Albiazules.es | Recre | Recreativo de Huelva

Fran disfruta del momento con los pies en el suelo

El centrocampista juvenil pasó este jueves por ‘Coma Tapas&Punto’, donde repasó su trayectoria en la cantera albiazul y la ilusionante arranque de temporada que está viviendo en el primer equipo.

Con apenas 18 años está disfrutando de lo que pocos pueden soñar conseguir. Siendo aún juvenil de tercer año ha dado el salto al primer equipo y verse codeado de futbolistas con una amplia y exitosa carrera. Pero lejos de perder la perspectiva , está demostrando ser un jugador con la suficiente madurez como para encajar con normalidad esta nueva etapa.

Hablamos de Francisco López Bejarano, conocido futbolísticamente como Fran, que estuvo este jueves en ‘Coma Tapas&Punto’, donde disfrutó de la apuesta gastronómica de uno de los locales referencia de nuestra capital.

El canterano repasó el actual momento que está viviendo, aseverando que «a nadie le amarga un dulce y siempre gusta que hablen bien de ti. Pero mis padres me han inculcado que tengo que tener los pies en el suelo e ir poco a poco con trabajo y humildad. Si tengo un poco de suerte y todo va como ahora mismo, que está muy bien encaminado, a lo mejor algún día de estos puedo llegar. Por mucho que me digan en mi pueblo que soy un futbolista y tal, yo tengo los pies en el suelo. Yo no he hecho nada para que me digan futbolista, yo ahora mismo tengo esto como un ‘hobby’ porque yo tengo mis estudios y nada, a seguir trabajando. Que si hablan de mí, yo encantado porque quieras o no es algo que gusta a cualquier persona, pero tengo claro que no he hecho nada. A seguir trabajando y siempre con humildad y los pies en el suelo«.

Del papel activo que tienen sus padres en cuanto a su formación futbolística, en especial su padre al haber sido exjugador en varios equipos de la provincia, destacó que «mi padre sabe lo que es este deporte. Conoce a muchísima gente en el entorno del fútbol. Sabe de gente que ha llegado y que por creerse lo que no eran no han sabido aprovechar la oportunidad. Él me intenta aconsejar, me apoya mucho y sabe que con 18 años es una edad complicada. Mientras que yo entreno todos los días mis amigos salen todas las noches y eso quieras o no, aunque esté haciendo lo que me gusta y mucha gente querría estar en mi situación, a todos nos gustaría estar haciendo cosas propias de mi edad. Pero yo asumo ese sacrificio y tengo claro que tengo que cuidarme«.

Fran recordó cuando le llamaron en verano para iniciar la pretemporada con el primer equipo. Algo que para un jugador como él «era motivo de gran alegría. Era una ilusión increíble verme en una ocasión como esa. Tenía claro que iba a dar lo máximo y que demostraría lo que valgo para que me tuvieran un poco en cuenta. Pero yo este año estaba centrado en mi última etapa como juvenil, con el División de Honor en una categoría muy difícil. Fueron transcurriendo las semanas y me bajaron al Juvenil A, algo que para mí era normal. Tengo 18 años, soy juvenil y un chico como yo es normal que no permanezca en el primer equipo, pero a las dos semanas me necesitan y tiran de mi para arriba. Entreno bien, el míster dijo esas palabras tan bonitas y súper positivas de mi persona, estoy yendo a partidos convocados y contando conmigo, hasta que me dicen que iba a participar del Trofeo Colombino. Ya eso para mí es un sueño, ir al Trofeo Colombino contra un equipo de Primera División como era Osasuna, con jugadores que he visto en la tele como Adrián o Roncaglia.. Lo más cerca que había estado de jugadores así era el FIFA. Además salí titular, algo que no me esperaba en la vida. Y ya luego lo que ha sido el ‘boom’ ha sido el debutar en Segunda B. Algo inesperado.. Yo ahora mismo estoy en una nube«.

Preguntado por las sensaciones vividas en el estadio Romano, el canterano dijo que «el partido estaba muy complicado e igualado. Podía quedar 0-0, 1-0 para ellos o 0-1 para nosotros. Yo cuando salí, al principio estaba muy nervioso y me veía capacitado de dar lo máximo de mi e intentar aportar lo máximo al equipo. Incluso el capitán del Mérida me dijo: «Chaval, disfruta que estas oportunidades las tienen pocas personas». Tanto el ‘capi’, Diego Jiménez, Nauzet.. Todos me dieron la tranquilidad necesaria en esos primeros instantes. Ha sido una experiencia muy bonita y en la que hace dos años pensaba que era inalcanzable. Ahora estoy aquí, siempre con los pies en el suelo, pero estando en una nube«.

