Albiazules.es | Recre | Recreativo de Huelva

Calle desgrana la actualidad del filial y pide apoyo para el primer equipo

Foto: Manu López

El entrenador del Atlético Onubense resaltó que «veo a muchos de los futbolistas en el nivel que están ahora, con respecto a cómo comenzaban la temporada y han cambiado radicalmente. El día y la noche, no tiene nada que ver. El 100% de los jugadores han mejorado con respecto al principio y para mi es lo que me llena de satisfacción». Del primer equipo aseguró que «me ha sorprendido la necesidad imperiosa que se tiene de poder volver al fútbol profesional. Ya no en el club, sino de la gente de fuera que transmite esa presión». También fue claro al decir que «no estoy aquí para que echen al entrenador del primer equipo y me puedan meter aquí. Yo estoy para aprender y formar futbolistas».

Hora de hacer análisis. Tras disputarse un cuarto de la competición, el Atlético Onubense ha comenzado a retomar el vuelo gracias a las dos victorias logradas en estas últimas dos semanas, ante Aroche y Ciudad Jardín. El entrenador del filial recreativista, Antonio Sánchez de la Calle, pasó como invitado este jueves por ‘Coma Tapas&Punto’ donde explicó las claves de la temporada del equipo albiazul.

El madrileño habló de la victoria de su equipo el pasado fin de semana, aseverando que «fue un partido raro. En el sentido de que llegamos allí, en un día de frío y de viento, y no había ambiente de fútbol. No había gente y me daba miedo eso. Al final el futbolista se puede contagiar de ese ambiente y de esa frialdad. Intentamos que los chicos salieran bien desde el inicio y la verdad es que el equipo en ese sentido lo hizo bien. Fue un rival que como el Aroche no nos puso las cosas fáciles, un equipo competitivo y un campo pequeñito. Todo eso complica la situación, pero el equipo desde el principio salió bien, llevando la iniciativa del juego y adueñándose del balón. También es verdad que con la expulsión de ellos, se nos pusieron las cosas más a favor hasta que llegó el primer gol. Y luego en un acto del rival, que le golpeó el balón en la cara, pues ya te vas al descanso ganando y el rival con dos jugadores menos. Aún así estás preocupado porque el resultado era corto y los jugadores se podían confiar, y en cualquier jugada a balón parado o en cualquier transición el rival te puede hacer daño, o sorprender en el partido. Pero el equipo salió bien, hicimos el cero a dos a los diez minutos, y ya el rival bajó un poco los brazos y el equipo siguió con la misma intensidad. Hicimos un partido muy serio y con un marcador contundente que nos viene bien de cara a los siguientes partidos«.

También es de la opinión de que «el fútbol no estaba siendo todo lo justo que debería con nosotros, así lo hablo con los chicos. También es verdad que en fútbol la justicia es cuestión de meter la ‘pelotita’, aprovechar tus ocasiones y no cometer errores, y de ganar partidos que al final es lo que vale. Pero es verdad que por fútbol, por ocasiones y por proponer más que el rival había merecido más. También es verdad que nosotros no estamos bien el tema de finalización porque creamos ocasiones y bastantes a lo largo de cada partido, pero de cara a portería no estamos finos. Unas veces por falta de dársela a los compañeros y otras veces porque no estamos acertados. Y otras veces por errores individuales que nos han costado goles, y que nos han privado de sumar puntos. Pero el que haya ido a la Ciudad Deportiva y haya visto al equipo, podrá decir muchas cosas pero no podrá decir que el equipo no tenga una identidad, o no sabe a lo que juega en cada partido, juguemos en casa o juguemos fuera. El premio al trabajo y a la constancia, el equipo lo ha tenido en estos dos partidos, que han sido complicados«.

Calle es consciente de las críticas que han recibido en este tramo inicial del campeonato, de lo que dijo que «es entendible. Al final críticas siempre habrá y entiendo que haya gente que no le guste nuestro juego. En el fútbol nunca estamos contentos con lo que tenemos y con lo que hay. El año pasado, aquí en el primer equipo, se ganaba y se quedó primero. Pero la gente no estaba contenta porque el equipo no jugaba bien. Y ahora este año que el equipo intenta proponer e intenta hacer las cosas mejor con balón, y ser protagonista, pues no estamos contentos porque no se gana. Al final, opiniones de gente que lo que pretende es intentar hacer daño al equipo o al club no ayudan en nada. Yo estoy muy tranquilo porque al final con la gente que hablas de fútbol y la gente que sabe de fútbol, y ve los partidos, al final te reconocen tu trabajo y ve el trabajo que hay detrás. Yo veo a muchos de los futbolistas en el nivel que están ahora, con respecto a cómo comenzaban la temporada y han cambiado radicalmente. El día y la noche, no tiene nada que ver. El 100% de los jugadores han mejorado con respecto al principio y para mi es lo que me llena de satisfacción. Yo no tengo la menor duda que a lo largo del año estos futbolistas nos van a dar muchas alegrías«.

