Albiazules.es | Información | Opinión | Recreativo de Huelva

A la espera de que el Ayuntamiento mueva pieza

Entrada leída 1170 veces.

Los trabajadores del club piden que se cumplan las promesas que se les realizó en verano, como el pago de varias nónimas gracias a lo que adeuda el consistorio al club, en concepto de agua y luz del estadio, y que les permitiría sobrellevar los meses previos hasta que se consiga un acuerdo con Hacienda. Están cansados de no ser una prioridad, al menos equiparada con el pago a los futbolistas.

Los trabajadores del Recreativo de Huelva están cansados y no irán de farol. Así lo han demostrado con la huelga indefinida y en sus recientes movilizaciones. El tiempo para la paciencia y la comprensión ha finalizado, y piden que cristalicen de alguna manera las promesas que le realizaron desde el Ayuntamiento en la pasada reunión que tuvieron en verano, y que sirvió para parar un anterior intento de huelga por parte de los trabajadores del club.

Así, según fuentes consultadas, en dicha reunión se les prometió, entre otras cosas, que se buscaría una fórmula para pagarles varias mensualidades. Esa fórmula llegaría de lo que adeuda el consistorio al club, en cuanto al pago del agua y luz del estadio Nuevo Colombino (es de propiedad municipal), y que la propiedad entidad recreativista tuvo que afrontar. Un dinero que no serviría para pagar todo lo que se les debe, pero si les ayudaría en estos difíciles meses que quedan por delante hasta que se consiga un acuerdo con Hacienda y se concrete la venta del club.

Desde el Ayuntamiento se les explicó también a los trabajadores que en realidad el club debe mucho más al consistorio que al contrario, pero que de todas maneras se buscaría la manera de adelantar ese dinero y cuando se consiguiera el desbloqueo esas cantidades se reembolsarían al Ayuntamiento, siempre y cuando quede demostrado que es el Decano el que debe más al consistorio.

Cabe destacar que este tema se abordó en la improvisada reunión que tuvo lugar el pasado viernes 23, tras la concentración silenciosa que realizaron los trabajadores en la puerta de acceso al Ayuntamiento. El propio alcalde, Gabriel Cruz, les aseveró que por les llamaría por la tarde con una solución al respecto. Algo que finalmente no se produjo y de lo que se quejaron en el comunicado emitido ayer por la noche.

Así las cosas, las mismas fuentes consultadas no aseguran que la huelga seguirá adelante hasta que no se encuentre una solución a las promesas incumplidas. Reitera que los trabajadores “están hartos de promesas y de que no sean una prioridad, al menos equiparada con los jugadores“. Incluso temen que esta solución sea utilizada para el pago a futbolistas, para conseguir levantar las denuncias ante AFE.

En definitiva, la solución a todo este problema pasa por el Ayuntamiento y el Consejo de Administración poco podrá hacer al respecto. Un Consejo, a los que los trabajadores respetan y son conscientes de las dificultades por las que están atravesando, al tener en manos una responsabilidad enorme. Pero el enfado con el Ayuntamiento es notorio y sólo ellos, comor propietarios del club, tienen en su mano parar la huelga antes de que afecte al partido del primer equipo contra el Marbella.

Licencia Creative Commons