También desveló que «cariñosamente me llaman Van de Beek, como el jugador del Ajax. Recuerdo que fue en el partido de Aroche, que hice un buen partido y marqué un gol, y a los día siguientes Nauzet me dijo que me parecía a Van de Beek. Y ya con la coña, como salió el rumor que el Madrid iba a fichar ese futbolista, entonces decían «entonces qué Van de Beek, ¿vas a fichar por el Real Madrid?». Al final se me ha quedado ese mote (risas)«.

«En el vestuario están todos muy unidos y a los canteranos como Pepito, Nené o yo nos tienen muy bien acogidos, nos apoyan mucho y nos ayudan. Nos dan consejos para mejorar y la verdad es que veo un buen vestuario«.

Con respecto a la posibilidad que durante la temporada baje al Juvenil A o el filial, Fran lo tiene asumido con mucha naturalidad. «Yo vivo el día a día, y estoy centrado en los entrenamientos. Me han dicho que intente cambiar las clases por la tarde y entiendo que voy a entrenar más con el primer equipo que con el juvenil, pero cabe la posibilidad de que baje al Juvenil A porque esa semana vaya a jugar con ellos, y por eso tendría que prepararme con Joselu toda la semana. Por mi perfecto, intento trabajar igual o mejor para que el fin de semana me vean y me digan «otra vez al primer equipo»«».

Sus comienzos en el Cadete A del Decano.

Fran habló también de su llegada al Decano con 15 años. «Yo llegué al Cadete de segundo año con Ale Díaz. En el equipo conocía a varios compañeros porque en categoría inferiores había ido a la selección de Huelva. Ya conocía a Pepe Cárdenas, Rubén Serrano y compañía.. Yo por aquel entonces era un chaval tímido que no conocía la categoría y me llevó mi padre a las pruebas, para ver si tenía la oportunidad de quedarme en el Recreativo. Y cuando me vi de titular ante el Granada en el primer partido.. Uno de los mejores que hice esa temporada. Jugué casi todos los partidos y además fue a la selección de Huelva. Todo en el mismo año y lo recuerdo muy bien, aunque el equipo descendiera. Creo que el equipo no mereció descender, pero a nivel individual fue un año magnífico para mí«.

Se definió como «un tipo serio, trabajador, humilde..Soy más pivote defensivo que ofensivo, pero tengo llegada. De hecho suelo marcar con mis equipos entre 3 y 4 goles durante la temporada. Tengo incorporación desde segunda línea y por compararme un poco, soy del estilo de Sergio Jiménez. Un pivote posicional, que roba e intenta crear juego«.

No quiso elogiar a ningún entrenador en particular de todos los que ha tenido en la cantera. Y es que «de todos he aprendido muchísimo . No podría quedarme con ninguno y no es por no mojarme. Todos han contado conmigo, con todos he aprendido muchísimo«.

Un chico centrado en sus estudios.

Sobre el impacto que ha supuesto para sus vecinos de Villalba del Alcor que un paisano esté jugando en el Recreativo, comentó que «es algo que están viviendo más de cerca mis padres. De hecho creo que casi están más contentos que yo. Mi padre ha vivido esta situación, mi madre ha estado siempre conmigo y lo que me haga feliz a mí también les hace felices a ellos. Allí en Villalba me tienen casi como fuera un futbolista y no es broma. Vaya donde vaya tienen palabras bonitas hacia mí. De hecho están diciendo que van a organizar un autobús desde el pueblo para venir a verme. Eso es un orgullo, que mi pueblo me conozca y me halague. Aunque como ya dije, tengo los pies en el suelo«.

Preguntado por sus estudios explicó que «yo vengo jugando al fútbol desde que tenía 5 años y no he sido mal estudiante. Siempre he sacado todo adelante con buenas notas, aunque tengo que reconocer que el curso más complicado fue el del año pasado, ya que tuve que compaginarlo con la temporada en el Juvenil A. Muchos viajes con Segundo de Bachillerato, el curso más difícil y luego Selectividad. Aproveché todos huecos que tenía para estudiar y hacer actividades. No me quedaba otra si quería sacar el curso. Este año estoy en la Universidad y haré Química. No sé cómo será este año, es mi primer año como universitario.. Conforme vaya pasando el tiempo me adaptaré y buscaré mis trucos para sacarlo adelante«.

Por último reconoció que «sueño con lo que sueñan todos los chavales. Llegar a Primera División, ser futbolista, vivir del fútbol.. Y mi objetivo esta temporada es trabajar y si me mandan al Juvenil intentar dar lo máximo en el Juvenil, si estoy en el filial dar lo máximo en el filial, y si estoy en el primer equipo dar lo máximo en el primer equipo, para que digan que Fran se le ve con mucha proyección, es un chaval humilde y trabajador. Mi objetivo es ese, que me vean como un chico trabajador que va a mover cielo y tierra por cumplir su sueño, ser futbolista«.

Licencia Creative Commons

error: Todos los derechos están reservados.