Albiazules.es | Recre | Recreativo de Huelva

Nené, un gran proyecto de futbolista y una persona con las ideas claras

Artículo leído 3830 veces.

Alfonso Muñoz, conocido futbolísticamente como Nené, es el ejemplo del canterano perfecto. Serio, humilde, cumplidor, nada problemático y agradecido. Gracias a su trabajo constante y su innegable talento ha llegado merecidamente al penúltimo escalón. En su primer año como jugador amater, el centrocampista del Atlético Onubense se afianza como uno de los jugadores con más proyección. Acudió este jueves como invitado en las entrevistas de la cantera en ‘Coma Tapas&Punto’, donde nos habló de su pasado, presente y futuro.

Nueve años son todo o sólo pueden ser el principio. Para Alfonso o Nené, que es como se le conoce en el mundo del fútbol, es toda una vida al servicio del club de sus amores. Recreativista de cuna, destaca como ser ese chico educado que toda familia querría tener. Sin hacer ruido disfruta de cada paso que da. Poco a poco va superando retos gracias a su constancia y tesón. Dueño de su talento, nadie le ha regalado nada desde que llegara siendo un niño al Alevín A que por aquel entonces dirigía Paco Herrera, uno de esos entrenadores formativos que todo club debería tener.

Siempre con prudencia y en silencio, ya que para hablar tiene el verde. Acompañado de sus padres, siempre inseparables, acompañado de los suyos prosigue en su caminar con retos todavía por cumplir. En lo personal demuestra una madurez impropia de su edad, con las ideas claras. El fútbol es su pasión, pero se prepara para el futuro para tener todas las herramientas en sus manos. La felicidad es algo que no se puede hipotecar y de ahí que se prepare también en la Universidad. El talentoso jugador del Atlético Onubense pasó por ‘Coma Tapas&Punto’, donde contó para Albiazules.es todo lo que ha vivido en las categorías inferiores del Recreativo de Huelva, además de darse a conocer un poco más.

Nombre:  Alfonso Muñoz Avellaneda.
Posición:  Mediocentro tirando a banda.
Altura:  1,77.
Peso:  71.
Procedencia:  Santa Marta.
Edad:  19 años.
Lugar de nacimiento:  Huelva.
Temporadas en la cantera:  Nueve.

– ¿Porqué deportivamente te llaman Nené?

Cuando estaba en el Santa Marta me subieron de categoría. Y claro, yo era el más pequeño y había dos Alfonso ya en el equipo, y también era verdad que en mi casa desde siempre me habían llamado Nené. Entonces en el equipo me empezaron a llamar Nené y desde ahí se quedó.

– Recordando tus inicios, ¿en qué equipos militaste antes del Recreativo? ¿En qué categoría diste tus primeros pasos en el fútbol?

Comencé en prebenjamines, allí en el Santa Marta. Estuve cuatro años y todo muy bien. Además, recuerdo que mi tío era el presidente y yo fui allí porque era la persona que dirigía al Santa Marta, ya que no vivo cerca de ese barrio. Lo normal es que me hubiera ido a otro club, pero allí estaba mi tío y se dio así.

– En tus inicios en el fútbol, ¿llegaste a disputar algún torneo de envergadura como Brunete o el Mundialito de Portugal? ¿Qué recuerdas de esa experiencia?

Cuando estuve en el Santa Marta fui al Mundialito de Benidorm. Éramos benjamines, todos mis compañeros eran de primer año menos yo, que era de segundo y la verdad es que fuimos allí pensando que no íbamos a pasar de ronda. Pero llegamos hasta cuartos de final donde Ramón, que también está en el club, se partió la clavícula y ese partido lo perdimos. Pero hicimos un buen papel.

– ¿Cuando empezaste en el Recreativo de Huelva? ¿Qué tal fue esa primera temporada?

Yo no esperaba que iba a ser tan buena como fue. Yo venía del Santa Marta y allí, quieras o no, destacabas y cuando llegué al Recre pensé que iba a ser más difícil entrar en el equipo. Y la verdad es que me fue muy bien. Ese año también fui con la selección de Huelva y a varias convocatorias con la selección andaluza, aunque finalmente no participé en el campeonato.

