Albiazules.es | Recre | Recreativo de Huelva

El Decano es un muro insuperable en defensa

Artículo leído 468 veces.

El Recreativo no llevaba catorce temporadas sin tener tan buenos números defensivo. El equipo ha recibido 22 goles en 32 jornadas del campeonato liguero, y a estas alturas de la competición sólo en cinco ocasiones en los últimos 45 años tenía mejores cifras defensivas.

En un extenso reportaje de Huelva24.com se destacan las bondades del Decano en defensa. El meta del Recre Marc Martínez va camino de conseguir el segundo trofeo Zamora de su carrera deportiva. El primero lo logró con el Alcoyano del grupo III de Segunda B hace dos temporadas, cuando encajó 25 goles en 30 partidos de liga, lo que supone una media de 0,83 por encuentro. En la actualidad, con el Decano, ha recibido 22 tantos en 32 encuentros del campeonato, a una media de 0,68 por partido.

El conjunto onubense es el equipo que menos tantos ha encajado hasta la fecha en el grupo IV, empatado con la Balompédica Linense, y sus cifras han mejorado en la segunda vuelta. Así, al concluir los 19 choques de la primera vuelta, el Decano había recibido 17 goles en 19 jornadas, mientras que la Balompédica Linense únicamente había encajado 9. En las 13 jornadas de la segunda vuelta liguera, los albiazules sólo han recibido cinco tantos y los gaditanos 13.

El Recre llevaba 14 temporadas sin tener tan buenos en defensa a estas alturas de la competición. Le supera el Decano de la campaña 2014/15, cuando a las órdenes de Quique Hernández en la categoría de plata había recibido 20 goles en 32 jornadas (en la primera vuelta liguera el meta titular fue Toño y en la segunda Luque tras la salida del meta alicantino al Racing de Santander en el mercado invernal).

Y en las últimas 45 campañas hay otros cuatro antecedentes del Recre haciéndolo mejor en defensa a estas alturas del ejercicio. Así, en la 2000/01, con Lucas Alcaraz en el banquillo, en 32 jornadas el meta del Decano, que era César Quesada, había recibido sólo 20 goles en Segunda División. Y el propio César Quesada había encajado 17 tantos en 32 partidos en la temporada 1997/98 en Segunda B, con Joaquín Caparrós como entrenador albiazul. Y en la campaña 1990/91 en Segunda B, con Pepe Rivera, Isabelo Ramírez, Julio Peguero y José Ramón Fuertes, el cancerbero Salva había encajado 21 goles tras 32 jornadas ligueras.

Licencia Creative Commons