Albiazules.es | Información | Opinión | Recreativo de Huelva

“El que me conoce sabe que nunca quise irme”

Entrada leída 792 veces.

Antonio Domínguez dijo de su relación con Ceballos que “nunca me dio ninguna explicación ni yo tampoco se la pedí a él por supuesto”. También destacó que “he pasado por momentos duros porque llegaba a los entrenamientos y creía que entrenaba bien, pero luego no iba ni convocado”.

Antonio Domínguez atendió este miércoles a Onda Cero Huelva, donde habló de temas de su continuidad. “Estoy contento por el momento que atravieso. Antes pasé de ser un jugador importante a la nada, a estar en la grada. Al final el trabajo y el sacrificio da sus frutos. Con la tranquilidad que he tenido y me ha caracterizado, esperando mi momento hasta que ha llegado y la he aprovechado“, explicó.

De los momentos complicados que ha pasado, el puntaumbrieño dijo que “he pasado por momentos duros porque llegaba a los entrenamientos y creía que entrenaba bien, pero luego veía la lista de convocados y no iba convocado. Y cuando lo hacía era desde el banquillo o en sitios que no eran los míos. Era duro porque el jugador no sólo se calza las botas y sale a jugar, sino que también tiene familia y el estar sin cobrar al final es un tema muy difícil y complicado, y más cuando no se cuenta con el entrenador para nada. Al final, lo hiciera bien o mal, yo tenía claro que la semana siguiente no iba a salir de inicio. Al final se sigue trabajando y no se baja los brazos, porque en caso de hacerlo es cuando se está muerto y me quitaría razón“.

De su relación con Ceballos comentó que “sólo ha sido tema deportivo, luego yo luego fuera del campo me llevaba ni bien ni mal, era el entrenador. Nunca me dio ninguna explicación ni yo tampoco se la pedí a él por supuesto. Era el que mandaba y tomaba las decisiones. Yo seguí entrenando como el que más, esperando para seguir dando guerra. Aunque es difícil, porque cuando estás en un equipo donde parece que te has consolidado, del filial al primer equipo, y de repente viene un entrenador y en la primera semana te manda a la grada, pues es muy difícil porque estás en lo alto y te pegan un palo. Hay que estar preparado para todo, fue un año muy difícil para mí y ya olvidado. De todo se aprende“.

En cuanto a su futuro, del que se le relacionó con el Marbella en el pasado verano, explicó que “nunca quise dejar el Recreativo. El que me conoce lo sabe y de hecho el año que descendimos tuve opciones de seguir jugando en Segunda A y me quedé en el Recre. Al final la opción estuvo, pero no se pudo salir porque estaban bloqueados los derechos federativos. Pero llegó Alejandro el último día y quizás fue el único día en el que hablé con el club. Él no contaba conmigo, yo lo sabía y hablamos. Me dijo que la mejor opción era salir, que no iba a tener los minutos que yo esperaba. Cuando el club me dio permiso, yo intenté buscar algo y el Marbella estaba dispuesto. Estuvimos a un paso de intentarlo, pero al final el club no me dejó y no se sabe lo que pasó“.

Licencia Creative Commons