Albiazules.es | Información | Opinión | Recreativo de Huelva

El Recreativo B creyó más en la victoria

Entrada leída 427 veces.

Victoria por 4-1 ante el Castilleja, en un partido donde los albiazules supieron superar una mala primera mitad, con gol rival incluido. La entrada de Víctor fue clave para revolucionar el ataque de un equipo que a base de casta y coraje volteó el marcador con goles de Salvi Moya por partida doble, Misffut y Alan.

Importante victoria la lograda por el Recreativo de Huelva B en la mañana de hoy. Los chicos de Juanma Rodríguez corta la sangría de puntos, después de tres derrotas consecutiva y suman un resultado que puede y debe ser el espaldarazo que necesitan para salir de la zona complicada de la clasificación.

No tuvieron un partido sencillo ante el Castilleja. El equipo sevillano llegaba a Huelva con el partido muy estudiado y en la primera mitad les complicó la vida a los albiazules. Con empuje y anticipación, ganaban todas las disputas en el centro del campo e impedían que los recreativistas pudieran hacer su juego. A todo ello hubo que sumar el gol que anotaron en el minuto 17, en una entrega a Sergio Miralles cuyo despeje desde la portería rebotó en un rival, permitiendo a Dani Casado anotar a placer en el área pequeña. En el lance de la jugada, el portero recreativista tuvo que ser atendido por un esguince de tobillo y poco después sustituido por el juvenil Vichi.

El partido se ponía cuesta arriba para un filial que necesita de todos los estímulos positivos posibles, ante las carencias con las que tienen que convivir. En cuanto a ocasiones, poco más que reseñar, salvo un par de llegadas de los canteranos. En cambio, el Castilleja perdonó el segundo, en una jugada donde Plata se plantó solo, pero Vichi acertó a despejar su remate a gol.

Había mucho que cambiar en la segunda parte y vaya si cambió. La entrada de Víctor por Iván Martín revolucionó el juego ofensivo de los albiazules. El mexicano pasó a jugar por el centro y las ocasiones empezaron fluir. Así, tras perdonar Salvi el empate, en el minuto 61 el sevillano acertó a rematar a gol una jugada embarullada dentro del área, en la que los visitantes pidieron falta al portero. Pero el colegiado, que desde el primer momento dejó claro que iba a dejar seguir el juego durante todo el partido, salvo acciones claras de interrumpirlo, no señaló nada.

Tampoco prestó atención a las protestas de un Castilleja que se desquició en la segunda parte, tras ser expulsado Carlitos en el minuto 64. Dos amarillas en la misma jugada, por una falta y por protestar dicha falta. A todo ello hubo que sumar que un minuto después el Recre B anotó el 2-1, en una jugada colectiva con centro a Misffut. El remate del mediocentro llegó a traspasar la línea, a pesar de que el portero acertó a despejarlo. Como era de esperar, el cuadro sevillano reclamó que el gol no debía subir al marcador, al entender que el portero si atravesó la línea, pero el balón no. No opinaba lo mismo el colegiado y el partido a partir de ahí se rompió.

Los futbolistas del Castilleja y el propio cuerpo técnico reclamaron cada acción polémica, centrados más en lo que hiciera el árbitro que en el propio partido. Eso lo aprovechó el filial para poner tierra de por medio. Primero con otro gol de Salvi Moya, en el minuto 70 y luego con una bonita jugada del mexicano Alan, que resolvió con clase el 4-1 en el minuto 83.

Con todo ya resuelto y quizás con el ánimo de compensar mínimamente, el árbitro expulsó a Sergio Pérez con roja directa, tras una falta que cometió el centrocampista albiazul. Poco más que añadir de un partido que permite a los albiazules tomar aire y salir momentáneamente de los puestos de descenso.

Por parte recreativista jugaron de inicio Sergio Miralles, Ale Soler, Gustavo, Adri Díaz, Aitor Brioso, Cerpa, Sergio Pérez, Misffut, Salvi Moya, Iván Martín y Alan. También jugaron Vichi, Víctor y Miguel Fernández.

Licencia Creative Commons