Del rendimiento de sus jugadores dijo estar muy satisfecho. «Estoy muy contento con todos los jugadores. Desde el principio de temporada hasta ahora da gusto verlos jugar en el día a día. Yo podré recriminarles a los chicos que no estamos acertados o que hemos cometido algún error en momentos puntuales, pero yo no puedo recriminar en ningún momento que no haya habido actitud o no hayan trabajado bien, o que no hayan competido bien. Yo es lo que busco como entrenador, que el trabajo sea innegociable, al igual que la actitud y el compromiso. Y que luego en cada partido lo den todo. Yo les puedo recriminar la falta de acierto con el gol, o que haya falta de manera puntual intensidad en los duelos individuales, pero a mi equipo nadie le podrá recriminar que no ha corrido o que no ha competido. O que alguno de mis jugadores no lo han dado todo, para mí eso es lo más importante y es lo que voy a tratar de imponer, y lo que vamos hacer de aquí al final de temporada«.

«Yo en mi casa hay veces que no tengo claro ni el once ni la convocatoria. Ellos me lo ponen muy difícil. Lo malo es que tengo que dejar a gente fuera de la convocatoria y también del once, que también merecen jugar. Pero al final tienes que tomar decisiones y para eso estás«.

También destacó el trabajo realizado en el grupo de jugadores que llegaron del Juvenil de la pasada temporada. «Para algunos el salto ha sido grande. Han pasado de estar como juveniles a participar en una categoría sénior, en la que juegan con gente experimentada y que han estado incluso en categorías superiores. Al final a eso no está acostumbrados y tengo que reconocer que a varios les costó adaptarse, pero sí que es verdad que poco a poco se están haciendo a ella y cada día compiten mejor, y luego con balón sólo hay que ver a los futbolistas. El ser protagonista hoy en día y llevar el peso del partido. El año pasado no estaban acostumbrados a ello y eso en el fútbol es lo más complicado, el querer llevar la iniciativa y ser dominador. Lo más fácil en el fútbol es defender, que estén los once juntitos y esperar el error del rival para salir en transiciones. Es una forma de jugar muy respetable y muy válida, pero para mí es lo más sencillo. Lo difícil es cuando tienes que tener el balón y tienes que sobreponerte al rival, y superar a tu adversario en situaciones de repliegue. Eso es lo más complicado, en categorías como esta con esos campos tan complicados. Los chavales son jóvenes, no están acostumbrados a ello, pero el equipo poco a poco está dando pasos hacia adelante para ser mejor«.

También habló de las dificultades que conlleva trabajar durante la semana cuando hay jugadores con los que no puede contar para los entrenamientos al estar con el primer equipo. De ello dijo que «es difícil. Uno quiere trabajar con los jugadores que voy a tener disponible de cara al domingo. En los entrenos están Ponce, Nené y David Alfonso, y también Adri cuando se le necesita. Antes estaban Diego Domínguez y Fernando Vargas, pero ya han bajado y llevan entrenando con nosotros varias semanas. Es complicado, ya que uno trabaja cosas que al final no puede trasladarle a ellos, incluso temas de estrategia. Cosas que al final son importantes de cara al partido y que no puedes trabajar con ellos. Jugadores de los que no sabes si podrás contar con ellos hasta el mismo sábado, dependiendo de si Alberto los convoca con el primer equipo. Pero es lógico y normal, es parte de estar con un filial, y entiendo que es así. Ante todo lo más importante es el primer equipo y yo me tiendo que adaptar a ello, es indudable«.

En cuanto al papel de los canteranos en el primer equipo dijo que «es importante y necesaria. No tengo ninguna duda de que hay jugadores en mi plantilla que podrían estar en el primer equipo, y pertenecer a ese grupo. Pero no soy yo el que lo tiene que decir ni elegir. Pero en la situación en la que está el club, la cantera tiene que ser un valor importante de cara a aportar el primer equipo, como ya ha hecho Fran«.

