Albiazules.es | Información | Opinión | Recreativo de Huelva

Demasiados nervios para un Recre B que no fue tan inferior

Entrada leída 621 veces.

Paso atrás del filial, tras caer derrotado por 0-5 ante el Algeciras. Los de Juanma Rodríguez dieron la cara en la primera mitad, pero un error por falta de entendimiento entre el portero y la defensa allanó el camino para un rival incapaz de ejercer un dominio real sobre los albiazules. Con los que no contaba nadie era con un nuevo error en defensa que dejó el partido demasiado cuesta arriba. A partir de ese momento los canteranos se fueron de un partido en el que recibieron otros tres goles más y gracias, ya que el Algeciras también estrelló dos disparos en la madera.

Severo correctivo el que encajó el Recre B, en el partido que le enfrentó con el Algeciras esta mañana en la Ciudad Deportiva. Tenía ante sí el filial una oportunidad de reconducir su situación a nivel clasificatorio, de cara a no sufrir aún más en las últimas jornadas que restan para la finalización del campeonato. Para ello debía retomar su mejor versión, ya que enfrente tendría a un histórico y favorito al ascenso de categoría, el Algeciras. Uno de esos partidos donde había que rozar la excelencia y no conceder favores a un adversario con jugadores expertos en todo tipo de situaciones.

Ese era el guión con la que afrontaría el partido un equipo que formó de inicio con Vichi en la portería, acompañado en defensa por Andrés, Adri Díaz, David Rodríguez y Gustavo. Misffut, Iván Martín y Alan actuaron en el centro del campo, con Sergio Pérez y Dani Rodríguez en las bandas, y Salvi Moya como delantero del equipo. Un once inicial que en inicio iba a ser distinto, pero Alberto Barrero tuvo que dejar su sitio por problemas musculares. También jugarían en la segunda parte Víctor, Juanma y Cerpa.

A pesar de ese contratiempo inicial y de que el equipo en defensa contaría con tres juveniles, había equipo más que competitivo para afrontar el partido. Por eso desde el primer momento le planteó un partido incómodo a un Algeciras que demostraba no estar en su mejor forma. A los gaditanos les costaba coger el mando del partido, ante un filial que salía rápido en velocidad, intentándolo por ambas bandas. Aún así no hubo demasiadas ocasiones, salvo la que desperdiciaron los visitantes con un libre directo ejecutado por David Camps que se estrelló en el larguero.

El partido estaba siendo muy disputado y todo indicaba que finalizaría en su primer mitad con el marcador con el que comenzó, empate a cero. Pero en una de las escasas jugadas en las que el Algeciras gozó de profundidad supo sacar petróleo de la manera más inverosímil. Un centro por la izquierda de Cristian, aparentemente fácil para Vichi, fue desviado ligeramente por David Rodríguez, en una jugada donde hubo falta de entendimiento. Con el balón suelto, aparecería David Camps para hacer el 0-1.

Un mazazo del que intentó reponerse el filial en la segunda parte. El equipo batalló más y mejor, complicándole la vida a un Algeciras que tampoco sufría en exceso en defensa. La única acción en la que los albiazules aspiraron al empate fue en un disparo de Salvi Moya que iba directo a la escuadra y que fue despejado por el portero visitante con una parada acrobática.

Pero un nuevo fallo en defensa, esta vez de Andrés a la hora de dejar salir un balón a línea de fondo, terminó con un balón suelto que aprovechó Tano para hacer el 0-2 con un disparo raso. A partir de ese momento el equipo entró en cortocircuito, lleno de nervios e imprecisiones. Eso lo aprovechó el Algeciras para hacer hasta tres goles más, con gran disparo de Cristian a la escuadra, un penalti materializado por Turrillo y otro gol de Camps en pleno festival de errores propios del amater.

Pero todos saben que ese no es el nivel de un Recre B que esta temporada ha demostrado coraje y amor propio, y que a buen seguro sabrá revertir esta situación. Quedan cuatro jornadas y el filial sigue dependiendo de si mismo. Que no lo entierren antes de tiempo.

Licencia Creative Commons