Albiazules.es | Información | Opinión | Recreativo de Huelva

“Asumo que todo el peso de la derrota cargue hacia mí”

Entrada leída 734 veces.

El técnico del Decano aseguró ante los medios que “cuando intentas todo y no se consigue, lo que queda es seguir trabajando para que la suerte vuelva de nuestro lado”.

El míster, Javier Casquero, compareció en rueda de prensa disgustado por la derrota sufrida en el día de hoy ante un rival que únicamente tiró una vez a puerta. Se mostró fuerte para afrontar la situación que está viviendo el club y cree ser capaz de darle la vuelta a los resultados negativos que se están cosechando. Además no quiso dejar ninguna responsabilidad en manos de los jugadores, asumiendo todas las críticas que le puedan llegar desde la afición.

A nivel general, el técnico toledano señaló que “ha sido un partido que, hasta el minuto 89, el rival no se ha aproximado a nuestro área. Hemos dado todo. Los chicos se han dejado todo. Sobre todo, en la primera parte hemos tenido ocasiones para ponernos por encima en el marcador. Cuando intentas todo y no se consigue, lo que queda es seguir trabajando para que la suerte vuelva de nuestro lado. Eso solo puede conseguirse con trabajo, trabajo y más trabajo“.

Ante la pregunta acerca de las variantes tácticas de utilizar carrileros, el míster apuntó que “lo estaba comentando antes con el banquillo. Nos estaba costando bastante la elaboración. Pensábamos que teniendo carrileros como Iván Malón íbamos a tener superioridad por fuera, ya que tenían centrales lentos que no podían hacer la ayuda. Quizá los chicos han notado demasiado la tensión del partido en esos primeros minutos, y costaba más elaborar. Como hemos tenido que cambiar y jugar más directo, algo que trabajamos durante la semana, hemos hecho una variante táctica que ya estaba pensada. Siempre tengo en la cabeza posibles soluciones para ser más ofensiva. He esperado un poco más a ver si por fuera podíamos conseguir esa superioridad“.

Esto ya lo habíamos tenido en otros partidos. Somos un equipo que tiene buenos laterales. Hoy creo que más ofensivos no podíamos ser, con los extremos y dos delanteros. Necesito dos medios de contención. Por eso, meto a Jonathan Vila ahí y que Djak eche una mano a Rafa. Vila se ha hecho daño y a ver si podemos contar con él pronto“, comentó Casquero al ser preguntado por el sistema utilizado en el día de hoy.

A Casquero también se le preguntó por su situación anímica tras las dos últimas derrotas. De forma rotunda afirmó encontrarse “bien. Estoy fuerte. Asumo que todo el peso de la derrota cargue hacia mí, porque así los chicos se ven liberados, y al final, la presión hay que quitársela a ellos que son los que salen a jugar. Al principio del partido, se ha notado esa presión con demasiados fallos en la elaboración. Luego, durante el partido la afición siempre es soberana, a seguir para adelante, a asumir, y a estar con los chicos. Se lo han dejado todo. Hay que seguir trabajando, porque cuanto más se trabaja, la suerte es más fácil que te caiga“.

También fue preguntado acerca de si creía ser válido para entrenar al Recreativo. Se mostró tajante en su respuesta. “He sido segundo entrenador de un equipo de Primera División que se jugaba 45 millones de euros por bajar de categoría. Llevo más de media vida como profesional en los terrenos de juego. Me encuentro súper a gusto con la plantilla, y la plantilla está conmigo a muerte. Hay un trabajo de equipo. La valoración de si es una buena plantilla o no, hay que hacerla a final de temporada. Ahora mismo, los jugadores son lo que dice la clasificación. Las cosas pueden cambiar. Yo puedo hacer tácticas y trabajar, pero no meto goles ni otras situaciones. Todo lo que venga para mí, lo asumo porque para eso soy el entrenador. Convivo con ello. Me siento súper a gusto, los chicos están con el cuerpo técnico a muerte. Vamos a luchar hasta el final. Yo voy a muerte, a dejármelo todo. No puedo gritar más y dar más órdenes. Solo intento que el equipo funcione, pero a base de trabajo“.

Javier Casquero también señaló que han hecho un buen partido ante un recién descendido, y que situaciones como las del gol suceden, y poco se puede hacer. “Hay que saber competir. Djak es un jugador muy joven. Sergio podía haber cortado, pero antes Iván Malón falla el control. Son situaciones que se te escapan. En algún momento, algún equipo tiene que tener una ocasión. Es inevitable, algo te puede generar el rival. No se habían aproximado. Un equipo que venía de Segunda División no se acercaba. Los hemos tenido metidos ahí. Han hecho variantes defensivas. He intentado hacer variantes para ganar el partido“.

Ante la respuesta del público en lo referente al último cambio, el técnico toledano se defendió afirmando que “yo todo lo que intento es para ganar el partido. Nacho estaba reventado y me había pedido el cambio, por lo que intentamos suplirlo con Julio, y luego la respuesta de la gente. La realidad es esa, el chico me había pedido el cambio. Le he apretado para que siguiera, y luego se ha lesionado Jonathan Vila, por lo que hemos tenido que sacar a un centrocampista. Más gente no tengo. Es lo que hay. Estamos fuertes, no lo dudéis. El vestuario está jodido, pero va para adelante. El grupo es trabajador y honrado“.

También tuvo palabras de elogio para sus jugadores. “Al final eso se ve en el campo. Si los chicos son rácanos, no van, no lo intentan, vale, pero cuando los chicos trabajan y van a por todas, se van jodidos para casa, están comprometidos, me refuerza. Cuando nos tranquilicemos, olvidemos un poco la clasificación, a lo mejor esto cambia, y en lugar de dar al larguero, va para dentro. Yo trabajo como si cada entrenamiento fuera el último. Vengo con la cabeza alta a trabajar, y luego es el club el que si tiene que decidir, decidirá“.

El míster apuntó por último que “tengo confianza y los chicos también. La realidad es que se está trabajando e intentando, pero no llegan los resultados. Hasta el final de temporada no se debe hacer una valoración“.

Licencia Creative Commons