Albiazules.es | Información | Opinión | Recreativo de Huelva

Hola Vicente Simón

Entrada leída 3345 veces.

Hola Vicente. Permíteme que me salte los formalismos, lo de Don, lo de Señor. Lo voy a dejar a un lado. Presentarme tiene poco sentido, sólo soy uno más, como siempre he sido. Uno en la multitud de los que forman ese mosaico albiazul cuando estamos en el estadio o cuando pintamos de esa forma el día a día. Nos conocemos lo mismo, lo cierto es que sé poco de ti y prácticamente no sabes nada de mí. Es la mejor forma de empezar.

Realmente no sé si eres tú el que encabeza la oferta por el Recreativo, o si sólo estás al cargo de la gestión y habrá otra “persona fuerte“. Por eso discúlpame, pero el nombre que ha trascendido es el tuyo y el de Castillo, un onubense del que todos me hablan bien y que parece ser el enlace. Supongo que él te habrá contado muy bien lo que es el Decano, que antes de meterte en un proyecto así lo habréis estudiado al máximo. En las próximas horas y para cumplir el exigente pliego del Ayuntamiento se debe afrontar una cantidad económica importante que permitirá al equipo normalizarse y seguir afrontando aún muchos millones de deuda de una forma más tranquila. Ese día, cuando lo pagues/paguéis, te aseguro que brindaré por vosotros. El Decano es una apuesta complicada, en Segunda B, casi sin plantilla, con un debe enorme y un haber inexistente. Meterse aquí, a priori, es una mal inversión para cualquiera en este momento, pero habéis dado el paso. Esa valentía, en el momento que Hacienda diga que está todo ‘ok’ y sea refrendado por las distintas Federaciones, la Seguridad Social, la AFE y ese largo etcétera, será un día de celebración.

La afición del Recre es diversa. Hablar de ella de forma general es complicado, como de cualquier grupo de personas, porque cada uno tiene sus filosofías, sus ganas de implicarse más en ciertos aspectos o menos, de ser más críticos o de apoyar hasta el último aliento con una Fe indescriptible. Ya lo irás descubriendo. Es algo que nos normaliza, que nos convierte en humanos. La capacidad de cometer errores, de discrepar, de tener puntos de vista diferentes. A veces defendemos nuestros ideales con uñas y dientes y tenemos esa verborrea onubense que puede hacernos perder los nervios. Pero hay algo que también defendemos de forma unánime con uñas y dientes, y es que, seamos del tipo que seamos, tengamos los conflictos que tengamos, el Recreativo es lo que está por encima de todo. Hemos podido vivir la gloria deportiva, la institucional nunca ha sido excelente, pero es que estos últimos años nos han quitado todo. Nos han arrebatado la pasión por el fútbol y hemos tenido que aprender economía, leyes, demasiadas cosas sobre Hacienda y juntas directivas y del mundo accionarial. Nos han querido pegar un zarpazo para convertir nuestro amor en nuestro pesar. Pero no han podido. De hecho, el que esté usted hoy aquí se debe en parte a nuestra lucha diaria. Que sí, con formas distintas, con encontronazos internos, pero con un único fin que era recuperar y mantener sensaciones.

Y si usted, su grupo, su gente, los que habéis apostado por ésto, ponen el dinero sobre la mesa podremos decir que se abre una nueva etapa. Queremos volver a vivir los fichajes, hablar de alineaciones, de poder mantener jugadores o de reavivar nuestra cantera. Porque a los que nos gusta el fútbol nos gustan esas cosas. Pero no somos una afición cualquiera. No puedo hablar por todos mis compañeros y alguno discrepará excesivamente en lo que digo, así que en este caso, yo, uno más del montón, le diré esas cosas importantes que están más allá del balón y que antes no detectaba. Es la forma en la que la experiencia me ha cambiado. Quiero sentir que no me mienten, sea cual sea la situación. Quiero seguir aprovechando la ocasión de ser accionista con mi grupo para cada Diciembre ver cómo van las cuentas. Quiero que el club mantenga un respeto enorme por todos y se dé a valer sabiendo que es una mezcla de historia, pasión, ciudad, entrega y fútbol. Quiero que el esfuerzo diario sea el mejor músculo financiero del que se disponga. Y no quiero más plazos, más enemigos aleatorios ni tantos signos negativos delante del símbolo de euro. Usted es inteligente y sabe lo que le digo. Y apreciando su inteligencia le diré algo que me gustaría tuviera en cuenta: los aficionados del Recreativo, desde distintos colectivos, de forma individual, desde la grada, o los que no van al fútbol y sólo simpatizan (incluso gente de fuera de la provincia de Huelva) son los que han mantenido el corazón de este club latiendo. Si usted pone esos millones sobre la mesa, el club comenzará a andar. Si además quisiera aprovechar el potencial con el que se mueve esta afición.. El club puede volar.

Antes le dije que era valiente por comprar un club como el Recre. Le he mentido. Usted es un privilegiado, por tener el potencial económico para llevar el honor de comandar algo que es más que un club. Le hablé de que queremos recuperar el fútbol, claro que sí. Pero otra entidad, cualquier otra, no soporta tres años así. El Recreativo sí, porque es leyenda del fútbol español, es historia y tiene ese potencial tan grande en su interior (y en su exterior, que es la afición y la pasión que siente por él) que haciendo las cosas con lógica, amor y esfuerzo, el futuro no puede ser más que esperanzador.

Comienza una nueva etapa. Hacía falta.

Licencia Creative Commons