De la dificultad de la categoría dijo haberle sorprendido. «Es una categoría competitiva y todos los rivales te lo ponen difícil. Me gustó el San Roque cuando nos enfrentamos a ellos, lo vi un equipo serio. Cartaya también me pareció un equipo muy serio, muy bueno en conjunto y muy bien trabajado. También opino que Viso es un rival complicado y difícil. Aunque suene contradictoria, a mi el Castilleja cuando vino aquí no me demostró gran cosa. Pero es cierto que están con una dinámica espectacular de resultados, tiene esa buena dinámica y aunque es verdad que no tiene un juego brillante es un equipo serio, que mantiene la portería a cero y compite muy bien, y que esperan el error del rival, Y si n pueden ganare, empatan y al estar primeros es un candidato a tener en cuenta. Al final para todos los rivales, el jugar contra el Atlético Onubense es un plus de motivación. Es el filial del Recre y eso hace que todo se te ponga un poco más difícil. Seguro que muchos de esos jugadores que se enfrentan a mi equipo les gustaría estar aquí, pero por lo que sea no están. Para ellos el hacer un buen partido en la Ciudad Deportiva, en un campo de césped natural y ante un filial, al final a nivel de medios y redes sociales tiene una gran repercusión . Para muchos de ellos es un plus de motivación enfrentarse a nosotros«.

También habló de la situación de Ponce y Nene, asegurando que «son dos muy buenos futbolistas. Junto con ellos también está David Alfonso, que entrena también todos los días con el primer equipo. Hasta el día de hoy, cuando han bajado siempre me han aportado algo. Yo quiero dar ese voto a favor de ellos, ya que entiendo que también es complicado el poder entrenar todos los días con el primer equipo, tener la ilusión de ser convocado y llegar el día y no verte en la lista. Y tener que bajar a una categoría que ellos pueden pensar que es débil y que merecen algo más. Y al final eso puede hacer que te relajes y no des el nivel, pero desde el principio hicimos un buen trabajo con ellos. Ellos saben que la única forma de demostrar al entrenador de que pueden estar ahí, es entrenar y siendo de los mejores, y cuando bajen que marquen diferencias como están haciendo. Bajo mi punto de vista, si un jugador no está dispuesto a jugar con el filial cuando no está con el primer equipo, lo mejor es que salga cedido a otro equipo y ya está. Un futbolista lo que tiene que hacer es jugar cada domingo, sea en un sitio o en otro. Tanto Ponce como Nené han tomado una decisión muy acertada, están jugando todas las semanas y entrenando con el primer equipo, con gente profesional y siendo mejores cada semana. A lo mejor no están compitiendo en la liga que ellos querrían, pero están compitiendo y al final eso es lo que vale en el fútbol. Estoy muy contento con ellos«.

De Fran aclaró que «pertenece al Juvenil A. Si no va convocado con el primer equipo, su equipo es el Juvenil División de Honor. Otra cosa es que cuando el Juvenil A esté salvado y si faltan jornadas para que termine nuestra liga, entonces tiraríamos de él para que pueda ayudarnos. Pero es un tema de Jesús y Zamora, que son los que se encargan. Pero Fran no es un jugador de mi plantilla«.

En cuanto al objetivo marcado por el club dejó claro que «no me han exigido nada, ni ascender ni nada parecido. Mi meta es la de intentar hacer las cosas bien como venimos haciéndolo, formar a los jugadores tanto a nivel futbolístico como personal. Había cosas, desde mi punto de vista, que en años anteriores deberían saber los futbolistas y no lo sabían, o no se había trabajado con ellos. Al final el tiempo dirá donde vamos a estar, pero yo si tengo mucha ilusión puesta en este grupo y no tengo ninguna duda de que podemos estar arriba«.

Apoyo al primer equipo.

De su vuelta al Recre tras su etapa como futbolista comentó que «ahora es una situación complicada la que tiene el club. Afortunadamente yo gracias a Dios viví momentos muy bonitos y otra época a nivel de club, tanto económicamente como institucionalmente. Pero me ha sorprendido la necesidad imperiosa que se tiene de poder volver al fútbol profesional. Ya no en el club, sino de la gente de fuera que transmite esa presión y esa necesidad, esa obligación de volver a quedar el primero, o de tener que volver a ser el año de ascender. Yo creo que eso al final al club y al equipo no le favorece, ni le ayuda en nada«.

