Albiazules.es | Recre | Recreativo de Huelva

«El primero que ha puesto el primer gol fue nuestra afición»

Manolo Zambrano dijo de sus jugadores que «me dijeron que en su carrera no se habían sentido nunca tan identificados con una afición como con ésta». Del partido se mostró claro: «Si te vas al descanso con un gol, el segundo tiempo se presenta de otra manera».

El presidente del Recreativo de Huelva, Manolo Zambrano, compareció ante los medios para hablar del importantísimo partido del domingo contra el Fuenlabrada. El dirigente albiazul explicó que «lo más importante es hacer un gol más o menos rápido. No tiene por qué ser a los diez minutos. Si te vas al descanso con un gol, el segundo tiempo se presenta de otra manera. Como el fútbol por su grandeza es tan imprevisible, allí recibimos tres goles en los últimos veinte minutos, lo que quiere decir que no hay respuesta para el fútbol«.

También comentó, en declaraciones recogidas por Huelva24.com, que «nos llevamos un palo, pero duró un par de horas nada más. Ya en el AVE de vuelta todo el mundo era consciente que ante un resultado especialmente malo y adverso este equipo ha demostrado durante treinta y ocho jornadas lo que puede hacer y la fe que tiene«.

El dirigente recreativista se mostró optimista, aseverando que «el primero que ha puesto el primer gol fue nuestra afición, que volvemos a reconocer que es de superior categoría, recibiendo ocho o nueve horas después más de mil personas al equipo en el estadio el domingo. No sé si ha ocurrido en otro sitio pero en Huelva es la primera vez«.

En cuanto a la plantilla de futbolistas, Zambrano indicó «están por la labor de la remontada. Sienten una rabia interior de les dice que lo van a conseguir y confían plenamente en el ascenso. El vestuario tras el palo duro que no lo esperaba nadie, pues llegábamos en mejor forma por los resultados adquiridos antes, ya venían pensando en el viaje de vuelta en la remontada«.

Por último el presidente del Decano dijo que «con el recibimiento de aquí hay jugadores que decían que no se lo esperaban, que tener los pelos de punta se les quedaba corto y habían llorado y que en su carrera no se habían sentido nunca tan identificados con una afición como con ésta. Vamos a ascender este año. Creo que con las treinta y ocho batallas ganadas en la liga regular no se había ganado la guerra ni con una derrota se ha perdido en absoluto. El quedar campeón te garantiza que pueden ser cuarenta y cuatro batallas y si no es a la primera será a la segunda«.

Licencia Creative Commons