Albiazules.es | Recre | Recreativo de Huelva

España se mide a Rusia para seguir soñando

Artículo leído 302 veces.

Tras un comienzo bastante trabado, la selección española se mete ahora en la parte seria del mundial, es decir los octavos de final, cuando ya no existe apelación a los errores. La clasificación como primera del grupo B, que llegó gracias al auxilio del VAR que dio como válido el gol de Iago Aspas contra Marruecos, le ha servido para evitar a Uruguay, que terminó su grupo con 9 puntos de  9 y cuenta con la formidable delantera formada por Luis Suárez y Edinson Cavani.

Ahora el rival de España será Rusia, el anfitrión que ha dado muestra de contundencia en ciertos momentos y vive del talento y de la inspiración de Golovin, su jugador más importante. El choque del domingo a las 16 será un indicador del nivel de ambos equipos pero, sobre todo, de cómo está la Roja, una de las favoritas de esta competición que sin embargo no ha demostrado más que algunos destellos de juego, chispazos sueltos sin continuidad.

Ahora que la temperatura sube y los errores pueden costar muy caro, la selección entrenada por Fernando Hierro tiene que dar el paso en adelante definitivo para poder estar en condiciones de revalidar su condición de grande del fútbol mundial. Su excelente fútbol hecho de asociaciones, pases continuos y dominio del balón busca entonces una confirmación a través de los resultados. Tras el fracaso del mundial 2014 el equipo español quiere volver a demostrar su valor y por eso tendrá que ir con todo contra Rusia, empezando por la posesión continua del esférico para crear superioridad en el medio del campo y por ende acabando las jugadas como se debe en el ataque. Con un Diego Costa que parece estar cada vez más cómodo en el rol de  9 del equipo, Hierro se encomienda a Isco, Iniesta y Silva para crear líneas de pase y de inserción, mientras que en el medio del campo Busquets es el equilibrador del ritmo de juego.

El choque contra Rusia ve a España claramente favorita, ya que los valores en la cancha son muy diferentes y la Roja puede presumir de mucha más experiencia en este tipo de competiciones. Una victoria contra los anfitriones presentaría como rival una entre Croacia y Dinamarca. Los balcanes son claramente favoritos tras haber demostrado tener un nivel de juego superlativo y por disponer de uno de los mejores centros del campo de todos, con Modric y Rakitic en un momento de forma extraordinario, como bien se vio contra Argentina. Este choque sería muy interesante también para ver cómo se enfrentarían los dos medios croatas a sus compañeros en el Real Madrid y en el Barcelona. Probablemente este sea el choque más interesante a nivel de juego. El premio sería la semifinal, donde según pronósticos podría llegar una entre Inglaterra o Bélgica. Aunque sea pronto para hacer previsiones, el mundial es también una cuestión de cálculo de probabilidades.

Licencia Creative Commons