Sobre esta cuestión añadió que «al final si queremos al Recreativo y queremos que el club vuelva a la Liga del Fútbol Profesional, al final tenemos que ayudar todos. Tenemos que dejar trabajar a la gente que está dentro, al cuerpo técnico y al director deportivo, al presidente.. Si al final de temporada las cosas no se han hecho bien, ya se valorará el trabajo. Se mirará lo que ha hecho cada uno, si lo ha hecho bien o mal, si tiene que seguir.. Pero es que estamos ahora mismo en la jornada 12 o 13 y ya se está hablando de cambiar al entrenador si el domingo no se gana. A mí me parece que es algo que no es necesario y todo eso viene de gente que al final lo único que hace es perjudicar al club, desde opiniones, desde tertulias y desde foros. Porque se está predisponiendo a la gente a que vaya el domingo al Colombino a que si las cosas no salen bien, se achuche, haya murmullos o se pite al equipo. Eso no ayuda ni mucho menos a los jugadores y por eso creo que el mensaje que se tiene que mandar es de unidad y que el domingo hay que ir a apoyar al equipo. Estamos en una situación complicada y difícil, y lo sabemos todos. Pero creo que la única forma de ayudar al equipo para que salga de esta situación es ir al campo para ayudar desde el minuto uno a los jugadores. Y si luego cuando se pite el final no se está contento con lo que se ha visto o no le ha parecido bien, pues ya cada uno que muestre sus opiniones. Y durante la semana se podrá dialogar o debatir, pero no me parece bien que antes del partido ya se predisponga a la gente que si no se va ganando uno a cero en el minuto cinco, ya hay que apretar al equipo, pitar a los jugadores o pedir la cabeza del entrenador. Yo creo que eso está fuera de lugar«.

«Al primer equipo le está pasando lo mismo que nosotros. Ha entrado en una dinámica mala de resultados, pero si es verdad que ha habido momentos en partidos en los que ha merecido más. Y por lo que sea no han ganado o no han tenido resultados. Eso, unido a la presión que supone llevar la camiseta del Recreativo, el tener que estar en los ‘play-off’ o primero, eso al final pesa. Y por muy buen futbolista que seas o que hayas jugado en equipos importantes, yo he estado ahí también y tener que jugar ante 10.000 personas y estar obligado a ganar sí o sí, sabiendo que no te vale otra cosa, es complicado. Sabes que si no salen las cosas van haber dudas y críticas, y el futbolista se tiene que aislar de eso. Estoy convencido de que hay una grandísima plantilla, muy buena y equilibrada. No ha sido fácil, lo sabemos todos. Creo que hay un gran trabajo detrás del entrenador y es cuestión de que los chicos ganen un partido ,cojan esa confianza, encadenen esa dinámica positiva y el equipo será otro. Hay que confiar en lo que hay, en los jugadores, el cuerpo técnico y el director deportivo, y estar con ellos a muerte. Y cuando termine la temporada ya veremos lo que ha pasado, y se tomarán decisiones. Pero ahora es tiempo de estar con ellos«.

No aspira a suceder en el cargo a Monteagudo.

Calle también hizo balance, asegurando que lo más positivo que ha vivido desde su retorno al club decano como entrenador del filial ha sido «el mismo día a día con los jugadores. El verlos trabajar cada día y cada semana. El ver que me encontré cuando empezamos y ver ahora lo que es el equipo. Había jugadores que con balón les costaba bastante hacer cosas y ahora da gusto verlos jugar al fútbol. Eso es un trabajo que hay detrás y a buen seguro que seguirán mejorando». Y lo más negativo fue «ver al equipo hacer grandes partidos, siendo superior al rival y que al final no se ganara. Esa racha de seis partidos sin ganar fue el peor momento. No ver reflejado el trabajo de la semana en victorias. Esa ansiedad del equipo por ganar nos perjudicó«.

En cuanto a su futuro aseveró que «mi meta es la misma que cuando era futbolista, llegar a lo máximo como entrenador. Mi objetivo era subir escalones hasta poder llegar a Primera, que era mi sueño. Como entrenador quiero seguir aprendiendo cada día. Esta es una profesión mucho más complicada que la de jugador. Estoy aquí para aprender de los mejores, del entrenador del primer equipo y si algún día me llega la oportunidad, o puedo tener la oportunidad de subir escalones, está claro que me gustaría poder entrenar en Segunda B, Segunda A o incluso Primera, como cualquier profesional. También digo una cosa, yo tengo muy claro donde estoy y estoy contentísimo. Afortunadamente tuve ofertas de equipos de Tercera División y con un buen proyecto para poder haberlo aceptado, y me quedé aquí. Yo tengo muy claro donde estoy y el objetivo. Y sé muy claro cuál es el entrenador del primer equipo. Yo no estoy aquí para que echen al entrenador del primer equipo y me puedan meter aquí. Yo estoy para aprender y formar futbolistas. Para mí no habría más satisfacción personal, incluso más que un ascenso, que el año que viene haya jugadores de mi equipo en la primera plantilla. Eso significaría que las cosas se han hecho muy bien, aunque no ascendiéramos. Lo que quiero es que el primer equipo vaya bien porque si va bien, al final todo esto es una cadena. De eso nos vamos a beneficiar todos los equipos de la cantera«, finalizó.

error: Todos los derechos están reservados.