– En estas últimas temporadas has brillado desde el centro del campo, como mediapunta o pivote, y ahora como volante por banda. ¿Pero siempre has jugado en esa demarcación?

Siempre, desde pequeño he jugado en esa zona, en el centro del campo.

– ¿Cuales crees que son tus virtudes dentro del campo y en qué crees que deberías mejorar?

Creo que soy un jugador muy sacrificado y lucho siempre con cada balón. Y creo que debería mejorar en tener más confianza en mí mismo, en mis posibilidades.

– ¿Qué etapa recuerdas con más cariño en tus nueve años en la cantera del Decano?

Son muchos años, pero una de los años más bonitos fue la temporada con el cadete de primer año, con Jonathan Nieves, que hicimos un temporadón. Al año siguiente con Jesús Ortiz en Andaluza también hicimos un buen papel, pero también es verdad que siempre he vivido buenas etapas en el Recreativo. No hay ninguna que yo piense que ha sido mala.

– Con Jonathan Nieves y Pichardo fuiste una pieza clave en el equipo. ¿Cuánto de importante tiene en un canterano el factor motivacional?

Yo creo que eso es todo. Si tú no te sientes importante, no puedes rendir al máximo de tus posibilidades. Así que la cabeza de un jugador, para mí, es lo más importante. Antes que las piernas o las cualidades que tengas. En mi caso, la temporada en el Infantil A fue un año difícil por una lesión muscular que tuve y recuerdo que estuve un poco apartado del equipo.

– En categoría juvenil pudiste a vivir una buena temporada a nivel grupal, en el equipo entrenado por Toledano y Ale Díaz, ¿qué recuerdas de ese año?

Esa temporada yo era juvenil de primer año y la verdad es que con Toledano hicimos un buen papel. También pensaba que iba a tener menos minutos de los que tuve y menos protagonismo.

– En la temporada siguiente pasaste a formar parte del Juvenil A de Jesús Ortiz, realizando otra temporada más que aceptable, evitando pasar apuros para la permanencia, pero al siguiente año llegaron los problemas y la marcha del técnico. ¿Qué pasó bajo tu punto de vista para que de un año a otro cambiara tanto el equipo?

El primer año que estuvo Jesús Ortiz hicimos un temporadón y teníamos un equipazo. Teníamos a mucha gente de tercer año como Vega, Ale Soler, Ale Beltrán.. Y la verdad es que ayudaban mucho y ya el segundo año yo creo que nos afectó mucho la marcha de esos jugadores, al pasar a amater. Y claro, Jesús se vio impotente ante esa situación. También mirando el tema del cobro y demás, creo que en su caso se le sumaron varias cosas.

– La temporada pasada también recibiste el premio del debut con el Recre B, sumando minutos en varios partidos. ¿Contento con la experiencia?

Claro, muy contento de que Juanma contase conmigo. Recuerdo que en navidades fui a Ceuta con el filial y ya me dijo Juanma que iba a intentar que todas las semanas entrenase con él por las mañanas, para que fuese cogiendo el ritmo del equipo. Y a partir de ahí fue convocándome hasta en siete jornadas.

– ¿Qué opinión te merece Juanma Rodríguez y el trato que tuvo hacia ti? ¿Entendiste su salida?

La temporada pasada fue muy difícil y eso hizo mella en el principio de esta temporada. Al ver que el primer partido se nos escapa, el segundo empatamos.. Yo creo que la sensación en el equipo era que otra vez íbamos a vivir lo del año pasado. Juanma siempre nos ha defendido y además era muy perfeccionista, siempre iba a de frente. A mí me ha enseñado mucho y le agradezco que confiase en mí, tanto la temporada pasada como esta.

– ¿Qué puedes contarnos de Jesús Vázquez? Te ha dado toda su confianza y era un hombre importante en su equipo, pero jugando en los costados. ¿Contento con el cambio?

No es la primera vez que juego en la banda, ya que el año pasado con Juan Carlos a veces también me ponía en la banda. No siempre como ahora y por eso es nuevo para mí. Le doy las gracias a Jesús porque me ha hecho un hueco en el equipo. En el centro del campo de este filial hay mucha gente y la verdad es que por fuera hay más necesidad. Jesús es una persona muy cercana, que nos entiende y conoce nuestra situación, y quieras o no eso ayuda, y bastante. Jesús es como si fuese uno más de nosotros en el vestuario, se nota que hace poco fue entrenador.

