Albiazules.es | Información | Opinión | Recreativo de Huelva

Aclarando el nuevo horizonte que marcará el procedimiento negociado

Entrada leída 1957 veces.

Rafael Gavilán aclara que el Ayuntamiento podrá elegir con quienes negociar, incluso de nuevo con Moody si llegada el caso. Además la norma deja la puerta abierta a una modificación en cuanto a la cantidad económica que se exige en el pliego.

Una vez declarado desierto el concurso público para la venta de acciones del Recreativo de Huelva, el siguiente paso para el Ayuntamiento será dilucidar si pone en marcha el procedimiento negociado o si finalmente se hará cargo del club, en similares circunstancias a la temporada pasada, a la espera de volver a lanzar otra subasta.

¿Pero qué condiciones rodean al procedimiento negociado, si finalmente se llevara a cabo? Rafael Gavilán, de Mesa de la Ría, explicó entre otras cosas que en el consistorio “podrían volver a negociar con Moody. La ley lo deja claro, el procedimiento negociado la adjudicación recaerá en el licitador, justificadamente elegido por el órgano de contratación tras efectuar la consulta con diversos candidatos y negociar las condiciones del contrato con uno o varios de ellos. En este caso será el Ayuntamiento el que decida con que empresa negocia“.

También aclaró que “el proceso negociado especifica que en su norma que no se modifiquen sustancialmente, o sea que se pueden modificar. Las condiciones económicas, lógicamente si tu sacas un contrato por una cantidad económica que no ha ido nadie, la modificación tiene que ser rebajarla. Estamos hablando de rebajar las pretensiones económicas y bueno, yo entiendo que algunos de los pagos eran inaplazables, pero también entiendo que los 6 millones de Hacienda había que haber dejado que eso lo negocie el próximo propietario. Quién asuma la propiedad de la empresa, que se encargue ya de negociar con Hacienda. Me parece muy bien que se pague a jugadores, a trabajadores y el tema de la Seguridad Social porque le ha repercutido al Ayuntamiento, pero lo de Hacienda que lo negocie ya el próximo dueño“.

En cuanto al plazo de tiempo que dispondrá el Ayuntamiento para poner en marcha esta alternativa de solución, Rafael Gavilán cree que “si se hace por la vía de urgencia estamos hablando de tres o cuatro semanas. Pero hay que empezar cuanto antes“.

Licencia Creative Commons