Albiazules.es | Información | Opinión | Recreativo de Huelva

Valoraciones de la primera vuelta

Entrada leída 740 veces.

Terminada la primera vuelta de esta temporada 17/18 del Decano en el grupo IV de la Segunda, la situación del Recreativo se define con altibajos. Y es que a un inicio cargado de ilusión, los del entonces entrenador Javier Casquero cogieron un bache terrible que acabó con Ángel López al mando. Con el nuevo técnico se consiguió la increíble racha de cuatro victorias consecutivas, si bien los tres últimos encuentros han sido un empate y dos derrotas, bajando de nuevo las ilusiones de los aficionados.

Y es que parece que al Recreativo lo de jugar “bien” (con el matiz de esta palabra que se da hoy en día: posesión, llegar con toques, generar jugadas) no se le está dando nada bien. En mi humilde opinión se debe a que no hay creatividad en el centro del campo, igualmente los rivales saben cerrarse bien y nos cuesta un mundo generar ocasiones de gol. Y luego hay situaciones que deberían ser más normalizadas y directamente no ocurren. No se ven unos contra unos claros, ni pases entre líneas, ni un remate de córner o a balón parado. Todo el potencial ofensivo del Recre se ha basado en el buen disparo a media distancia de Rafa de Vicente, algunos goles de penalti o jugadas muy individuales (como los golazos de Lazo o Iván Malón).

En cambio, con un fútbol más conservador y jugando de forma más directa se ha conseguido esa racha de resultados. Mi opinión personal es que soy resultadista. En lo deportivo y en lo institucional. Me da un poco igual el cómo pero si quiero conseguir el objetivo. En ningún caso, y esto no es compartido por todos, creo que haya jugadores que se borren, de hecho, de actitud los veo a todos muy bien. También es cierto que el nivel de desgaste en los primeros partidos con Ángel López son complicados de mantener, aunque no debemos olvidar que tenemos una plantilla larga que se rota muy poco.

Vamos con el uno por uno:

Marc Martínez: Titular indiscutible en las diecinueve jornadas, ha encajado 16 goles. Su rendimiento ha ido de menos a más, y las inseguridades de las primeras jornadas se han esfumado hacia un portero con buenas intervenciones (teniendo en cuenta el nivel de la Segunda B, no es un ‘Santo Milagroso’).

Rubén Gálvez: Sin participación, creo que a ningún aficionado le molesta como segundo portero ni si por sanciones o lesión tiene que jugar. Sabe lo que es sufrir por el Decano y el rol más secundario le hará crecer si mantiene su cabeza más fría y madura en el día a día, cosa que creo que a día de hoy hace.

Iván Malón: Doce partidos a sus espaldas y un gran gol. Llegó de los últimos pero se aupó al a titularidad y para mí es una grata sorpresa en el lateral. Tiene un saque de banda a larga distancia, pero no es potente, por lo que no creo que se aproveche lo suficiente. A día de hoy es indiscutible.

Mario Marín: Irregular rendimiento, ha participado en seis encuentros, cinco como titular. En el último partido, jugando por la izquierda, creo que dio un buen rendimiento y se posiciona como el suplente de lujo para ambos laterales. Lo tiene difícil si Malón o Monsalve están en forma, pero es la alternativa clara ante sanciones.

Casado: Lamentablemente su rendimiento sigue en descenso, una trayectoria que le ha hecho perder categorías con el paso de los años. Inseguridad defensiva, no demasiado acierto en ataque (como todo el equipo) y muy marrullero. Parece que tiene el cartel de transferible y a nadie le sorprendería que se fuera, pues su propia llegada ya no se entendió. Ha perdido el puesto con Nacho Monsalve (que es central) y con Mario Marín. En doce partidos ha visto 6 amarillas.

Sergio González: Quizás una de las sorpresas más gratas de esta temporada. Demuestra su buen hacer defensivo con una anticipación muy buena, buen juego aéreo y no le quema el balón en los pies. Es indiscutible para todos y no entiendo como no tiene ya una oferta de renovación sobre la mesa.

Diego Jiménez: Titular en once partidos, lo que para mí era incompresible es que con Casquero dejara de jugar. Para la categoría me parece un muy buen central y fue artífice de la buena racha. Es un jugador, junto a Sergio González, sobre el que se debe construir el equipo a nivel de seguridad.