– Este fin de semana se sumó un punto importante en Gerena. Ahora toca hacerlo bueno en casa ante el San Fermín..

Está claro. El último partido en casa ante el Lucena tuvimos unos fallos que nos costaron muy caro. Yo creo que a nosotros los fallos nos castigan demasiado, ya que en otros equipos a lo mejor pasan desapercibidos. A nosotros nos cuestan goles, pero bueno, hemos trabajado para corregir esos fallos. Jesús nos hizo saber que ese partido había que borrarlo. Hicimos bastantes cosas malas, pero hemos cogido de ejemplo los partidos anteriores, como ante el San Roque de Lepe o el Cádiz B, donde si hicimos un buen papel a pesar de no conseguir la victoria.

– Son muchos los compañeros que actuáis en el centro del campo. ¿Qué tal la exigencia y la competencia?

Siempre hay que trabajar en cada entrenamiento e intentar ganarte un hueco en el once.

– A nivel general y con tu experiencia tras todos estos años en el club, ¿cómo ves a la cantera esta temporada?

Veo que a pesar de las dificultades la cantera sigue para adelante. Han habido algunos descensos, pero creo que es lo mínimo que puede pasar con todo lo que hay detrás de la cantera. Tengo claro que llegarán tiempos mejores y esas categorías que se han perdido, seguro que se volverán a conseguirlas. En la cantera del Recre siempre hay mucho potencial.

– ¿Y el primer equipo? ¿Qué opinión te merece la temporada que están haciendo los profesionales? Compañeros como Pera, Misffut o Víctor han disfrutado de la posibilidad de ser convocados e incluso jugar con ellos, ¿ves cerca la posibilidad de emularles?

Claro que sigo al primer equipo. Yo creo que los resultados no llegan, pero llegarán. Aunque ya hayan jugado muchos partidos juntos, creo que el equipo aún tiene que encajar y buscar su forma de juego. Los resultados llegarán dentro de poco. Y por mi parte, este verano en pretemporada fui un par de veces con ellos a Cartaya y durante el año también he ido un par de veces, además de jugar el amistoso en Islantilla contra el equipo suizo. Es importante que el míster te vea y te conozca.

– ¿Qué jugadores de la cantera ves con proyección para llegar al primer equipo?

De Ponce han hablado mucho mis compañeros y le veo mucho potencial. Y también hablaría de Diego Domínguez, el central, que yo creo que tiene una buena carrera por delante.

– ¿Por qué crees que hay futbolistas que destacan en categorías inferiores y que luego se quedan por el camino, y en cambio otros que están en un segundo plano acaban llegando?

Al fin y al cabo el fútbol es una carrera de fondo. Si empiezas muy fuerte pero luego no sigues el ritmo te quedas atrás. La gente que está en segundo plano sigue trabajando y trabajando, y al final tiene su oportunidad y llega. Yo creo que al final todo se resumen en resistir.

– ¿Cómo compatibiliza un joven como tú los estudios y el fútbol?

Es difícil porque estoy en la Universidad, tengo las clases por la mañana y entrenamos por la mañana. Yo estudio Ingeniería Forestal y voy a las clases que puedo. Voy por la mañana a la Universidad, a la primera hora y luego salgo a entrenar, y cuando termino de entrenar voy de nuevo a la Universidad. Mi carrera en el primer año no tiene turnos por la tarde, el segundo ya si. Entonces tiro como puedo, de hecho algunas asignaturas las dejo un poco de lado, ya que no puedo ir a esas clases. Pero bueno, tengo tiempo por delante. Me preocupan mucho mis estudios, ya que si este plan que es el fútbol te falla, tiene que tener esta seguridad de futuro. Es lo que siempre me han inculcado mis padres y de hecho al principio el fútbol para mi era como un segundo plato. Pero ahora, llegados a este punto, claro que le doy importancia. Pero si no te va bien, hay que tener este colchón.

– Que importancia tiene para un canterano el tener un entorno equilibrado, empezando por sus padres?

Yo creo que los padres son todo. Si no tienes la ayuda de tus padres.. Son como tus profesores de la vida.

– ¿Cuál es tu objetivo personal esta temporada?

