Albiazules.es | Recre | Recreativo de Huelva

Una afición con voz y voto en el accionariado del club

Artículo leído 741 veces.

José Antonio Cabrera explicó que “nosotros vamos a exigir que el aficionado tenga una representación en el club por valor de un 5% de las acciones, para que esa campaña, que hay un millón de euros que se puso en un esfuerzo titánico por parte de la afición, esté representada. Si el club se vendiese, el Real Club Recreativo de Huelva, desde luego que la afición debe de tener con ese 5% de las acciones en BIC, por el hecho de que pudiese haber una ‘operación acordeón’ y ese 5% fuese inferior, nosotros siempre vamos a exigir que en la venta o una posible venta, ese 5% fuese una acción de oro, en el que siempre la afición pueda tener la capacidad de convocar una Junta General de Accionistas, para que simple y llanamente la afición pueda tener un pequeño control y no ocurra lo que nos ocurrió en el caso de Pablo Comas. De ello aprendimos y eso creo que es lo que podemos aspirar la afición”.

Una petición clara al Ayuntamiento. Buscan que la afición del Decano esté representada en el futuro club, si finalmente se produce la venta a manos privadas. Una representación que permita a la afición tener capacidad fiscalizadora.

Así lo explicó José Antonio Cabrera, el presidente de la Federación de Peñas. En declaraciones a Cope Huelva indicó que “nosotros vamos a exigir que el aficionado tenga una representación en el club por valor de un 5% de las acciones, para que esa campaña, que hay un millón de euros que se puso en un esfuerzo titánico por parte de la afición, esté representada. Si el club se vendiese, el Real Club Recreativo de Huelva, desde luego que la afición debe de tener con ese 5% de las acciones en BIC, por el hecho de que pudiese haber una ‘operación acordeón’ y ese 5% fuese inferior, nosotros siempre vamos a exigir que en la venta o una posible venta, ese 5% fuese una acción de oro, en el que siempre la afición pueda tener la capacidad de convocar una Junta General de Accionistas, para que simple y llanamente la afición pueda tener un pequeño control y no ocurra lo que nos ocurrió en el caso de Pablo Comas. De ello aprendimos y eso creo que es lo que podemos aspirar la afición“.

Y es que “hay mucho miedo en que nos ocurra los que nos pasó en la época de Pablo Comas, con esa venta tan nefasta. Yo pienso y creo que es algo que piensan también muchos recreativistas, que hay mucho miedo en volver a equivocarnos. Nuestro Real Club Recreativo de Huelva no puede volver a equivocarse, por una segunda vez, en una venta en la que al final sea más de lo mismo. El miedo, por una parte, es bueno porque te hace ser precavido ante todo. Pero por otra parte es cierto que nos pesa y que es complicado dar ese paso sin plenas garantías. Unas garantías mínimas que cuando se venda el club a Krypteia o al que sea en un proceso negociado, te garantice todos los pagos de deudas anteriores que hay que hacer frente en cada temporada“.

También dijo que “esta Federación de Peñas tiene claro que si se diese el paso de vender el club, habría que incluir una cláusula que cuando existiesen una serie de incumplimientos o impagos, tanto por Krypteia o por quién fuese, las acciones tienen que retornar de nuevo al Ayuntamiento porque no podemos permitir un segundo fracaso“.

Licencia Creative Commons