Julio Rodríguez: No ha tenido mal rendimiento el asturiano. Ha jugado diez partidos, en los que ha visto cuatro amarillas. Su altura es imponente en defensa y me parece el central suplente de lujo para el equipo, como el día que sustituyó de forma eficaz a Sergio González.

Nacho Monsalve: Adaptado al lateral izquierdo es un jugador muy solvente, le veo buenas cualidades de futuro. Muy seguro, limpio en el corte, protege bien su zona. Una lástima esa sanción tan dura de cinco partidos por unas malas palabras. Desde que no está no ganamos.

Djak Traoré: Otra de las grandes sorpresas de la temporada. ¿Quién nos iba a decir que este desconocido jugador que proviene del Ontiyent sería tan bueno? Domina toda la medular, no es un arrancapinos clásico y sabe leer bien el partido para su joven edad. Un acierto de fichaje, que si los entrenadores son justos, le pondrían por encima de cualquier compañero por mucha experiencia que tenga el compañero. Es clave.

Rafa de Vicente: Tengo que ser sincero con Rafa. Es un jugador con una entrega impecable, trabaja como nadie y tiene gol, que no es poco. Cinco goles importantísimos en este curso. Pero no tiene la capacidad para generar fútbol o hacer pases que rompan líneas. Jugar con él es perder creatividad para ganar gol. Pero no hay dilema real, porque no tiene sustituto real, ni nadie mejor que él ahora mismo en ese puesto.

Jonathan Vila: Para mí está pasando más desapercibido de lo que esperaba. En el último partido le vi mejor ganando la posición por experiencia, pero me falta ese plus que debería darnos un jugador como él. Creo que otros más jóvenes le han ganado el terreno. En cualquier caso es un jugador que considero importante en la plantilla por su saber estar.

Ale Zambrano: Ha participado enseis encuentros, sólo dos como titular. Ya sabemos cómo es, va a pelearlo todo, pero luego el falta explotar en todas las facetas. Ni es un excelente defensor, ni genera fútbol, ni es un nato llegador. A su favor es que no ha contado con demasiados minutos y que en el Trofeo Colombino lo hizo realmente bien.

José Carlos Lazo: Desde pretemporada se veía que era uno de los jugadores importantes del equipo por su progresión. Y lo cierto es que lo intenta, pero creo que ha sido irregular físicamente. Cuando está fresco es más espectacular, pero prefiero su versión que se asocia más. Además, el pobre ha tenido una mala suerte terrible con la madera, ha reventado demasiados balones al palo que eran gol seguro. A día de hoy es titular claro, pero tampoco pasa nada si hay alternativa en las bandas, ya que contamos con otras opciones que por desgracia no se están usando.

Antonio Núñez: Otro de sobra conocido, el ‘Capitán Núñez’ y un orgullo del club, así de claro. De él puedo decir que hay que inventarle algo, una corona, una medalla, una grada con su nombre, algo. Y dárselo ya, cuanto antes, mientras juega. Es todo lo que simboliza. Aún así pasa como con Lazo, tenemos más alternativas en bandas que ofrecen otra cosa y hay que dividir los minutos. Ahora mismo Núñez nos da seguridad defensiva en banda, desgaste y experiencia, pero le falta esa puntita de sorpresa ofensiva. Si se distribuyen mejor sus minutos puede ser más explosivo.

Santi Luque: De más a menos. Que hace cosas espectaculares, sí. Que no las acaba bien, también. Posiblemente, si tuviera buena finalización (pase o gol) estaría en Primera. Además, le falla que a veces se descentra. Estoy un poco decepcionado porque tenía muchas esperanzas en él, ojala en la segunda vuelta tenga más suerte. Ángel López lo ha utilizado como mediapunta.