Tener los máximos minutos posibles en el filial y si llega la oportunidad, debutar con el primer equipo.

– ¿Con que sueñas en el fútbol?

Con poder vivir y disfrutar de este deporte. Tener una carrera en el fútbol.

 LADO HUMANO

Estado civil: Sin novia.
Estudios: Ingeniería Forestal.
Una virtud: Miro mucho por la gente.
Un defecto: Tengo poca confianza en mí mismo.
Un sueño: Ser futbolista.
Un libro: No soy mucho de leer.
Una película: Intocable.
Una serie: Breaking bad.
Un plato: El cocido de garbanzos con habichuelas.
Último capricho: Unos zapatos.
¿Prensa, radio o televisión? Prensa escrita.
¿Playa o montaña? Me gustan las dos, pero estoy estudiando Ingeniería Forestal. Soy más de montaña.
¿Mar o piscina? Mar.
¿Qué otros deportes te gusta practicar? Me gusta mucho el ciclismo, el pádel.. De todo.
¿Qué borrarías del mundo? El hambre.
La mejor persona del mundo: Mi familia.
Un lugar para vivir: Huelva.

PERSONAL E INTRASFERIBLE

Primer partido en la cantera: Mi primer partido no lo recuerdo, pero el tercero lo jugamos contra el Isla Cristina y ganamos 3-0 en El Saladillo. Hice mi primer gol.
Debut con el primer equipo: Esta temporada en el amistoso contra el equipo suizo.
Entrenador que más te ha marcado: Jesús Ortiz.
Un compañero: Ale Soler.
Un gol para enmarcar: No soy de muchos, pero recuerdo un gol controlando con el pecho y sin que cayera la enganché con la izquierda. No recuerdo contra qué equipo, pero ha sido mi mejor gol.
Un ídolo: Andrés Iniesta.
Mejor recuerdo deportivo: Cuando era cadete de segundo año y me llamó Pavón para que fuera con el División de Honor a Almería.
Peor recuerdo deportivo: El segundo año de juvenil, que tuve una lesión en el talón y estuve de baja cinco meses.
El mejor estadio que has jugado como visitante: El del San Roque de Lepe.
Mejor jugador español: Andrés Iniesta, por lo que ha hecho y lo que hace.
Mejor jugador del mundo: Messi, sin duda.

EN DOS PALABRAS

Tus padres: Mi apoyo.
Tu hermana: El espejo en el que mirarme.
Tu mejor amigo: Alfonso Camacho, es como un hermano.
Clavijo: Tenía y tiene una gran proyección, pero por culpa de las lesiones ahora mismo está un poco parado. De mi generación era el que más proyección tenía.
Carlos Martínez: Llevo jugando con él desde mi época en el Santa Marta y para mi es un hermano más que me ha dado el fútbol.
Ale Soler: La persona con la que estoy todo el tiempo en los entrenamientos del filial.
Alberto Feria: Me dio mucha pena cuando se fue. Le va bien en Gibraltar, creo que tenía una gran proyección y mucha calidad.
Antonio Díaz: Todos sabemos el potencial que tiene, un gran jugador y compañero.
Amate: Ha sido la persona que siempre ha estado a mi lado. Durante un tiempo fue la persona que me llevaba y lo tuve de entrenador en el infantil de segundo año. Siempre ha estado muy cerca mía y para todo lo que necesitase siempre ha estado ahí.
Paco Herrera: Mi padre cuando llegué al Recre.
Jonathan Nieves: Una persona que miraba más allá del fútbol. Siempre estaba encima, se interesaba por los problemas que tuviésemos fuera del fútbol. Como él pocas personas.
Jesús Ortiz: El mejor entrenador que he tenido.
Manolo Toledano: Ha confiado mucho en mi y siempre ha sido un apoyo.
Juanma Rodríguez: Un hombre que siempre va de frente y me dio su voto de confianza.
Jesús Vázquez: Una persona muy cercana y que siempre intenta dar lo mejor de si.
Moisés: La mano derecha de Jesús.
Pepe Delgado: Un profesional de los pies a la cabeza.
Zamora: Siempre está atento a nosotros.
Antonio Segovia: Fue el que me trajo al Recre, le debo mucho.

Licencia Creative Commons