Albiazules.es | Información | Opinión | Recreativo de Huelva

Dolorosa derrota del filial en un partido sin intensidad

Entrada leída 429 veces.

El Recre B cayó por 2-3 en su duelo contra el Guadalcacín. Los goles de Salvi Moya y Alan sirvieron para que los albiazules se adelantaran por dos veces en el marcador. Pero los canteranos tiraron por la borda la ventaja en la segunda parte, para verse superados por un rival superior en los últimos minutos del partido. La victoria de Los Barrios complica una clasificación que empezaba a verse encarrilada.

Derrota de las que marcan. Quedaban siete jornadas para el filial del Recreativo de Huelva y nadie esperaba ver lo que sucedió en la Ciudad Deportiva. No a estas alturas de la temporada. Llegaba un rival directo como el Guadalcacín, en una oportunidad perfecta para dar un paso importante de cara a lograr la permanencia en la categoría. Lo que nadie vislumbraba fue ver un partido bastante discreto de los albiazules, en el que tras ponerse por dos veces por delante en el marcador, tiraran por la borda esa ventaja ante un rival que no terminaba por creérselo. En una segunda mitad muy mala, donde no hubo intensidad, al Guadalcacín le bastó con buscar el error de la zaga y el portero con continuos balones en largo. Los gaditanos no fueron superiores a los recreativistas en cuanto calidad y técnica, pero si demostraron tener más ganas que un Recre B, que incomprensiblemente parecía creer que ya todo estaba resuelto. Al final encontraron el premio ante un filial incapaz de reaccionar en el verde y el banquillo.

Hay que destacar que el día no acompañó en lo climatológico, por el viento y la lluvia, pero a pesar de ello el equipo jugó en uno de los campos de césped natural, en una clara señal del buen trabajo que se viene realizando en el club para su recuperación.

Juanma Rodríguez apostó de inicio por un once formado por Sergio Miralles en la portería, acompañado en defensa por Ale Soler, Alberto Barrero, Aitor Brioso y Gustavo en defensa. Por delante David Rodríguez y Misffut formaron el centro del campo, junto con el mexicano Alan. Dani Rodríguez y Sergio Pérez estuvieron en los costados, con Salvi Moya como delantero centro de equipo. En cuanto al banquillo, como suplentes estuvieron Juanma, Vichi, Iván Martín, Víctor y Miguel Fernández.

El inicio del partido por parte del Recre B no dejó entrever lo que luego terminaría por ocurrir. Los albiazules comenzaron con fuerza, controlando el partido y teniendo ocasiones. Así, tras varios acercamientos con peligro, Sergio Pérez fue derribado de forma clara dentro del área, en un claro penalti señalado por el colegiado. Salvi Moya adelantó al equipo, ejecutando a la perfección la pena máxima en el minuto 7 del partido.

Con el partido de cara, los canteranos intentaron gustarse ante un rival que poco a poco comenzó a despertar. Sergio Pérez pudo ser de nuevo derribado dentro del área, pero el colegiado sacó fuera la infracción. Alan lo intentaría en dicho libre directo, pero su disparo se estrelló en la barrera.

En cuanto a los gaditanos, su primer acercamiento pudo acabar en forma de gol, en un balón que tuvo que salvó Sergio Miralles casi a bocajarro, despejando el peligro desde el suelo. Esa ocasión espoleó a un Guadalcacín que poco después lograría el gol de la igualada en el minuto 12. En un libre directo, Pablo golpeó con fuera y tras tocar en la barrera, envenenó aún más un disparo ante el que no pudo hacer nada el portero albiazul. 1-1 en la Ciudad Deportiva.

El partido casi comenzaba de nuevo, pero esta vez eran los visitantes los que intentaban crear peligro ante un Recre B que tardo en reaccionar. El partido pasó por una fase de ida y vuelta, con un rival que intentaba generar peligro, mientras que el filial albiazul le bastaba con aprovechar el viento a favor para plantarse en la portería contraria con pocos toques. Así llegó en el minuto 38 un rápido contragolpe, con tacón incluido de Sergio Pérez a Dani Rodríguez, asistiendo este a Alan que de tiro cruzado haría el 2-1 en el marcador. Un bonito tanto para devolver el partido en el lado que más interesaba a los canteranos.

Con ventaja para los locales terminaría una primera parte en la que los albiazules fueron de más a menos, por lo que en la segunda parte debían cambiar cosas para que su rival no siguiera creando problemas. Algo peligroso si no se estaba metido al 100% en el partido.

El filial, ausente en toda la segunda parte.

Tras el paso por los vestuarios, el Recre B encaró el partido con el único ánimo de que pasaron los minutos. No propuso, apenas creó peligro y por momentos faltó intensidad ante un rival, el Guadalcacín, que con sus limitaciones intentó buscar peligro con balones colgados al área. Sabedores de que disponían del viento a favor, intentaron buscar el fallo de entendimiento de la defensa recreativista y su portero. Así llegarían sus primeras ocasiones, en las que Sergio Miralles tuvo que despejar con los puños en algunas de ellas y en otra, Ale Soler despejar bajo palos, en una acción en la que llegó a pedir el cambio por Vichi, aunque finalmente aguantaría los restantes minutos.

Los minutos pasaban y el filial no cerraba el partido, cuando lo tenía todo de cara. Por su parte el Guadalcacín siguió confiando su suerte en el juego directo y en un saque de esquina perdonaría el 2-2, al rematar fuera Fran Jiménez un balón de gol.

Ante semejante situación, la respuesta de Juanma Rodríguez llegó con el cambio de Iván Martín por Dani Rodríguez. Por lo demás, decidió apostar por los mismos jugadores que no estaban teniendo su día en el partido jugado en la Ciudad Deportiva.

El Guadalcacín siguió apostando por los balones cruzados en largo, en busca de ese fallo que le permitiera anotar el empate. Así, a 6 minutos para el final del partido, el portero visitante fue el encargado de poner una falta en área albiazul. El equipo era un flan, como demuestra que Rosales rematara libre de marca, cuando casi los once jugadores albiazules estaban dentro del área. Fue el 2-2, una jugada que hizo mucho daño a un filial que ni siquiera reaccionó para al menos asegurar el punto.

Con poco para poder hacer entraría Víctor por Alan en el segundo cambio del equipo. El Guadalcacín creyó en el milagro y buscó insistentemente en los últimos minutos esa jugada que le diera los 3 puntos, mientras que el filial hacía tiempo que se había ido del partido. Así, un centro de Cristian fue resuelto por Rodri con una espectacular ‘chilena’ dentro del área. Un gol inapelable, como igual de inapelable fue la derrota para el Recreativo de Huelva B. A sumar como negativo también la expulsión de Misffut por doble amarilla en la recta final.

La victoria de Los Barrios ante el Coria y la derrota del Antoniano en Castilleja deja al filial en el puesto decimosexto, a 2 puntos de la zona de descenso. Quedan seis jornadas para el final y con partidos de nivel como ante el Algeciras, Betis B y Écija. Pero nadie dijo que fuera a ser fácil y este equipo ha demostrado que lo imposible puede ser posible. Máxima confianza en sus posibilidades.

Licencia Creative Commons