Albiazules.es | Información | Opinión | Recreativo de Huelva

Dos delanteros

Entrada leída 1876 veces.

La segunda semana de pretemporada del Recre 17/18 nos ha dejado dos partidos amistosos, saldados con victoria y derrota, y varias incorporaciones: Marc Martínez, Lazo y Julio, además de estar en pruebas, de nuevo, Sergio Rodríguez y oficializarse los descartes de Rubén Mesa y Manu Torres.

En cuanto a los partidos, el primero de ellos fue contra un rival de categoría inferior como la Olímpica Valverdeña, con victoria 2-4 por parte del Decano, con goles de Jonathan Vila, Zambrano, un rival en propia puerta y Sergio González. Por otra parte, la derrota fue ante un rival de superior categoría y con bastante nivel, como es el Sevilla Atlético, venciendo los hispalenses por 0-1 tras un error defensivo en la segunda parte.

Si hay algo que destacar es que en esta pretemporada Iván Aguilar todavía no ha conseguido anotar, y eso es preocupante. El delantero malagueño la pasada temporada fue un islote solitario, y aunque tuvo detalles de calidad y algunos goles inolvidables, lo de hacer la guerra por sí sólo no es su mejor virtud. El único delantero que ha anotado es Rubén Mesa, al Cartaya, y está descartado. Sí hay que hacer mención al poderío en el juego aéreo, con Sergio González de pichichi de pretemporada consiguiendo dos tantos de cabeza.

Y es que, aunque últimamente está la moda de tener un centro del campo muy poblado y eso afecta a casi todos los equipos (juegan con trivote, o con el típico mediapunta por el centro), en mi consideración los partidos se ganan en las áreas. Creo que el Recre actual ha mejorado considerablemente con la llegada del guardameta Marc Martínez y que la pareja de centrales Jiménez-Sergio es superior a la de pasadas temporadas. Además, si se llega a recuperar la confianza del joven central Julio, que es bastante alto, y se trae a un jugador más para la zaga que ofrezca experiencia y quizás cubrir el carril izquierdo, estaría completo. Tanto atrás, como adelante. El balón parado cobra importancia y tanto Sergio como Julio pueden ser determinantes en ese aspecto.

El centro del campo, para mí gusto, está bien a nivel defensivo pero falta alguien que sepa darle criterio. Se habla siempre de un mediapunta, aunque yo preferiría un mediocentro puro que sepa ejecutar la transición defensa-ataque. Los extremos que tenemos son dinámicos y exclusivamente rápidos. Segura, Lazo y Ernesto ofrecen desparpajo y romper líneas desde fuera, mientras Núñez, más dosificado, puede ser un jugador elemental para sentenciar partidos. Además, Antonio Domínguez puede ocupar un puesto clave en el equipo para el lanzamiento a balón parado, así como ocupar las tres posiciones de la mediapunta.

Pero luego está el ataque. El único hombre referencia que tenemos es Iván Aguilar. Y está clarísimo que se busca uno más, y que sea determinante, aunque el mercado es complicado. Pero la pregunta que me hago es: ¿sólo uno más? A Iván Aguilar, que ya lo conocemos, lo veo más efectivo jugando con alguien al lado. Por desgracia, el año pasado no fue muy habitual verlo con Rubén Mesa, y la cifra de goles quedó muy baja para lo que se esperaba de él. Entonces, está bien que venga otro delantero, que sea bueno y que tenga números decentes, pero si vamos a seguir aislándolo en ataque puede que nos pase lo mismo.

Si tiro de experiencia recreativista, el mejor Decano que recuerdo es el de Marcelino, sea en Segunda o en Primera. Y ahí no había dudas, teníamos siempre una dupla atacante y variada. En la categoría de plata Uche y Calle partían como titulares, y los partidos se rompían con Rosu o Gastón Casas, que consiguieron una cifra importante de goles. En Primera, más de lo mismo. Uche y Sinama formaban una delantera espléndida y de recambios estaba el propio Rosu o Javi Guerrero. Cuatro delanteros en plantilla. Es cierto que era un nivel descomunal, pero pensemos en la lógica de crear un equipo. Ahora aspiramos, año a año, a tener dos delanteros para que juegue uno. ¿No es insuficiente?

Tal y como está la plantilla y contando que serán 22 fichas, tenemos cubiertas 18 (no cuento a Manu Torres ni Rubén Mesa, descartados). Quedan 4 fichajes y si vemos las necesidades no salen las cuentas: un lateral izquierdo, un central, un mediocentro, otro mediapunta y un delantero. Quizás algún sub23 utilice ficha del filial, o quizás usemos la polivalencia, que es más útil. Por ejemplo, fichar un central zurdo que pueda actuar de lateral, o un mediocentro de carácter ofensivo que se pueda adelantar. Eso daría hueco a tener dos delanteros. Y si llegaran esos dos, tendríamos tres en plantilla.

Puede encajar en el dibujo, dependiendo del rival, jugar una 4-4-2 o una 4-2-3-1 (que son muy similares) y si pensamos en dos jugadores por puesto, que Antonio Domínguez tenga esa polivalencia de jugar detrás del punta o en banda, Iván Aguilar y dos más. Para mí sería lo más efectivo, aunque si fuera yo, descartaría alguien de banda y traería incluso un tercer delantero.

Tenemos que ser inteligentes y no unos locos que piden sin sentido. Si tenemos tres delanteros (o dos), está claro que hay uno por el que echar el resto, y el otro (o los otros dos) deben ser jugadores más “normales” en la categoría o jóvenes en desarrollo, que seguramente podrían adaptarse a otros puestos. Pero al menos tener gente específica para jugar arriba, delanteros de verdad.

Y si no, creo que vamos a sufrir para ganar partidos. No todo puede ser un toque de magia de un extremo o una jugada a balón parado. Hay que tener un ataque convencional, y a Aguilar (o al otro delantero que venga) tenerlo sólo arriba puede desesperarlo. Lo curioso es que hoy en día sea raro hablar de tantos delanteros en un equipo, ya que estamos hastiados de mediapuntas.

Y cuidado con la mentira del 4-3-3, ya que los tres de arriba no son delanteros, sólo uno. Los otros son extremos adelantados que al final, en una categoría tan dura como la Segunda B tendrán que bajar a ayudar constantemente.

Continuamos expectantes a los movimientos de mercado del Decano. Qué bonito es hablar de ésto, discutir de ésto, de su intrascendencia, de su forma de entenderlo personal. De pensar en fútbol.

Licencia Creative Commons