Se habla de la semana que viene como fecha inicial para que salga el pliego de condiciones. No soy un jurista como para hablar con propiedad, a la hora de evaluar si vamos tarde, pero lo que es evidente que cualquier china en el camino nos dejaría con ningún margen de maniobra. De nuevo habría que ‘confiar’ y esperar que todas las posibilidades hayan sido exploradas.

Esa ‘confianza’ deberá alargarse a la lista de posibles inversores que han saltado a escena. Los últimos nombres, los de Vicente Simón y Vicente Boluda. Informaciones de las que no dudo y además no seré yo quien ejecute la máxima de ‘matar al mensajero’, por las injusticias que suelen producirse y he vivido en primer plano. Pero permítanme ser prudente tras lo vivido con los mexicanos o recientemente con las negociaciones de Infotelwi.

Pliegos e inversores. Es el nuevo mantra que define el día a día en el club decano. Para bien o para mal el margen que queda para conocer la realidad es mínimo. Yo como dije al inicio de la editorial esperaré pacientemente. Y mientras tanto ya saben.. ‘No me creo ná’.

Licencia Creative Commons