Albiazules.es | Información | Opinión | Recreativo de Huelva

Tocados pero no hundidos

Entrada leída 616 veces.

No pudo llegar de la peor manera. La derrota ante el UCAM, en los últimos minutos y en la única ocasión clara del rival, materializa un estado de alerta que no solo se maneja en la grada. Los nervios traicionaron a un equipo y a un entrenador que ven con sofoco como les cuesta digerir una presión que no se ha sabido gestionar.

Al calor de la masiva afluencia de aficionados, ilusionados por el nivel de la plantilla que a priori se estaba configurando, no era difícil no contagiarse de esa ola de positivismo. Todo lo contrario que la situación institucional que se manejaba en el club. Tras mucho tiempo, parecía que por fin íbamos a asistir a una temporada plácida en lo deportivo porque las miran eran altas. No en vano el objetivo de aspirar a lo máximo y ser protagonistas en el juego salieron de boca del propio Casquero, el día de su presentación.

Esa exigencia inicial se tradujo en cierta impaciencia, al ver que con el transcurso de las jornadas ni había buen juego ni puntos. Tras tres años aciagos en todos los aspectos, otra temporada más por los mismos derroteros y tras la llegada de jugadores de alto nivel, había desembocado en ese nivel de crispación del que han alertado en el plantel albiazul. Casquero está en el punto de mira de muchos aficionados y así se comprobó este pasado domingo con los gritos en los que se pedía su cese.

¿Pero es esa la solución? ¿Es justo hablar a estas alturas de un cambio de ese nivel? Ya sabemos lo desagradecido que es este deporte, pero hay que reconocer que el equipo no termina de arrancar, aunque este domingo el Decano mejoró de manera exponencial en cuanto a lo visto en anteriores partidos.

El equipo coquetea en estos momentos con los puestos de descenso, pero mirar la clasificación en estos momentos es absurdo, tanto para bien como para mal. Eso sí, los veintiún puntos que se han perdido o dejado de sumar ya no vuelven.

En el fútbol a estas alturas dar por sentado algo es peligroso. Todo puede ocurrir y en Huelva sabemos mucho de eso. Hemos visto de todo y no seré yo quien tenga que decirle a usted lo que debe hacer o no hacer. Por choca ver a un recién llegado al plantel albiazul, enarbolando la bandera de la indignación y, recordando todo lo que ha vivido y sufrido el recreativista de pie en estos últimos años de penurias. Se equivoca, el Recreativo no ha estado abandonado, su fiel hinchada no le dio la espalda en ningún momento y fue precursora, junto con la labor de los trabajadores, de la pervivencia del equipo de fútbol que es historia viva en nuestro país.

Creo en este proyecto, quiero creer. Es momento de aunar fuerzas y aprovechar lo vivido como fuente de motivación. Yo estaré encantado de cambiar de opinión si eso significa un cambio radical, resultados y un salto adelante que permita a los recreativistas volverse a ilusionar con su equipo.

Licencia Creative Commons