Albiazules.es | Información | Opinión | Recreativo de Huelva

El auto de procedimiento abreviado, al descubierto

Entrada leída 829 veces.

Albiazules.es ha tenido accedo al auto de procedimiento abreviado en su totalidad. El ‘caso Comas’ mermó las arcas del club unos 2 millones de euros.

Hay datos muy interesantes que merecen ser destacados dentro del auto de procedimiento abreviado, en el que el juez ratifica que existen indicios de delito en la gestión de Pablo Comas y por eso se sentará en el banquillo de los acusados. Así, se dan detalles de la póliza de préstamo con garantía personal en la entidad Banco Espirito Santo en fecha 28/11/2012 por importe de 900.000 euro, y del hecho de que Pablo Comas constituyera una “una imposición a plazo fijo por importe de 1.000.000 euros pertenecientes al Real Club Recreativo de Huelva“, vinculándolo como garantía el pago del préstamo anterior suscrito por la mercantil Poientose S.L (Empresa en la que Pablo Comas figura como administrador único). Asimismo el aún consejero delegado del Decano estableció una tercera garantía en pago de dicho préstamos: Sus nóminas como presidente del club Decano del fútbol español.

En el citado auto aparece argumentado que dicho préstamo resultó impagado y que la única garantía que se ejecutó “fue la imposición del plazo fijo perteneciente al Real Club Recreativo de Huelva“. El juez añade que no se pudo utilizar como garantías los bienes propios de la mercantil Poientose SL, ni tampoco la nómina de Pablo Comas como presidente del Recreativo, ya que no hay constancia de ingresos bajo este concepto. Asimismo el propio investigado manifestó que prefirió que “se ejecutara esa garantía para que el dinero del Recre no fuera a otras deudas, como los embargos con Hacienda y la Segundad Social, y que después lo compensaría con el dinero que había venido aportando en los últimos años en favor del Recreativo“. Cabe destacar que el propio Comas manifestó que había aportado 6,4 millones de euros a las arcas del club a través de distintas trasferencias bancarias, pero no aportó pruebas que verificaran dicha afirmación.

El propio juez manifestó que “esta operación supone por tanto una merma de las arcas del club utilizando dinero perteneciente a la SAD, destinado a pagar una deuda particular del investigado en su calidad de administrador de la entidad Poientose S.L.“.

También se hace referencia a una operación similar, celebrada con fecha del 04/03/2013, entre el Recreativo de Huelva y la entidad Banco Espíritu Santo, por importe de 19.200 euros. Dicha cantidad se aportaba para garantizar el contrato de arrendamiento entre el club y la empresa Odelot&M-C SL, de cara a la explotación de la tienda oficial del club situada en el centro de Huelva. Dicho crédito también fue impagado, pero no fue ejecutado. Asimismo se añade que existen retenidos dentro de la cuenta que el club posee en dicha entidad bancaria la cantidad de 16.800,28 euros.

Otra merma importante en las arcas del club vino del famoso proyecto de la Ciudad Deportiva situada en el Tiro Pichón. Así lo manifiesta el juez de forma clara, explicándose que en las cuentas anuales de la temporada 2012/2013 se incluyen como gastos que debe soportar el Real Club Recreativo de Huelva la cantidad de 483.000 euros. Una suma importante, que viene como consecuencia de los gastos derivados del estudio para la mencionada Ciudad Deportiva. Una operación que ha supuesto un gasto injustificado, ya que no se presentaron pruebas (Comas argumentó que no existe un proyecto como tal, sino que se efectuaron gestiones en otros países con proyectos similares y con la idea de convocarse un concurso internacional de ideas) y sobre todo había en un funcionamiento una Ciudad Deportiva, propiedad del club. Hay que reseñar que se destaca que en las cuentas anuales “se deduce dicho gasto, pero compensándolo con una deuda que el Real Club Recreativo de Huelva mantenía con Gildoy España, sin que se haya aportado soporte documental alguno que justifiquen dichos gastos“.

Otro de los ‘caballos de batalla’ que Comas no pudo justificar fue el ingreso que dejó de percibir el club por Marco Rubén. El futbolista argentino, que perteneciera al Decano en el pasado, fue traspasado por el Villarreal al Dinamo de Kiev por 8 millones de euros. El club disponía de un derecho económico por el jugador de un 10% del montante final en un hipotético traspaso. Lo cual le correspondía al Decano la nada despreciable cifra de 800.000 euros. El juez indica en el auto que el 9 de julio del 2012 “se subscribe un contrato entre Fernando Roig como representante del Villarreal y Pablo Comas como representante del Recreativo de Huelva, en el que los derechos económicos por el jugador Marco Rubén ascenderán a 250.000 euros“. Así las cosas, se deja de percibir 550.000 euros, manifestando al respecto Pablo Comas que “esa circunstancia suponía un problema de cara al traspaso del jugador al Dinamo de Kiev y que por eso se rebajó, existiendo correos electrónicos entre los representantes de ambos clubes en ese sentido“. Dichos correos no se han aportado a la causa, como tampoco se aportaron pruebas que justificaran la afirmación del investigado, con respecto a que como compensación por el dinero que no se percibió, se accedió a las cesiones de Joselu y Toño por parte del Villarreal al Decano. En el auto se especifica que esta operación supone “una merma injustificada en las arcas del Real Club Recreativo de Huelva, sobre todo teniendo en cuenta que estas operaciones se realizaron ante la delicada situación del club, sometido a Concurso de Acreedores“.

Por último destacar que se hace referencia a supuestas irregulares por la cesión de Javi Álamo al Zaragoza, destacándose tras el análisis de la documentación aportada que no existen irregularidades relevantes desde el punto de vista penal.

Fotos: Archivo Albiazules.es (AlfonsoJRomero.com).

Licencia Creative Commons