Antonio Domínguez: La injusticia hecha jugador. Lo de Domínguez es un crimen contra el Recreativo de Huelva (otro más) como lo fue Naranjo, Fidel, Villar, Aitor García.. Un jugador que se ha repuesto de los peores momentos, que años atrás le hicieron adaptarse hasta de lateral (que no lo es) y cuando el equipo necesitaba de héroes extirpó del suelo una particular ‘Excalibur’ marcando goles. ¡GOLES! Eso de lo que tanto carece nuestro equipo. Y la pena es que puede jugar no sólo en banda, también por detrás del delantero. Ama a este equipo, pero nadie puede ser profeta en su tierra. A mí me duele la situación de Domínguez, y si se tiene que ir, que se vaya, y le demuestre a Ceballos, Casquero y Ángel López lo equivocados que estaban. A Pavón no, porque él si confió. Suerte Antonio.

David Segura: Fue una de las sensaciones de la pretemporada y de ahí al ostracismo. Ha disputado sólo 184 minutos en siete partidos, o lo que es lo mismo, los minutos de la basura. No puedo juzgarlo ni para bien ni para mal, pero personalmente me gustaría verlo, aunque fuera de revulsivo, pero con más minutos por delante.

Carlos Calvo: Tengo problemas con este jugador, problemas raros, la verdad. Creo que es uno de los que más clase tiene de la plantilla sin ninguna duda, pero a la vez no parece encajar. Y personalmente me molestó mucho esa defensa a Casquero en la que venía a decirnos a nosotros qué somos. Eso molesta, y quiero su disculpa. Si me baso en lo deportivo lo usaría como delantero junto a Boris. Creo que sería una especie (salvando las distancias) de Javi Guerrero y que aportaría mucho a balón parado. Pero no sé como entrena, o si quiere o no estar (no lo sé, la verdad, pero sus no convocatorias son raras). Una auténtica pena.

Gorka Santamaría: Lo de Gorka es complicado. Su nivel de desgaste es muy alto, es un peleón absoluto y se sacrifica por el equipo antes que por él. Eso es de agradecer y con palabras mayores. Lo que pasa que para los aficionados lo que esperamos de un delantero es gol. Creo que hay jugador.

Boris: Es un delantero increíble. Sabe jugar de espaldas, aguantar el balón y pelea sólo como nadie. Pero le falta el gol (y eso que lleva siete) y aún así ves algunas jugadas que.. ¡Deberían haber entrado! Aún así no hay ninguna duda, es el delantero centro del equipo y la misión del entrenador es sacarle el máximo rendimiento para que sea decisivo.

Mi perspectiva de la segunda vuelta:

Ángel López se ha ganado el crédito con esas cuatro victorias para seguir como entrenador y sólo una racha nefasta lo quitaría del puesto. Dentro de eso, espero que se parezca más a un Caparrós o Lucas Alcaraz que a un Sergi o Casquero, en el aspecto de que creo que funciona crecer desde atrás, de la seguridad de que no te generen peligro y de ir automatizando jugadas. Aún así tiene tiempo de sorprendernos y de momento, a pesar de algunos pitos en el último partido (merecidos), tiene que seguir construyendo su equipo pero a la vez sacando resultados.

Respecto a la plantilla no dudo de que habrá cambios. En la puerta de salida están Casado, Calvo y Domínguez. Los dos primeros no están cumpliendo y lo cierto es que se puede mejorar en otras posiciones, y lo de Domínguez ya lo he dicho arriba, es un error y una injusticia, pero es lógico que se quiera ir. Si liberamos fichas vendrán nuevos jugadores, además de que tenemos una Sub23 libre. Ahora que jugamos más una 4-4-2 nos haría falta al menos otro delantero y a ser posible con características diferentes (rápido, de desmarque) pero el puesto clave va a ser un centrocampista que ofrezca todo eso que no da Rafa de Vicente: creación y pase, ante todo pase.

Si mejoramos al equipo en esos dos puestos (delantero y medio) no con cantidad, sino con calidad de verdad para la categoría, aún queda mucho para aspirar a algo. De otra forma seguiremos luchando como nadie para materializar como pocos.

Y por supuesto, el tema de Hacienda con el Ayuntamiento es clave en lo deportivo. No se puede tener a una cantera tan defenestrada, al borde del abismo. Que se mueva dinero hará que todo mejore y eso repercutirá en el primer equipo.

Nos quedan diecinueve batallas (ojala nos queden veinticinco), y la sensación a día de hoy es que podemos ganar y perder ante cualquiera. Eso no es garantía de nada.

Licencia Creative Commons